Categoría: Política

¿Qué hemos hecho para merecer estos políticos del montón?

España, Política, Qué país

¿Qué hemos hecho para merecer estos políticos del montón?

18:10 horas. Hace unos minutos Sánchez ha avalado a la ministra Montón y asegura que seguirá haciendo un trabajo «extraordinario» y que no será cesada. Ya veremos señor presidente, que la realidad es terca y todo puede cambiar cuando dentro de unas horas una nueva entrega periodística ponga contra las cuerdas a todo el PSOE. Sólo ha estado 100 días en la poltrona presidencial y Sánchez vuelve a confirmar que tenemos enfrente a otro presidente mediocre, sin agallas para poner orden y que hace todo lo contrario a lo que predicó cuando aspiraba a presidir España. Sucedió con González, con Aznar, con Zapatero, con Rajoy y ahora con Sánchez. Dicen que van a hacer limpieza, que van a regenerar la política, y hacen justo lo contrario. Avalan al que se sale del carril. La coherencia por los suelos.

¿Qué hemos hecho para merecer estos políticos del montón? ¿Por qué el PP de Casado calla? ¿Realmente hay un pacto secreto PSOE-PP para no atacarse con estos escándalos de los másteres del universo? ¿Veremos más trepas políticos con másteres regalados por su cara bonita? ¿Habrá también políticos masterizados en Ciudadanos y Podemos? Todo es posible y todo es (in)creíble. La mediocridad política ha venido para quedarse y, por mucho portazo que haya querido dar hoy Sánchez, colorín colorado este cuento aún no se ha acabado.

PD: En horas/días la ministra de Sanidad dimitirá y aquí abajo se añadirá una actualización. No aprenden.

###

Foto: Susana Vera (Reuters)

###

Actualización, 21:25 horas: Montón dimite como ministra de Sanidad

Actualización, 22:06 horas: María Luisa Carcedo, nombrada nueva ministra de Sanidad

Los «marianeos» de Rajoy tumbaron a Rajoy

España, Política, PP

Los «marianeos» de Rajoy tumbaron a Rajoy

Al final los marianeos de Rajoy (no hacer nada, quedarse quieto) tumbaron al propio Rajoy. Tras 14 años al frente del PP, el pontevedrés anunció hoy su adiós. Su permanente inmovilismo, que sacó de quicio a muchos españoles, ha tenido un potente efecto bumerán que ha cortado de cuajo su carrera en primera línea política. Si nos cuentan hace una semana que Sánchez sería presidente y Rajoy dimitiría días después como presidente del Partido Popular no nos lo creeríamos.

Desesperante inmovilismo

Rajoy tenía que haberse ido hace unos años, pedir disculpas por la estela corrupta en el seno del PP y dejar encarrilada su sucesión en el partido. Nunca entendí que se le admirase por su desesperante inmovilismo, por dejar que tantas cosas se arreglasen por sí mismas. Es cierto que eso le valió para apartar a cantidad de rivales políticos, pero finalmente el no hacer nada le decapitó políticamente. El resultado es un PP en peor estado que cuando se lo entregó en bandeja el dedazo de Aznar. Un partido que tiene que solucionar en modo exprés quién será el sucesor o sucesora. Una formación política señalada por el escandalazo de la trama Gürtel y por más de 60 casos abiertos por corrupción contra cargos, excargos y dirigentes del PP, la mitad de ellos en la época marianista.

Ojo a la trituradora

La trituradora no se detiene y, ojo, Bárcenas y Correa ya estarán pensando desde la cárcel que han perdido todas sus agarraderas («Luis, sé fuerte») y que ya está bien de ser los únicos pringados del caso Gürtel. Ojo porque ya huele a nuevas filtraciones informativas divididas por fascículos y el consiguiente ruido de sables en Génova 13 por hacerse con el poder. Triste final político el de Rajoy, que tras sus reconocidos esfuerzos como presidente pudo irse dejando la casa popular más limpia, ordenada y con la despensa llena de credibilidad. Ojalá los que quedan recapitulen, reflexionen sobre sus errores «aislados» y luchen para que no se repitan.

###

Foto: Susana Vera (Reuters)

«Pedrito» Sánchez

España, Política, PSOE

«Pedrito» Sánchez

«Pedrito», así le llamaban hasta ahora a Pedro Sánchez algunos altos cargos del PP. Escribo hasta ahora porque el «Pedrito» de marras ha pasado de no tener escaño a ser el nuevo presidente del Gobierno. Tras ganarse a la militancia, tras dos derrotas electorales, tras imponerse a contracorriente en las primarias del PSOE, tras ser secretario general y apartado luego por la cúpula de su propio partido, tras dejar el acta de diputado y pasar a los fríos almacenes de los cadáveres políticos… Tras todo eso, va «Pedrito» y resurge de sus cenizas, derrota a la presidenta andaluza Susana Díaz (respaldada por los barones socialistas), recupera el poder absoluto en el PSOE, vence a la opinión publicada, se alía con Rajoy y Rivera ante el secesionismo catalán y, de la noche a la mañana, se convierte en el séptimo presidente de nuestra democracia. Casi nada.

Asquerosa gangrena

Guste o no, estamos en un sistema parlamentario y una mayoría del Congreso de los Diputados ha dicho NO a Rajoy y SÍ a Sánchez. (180 votos a favor, 169 en contra y 1 abstención). El motivo de este giro político lo sabemos todos: la demoledora sentencia de la trama Gürtel, la corrupción que invade el PP, la inacción del líder de este partido en cortar por lo sano con esa asquerosa gangrena y el hartazgo absoluto de la sociedad española hacia los que permanentemente miran hacia otro lado.

100 días

Vienen tiempos difíciles, muy complejos, que posiblemente deriven a corto/medio plazo en unas elecciones generales. Pero lo que toca ahora es ser demócratas, asumir el resultado, dar una oportunidad al PSOE y a Pedro Sánchez y concederle los 100 días de confianza que han tenido los anteriores presidentes de Gobierno. Lo contrario –echar pestes, tener rabietas infantiles y maldecir a todos los que no piensan como tú– es sencillamente escupir hacia arriba.

###

Foto: Borga Puig (DPA)

###

Actualización, miércoles 6 de junio
El presidente Pedro Sánchez anuncia su nuevo Gobierno. Se trata del gabinete con más mujeres en la historia de España.

¿Hay que echarlos?

Podemos, Política, Qué país

¿Hay que echarlos?

Uno de los mensajes que destaca actualmente la web de Podemos le viene como anillo al dedo a la crisis interna que vive el partido tras la polémica por el nuevo chalé de 600.000 euros de Pablo Iglesias e Irene Montero. El debate es intenso. Por un lado están los que defienden al amado líder del partido morado argumentando que puede hacer con su dinero lo que le dé la santa gana. Por otro, los que consideran que la compra de ese chalé en la Sierra madrileña traiciona el espíritu del 15-M y es una incoherencia absoluta con todo lo que predicó Pablo Iglesias sobre la casta y la pasta. La realidad es que Iglesias y Montero anuncian una consulta esta semana a las bases del partido (casi medio millón de afiliados) sobre si deben dimitir o no. Y todo ello sin consultar a la propia Ejecutiva de Podemos… Un plebiscito exprés que refleja el personalismo de una formación política que nació asamblearia y que Iglesias y su novia manejan ahora a su antojo. Hasta que les dejen.

El lunes, con la publicación del escrutinio, saldrán de dudas en Podemos. O quizá entren en un nuevo mar de dudas por la credibilidad perdida, por la huida de votos y por ese manido refrán popular de que una cosa es predicar, y otra dar trigo.

Mentirosa no, lo cifuente

Política, PP, Qué país

Mentirosa no, lo cifuente

Son las 18:40 horas del miércoles 11 de abril. Escribo este minipost y Cifuentes sigue sin dimitir. Tras soportar semanas de cachondeo generalizado con el Mastergate, la última noticia que asoma es que Cifuentes dimitirá si se lo pide Rajoy. Pues vale. Es increíble que esta mujer se siga atornillando al cargo cuando todos sabemos desde el minuto 2 que es un cadáver político. Porque nos ha mentido y nos ha tomado el pelo, porque pone en evidencia al sistema universitario y al partido que la ovacionó el pasado fin de semana. Inmenso error esto último, por cierto. Cifuentes trabaja para nosotros y parece no darse cuenta de que lo primero en política, y en tantas facetas de la vida, es ser persona. Y si eres persona íntegra y cometes un error lo asumes, te callas y te vas si no puedes demostrar nada. Va en el cargo y en tu nómina. Pero no, la mentirosa Cifuentes ha derrapado varias veces desde que estalló este escándalo del máster, sigue al dedillo el manual del choriceo político, permanece amarrada a la poltrona y al coche oficial y avisa, sin despeinarse, que se va si se lo pide el presi… Fantastic, wonderful and happy day!

Matizo y atizo: mentirosa no, lo cifuente

###

Actualización, 25 de abril. El final de Cifuentes no ha podido ser más bochornoso. Dimite como presidenta de la Comunidad de Madrid por robar dos tarritos de crema facial en un supermercado. Ahora le queda dimitir de todos sus cargos políticos. Sus comportamientos han sido vergonzosos y no debe cobrar ni un euro más del dinero de todos.

###

Foto: Efe

Ya veremos…

Cataluña, España, Política

Ya veremos…

Al final tanto revuelo para nada. Forcadell renegando de la DUI ante el Supremo y prometiendo que va a ser buena y va a obedecer al profe español en todo lo que le diga. Al otro lado de la clase, los diputados de la Mesa del Parlament asintiendo lo que diga y pida el Supremo, no vaya a ser que se cabree y los encarcele de nuevo. Ya veremos… Tras las rejas, algunos exconsellers sugiriendo ahora que les saquen de allí porque también harán caso al Estado español y su Constitución y la madre que los parió. Ya veremos… En el exterior, en el centro de Europa, el fugado Puigdemont y sus vasallos permanecen incrédulos porque se les ha ido al carajo el plan A, el B y el C de la República Independiente de Cataluña.

Pues ya veremos… y sufriremos. Porque el 22-D, con el resultado de las urnas en la mano, todo puede resurgir e implosionar. Todo puede volver a estallar. Desde el secesionismo más ciego hasta el 155 más fiero. Y a partir de ahí cambiaremos el “ya veremos…” por el manido “oremos”.

Puigdemort

Cataluña, Política, Qué país

Puigdemort

Escribo esto mientras Europa está desconcertada con la desbandada a Bruselas de medio exGovern destituido. Mientras Puigdemont y cinco exconsellers están en paradero desconocido. Mientras no sabemos si este individuo va a comparecer hoy o mañana para explicar si pedirá asilo político a Bélgica o no. Mientras nos informan de que escaparon en varios coches a Marsella y volaron desde allí a Bruselas. Mientras la CUP, Forcadell y la otra mitad del exGovern se sienten engañados por esta fuga ridícula y secreta propia de Mortadelo y Filemón. Mientras España asiste atónita al enésimo capítulo de este irresponsable y mentiroso president que ha engañado, una vez más, a los suyos. Mientras los funcionarios defensores de la “Independent Republic of Catalonia” no saben qué hacer porque no hay Govern, no hay país catalán y no hay nadie que les dé ordenes. Mientras la UE y Moncloa analizan una situación esperpéntica y alocada que ni se le hubiese ocurrido a los guionistas de “Airbag” o de la saga de “Torrente”…

Triste final de un procés que empezó torpe, siguió tramposo y ahora muere fulminado causando sonrojo a los propios independentistas. Me voy quedando sin calificativos para esta huida desesperada del cobarde Puigdemort, un cadáver político que sí o sí acabará entre rejas.

###

Bruselas, Caracas y Puigdemort. No me quito las tres palabras de la cabeza…

El día de la irreflexión ante el «simulacro»

Cataluña, España, Política

El día de la irreflexión ante el «simulacro»

En el día de la irreflexión en Cataluña, enlazo con un trabajado post de Jordi Molas, un amigo catalán de tiempos universitarios, en el que argumenta por qué no votará en lo que califica de «simulacro». Pasen y lean:

«Creo firmemente que el fin no justifica los medios. Y si confronto esta creencia, que considero central en mi vida, con los métodos que han utilizado los promotores del 1-O concluyo que han pervertido intencionadamente el verdadero sentido de la política: no han dudado en alterar y manipular contextos históricos, económicos y sociales no para celebrar con garantías el referéndum, sino con el único fin de ganar la votación. Estos son, desde mi punto de vista, los aspectos que hacen que esta convocatoria-movilización, teniendo en origen una motivación legítima, se haya convertido en un relato lleno de falsedades y…

[+] El 1-O y la conciencia individual