Debate sobre el estado de la tensión

España

La última pérdida de tiempo es discutir quién ha sido el vencedor del Debate sobre el estado de la Nación, ese ring encorbatado que cada año convierte el Congreso español en un espectáculo mediático en el que abundan los tira y afloja y se echan de menos los discursos constructivos. Lejos de sorprendernos, el termómetro de El País da como claro vencedor al presidente Zapatero, mientras que la encuesta de El Mundo refleja un sonado triunfo de Rajoy. Resultados previsibles y, por tanto, poco creíbles. Un servidor, que sintonizó pocos minutos TVE, pudo constatar que el único debate ha sido el de la tensión, con pinceladas de mala educación, brochazos de tremendismo, toneladas de demagogia, litros y litros de rencor, manguerazos de partidismo y escasez de propuestas e ideas. Nada nuevo en el revuelto patio político. Con intervenciones alejadas de los auténticos problemas de la ciudadanía. Otro año más.


1 comentario

  1. Realmente antes de empezar ningún tipo de debate ya sea de la nación o de un propuesta de ley o cualquier otra situación que en el congreso se tenga que hablar, lo que ante se debe hacer es coger a todos los señores diputados y llevarlos a una escuela de ¡¡¡¡ MODALES Y EDUCACIÓN!!!, por favor esto no parece más que un patio de colegio, que falta de etica profesional. Los niños tienen más cerebro que desfachatez.

    [Reply]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *