La Voz de Galicia
Premio Best of the Blogs 2006

Categoría: La Voz de Galicia

Dos Nachos con las cabezas serradas

La Voz de Galicia, Mundo real, Reflexionando, Salud

La cara de póker que le quedó a Nacho Mirás cuando le conté en la redacción de Sabón que él no era el único Nacho de La Voz de Galicia con la cabeza serrada. La cara de repóker que puso cuando le expliqué que en mi hemisferio izquierdo, el contrario al suyo, tenía la misma cicatriz que la suya con forma de hoz, esa ventana que te abren de urgencia cuando hay que serrar el cráneo para limpiar algo malo maloso en el cerebro. Sin salir de su sorpresa –Rabudo estaba recién operado– me lanzó infinidad de preguntas sobre los pros y contras de tener algo así en la cabeza. Intercambiamos nombres sobre nuestros “adefesios cerebrales”. El suyo: un astrocitoma anaplásico en grado III, “un tumor malo y agresivo”, como le dijo el neurocirujano el último día del año 2013. Maldito día. El mío: un angioma cavernoso en el lóbulo temporal izquierdo que podría desencadenar en cualquier momento un derrame cerebral fulminante. Eso me dijo el neurocirujano en octubre de 1998 cuando tras cinco horas en quirófano consiguió limpiarme parte de ese hemisferio en el Hospital Puerta de Hierro de Madrid. Tras contarme Rabudo que le habían “escarallado” el olfato y que eso le “jodía mucho”, me preguntó si me habían hecho algún estropicio. Le conté que aquello fue un borrado masivo del disco duro al estilo de los ordenadores populares de Génova (carcajadas) y que la cantidad de datos que había perdido serían sobre todo los relativos a gamberradas pasadas. “Eso seguro”, me espetó.

“Xa estamos de volta tocayo”

La de risas que nos echamos con eso de los “nachos con las cabezas serradas”, con que éramos los únicos de la redacción de La Voz que ya “teníamos pasada la ITV cerebral” y que si tuviésemos una cicatriz así a los 20 años “seguro que ligábamos más y dabondo”. Tras esa conversación craneoencefálica vino un repaso a su estado de ánimo, a nuestros pequeñajos, a lo cerca que estuvimos de la muerte, a que desde que nos estamparon esa cicatriz “con forma de hoz comunista” valoramos más la belleza de las pequeñas cosas, intentamos dejar pasar de largo las malas y hacemos oídos sordos a todo cuanto necio y lameculos nos encontramos. “Xa estamos de volta tocayo”, me decía, subrayando que para valorar lo que tienes nada mejor que estar al borde del abismo y mirar para atrás. Y tanto.

Escalofríos especiales

Hoy Nacho Mirás ya no está físicamente, pero su inolvidable personalidad seguirá revoloteando por las cabezas de tantos amigos, compañeros y admiradores. Su pérdida me ha dado escalofríos especiales, me ha agitado los circuitos cerebrales, me ha hecho revivir una etapa muy dura de mi vida y me ha hecho repensar por enésima vez que lo que realmente importa es lo que tienes delante de tus narices.

Descansa por fin en paz tocayo.

——–
LHD :: DEP Nacho Mirás: adiós a una gran persona
LHD :: Aquel chico volvió a nacer
LHD :: Diez cosas que no sabes de mí…

 

Nacho Mirás: adiós a una gran persona

La Voz de Galicia, Mundo real, Periodismo

DEP

♫ Broadchurch Soundtrack – So Far

 Benito Ordóñez

Adiós amigo y compañero Nacho Mirás. Adiós a una gran persona. Adiós al mejor contador de historias que ha parido la Galicia actual. Se lo ha llevado el maldito cáncer. Él mismo se encargó de ironizar en su blog sobre su desesperante final poniéndonos en su piel en cada párrafo. Unos textos ingeniosos y radiactivos escritos desde el humor, la entereza y la dignidad del que supo hacer el mejor de los periodismos posibles.

Imposible olvidarte

Hasta siempre tocayo y maestro. La familia de La Voz y de Galicia te lloran esta triste noche tuitera en la que riadas de amigos y admiradores han convertido tu nombre en trending topic nacional. Lógico. Es imposible olvidarte.

LHD :: Un blog rabudo hecho libro

Medios «pequeños» que adelantan a los «grandes»

Comunicación, La Voz de Galicia, Medios, Periodismo, Redes sociales

El Top 50 de Kloutspain* refleja que medios «pequeños» con menos followers en Twitter adelantan a casi todos los «grandes». En la siguiente imagen se ve entre paréntesis el número de seguidores de cada medio y en el recuadro naranja su índice Klout. Un orgullo personal que La Voz de Galicia esté donde está gracias, en buena parte, a la constante interacción de sus fieles lectores y detractores. Muchas gracias a todos.

* Klout analiza más de 400 parámetros distintos de las siete redes sociales más importantes y se asigna una puntuación entre 1 y 100.

«Prestige», una vergüenza que no debemos olvidar

Ecología, España, Galicia, Internacional, La Voz de Galicia

«Prestige», una vergüenza que no debemos olvidar

Sencillamente espectacular el especial de La Voz de Galicia sobre la tragedia del «Prestige». Reúne más de 500 fotos (así como vídeos y archivos de audio) y ofrece la posibilidad de descargar todas las páginas publicadas sobre aquella barbarie ecológica. Os lo recomiendo, porque es un buen recordatorio sobre lo que no hay que hacer. Una vergüenza que cumple hoy 10 años y que no debemos olvidar:

Verdades como puños

Crisis, Economía, España, Galicia, La Voz de Galicia, Política

Escribe Santiago Rey Fernández-Latorre, presidente y editor de La Voz de Galicia:

[…] «Las cuentas de las familias se han destrozado ya, imposibles de cuadrar por la caída de ingresos y la falta de trabajo y oportunidades para gran parte de sus miembros.

Los jóvenes sufren el drama de prepararse a conciencia para nada. O de emigrar como sus abuelos. Los adultos que aún conservan empleo asisten acongojados a las insalvables dificultades de sus empresas. Los que han entregado su carrera al servicio público en la Administración se sienten maltratados en su nómina y en su imagen. Los millones de personas que tienen la desgracia de haber caído en el paro sufren como nadie el presente y temen más que nadie el futuro. Y por si todo esto fuera poco, los que viven de su trabajada pensión o están a punto de hacerlo tienen pánico a lo que pueda pasar en cualquiera de los próximos consejos de ministros, porque temen que de allí salga para ellos un trato tan injusto como intolerable.

No se puede arrojar más agua hirviendo ni más calamidades sobre una población de más de cuarenta y siete millones de personas que de ninguna manera se ha merecido esto. Ha sido siempre comprensiva, se ha mantenido serena, ha creído todas las mentiras que le han ido contando y ha confiado en quienes le pedían apoyo. No aguanta más. Se palpa en la calle, en cualquier conversación, y se palpa en la vida pública, excepto en los confortables coches, aviones y despachos oficiales.

Porque esa población maltratada observa a diario cómo se le recortan prestaciones, derechos y conquistas que nos han hecho un país civilizado; cómo se le encarecen los productos y los servicios básicos; cómo se le vacía la cartera con impuestos y exacciones. Y cómo prevalecen los privilegios en el tejido de las Administraciones públicas y el aparato que han creado en su exclusivo beneficio los políticos»…

[+] La Voz de Galicia