Del no rotundo al sí negociado

España, Podemos, Política, PP, PSOE

Aunque hoy leamos que Pedro Sánchez defiende que «no es que no» a Mariano Rajoy, no duden de que en un mes o el siguiente ese no rotundo se pueda transformar en un sí negociado. Ahora estamos en el insoportable ring político de tú-a-mí-no-me-tienes-que-decir-lo-que-tengo-que-hacer y manda más el postureo que el politiqueo. Aunque se lleven a matar de cara a la galería, las diferencias entre el PP y el PSOE ya son mínimas a estas alturas de la democracia. Por eso todo, absolutamente todo, es posible. Yo (PSOE) me abstengo en tu investidura y tú (PP) gobiernas en minoría cumpliendo punto por punto los cuatro asuntos de Estado que hemos pactado y firmado a tres bandas junto a Ciudadanos. Así de simple.

sss

Lo mismo sucede en el puzzle PSOE-Podemos-IU-PNV-ERC o la combinación PSOE-Ciudadanos con la abstención del PP en la investidura a cambio del no rotundo a Podemos… Sí, han leído bien. Todo es aparentemente lejano pero lo imposible puede dar un giro de 180 grados en cualquier momento. Por ahora todos los partidos enseñan los dientes y colmillos para goce y disfrute de las bases militantes, pero cuando llegue la hora de la verdad los puños en alto bajarán y las líneas rojas se convertirán en una autopista de triple carril rumbo al poder, que parece que es lo único que les importa. Así que menos demagogia, menos cultura del miedo y menos pánico televisivo a cuentagotas. Cuando el plazo para convocar las elecciones generales llegue a su fin, surgirán reuniones y contrarreuniones hasta altas horas de la madrugada para alcanzar un acuerdo que ahora vemos inalcanzable.

¿Nuevas caras?

Incluso no hay que descartar que se quiten de en medio primeros espadas y aparezcan nuevas caras… Eso creo. Lo mismo sucedió en Cataluña, que estuvo meses mareando la perdiz y en solo 24 horas apartó al intocable Artur Mas y se sumió en la urgencia de poner como fuese a un president. Ahora lo tiene sin cortarse el pelo y sin saberlo dos días atrás. Mucha paz y ciencia. Y, sobre todo, mucha política de altura. Que de mediocridad y macarrismo político estamos más que hartos.


2 comentarios

  1. […] PD: A pesar del inmovilismo y la tardanza actual confío que nuestos políticos al final den la talla y pasen del no rotundo al sí negociado.  […]

  2. […] produce el extraño milagro de que Podemos y Ciudadanos reculen sobre sus vetos cruzados y pasemos del no rotundo al sí negociado, o vamos directos a otras elecciones generales, las que no quiere nadie y pagamos […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *