Categoría: Podemos

¿Hay que echarlos?

Podemos, Política, Qué país

¿Hay que echarlos?

Uno de los mensajes que destaca actualmente la web de Podemos le viene como anillo al dedo a la crisis interna que vive el partido tras la polémica por el nuevo chalé de 600.000 euros de Pablo Iglesias e Irene Montero. El debate es intenso. Por un lado están los que defienden al amado líder del partido morado argumentando que puede hacer con su dinero lo que le dé la santa gana. Por otro, los que consideran que la compra de ese chalé en la Sierra madrileña traiciona el espíritu del 15-M y es una incoherencia absoluta con todo lo que predicó Pablo Iglesias sobre la casta y la pasta. La realidad es que Iglesias y Montero anuncian una consulta esta semana a las bases del partido (casi medio millón de afiliados) sobre si deben dimitir o no. Y todo ello sin consultar a la propia Ejecutiva de Podemos… Un plebiscito exprés que refleja el personalismo de una formación política que nació asamblearia y que Iglesias y su novia manejan ahora a su antojo. Hasta que les dejen.

El lunes, con la publicación del escrutinio, saldrán de dudas en Podemos. O quizá entren en un nuevo mar de dudas por la credibilidad perdida, por la huida de votos y por ese manido refrán popular de que una cosa es predicar, y otra dar trigo.

Pablo Iglesias se vuelve a equivocar

Periodismo, Podemos, Política

Pablo Iglesias se vuelve a equivocar

Multiexposición en cámara del líder de Podemos, Pablo Iglesias | Javier Lizón (EFE)

 
Pablo Iglesias se vuelve a equivocar. Hablando en plata: la vuelve a cagar. Elige muy mal camino al señalar a periodistas públicamente, dejando muy claro lo poco que le gustan los informadores que no le bailan el agua. Es intolerable lo que ha pasado hoy en la Universidad Complutense con el líder de Podemos ya que personaliza en un periodista con nombre y apellidos una crítica general a la prensa. Y eso es sencillamente detestable, propio de regímenes antidemocráticos. Por eso gran parte de la prensa se ha levantado, le ha plantado en su conferencia y le ha mostrado su queja por estas desacertadas palabras:

Las reacciones en Twitter de compañeros periodistas fueron contundentes. Por ejemplo:

Luego vinieron las disculpas y los peros…

En fin. Es muy poco inteligente que Pablo Iglesias haga esto en los días previos al arranque de una posible nueva campaña electoral. Pero no nos equivoquemos, ya enseñó los dientes contra la prensa en el 2013 afirmando lo siguiente: «Que existan medios privados ataca la libertad de expresión»… El mismo Pablo Iglesias que se ha dado a conocer en medios privados (especialmente La Sexta), dispara tranquilamente contra ellos manifestando un desconocimiento profundo del sector periodístico. Aquí está el vídeo con el momento exacto en el que suelta una frase como mínimo preocupante:

Del no rotundo al sí negociado

España, Podemos, Política, PP, PSOE

Aunque hoy leamos que Pedro Sánchez defiende que «no es que no» a Mariano Rajoy, no duden de que en un mes o el siguiente ese no rotundo se pueda transformar en un sí negociado. Ahora estamos en el insoportable ring político de tú-a-mí-no-me-tienes-que-decir-lo-que-tengo-que-hacer y manda más el postureo que el politiqueo. Aunque se lleven a matar de cara a la galería, las diferencias entre el PP y el PSOE ya son mínimas a estas alturas de la democracia. Por eso todo, absolutamente todo, es posible. Yo (PSOE) me abstengo en tu investidura y tú (PP) gobiernas en minoría cumpliendo punto por punto los cuatro asuntos de Estado que hemos pactado y firmado a tres bandas junto a Ciudadanos. Así de simple.

sss

Lo mismo sucede en el puzzle PSOE-Podemos-IU-PNV-ERC o la combinación PSOE-Ciudadanos con la abstención del PP en la investidura a cambio del no rotundo a Podemos… Sí, han leído bien. Todo es aparentemente lejano pero lo imposible puede dar un giro de 180 grados en cualquier momento. Por ahora todos los partidos enseñan los dientes y colmillos para goce y disfrute de las bases militantes, pero cuando llegue la hora de la verdad los puños en alto bajarán y las líneas rojas se convertirán en una autopista de triple carril rumbo al poder, que parece que es lo único que les importa. Así que menos demagogia, menos cultura del miedo y menos pánico televisivo a cuentagotas. Cuando el plazo para convocar las elecciones generales llegue a su fin, surgirán reuniones y contrarreuniones hasta altas horas de la madrugada para alcanzar un acuerdo que ahora vemos inalcanzable.

¿Nuevas caras?

Incluso no hay que descartar que se quiten de en medio primeros espadas y aparezcan nuevas caras… Eso creo. Lo mismo sucedió en Cataluña, que estuvo meses mareando la perdiz y en solo 24 horas apartó al intocable Artur Mas y se sumió en la urgencia de poner como fuese a un president. Ahora lo tiene sin cortarse el pelo y sin saberlo dos días atrás. Mucha paz y ciencia. Y, sobre todo, mucha política de altura. Que de mediocridad y macarrismo político estamos más que hartos.

Inmensa torpeza de Pablo Iglesias

Periodismo, Podemos, Política

«Que existan medios privados ataca la libertad de expresión»

En mi opinión, no se puede ser más torpe al decir esto. Una pasada de frenada que ni él mismo se cree porque se le viene encima. El mismo Pablo Iglesias que se ha dado a conocer en los medios privados (especialmente La Sexta) dispara tranquilamente contra ellos manifestando un desconocimiento profundo del sector periodístico. Ignora que donde hay más casos flagrantes de ausencia de libertad de expresión es precisamente en los medios públicos, controlados a su antojo por los gobiernos de turno (sean del partido que sean). Y también ignora que en España hay medios privados independientes que no pertenecen a megagrupos de comunicación. Aquí está el vídeo con el momento exacto en el que el líder de Podemos suelta una frase de la que (supongo) ahora se arrepiente.

Estas declaraciones las hizo hace un año Pablo Iglesias en una entrevista que le hizo Galiza Ano Cero. Las descubrí anoche en la incisiva entrevista de Ana Pastor a Pablo Iglesias en La Sexta. Un baño de realidad en donde quedó claro que Podemos necesita urgentemente una dosis de coherencia, pasar de las palabras a los hechos y concretar un programa para que sepamos de qué van realmente.