Categoría: Violencia

¿Por qué hay tanta violencia física y sexual hacia niñas y niños?

España, Infancia, Violencia

¿Por qué hay tanta violencia física y sexual hacia niñas y niños?

La desaparición del niño Gabriel, 8 años, concluye hoy de la forma más tremenda y espeluznante posible. El caso conmociona a España, que ha quedado enmudecida este mediodía al conocerse su muerte violenta. Lo poco que sabemos a estas horas es que el cadáver de Gabriel Cruz fue hallado en el maletero del coche de la novia de su padre, que ha sido detenida en plena calle en la localidad de Vicar (Almería), tras un amplio despliegue policial. Increíble final.

¿Por qué?

Surgen cientos de preguntas por ahora sin respuesta, pero de todas ellas retumba la más potente cada vez que la víctima es un menor: ¿Por qué? ¿Por qué se mata a un niño inocente? ¿Qué se consigue? ¿Por qué hay tanta violencia física y sexual hacia niñas y niños? ¿A cambio de qué?

Suciedad interna

No hace falta ser padre o madre para ver la enorme indignidad de estos delitos. Pero cuando tienes a menores a tu cargo, todo se multiplica hasta el infinito y cada una de estas muertes de pequeños seres se siente casi como propia. No me refiero sólo a muertes físicas, sino también a muertes psíquicas. Cuando se viola o se abusa sexualmente de un menor se le mata por dentro y se le carga de una suciedad interna que arrastrará consigo toda la vida. Cuando muere un niño muere por dentro toda la familia. Esta última frase la pienso mucho últimamente…

Repugnancia ante los infanticidios

Por eso son especialmente repugnantes los delitos de uso, abuso y muerte violenta de menores. Por eso conmocionan a países enteros. Por eso los asesinos de niños y los asquerosos pederastas son carne de cañón en cualquier cárcel. Hasta los profesionales de la delincuencia detestan a estos presuntos humanos que disfrutan haciendo daño a los más pequeños. En cabeza alguna entra la lógica de estos delitos, la explicación a estos infanticidios. Porque no hay ni lógica ni explicaciones. Porque las víctimas son inocentes en lo mejor de su vida. Porque todo es contra natura. Y porque es lo más nauseabundo que un ser humano puede hacer.

DEP Gabriel. Maldito tu final.

###

La Voz de Galicia :: Demasiados Gabriel en el recuerdo | La crónica negra de infanticidios es tan extensa… Ahí están Asunta Basterra, las niñas de Alcácer, los hermanos Bretón…

 

Maldito viernes #13N

Internacional, Terrorismo, Violencia

París. Pánico. Gritos. Miedo. Angustia. Nocturnidad. Salvajada. Infamia. Tiros. Dolor. Explosiones. Sirenas. Frío. Móviles. Masas. Cánticos. Emergencia. Armados. Horror. Bombas. Ignominia. Alá. Brutalidad. Atrocidad. Crueldad. Espanto. Terror. Pavor. Barbaridad. Frialdad. Repugnancia. Realidad. Daño. Tormento. Tortura. Muertos. Calvario. Pesar. Suplicio. Bestialidad. Atrocidad. Bataclan. Monstruosidad. Irracionalidad. Inhumano. Desalmados. Despiadado. Cruel. Feroz. Sanguinario. Atroz. Ejército. Turbación. Cámaras. Cobardía. Francia. Comandos. Desasosiego. Nervios. Inseguridad. Víctimas. Perplejidad. Policía. Sinsentido. Cadáveres. Descabellado. Insensato. Depravación. Degeneración. Vileza. Martirio. Subfusiles. Terrorismo. Alevosía. Aflicción. Congoja. Desconsuelo. Tristeza. Odio. Rencor. Abominación. Desprecio. Fobia. Inquina. Rabia. Abatimiento. Amargura. Declaraciones. Mensajes. Periodistas. Ambulancias. Silencio. Llantos. Humillación. Desaliento. Desánimo. Pesar. Quebranto. Intransigencia. Merma. Pérdida. Ferocidad. Sufrimiento. Persecución. Inmolación. Impotencia. Acosamiento. Vacío. Oración. Unión. Súplica. Locura. Desesperanza. Dios. Paz. Batida. Búsqueda. Caza. Acoso. Asco. Hostigamiento. Carreras. Prisas. Lágrimas. Agitación. Militares. Seguridad. Riesgo. Alteración. Intranquilidad. Inquietud. Heridos. Excitación. Turbación. Solidaridad. Trastorno. Convulsión. Imágenes. Conmoción. Perturbación. Bullicio. Revuelo. Ajetreo. Sacudida. Zarandeo. Estremecimiento. Palpitación. Alarma. Sobresalto. Destrucción. Escalofríos. Esperanza…

