Categoría: España

Los «marianeos» de Rajoy tumbaron a Rajoy

España, Política, PP

Los «marianeos» de Rajoy tumbaron a Rajoy

Al final los marianeos de Rajoy (no hacer nada, quedarse quieto) tumbaron al propio Rajoy. Tras 14 años al frente del PP, el pontevedrés anunció hoy su adiós. Su permanente inmovilismo, que sacó de quicio a muchos españoles, ha tenido un potente efecto bumerán que ha cortado de cuajo su carrera en primera línea política. Si nos cuentan hace una semana que Sánchez sería presidente y Rajoy dimitiría días después como presidente del Partido Popular no nos lo creeríamos.

Desesperante inmovilismo

Rajoy tenía que haberse ido hace unos años, pedir disculpas por la estela corrupta en el seno del PP y dejar encarrilada su sucesión en el partido. Nunca entendí que se le admirase por su desesperante inmovilismo, por dejar que tantas cosas se arreglasen por sí mismas. Es cierto que eso le valió para apartar a cantidad de rivales políticos, pero finalmente el no hacer nada le decapitó políticamente. El resultado es un PP en peor estado que cuando se lo entregó en bandeja el dedazo de Aznar. Un partido que tiene que solucionar en modo exprés quién será el sucesor o sucesora. Una formación política señalada por el escandalazo de la trama Gürtel y por más de 60 casos abiertos por corrupción contra cargos, excargos y dirigentes del PP, la mitad de ellos en la época marianista.

Ojo a la trituradora

La trituradora no se detiene y, ojo, Bárcenas y Correa ya estarán pensando desde la cárcel que han perdido todas sus agarraderas («Luis, sé fuerte») y que ya está bien de ser los únicos pringados del caso Gürtel. Ojo porque ya huele a nuevas filtraciones informativas divididas por fascículos y el consiguiente ruido de sables en Génova 13 por hacerse con el poder. Triste final político el de Rajoy, que tras sus reconocidos esfuerzos como presidente pudo irse dejando la casa popular más limpia, ordenada y con la despensa llena de credibilidad. Ojalá los que quedan recapitulen, reflexionen sobre sus errores «aislados» y luchen para que no se repitan.

###

Foto: Susana Vera (Reuters)

«Pedrito» Sánchez

España, Política, PSOE

«Pedrito» Sánchez

«Pedrito», así le llamaban hasta ahora a Pedro Sánchez algunos altos cargos del PP. Escribo hasta ahora porque el «Pedrito» de marras ha pasado de no tener escaño a ser el nuevo presidente del Gobierno. Tras ganarse a la militancia, tras dos derrotas electorales, tras imponerse a contracorriente en las primarias del PSOE, tras ser secretario general y apartado luego por la cúpula de su propio partido, tras dejar el acta de diputado y pasar a los fríos almacenes de los cadáveres políticos… Tras todo eso, va «Pedrito» y resurge de sus cenizas, derrota a la presidenta andaluza Susana Díaz (respaldada por los barones socialistas), recupera el poder absoluto en el PSOE, vence a la opinión publicada, se alía con Rajoy y Rivera ante el secesionismo catalán y, de la noche a la mañana, se convierte en el séptimo presidente de nuestra democracia. Casi nada.

Asquerosa gangrena

Guste o no, estamos en un sistema parlamentario y una mayoría del Congreso de los Diputados ha dicho NO a Rajoy y SÍ a Sánchez. (180 votos a favor, 169 en contra y 1 abstención). El motivo de este giro político lo sabemos todos: la demoledora sentencia de la trama Gürtel, la corrupción que invade el PP, la inacción del líder de este partido en cortar por lo sano con esa asquerosa gangrena y el hartazgo absoluto de la sociedad española hacia los que permanentemente miran hacia otro lado.

100 días

Vienen tiempos difíciles, muy complejos, que posiblemente deriven a corto/medio plazo en unas elecciones generales. Pero lo que toca ahora es ser demócratas, asumir el resultado, dar una oportunidad al PSOE y a Pedro Sánchez y concederle los 100 días de confianza que han tenido los anteriores presidentes de Gobierno. Lo contrario –echar pestes, tener rabietas infantiles y maldecir a todos los que no piensan como tú– es sencillamente escupir hacia arriba.

###

Foto: Borga Puig (DPA)

###

Actualización, miércoles 6 de junio
El presidente Pedro Sánchez anuncia su nuevo Gobierno. Se trata del gabinete con más mujeres en la historia de España.

Ejemplo Iniesta

Deportes, España

Ejemplo Iniesta

Se nos va Iniesta. No hace falta ser futbolero para admirarlo y apreciarlo. Por su humildad. Por su discreción. Por no ir de nada con todo lo que es. Por no levantar la voz ni la cabeza. Por sus silencios. Por no mirar por encima del hombro. Por saber estar y aleccionar. Por ser un ejemplo de elegancia y deportividad. Por ser referencia deportiva para los más mayores y los más pequeños. Por chupar banquillo y morderse la lengua. Por luchar sin pestañear, sin alardear. Por su enorme bondad. Por todo eso y mucho más es querido en medio mundo. No le han dado Balón de Oro, pero no le importa. Como ha recordado hoy, su mejor balón de oro es el respeto de todas las aficiones, no sólo la del Barça. Eso no tiene precio. Respetar y ser respetado. E irse cuando hay que irse.

Todo lo contrario a los/las trepas y caraduras que han ensuciado tantos telediarios en los últimos años. Ejemplo Iniesta. Gracias por todo.

###

Foto: Albert Gea (Reuters)

¿Por qué hay tanta violencia física y sexual hacia niñas y niños?

España, Infancia, Violencia

¿Por qué hay tanta violencia física y sexual hacia niñas y niños?

La desaparición del niño Gabriel, 8 años, concluye hoy de la forma más tremenda y espeluznante posible. El caso conmociona a España, que ha quedado enmudecida este mediodía al conocerse su muerte violenta. Lo poco que sabemos a estas horas es que el cadáver de Gabriel Cruz fue hallado en el maletero del coche de la novia de su padre, que ha sido detenida en plena calle en la localidad de Vicar (Almería), tras un amplio despliegue policial. Increíble final.

¿Por qué?

Surgen cientos de preguntas por ahora sin respuesta, pero de todas ellas retumba la más potente cada vez que la víctima es un menor: ¿Por qué? ¿Por qué se mata a un niño inocente? ¿Qué se consigue? ¿Por qué hay tanta violencia física y sexual hacia niñas y niños? ¿A cambio de qué?

Suciedad interna

No hace falta ser padre o madre para ver la enorme indignidad de estos delitos. Pero cuando tienes a menores a tu cargo, todo se multiplica hasta el infinito y cada una de estas muertes de pequeños seres se siente casi como propia. No me refiero sólo a muertes físicas, sino también a muertes psíquicas. Cuando se viola o se abusa sexualmente de un menor se le mata por dentro y se le carga de una suciedad interna que arrastrará consigo toda la vida. Cuando muere un niño muere por dentro toda la familia. Esta última frase la pienso mucho últimamente…

Repugnancia ante los infanticidios

Por eso son especialmente repugnantes los delitos de uso, abuso y muerte violenta de menores. Por eso conmocionan a países enteros. Por eso los asesinos de niños y los asquerosos pederastas son carne de cañón en cualquier cárcel. Hasta los profesionales de la delincuencia detestan a estos presuntos humanos que disfrutan haciendo daño a los más pequeños. En cabeza alguna entra la lógica de estos delitos, la explicación a estos infanticidios. Porque no hay ni lógica ni explicaciones. Porque las víctimas son inocentes en lo mejor de su vida. Porque todo es contra natura. Y porque es lo más nauseabundo que un ser humano puede hacer.

DEP Gabriel. Maldito tu final.

###

La Voz de Galicia :: Demasiados Gabriel en el recuerdo | La crónica negra de infanticidios es tan extensa… Ahí están Asunta Basterra, las niñas de Alcácer, los hermanos Bretón…

 

Ya veremos…

Cataluña, España, Política

Ya veremos…

Al final tanto revuelo para nada. Forcadell renegando de la DUI ante el Supremo y prometiendo que va a ser buena y va a obedecer al profe español en todo lo que le diga. Al otro lado de la clase, los diputados de la Mesa del Parlament asintiendo lo que diga y pida el Supremo, no vaya a ser que se cabree y los encarcele de nuevo. Ya veremos… Tras las rejas, algunos exconsellers sugiriendo ahora que les saquen de allí porque también harán caso al Estado español y su Constitución y la madre que los parió. Ya veremos… En el exterior, en el centro de Europa, el fugado Puigdemont y sus vasallos permanecen incrédulos porque se les ha ido al carajo el plan A, el B y el C de la República Independiente de Cataluña.

Pues ya veremos… y sufriremos. Porque el 22-D, con el resultado de las urnas en la mano, todo puede resurgir e implosionar. Todo puede volver a estallar. Desde el secesionismo más ciego hasta el 155 más fiero. Y a partir de ahí cambiaremos el “ya veremos…” por el manido “oremos”.

El día de la irreflexión ante el «simulacro»

Cataluña, España, Política

El día de la irreflexión ante el «simulacro»

En el día de la irreflexión en Cataluña, enlazo con un trabajado post de Jordi Molas, un amigo catalán de tiempos universitarios, en el que argumenta por qué no votará en lo que califica de «simulacro». Pasen y lean:

«Creo firmemente que el fin no justifica los medios. Y si confronto esta creencia, que considero central en mi vida, con los métodos que han utilizado los promotores del 1-O concluyo que han pervertido intencionadamente el verdadero sentido de la política: no han dudado en alterar y manipular contextos históricos, económicos y sociales no para celebrar con garantías el referéndum, sino con el único fin de ganar la votación. Estos son, desde mi punto de vista, los aspectos que hacen que esta convocatoria-movilización, teniendo en origen una motivación legítima, se haya convertido en un relato lleno de falsedades y…

[+] El 1-O y la conciencia individual

Nacionalegoísmo

Cataluña, España, Política

Nacionalegoísmo

No hay muchas vueltas que darle. Lo que sucede en Cataluña es fruto de un inmenso egoísmo. La RAE define el egoísmo como «inmoderado y excesivo amor a sí mismo, que hace atender desmedidamente al propio interés, sin cuidarse del de los demás». Si sumamos al ego (el yo) el término nación, surge un neologismo que lo resume todo: el nacionalegoísmo. Todo gira alrededor del yo catalán, del ego patrio, sin pararse a pensar que vivimos en un mundo globalizado, sin apenas fronteras y que recluirse en el terruño es un claro paso atrás. El domingo 1 de octubre centenares de miles de catalanes saldrán a la calle para intentar votar en un referendo ilegal, rechazado por la comunidad internacional, sin detenerse ni un momento a pensar en los pros y contras de semejante decisión colectiva. El resto de catalanes (millones) se quedarán callados en casa, tal y como han hecho en los últimos años, con ese miedo en el cuerpo a traicionar a la tribu secesionista capitaneada ahora por la CUP. Un egoísmo nacional que buena parte del resto de España no entendemos y compartimos porque apostamos por mantener el todo, por seguir remando juntos como país para volver a lograr objetivos tan ejemplares como lo fue en su día Barcelona 92. Pero no hay forma. Una parte de la sociedad catalana sigue callada, silenciada y anulada. La otra –la radical, institucional y ruidosa– acelera a fondo para constituirse en república bananera en medio de Europa, sin rumbo, sin línea de flotación y con las bodegas llenas de oportunistas y vacías de un proyecto sólido de futuro. Ellos quieren cortar amarras. Ellos sabrán. Cuando las corten, que algún día lo harán, ya no habrá cuerdas de rescate ni ganas de buscarlas.

Cataluñazo

Cataluña, España, Política

Cataluñazo

Pido disculpas de antemano al que se pueda sentir herido por el título de este post, pero no encuentro mejor palabra para definir las peores 48 horas que ha vivido el Parlamento catalán en nuestra reciente democracia. Lo del jueves y el viernes pasados ha sido toda una lección de lo que no se debe hacer en una cámara parlamentaria. Por un lado estaban los miembros de la oposición, ninguneados y pisoteados en todo momento por la presidenta Carme Forcadell que, una vez más, se olvidó de que su cargo es, y debe ser, neutral. Siempre. Por otro lado, estaban los miembros del Govern de Puigdemont y sus socios, que han pisado a fondo el acelerador de la desconexión de España sin importarles ni el reglamento, ni las normas democráticas ni la decencia política.

Discurso memorable y demoledor

En medio de todos, el discurso memorable y demoledor de Joan Coscubiela, portavoz de Catalunya Sí que es Pot, exlíder de Comisiones Obreras en Cataluña y partidario de un referendo de autodeterminación legal y con garantías. Un independentista que puso los puntos sobre las íes y dio un zarpazo a los que van de demócratas y realmente no lo son. Arrancó su discurso advirtiendo de que “estamos viviendo una situación francamente dramática en términos democráticos”…

Aquí, un resumen de sus mejores frases y el discurso íntegro:

“Estoy aquí porque mis padres me enseñaron a luchar por mis derechos. No quiero que mi hijo Daniel viva en un país donde la mayoría pueda tapar los derechos de los que no piensan como ella […] No se dan cuenta de la gravedad de lo que están haciendo aquí: es muy grave, es cogerle el gusto a la antidemocracia y al autoritarismo y a pisar los derechos de los parlamentarios […] Estoy dispuesto a partirme la cara para que ustedes voten sobre la independencia de Cataluña, pero no si pisan los derechos de los diputados”

La locura por celebrar como sea el referendo independentista ilegal del 1 de octubre ha sacado de sus casillas a la Generalitat, que sigue desoyendo lo que dice el Gobierno, el Tribunal Constitucional y la Fiscalía General del Estado. Mientras escribo esto, leo que el Govern insta a los catalanes a que impriman ellos mismos en sus casas las papeletas… Esto, y tantas cosas, demuestra que el estado democrático en Cataluña ha pasado al estado del delirio.

Ningun mártir en la Diada

Rajoy, apoyado sin fisuras por el PSOE y Ciudadanos, está siendo inteligente manejando los tiempos del desafío catalán. No quiere que haya mártires de cara a la Diada que se celebra este lunes 11 de septiembre. Rajoy habló claro tras el último Consejo de Ministros extraordinario al advertirles que “no sigan por ese camino, no liquiden sus propias instituciones”, en clara referencia al artículo 155, el que anularía la propia Autonomía de Cataluña. Un último paso que no quiere dar porque podría arrastrar nefastas consecuencias. El otro inteligente de este culebrón está justo al lado de Puigdemont. En mi opinión el gran zorro del desafío catalán es Oriol Junqueras, presidente de Esquerra Republicana de Catalunya y vicepresidente de la Generalitat. Agazapado y callado, espera que Puigdemont se convierta pronto en cadáver político. Al president, secuestrado por la radicalidad de la CUP, como mucho le quedan tres semanas de “gloria” política, algo que casi todos sospechamos menos su coro de seguidores.

Catalanes estupefactos

Lo siento por muchos catalanes demócratas que esta semana se habrán quedado estupefactos con lo vivido y sufrido en el Parlament. Independientemente de estar a favor o no de la independencia de España –cada uno es libre de pensar lo que quiera– lo que es inadmisible es que un grupo de políticos mediocres falten al respeto a las normas democráticas, al protocolo parlamentario y a los millones de votantes que representan. En sólo 48 horas el movimiento independentista catalán ha perdido muchos puntos y muchos simpatizantes. La Diada del lunes así lo demostrará. Sus excesos y chulerías desprestigian de un plumazo su larguísimo y tortuoso camino hacia la desconexión con España. Su gran error: hacerlo a las bravas. Su gran contradicción: exigir democracia golpeando la democracia.