Categoría: Educación

La buena educación

Educación, Infancia

Primera noticia

Más de un 60% de los españoles son contrarios al bofetón ocasional para mantener la disciplina de los hijos, según la encuesta Opiniones y actitudes sobre la familia, un estudio del Ministerio de Asuntos Sociales realizado por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CISVista previa de los cambios). Un 25% está muy o bastante de acuerdo en practicar alguna vez esta medida.

Segunda noticia

El Príncipe Carlos de Inglaterra ha castigado a su hijo Enrique, el que acudió a una fiesta disfrazado de nazi, a limpiar pocilgas y corrales de una granja británica. Bien.

Chuletas y maleducados

Sin llegar al bofetón en la cara, a veces es necesario un buen cachete en el trasero cuando el enano/a de la casa ya no escucha, se niega a todo, se atrinchera en su mundo caprichoso, falta al respeto a sus mayores y expone a grito pelado sus penas existenciales. ¿Quién no recuerda ahora con satisfacción algún coscorrón o un castigo ejemplar en su infancia? Por desgracia florecen demasiados niños de papá and playstation. Muchos chavales andan chuletas y maleducados por culpa de tenerlo todo y permitírseles todo. De vez en cuando hay que bajarles al planeta Tierra para que valoren lo que tienen y no tienen. Así contribuiremos a reducir los niveles de imbecilidad.

Y cuando pienso en lo del príncipe Enrique, no puedo evitar las carcajadas. Una cura de humildad a tiempo anestesia la pijotería e inmadurez interna de cualquiera. Seguro que el principito británico hace buenos amigos en la granja y saca alguna conclusión limpia entre tanta mierda.