________

La foto: Frank Augstein (AP) / El mensaje: «¿En nombre de qué?»

Una foto que duele los ojos

Internacional, Tercer Mundo, Violencia

 Nilufer Demir / Reuters

La foto del fracaso

Normal que esta dura foto cause hondo rechazo. Normal que se ponga el grito en el cielo en Facebook, Twitter o Google+ por una imagen durísima que rompe por completo nuestra armonía ante la pantalla. Es la foto del fracaso. Una foto insoportable que golpea conciencias a mansalva, que duele los ojos y sangra el alma. Pero hay que verla. Hay que ver a este pobre niño refugiado sirio ahogado en una playa al intentar alcanzar la costa griega para sentir su frío, su soledad, su triste final. Hay que verla para sufrir su aislamiento de un Primer Mundo que sigue sin ponerse de acuerdo en el drama de los que escapan de las guerras alimentadas por el propio Primer Mundo.

Miles de muertos que no queremos ver

No me gusta la escalofriante foto de Aylan Kurdi (3 años) ni me gusta ponerla hoy aquí. Pero hay que ponerla. Para que veamos que detrás de ella hay miles de muertos que no queremos ver. Para que los de arriba, los de Bruselas, despierten de una maldita vez y los de abajo dejemos de aplaudir con las orejas cualquier bombardeo masivo a miles de kilómetros que enmierda cada vez más este inhumano planeta.

Terrorismo machista

Mundo real, Terrorismo, Violencia

Llevamos un 2015 demoledor en España por culpa de decenas de asesinatos de mujeres y niños. Infinidad de casos que han golpeado a la opinión pública, como los horrendos dobles crímenes de los niños de Moraña o el último de las mujeres de Cuenca. Lo llaman violencia machista, pero ya estamos ante un terrorismo machista que debería avergonzar a todo el género masculino. Nadie está en posesión de nadie y hay que gritárselo a los que justifican esto o miran para otro lado. El siguiente cortometraje “Subir y bajar” (4 minutos) deberíamos verlo todos y todas para conocer las estrategias de chantaje emocional que manejan los maltratadores y que muchas veces provocan la retirada de denuncias:

Menuda exclusiva

Periodismo, Televisión, Violencia

Ana Rosa Quintana puso hoy en su programa a la madre de Sandra Palo, la joven asesinada y violada por cuatro menores el 17 de mayo del 2003 en Leganés, reconstruyendo el brutal crimen de su hija. Entre sollozos y sin poder casi vocalizar, María del Mar Bermúdez relató la brutal paliza, los atropellos y las vejaciones sexuales que sufrió Sandra. Fue en el lugar de los hechos y con todo morbo de detalles, sin dejar de llorar. Esto fue emitido a las 14.20 horas en Telecinco y presentado como una gran exclusiva. Ana Rosa dijo que era un adelanto de lo que vendrá mañana, con entrevista incluida. ¿Realmente compensa ver a una madre desconsolada que perdió a su hija de una forma brutal? Fueron unos minutos de telebasura justo antes de sentarnos en la mesa, como para atragantarnos la comida.

La madre de Sandra Palo ha trasladado al Congreso de los Diputados un millón de firmas de apoyo a la reforma de la Ley del Menor para que las penas se cumplan en la cárcel cuando los condenados alcancen la mayoría de edad. Eso sí es noticia, y no la última bazofia de esta nuestra televisión.