Depresión informativa

Inclasificable

Depresión informativa

Tantas cosas que decir, escribir y gritar que uno se acaba bloqueando. Quizás se autocensura para no pisar sucios charcos y salpicar a quien no debes. Este blog sigue más silencioso que nunca y mi estado de ánimo también, pero ya resurgirá. Supongo que la saturación de malas noticias deriva en una depresión informativa, un hartazgo hacia tantas cosas que nos rodean. Cansancio ante tantos presuntos y sinvergüenzas en despachos de poder. Como no quiero que este espacio sea otro muro de las lamentaciones sobre la pésima realidad actual, buscaré y rebuscaré para captar ilusiones y traerlas al blog. Haberlas haylas pero hay que encontrarlas.


2 comentarios

  1. Animo desde un blog vecino, Nacho. Tengo yo un día y una etapa parecida, abrumado a veces por tanta porquería.

    Pero como dices, para lamentarse no se hace un blog. A mi me anima todo lo que aprendo y descubro en las personas con una aparente discapacidad. Te podía dejar el reciente video de No te rindas nunca que ha hecho la Fundación ONCE, pero me quedo con este más antiguo, “El poder de tu Voz”

    http://www.youtube.com/watch?v=bukDgiRDrTA

    Un abrazo

    [Reply]

  2. Gracias Xose C. por tus ánimos. Grandes consejos y gran vídeo.

    [Reply]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *