Categoría: Cine

El grito de «Los archivos del Pentágono»

Cine, Periodismo


Acabo de verla. Magistrales Meryl Streep, Tom Hanks y Steven Spielberg. No voy a detenerme en analizar la película, que posiblemente no coseche el cúmulo de premios a los que aspiraba. O sí. Da igual. En lo que me detengo es en su mensaje, en su grito, tanto a editores y periodistas como a lectores. A los que nos dedicamos a esto de informar nos recuerda que nuestro oficio es contar la verdad aunque duela o incomode al poder, insistiendo en que la esencia de nuestra profesión es ser contrapoder. A los lectores les grita que el periodismo riguroso y libre es la esencia de la democracia y que hay que apoyarlo siempre. Caigan rayos o truenos, la prensa se debe a los gobernados no a los gobernantes.

Carcajadas del poder

Ese es el grito de «Los archivos del Pentágono». Que si la prensa se vende los vendidos finalmente son los lectores. Que si los lectores dan la espalda a la prensa se abandonan a ellos mismos entre muchas carcajadas del poder. Basada en hechos reales, esta película relata un escándalo que afectó a cuatro presidentes de EE.UU. y que empujó a la primera editora de un diario norteamericano, Katharine Graham (Streep), y a su director, Ben Bradlee (Hanks), a participar en una batalla sin precedentes entre periodistas y Gobierno. The New York TimesThe Washington Post sacaron de sus casillas a la Casa Blanca al publicar unos papeles secretos en los que salían a la luz infinidad de mentiras durante 30 años sobre la Guerra de Vietnam.

Periodismo libre y valiente

Una gozada haber visto esta película imprescindible y un placer llegar a casa y poder escribir con silenciosa nocturnidad estas líneas. Mientras en Europa la moda es atacar y defenestrar a la prensa, en EE.UU. está resurgiendo el periodismo libre gracias a las bravuconadas de Donald Trump y asociados. La gente se vuelve a dar cuenta de que el buen periodismo les ayuda a poner contra las cuerdas al poder establecido y a la mismísima Casa Blanca. Por eso se han disparado las ventas de diarios y las suscripciones digitales. Aleluya. Ese es el el grito de «Los archivos del Pentágono». Informen bien y paguen por buena información. Hagamos los periodistas nuestro trabajo con dignidad y apoyen los lectores el periodismo valiente. Nos jugamos todos mucho más de lo que pensamos.

Que nadie apague la luz

Actualmente The Washington Post tiene esta advertencia como alfombra de su cabecera: “La democracia muere en la oscuridad”. Pues eso. No dejemos que nadie, absolutamente nadie, apague la luz de todos.

Spotlight

Cine, Periodismo, Religión


Anoche me tambaleó tanto Spotlight que no me la saco de la cabeza. Una película incómoda basada en hechos reales que invita a reflexionar a fondo sobre esta imprevisible profesión de contar cosas. Un canto al Periodismo con mayúsculas sobre una escalofriante y repugnante historia que muchos quisieron tapar y unos pocos tuvieron el coraje de contar. De eso se trata el periodismo: descubrir y relatar lo que otros quieren ocultar. Me quedo con el misil de corto alcance en forma de pregunta del director del equipo de investigación Spotlight del diario The Boston Globe: «¿Por qué llegamos tan tarde?»… Es un grito de advertencia hacia esta profesión, tan prostituida y adormecida, que deja pasar temas delante de sus narices por miedo a contarlos a fondo. Una película muy recomendable para todos los que valoran la función social del periodismo y casi obligatoria para los que trabajan, pinchan y cortan en una redacción.

Actualización | 29 de febrero

La Voz de Galicia :: «Spotlight» le arrebata el Oscar a «El renacido»

Un peliculón que golpea conciencias

Avaricia, Cine, Economía


Brutal. Impactante. Impecable. Tensa. Acabo de verla y sufrirla. Si no la sufres es que no la ves. Por momentos, acalorado por su frenética acción. Impresionado con algunos movimientos de cámara imposibles, con secuencias largas desde una sola cámara que culminan magistralmente a vista de dron. El 14 de septiembre del 2014 presencié en el Paseo Marítimo de A Coruña el rodaje de una de sus secuencias y no podía imaginar que estaba viendo la creación de una de las obras maestras del cine de acción español.

 Alguno dirá que apuro demasiado, pero muy pocas veces vi en un cine despedir como hoy una película entre aplausos. Con El Desconocido, su primer largometraje, el director Dani de la Torre se mete en la Champions del cine, tosiéndole en la nuca al propio Hollywood. Una película low cost de altos vuelos producida, dirigida y protagonizada por gallegos. Un filme que encumbra aún más a un Luis Tosar y a un Javier Gutiérrez inmensos y que nos descubre a una niña que ya es un pedazo de actriz: Paula del Río.

Golpea conciencias

Vayan a verla. Al cine. A la gran pantalla. Porque es una película grande. Porque es un guantazo en la cara a la gran banca, un patadón a sus bajos fondos, a sus avaricias e infames mentiras, a sus sucias prácticas no tan lejanas. Un peliculón que golpea conciencias. No digo más que puedo contar de más. Vayan a verla.

Sueño cumplido

Cine, Galicia, Mundo real

Sueño cumplido

Mar adentro ha logrado el Oscar a la mejor película de habla no inglesa. El director Alejandro Amenábar, de 32 años, dedicó el premio al gallego Ramón Sampedro, «un hombre que pese a su decisión desplegó todo su amor» y al actor principal, Javier Bardem, por su excelente interpretación. Es la quinta ocasión que un director español consigue el Oscar a la mejor película en lengua no inglesa, tras El discreto encanto de la burguesía (Buñuel, 1972), Volver a empezar (Garci, 1982), Belle Epoque (Trueba, 1993) y Todo sobre mi madre (Almodóvar, 1999).

Cara y cruz

Cine

Sigue sumando

La película española «Mar adentro», dirigida por Alejandro Amenábar y protagonizada por Javier Bardem, sigue recibiendo galardones. Ayer obtuvo en Los Ángeles el premio Independent Spirit a la mejor película extranjera, pocas horas antes de que se sepan los nombres de los ganadores en los Oscar, en los que el filme de Amenábar compite en igual categoría. Hoy será una noche de cine [24 horas: Canal +]. Buena cosecha.

Adiós al César

El director manchego Pedro Almodóvar se quedó ayer en París sin ganar el premio César a la mejor película europea por su filme «La mala educación», galardón que fue compartido por los directores Emir Kusturica por su película «La vida es un milagro» y el británico Ken Loach, autor de «Sólo un beso». De esta forma, Almodóvar se quedó sin poder sumar un quinto César a su palmarés. Mala siembra

La pataleta de Almodóvar

Cine

Almodovar-cabecera

Pedro Almodóvar y su hermano Agustín han pedido la baja «definitiva» en la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de España por su total «desacuerdo con el sistema de votación, así como otros aspectos que rigen el funcionamiento de la entidad, tales como la falta de información en cuanto al número de participantes en las distintas votaciones»… Bla, bla, bla. Su productora, El Deseo, aseguró ayer que solicitaron la baja a finales de diciembre del 2004. Justo cuando el éxito rotundo de la película Mar adentro en los Premios Goya estaba en boca de todos. No hace falta ser muy avispado para ver que estamos ante una pataleta del cineasta y el productor, que se fueron con las manos vacías en el último certamen cinematográfico. ¿Por qué cargan ahora las tintas contra la Academia y no lo hicieron, por ejemplo, el pasado verano? ¿Por qué esperaron hasta después de la gala del cine español para dar esta noticia? La sensación desde fuera es que todo es fruto de un rebote monumental del director manchego, con ciertas dosis de arrogancia y mal perder. Y sólo una semana después del sonoro fracaso en los Goya de su película La mala educación. Así de simple.

La noche meiga de Sampedro

Cine, Galicia

«Mar adentro» arrasa y consigue 14 premios Goya. Como ya se esperaba, la película «Mar adentro», protagonizada por Javier Bardem, arrasó en los Premios Goya y logró catorce estatuillas. 14 premios de 15 nominaciones. Galicia fue también protagonista en la gala del cine español al ser premiados los actores gallegos Celso Bugallo, Mabel Rivera y Tamar Novas, la peluquera Mara Collazo, así como el productor Julio Fernández. La obra de Alejandro Amenábar obtuvo hace sólo seis días un Globo de Oro y ahora carga las pilas de cara al gran objetivo: ganar el Oscar a la mejor película extranjera. Basada en la historia del tetrapléjico gallego Ramón Sampedro y rodada en Galicia, la película es un canto a la vida que merece ser escuchado. Animo a los que la critican sin haberla visto, a que hagan justamente lo contrario. Que opinen después de verla. La noche fue de Sampedro. Y de sus meigas…

LHD :: Bullicio mediático