Categoría: Internet

Pepe Cervera, qué gran pérdida

Comunicación, Internet, iRedes, Periodismo

Pepe Cervera, qué gran pérdida

Pepe, tu muerte ha sido un palo de los grandes. Apenas te conocía, pero cuando me enteré esta mañana de que el cáncer te había devastado, lo cual no sabía, me vine abajo. 54 años nada más. No hay derecho me dije. No hay derecho. Me acuerdo de nuestras eternas discusiones on line a 600 km de distancia sobre los muros de pago y los suscriptores en los medios y, ya ves, es lo que impepinablemente se lleva ahora. Me acuerdo de los intensos debates que tuvimos en un foro de periodistas que debería resucitar en tu nombre. Me acuerdo de tu impresionante facilidad para argumentar, escribir y desmontar. No sabía de lo tuyo y tu muerte me ha dejado tocado. Me acuerdo de ese topicazo de que los mejores se van los primeros. Debe de ser cierto porque ya llevo varios ejemplos. El maestro Nacho Mirás es uno de ellos.

Te conocí personalmente en Burgos, en uno de aquellos cordiales congresos de iRedes que tanto echo de menos. Allí se debatía sobre buenos contenidos, buen periodismo, buena gente contando historias y buenas historias de buena gente. No había rastro ni de clickbait ni de páginas vistas ni de morbos o banalidades. Lo tuyo, y lo de tantos, era apostar por el periodismo de máxima calidad, el único que nos puede salvar de tanta podredumbre profesional. Cuánta razón y qué acompañados estábamos con nuestros blogs, pioneros en su día y tan olvidados actualmente. Ahora te lloramos desde ese grupo off the record, te echamos de menos y deseamos que allá donde estés imprimas tu sabiduría, tu carácter y tu buen humor.

Escribo esto desde el móvil viendo de reojo el derbi madrileño y me doy cuenta de que cada vez más me la sopla esto del fútbol, como a ti Pepe. Que lo que importa es la gente que deja huella y tú, cabroncete, la has dejado. Claro que sí. Descansa en paz y que sepas que muy pocos, como tú, han dicho tanto en tan poco.

♫ Broadchurch Soundtrack – So Far

###

elconfidencial.com :: Fallece el periodista José Cervera (54 años), divulgador científico y pionero de internet

20minutos.es :: Muere José Cervera, uno de los pioneros del periodismo digital y colaborador de ’20minutos’

eldiario.es :: Escolar.net: La taberna del Ciervo Blanco

eldiario.es :: Siempre te esperaré en Shibuya, maestro

elpais.com :: Una vida de prensa y ciencia

blogs.km77.com :: Gracias Pepe

 

https://twitter.com/aberron/status/1045949283189559297

https://twitter.com/farmagemma/status/1045946818847223808

https://twitter.com/radiocable/status/1045972369318301696

https://twitter.com/ElbesoenlaLuna/status/1046004042021957633

https://twitter.com/FatymaCaballero/status/1046127473778479105

https://twitter.com/maldita_ciencia/status/1045978114822729728

https://twitter.com/rosamariaartal/status/1045951285307101184

Demasiados blogs callados

Blogosfera, Comunicación, Internet


Hay demasiados blogs callados. Incluido este. ¿Dónde narices está aquella blogosfera inquieta, participativa, ilusionante y desafiante? Por si no queda claro, pregunto más despacito…

¿R

e

a

l

m

e

n

t

e


c

o

m

p

e

n

s

a?


¿H

a

y


a

l

g

u

i

e

n


a

h

í?


Toc, toc.

En la prehistoria de Internet

Blogosfera, Comunicación, Internet, Redes sociales

En la prehistoria de Internet
📷 Foto de John Stanmeyer vencedora del World Press Photo 2014

###

En la prehistoria de Internet, hace unos 10 años, reinaba la ilusión y las ganas de crear y crecer. Se abrían miles de blogs cada hora. Se creaban nuevas plataformas para publicar on line. Proliferaban los premios y reconocimientos a bloggers. Nacían las redes sociales. Se agitaba el ambiente cada dos por tres con la aparición de revolucionarios dispositivos móviles y gadgets. Había congresos nacionales e internacionales para debatir y conversar. Había hambre por aprender y experimentar. Se ponían en marcha foros y listas de correo para intercambiar opiniones e informaciones. Había mucha comunicación virtual y personal, mucha interactividad…

Todo eso se está perdiendo. Ahora cada uno va a lo suyo. La conversación apenas existe y cuando la hay llega un pelotón de presuntos/as para destrozarla. Ni se lee con detenimiento ni se escucha al que habla. Los blogs han sido los grandes olvidados y se les ha quitado visibilidad y protagonismo desde los medios. Ya no se presume de tener una comunidad bloguera, ya no mola en los despachos. La blogosfera, salvo excepciones, está sin vida, en silencio, plagada de calles sin nombre. Ahora cada uno “bloguea” en su muro de Facebook sin ser consciente de que lo que publica no queda archivado, tiene apenas unas horas de vida y un recorrido muy corto. Ahora hay una obsesión por las cifras de likes, retuits, followers, usuarios únicos y páginas vistas.

Los congresos sobre comunicación digital y redes sociales están desapareciendo por falta de patrocinadores. Los smartphones y las tablets que se presentan como nuevos son evoluciones de lo ya inventado hace años. Apenas se innova ni se da un giro de 180 grados al hardware que ya conocemos. Se ha perdido aquella sal y pimienta on line que nos incitó en su día a conocer y surfear en el mundo digital. Algunos dirán que todo esto es una evolución comunicativa. Yo creo que estamos ante una involución de actitudes bajo una infoxicación que irrita y una saturación informativa que agota.

No sé si a todo esto se le puede aplicar esa máxima de que «cualquier tiempo pasado fue mejor». Lo dudo. Lo que sí creo es que hace 10 años todo era menos interesado, más natural, más tranquilo, más divertido, más edificante y más ilusionante que ahora. Es una sensación, una certeza, una pena. Seguimos en la prehistoria de Internet. Seguimos aprendiendo.

###

Gracias por leer este post. Si te ha gustado puedes menearlo aquí

###

-¿Qué futuro tiene el periodismo gratuito en Internet? – Ninguno

Futuro, Internet, Periodismo

-¿Qué futuro tiene el periodismo gratuito en Internet? – Ninguno

– ¿Qué futuro tiene el periodismo gratuito en Internet?

– Ninguno…

Así de tajante contesta Ismael Nafría, periodista especializado en medios digitales, en esta entrevista en La Voz de Galicia. Tras contactar virtualmente con él desde hace tiempo, esta tarde he tenido el privilegio de conocerlo personalmente en la redacción de La Voz, a la que ha acudido para impartir un curso en el Máster en Produción Xornalística e Audiovisual. Hemos hablado sobre el exitoso modelo de pago en la edición digital de The New York Times y el deseo de que se implante por fin en España una forma de consumir periodismo de alta calidad que ya está funcionando en varios países europeos. Un tema destacado aquí hace seis años y que no vemos imposible ya que muchos españoles pagan mensualmente por música o series televisivas en plataformas on line como Spotify o Netflix. Le comenté que si la España hiperfumadora aceptó todos los decretos del Gobierno Zapatero para erradicar el tabaco de lugares públicos, asumir que los españoles paguen por información de calidad no es descabellado. Me replicó, sorprendido, que ese mismo ejemplo lo ha utilizado en alguna charla para demostrar que en España no hay nada imposible.

Ojalá pronto finalice este cansino debate y el sector periodístico español se ponga de una vez de acuerdo en algo que muchos defendemos desde hace años y que nos sacaría de este carril suicida del “todo gratis” del que nadie se atreve a salir.

###

Gracias por leer este post. Si te ha gustado puedes menearlo aquí

###

LHD :: La r-evolución urgente del Periodismo
LHD :: Hay que cobrar por los contenidos informativos

Los imbéciles de Internet

Internet, Redes sociales

Los imbéciles de Internet

Lo que antes pasaba con los blogs, ahora sucede de forma exagerada en Facebook, Twitter, WhatsApp, Instagram y demás plataformas para compartir contenidos. Me refiero a esos impresentables que despotrican contra todo y todos, que muestran sistemáticamente actitudes negativas u hostiles ante cualquier asunto, odiadores que revientan posts, fotos o vídeos con comentarios duros que hacen mucho daño. Los entendidos los diferencian entre trolls (que atacan por atacar sin sentir realmente lo que dicen) y haters (que atacan duro y realmente se creen sus exabruptos). Yo huyo de anglicismos (ya está bien) y los defino como los imbéciles de Internet. Anoche ví un vídeo de un youtuber español que hace un gran trabajo probando coches en el que estallaba contra los que le atacan constantemente en los comentarios haga lo que haga o diga lo que diga. El vídeo, que desafortunadamente lo ha retirado, no tenía desperdicio porque era la pieza más sincera que había hecho hasta ahora. Su estallido emocional demuestra que no estamos ante algo pasajero o anecdótico. Vivimos un cáncer en la Red que desanima a muchos creadores de contenidos, que se dejan la piel a cambio de nada o de muy poco. De hecho ese vídeo ha motivado este post, que ya tardaba en escribirlo.

Si vienes a atacar y a insultar, vete de aquí

El imbécil puro y duro es alguien poco inteligente o que se comporta con poca inteligencia. Y de imbéciles con avatares falsos la Red está llena. A esa gente que ataca permanentemente le digo… No sigas cuentas, páginas o medios que no te gustan. No seas masoca. Si vienes a criticar con argumentos, bienvenido. Si vienes a atacar y a insultar, vete de aquí. Lárgate ya. Una pena no poder enlazar con ese vídeo porque resumía muchas cosas que vivo a diario desde hace muchos años, con toneladas de paciencia y muchas mordeduras de lengua. Siempre recomendaré no entrar al trapo a estos odiadores digitales, de hecho nunca lo hago, porque su deseo es contestar atacando con más dureza. Reventar conversaciones estupendas con gente normal que da la cara y discrepa educadamente. Que les den a los imbéciles de Internet. Ya sé que sólo merecen nuestro silencio, pero qué a gusto me quedo hoy mandándolos a la mierda.

Sí, a la mierda.

###

LHD :: No a los perfiles falsos

 

Pon orden y concierto en tu web y tus redes sociales

Economía, Internet, Redes sociales

Pon orden y concierto en tu web y tus redes sociales

Que hay que actualizar la web y Facebook y Twitter, también Instagram; que hay que contestar a la gente en redes sociales; que hay que publicar la promoción del mes; que hay que programar y segmentar contenidos para el fin de semana; que hay que meter más fotos del nuevo producto; que no sé cómo colgar este vídeo; que hay que compartir este post ya publicado; que hay que ir pensando en el siguiente concurso para captar más seguidores; que hay que hacer una nota de prensa para la presentación de la próxima semana; que el dueño quiere una entrevista; que el gerente insiste en empezar a pensar en un rediseño del logo y la web… Cada vez cobra más fuerza la figura del responsable de comunicación y redes en la pequeña y mediana empresa. Sus principales funciones son poner orden y concierto en tu web y tus redes sociales, marcar la estrategia digital a seguir e implicar a todos los departamentos en ese cometido.

Acelerada y cambiante realidad

La acelerada y cambiante realidad que nos ha tocado vivir confirma que bastantes empresas tienen que ponerse ya las pilas para impulsar y mejorar su presencia en Internet. Cae de cajón que muchos clientes ya llegan a los productos a través de dispositivos móviles (smartphones y tabletas) y si el acceso, la velocidad de carga de tu web o la información que ofreces no les resulta agradable a la vista se darán media vuelta sin pensárselo. Eso significa perder un cliente en cuestión de segundos.

Ser más visibles y ágiles

Lo ideal es que el responsable de comunicación y redes se integre en tu plantilla, conozca a fondo la empresa y desde abajo comienze a diseñar la estrategia comunicativa ideal para tu mercado y tus circunstancias, en sintonía con los responsables financieros, de marketing y de ventas. Todo está cambiando a marchas forzadas y por ello las pymes tienen que ser más visibles y ágiles para las nuevas generaciones de clientes, esos cuyo principal cuarto de estar es digital, esos que a golpe de clic te alaban o ignoran. Así de simple, duro y actual.

La gran adicción que nos engancha a casi todos

Internet, Mundo real, Redes sociales

La gran adicción que nos engancha a casi todos

A través de Twitter llego a este interesante vídeo que invita a reflexionar sobre nuestra gran adicción a los móviles y a Internet…

Después de verlo, ¿te identificas con esto o todo lo contrario? ¿Lo consideras realista o tremendista? ¿Crees que estás enganchado a la gran “droga” de la Red de redes? Si es así, ¿has tomado alguna medida a nivel personal?

Escribí aquí hace 12 años (cuando no existía ni Facebook, ni Twitter, ni YouTube, ni Instagram, ni WhatsApp, etc) sobre la necesidad de autoimponerse una dieta informativa para no salirse de madre y saturarse. Quizá por eso hoy en día sobrevuelo 83 cuentas en Twitter, sólo sigo en Facebook a gente que conozco personalmente y le echo un ojo de vez en cuando a un puñado de blogs.

No a los perfiles falsos

Internet, Redes sociales

No a los perfiles falsos

Las burradas que se publican constantemente en redes sociales confirman que es necesario mejorarlas para que no se admitan perfiles falsos y aplicar mano dura contra los pirómanos digitales que confunden libertad de expresión con libertad de agresión. Preocupa que personas bien formadas y educadas provoquen incendios en todas las redes sociales en las que están por el simple hecho de herir sin dejar rastro, de tirar piedras y esconder la mano. Si hay lío, muchos cierran su cuenta y montan otra nueva con un perfil falso. La buena educación ya no vale para estos casos porque sencillamente la aparcan gracias a ese anonimato y esa obsesión por hacer daño. Cuánto cobarde y miserable.

Identidad digital asociada a un DNI

Es un tema viejo y muchos ya apuntamos desde hace tiempo que hay que luchar por una identidad digital única asociada a un DNI con la libertad de poner el nombre o avatar que quieras. Que Facebook, Twitter, Google+, Instagram, etc, se pongan de acuerdo y sólo den acceso a identidades digitales únicas y verificadas. Es querer hacerlo, nada más. La clave es que cualquiera pueda ser detectado rápidamente cuando escupa una salvajada en Internet y asuma así las consecuencias. Eso hará que la gran mayoría de incendiarios se piensen un poco lo que escriben, que no viene mal.

Pirómanos digitales

Si seguimos así, si no se hace nada, los pirómanos digitales matarán poco a poco las redes sociales, tan contaminadas, cuestionadas y noticiosas hoy en día. Ejemplos de excesos y agresiones verbales hay, por desgracia, a patadas… Y nunca mejor dicho lo de patadas.