Bocazas

España

Será que uno se va haciendo mayor y, por tanto, más irritable con ciertas cosas. Desde las más pequeñas estupideces hasta situaciones que desbordan mi yo interior. Son tan pocas como repetitivas. Entre ellas hay una que impera, que domina esa ola de cabreo interno y que provoca que autotapone mis oídos. Me refiero a los bocazas, esos grandes personajes siempre mal informados que constantemente aleccionan al resto sobre esto o aquello. Suelen hablar en voz alta, gesticular como nadie y su especialidad es comentar cualquier asunto A TORO PASADO, como buenos listillos que son. Sus coletillas son «ya decía yo» o «se veía venir». Su aspiración, llamar la atención. Sus conocimientos, básicos, como su educación. Sus intenciones, que le escuchen hasta en el edificio de enfrente. Su satisfacción, enmudecer cualquier sala. Su deseo, que nadie aporte datos o argumentos. Y su gran temor, que nadie les escuche. Por eso gritan y gritan hasta conseguir que el resto de los presentes asientan con sus cabezas todas las sandeces que diga, sin dejar de pensar «este/esta es tonto/tonta de remate»… Va por ellos/ellas.

——–


6 comentarios

  1. Nacho, me pregunto en quién te habrás inspirado para escribir este simpático y certero post.

    [Reply]

  2. Roy, conozco a tantos como dedos en mis manos 🙂

    [Reply]

  3. El autor ha eliminado esta entrada.

    [Reply]

  4. Reunion de Corublogs proximo Sabado 07/02/09 a las 5 de la tarde en Coffee Breaks, Centro Comercial El Papagayo Coruña, avisa a quien puedas. nos vemos

    [Reply]

  5. Este tipo de gente nos abarrota , simplemente , en una conversación de 5 personas , 2 hablarán sobre cosas que no tienen conocimientos , etc , es un echo claro , que las personas las hay de dos formas :- Nose no hablo- Nose habloAunque las segundas , acaban diciendo información que igual es totalmente erronea , o que a la gente les da la risa cuando les escucha.

    [Reply]

  6. Jajajaja, muy bueno, Nacho. Totalmente de acuerdo contigo. Un fuerte abrazo.Luís

    [Reply]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *