Categoría: Periodismo

«Prensa española, manipuladora»

Cataluña, Periodismo, Policrispación

Los siguientes vídeos son un ejemplo más del fascismo macarra (*) que atemoriza a media Cataluña. Sucedió ayer poco después de que Torra encendiese la calle y horas antes de que el Parlament fuese asediado de noche por los radicales, esos que a pasos agigantados están destrozando el discursito buenrrollista de Puigdemont y asociados. «Prensa española, manipuladora». Juzquen ustedes quién manipula y quién se pasa por el forro todos los valores democráticos:

(*) De neonazis, como algunos les tachan, nada de nada. Nuestros fascistas macarras son esos que cuando se acercan los furgones policiales el 90% salen pitando y el otro 10% se quedan desafiando con el «que te pego, leche».

Pepe Cervera, qué gran pérdida

Comunicación, Internet, iRedes, Periodismo

Pepe Cervera, qué gran pérdida

Pepe, tu muerte ha sido un palo de los grandes. Apenas te conocía, pero cuando me enteré esta mañana de que el cáncer te había devastado, lo cual no sabía, me vine abajo. 54 años nada más. No hay derecho me dije. No hay derecho. Me acuerdo de nuestras eternas discusiones on line a 600 km de distancia sobre los muros de pago y los suscriptores en los medios y, ya ves, es lo que impepinablemente se lleva ahora. Me acuerdo de los intensos debates que tuvimos en un foro de periodistas que debería resucitar en tu nombre. Me acuerdo de tu impresionante facilidad para argumentar, escribir y desmontar. No sabía de lo tuyo y tu muerte me ha dejado tocado. Me acuerdo de ese topicazo de que los mejores se van los primeros. Debe de ser cierto porque ya llevo varios ejemplos. El maestro Nacho Mirás es uno de ellos.

Te conocí personalmente en Burgos, en uno de aquellos cordiales congresos de iRedes que tanto echo de menos. Allí se debatía sobre buenos contenidos, buen periodismo, buena gente contando historias y buenas historias de buena gente. No había rastro ni de clickbait ni de páginas vistas ni de morbos o banalidades. Lo tuyo, y lo de tantos, era apostar por el periodismo de máxima calidad, el único que nos puede salvar de tanta podredumbre profesional. Cuánta razón y qué acompañados estábamos con nuestros blogs, pioneros en su día y tan olvidados actualmente. Ahora te lloramos desde ese grupo off the record, te echamos de menos y deseamos que allá donde estés imprimas tu sabiduría, tu carácter y tu buen humor.

Escribo esto desde el móvil viendo de reojo el derbi madrileño y me doy cuenta de que cada vez más me la sopla esto del fútbol, como a ti Pepe. Que lo que importa es la gente que deja huella y tú, cabroncete, la has dejado. Claro que sí. Descansa en paz y que sepas que muy pocos, como tú, han dicho tanto en tan poco.

♫ Broadchurch Soundtrack – So Far

###

elconfidencial.com :: Fallece el periodista José Cervera (54 años), divulgador científico y pionero de internet

20minutos.es :: Muere José Cervera, uno de los pioneros del periodismo digital y colaborador de ’20minutos’

eldiario.es :: Escolar.net: La taberna del Ciervo Blanco

eldiario.es :: Siempre te esperaré en Shibuya, maestro

elpais.com :: Una vida de prensa y ciencia

blogs.km77.com :: Gracias Pepe

 

https://twitter.com/aberron/status/1045949283189559297

https://twitter.com/farmagemma/status/1045946818847223808

https://twitter.com/radiocable/status/1045972369318301696

https://twitter.com/ElbesoenlaLuna/status/1046004042021957633

https://twitter.com/FatymaCaballero/status/1046127473778479105

https://twitter.com/maldita_ciencia/status/1045978114822729728

https://twitter.com/rosamariaartal/status/1045951285307101184

«Y sin embargo, qué hermoso oficio…»

La Voz de Galicia, Periodismo

«Y sin embargo, qué hermoso oficio…»

Escribe Susana Luaña:

«Cuando yo empecé en esta noble profesión, los mayores te decían que las informaciones había que contrastarlas por cuatro fuentes distintas. A esas fuentes había que llamarlas a un teléfono fijo, muchas veces a una hora determinada si las querías pillar en casa. Cuando la Redacción de Santiago estaba en la Rúa do Vilar, era habitual que los protagonistas del día entrasen y saliesen del periódico y las conspiraciones se fraguaban al ritmo de un café disimuladas tras el humo de los cigarros. En Arousa, a los del mar los encontrabas al mediodía en el bar y había que tomarse un vino con ellos si querías la exclusiva. Los acuerdos de los plenos se publicaban dos días después, porque la vieja rotativa marcaba los horarios. Sin problema, nadie te lo iba a pisar en aquellos tiempos en los que no había Twitter y las fotos viajaban a la central en el…» [+] La Voz de Galicia

El grito de «Los archivos del Pentágono»

Cine, Periodismo


Acabo de verla. Magistrales Meryl Streep, Tom Hanks y Steven Spielberg. No voy a detenerme en analizar la película, que posiblemente no coseche el cúmulo de premios a los que aspiraba. O sí. Da igual. En lo que me detengo es en su mensaje, en su grito, tanto a editores y periodistas como a lectores. A los que nos dedicamos a esto de informar nos recuerda que nuestro oficio es contar la verdad aunque duela o incomode al poder, insistiendo en que la esencia de nuestra profesión es ser contrapoder. A los lectores les grita que el periodismo riguroso y libre es la esencia de la democracia y que hay que apoyarlo siempre. Caigan rayos o truenos, la prensa se debe a los gobernados no a los gobernantes.

Carcajadas del poder

Ese es el grito de «Los archivos del Pentágono». Que si la prensa se vende los vendidos finalmente son los lectores. Que si los lectores dan la espalda a la prensa se abandonan a ellos mismos entre muchas carcajadas del poder. Basada en hechos reales, esta película relata un escándalo que afectó a cuatro presidentes de EE.UU. y que empujó a la primera editora de un diario norteamericano, Katharine Graham (Streep), y a su director, Ben Bradlee (Hanks), a participar en una batalla sin precedentes entre periodistas y Gobierno. The New York TimesThe Washington Post sacaron de sus casillas a la Casa Blanca al publicar unos papeles secretos en los que salían a la luz infinidad de mentiras durante 30 años sobre la Guerra de Vietnam.

Periodismo libre y valiente

Una gozada haber visto esta película imprescindible y un placer llegar a casa y poder escribir con silenciosa nocturnidad estas líneas. Mientras en Europa la moda es atacar y defenestrar a la prensa, en EE.UU. está resurgiendo el periodismo libre gracias a las bravuconadas de Donald Trump y asociados. La gente se vuelve a dar cuenta de que el buen periodismo les ayuda a poner contra las cuerdas al poder establecido y a la mismísima Casa Blanca. Por eso se han disparado las ventas de diarios y las suscripciones digitales. Aleluya. Ese es el el grito de «Los archivos del Pentágono». Informen bien y paguen por buena información. Hagamos los periodistas nuestro trabajo con dignidad y apoyen los lectores el periodismo valiente. Nos jugamos todos mucho más de lo que pensamos.

Que nadie apague la luz

Actualmente The Washington Post tiene esta advertencia como alfombra de su cabecera: “La democracia muere en la oscuridad”. Pues eso. No dejemos que nadie, absolutamente nadie, apague la luz de todos.

-¿Qué futuro tiene el periodismo gratuito en Internet? – Ninguno

Futuro, Internet, Periodismo

-¿Qué futuro tiene el periodismo gratuito en Internet? – Ninguno

– ¿Qué futuro tiene el periodismo gratuito en Internet?

– Ninguno…

Así de tajante contesta Ismael Nafría, periodista especializado en medios digitales, en esta entrevista en La Voz de Galicia. Tras contactar virtualmente con él desde hace tiempo, esta tarde he tenido el privilegio de conocerlo personalmente en la redacción de La Voz, a la que ha acudido para impartir un curso en el Máster en Produción Xornalística e Audiovisual. Hemos hablado sobre el exitoso modelo de pago en la edición digital de The New York Times y el deseo de que se implante por fin en España una forma de consumir periodismo de alta calidad que ya está funcionando en varios países europeos. Un tema destacado aquí hace seis años y que no vemos imposible ya que muchos españoles pagan mensualmente por música o series televisivas en plataformas on line como Spotify o Netflix. Le comenté que si la España hiperfumadora aceptó todos los decretos del Gobierno Zapatero para erradicar el tabaco de lugares públicos, asumir que los españoles paguen por información de calidad no es descabellado. Me replicó, sorprendido, que ese mismo ejemplo lo ha utilizado en alguna charla para demostrar que en España no hay nada imposible.

Ojalá pronto finalice este cansino debate y el sector periodístico español se ponga de una vez de acuerdo en algo que muchos defendemos desde hace años y que nos sacaría de este carril suicida del “todo gratis” del que nadie se atreve a salir.

###

Gracias por leer este post. Si te ha gustado puedes menearlo aquí

###

LHD :: La r-evolución urgente del Periodismo
LHD :: Hay que cobrar por los contenidos informativos

Las redes, un «gallinero» necesario

Medios, Periodismo, Redes sociales

Las redes, un «gallinero» necesario

Atropello masivo en Barcelona a plena luz del día. Pánico, gritos y sangre. En segundos empiezan a hervir las redes sociales con imágenes y vídeos espeluznantes sobre un atentado yihadista que enmudece Las Ramblas. Una vez más, Twitter, WhatsApp y Facebook protagonizan los primeros flashes informativos en tiempo real. Los testigos de la infamia del Daesh recurren a sus smartphones para contarnos lo que ven y escuchan. Ciudadanos anónimos convertidos en unidades móviles que comparten el horror terrorista. Comienza la bola de nieve, en este caso de fuego, de la información compartida a la velocidad de la luz. Tuits veraces a pie de calle que compiten con datos no contrastados en un estado de confusión absoluta. Entran rápido en escena los medios informativos, lidiando con la inmediatez, las contradicciones y los vergonzantes bulos. Llegan para poner orden y concierto donde hay histeria digital, ausencia de información oficial y batallones de tuiteros que juegan a ser periodistas. Algunos aportan información crucial, otros ensucian las redes con falsos datos, vídeos o imágenes. El resto, lo leen todo.

Más rigor que nunca

Tras el avance informativo y el apurón inicial, es momento de enfriar la cabeza y beber solo de fuentes oficiales. De pausar tanto acelerón informativo y aparcar esa obsesión de ser los primeros en contarlo todo. Estamos ante un atentado bestial, no ante una pelea de gatitos, y la gente exige con razón más rigor que nunca. En esos momentos de alta tensión informativa resurgen como setas los tuiteros expertos en comunicación y breaking news que aleccionan a profesionales sin haber sudado nunca la gota gorda en una redacción. Ni caso. Hasta los grandes críticos de las redes sociales recurren a ellas cuando aparecen noticias tan impactantes y rompedoras. Esos que las tachan de «gallinero», chapotean luego a escondidas en ellas para leer noticias de última hora, sean aportadas por medios serios o gallináceas anónimas que pasaban por allí.

Sobrevivir a tanta “infoxicación”

Sin duda, las redes son un «gallinero» necesario. Son herramientas digitales que no tienen la culpa de que una pequeña (y ruidosa) parte de los humanos que las manejan sean auténticos irresponsables. El truco para sobrevivir a tanta infoxicación es seguir cuentas de medios, periodistas, organismos e instituciones que aporten contenidos contrastados. Huir de los perfiles con avatares falsos. No compartir contenidos alarmistas o morbosos. Esperar a que los medios hagan balances y análisis de lo que sucede. No reenviar imágenes duras y bulos que aterrizan en nuestro WhatsApp.

Informar, aunque duela

El periodismo está para informar de forma veraz y proporcional sobre lo que sucede, no para ocultar lo que duele e incomoda. El terrorismo refleja la parte brutal de la realidad y las imágenes de Barcelona claro que dolieron. Lo mismo que las fotos en Haití, Alepo o Lesbos que ganaron Premios Pulitzer. O aquellas que enseñaron al mundo el horror del holocausto nazi en Auschwitz o Dachau.

###

Artículo publicado hoy en el Suplemento RED de La Voz de GaliciaIlustración: Edgardo Carosía