Armas de ilusión masiva

Infancia, Mundo real

Ya esta aquí. Llega la noche de los sigilos, de los ruidos por todas partes, de las puertas alocadas, de los temores y los miedos. Arranca la penumbra más mágica del año con trasiego de personas, regalos y bondades. Con nocturnidad y alevosía habrá un bombardeo de felicidad en todas las esquinas. Será a escala planetaria y con armas de ilusión masiva. La noche más esperada será larga para todos. Por esperada y deseada. Al despertar, las ojeras se cambiarán por coloretes de euforia, chispas en los ojitos y gritos y más gritos de alegría. Los auténticos Reyes Magos serán los niños, esos renacuajos y locos bajitos que siempre nos arrancan una sonrisa, una carcajada. Es su día y el de todos los que puedan. Felices Reyes.

 

Enya – Only Time


8 comentarios

  1. Felices Reyes a todos. Con tu permiso, pasa a http://www.revistaecclesia.comUn abrazo

    [Reply]

  2. Es la expresión de un amor profundode padres a hijos y por añadidura , del que nos tenemos (o deberíamos tenernos) los unos a los otros en nombre del aquel bebe fragil y poderoso .Señal del Amor que Dios nos tiene, que acaba de nacer.

    [Reply]

  3. En primer lugar, muy bueno el comentario que trata con precisión un acontecimiento íntimo en cada casa y universal porque se celebra en muchas partes del mundo. En segundo lugar, el tratamiento de la noticia está muy cuidado. No he leído hasta el momento ninguna otra información sobre el tema de semejante calidad.

    [Reply]

  4. Gracias por vuestros comentarios y apoyos. El texto me salió de dentro, que es por donde deambula el alma.

    [Reply]

  5. Y + IVA también ;)Preciso post, Nacho.Un saludo.

    [Reply]

  6. Quería decir ‘precioso’ y me salió ‘preciso’. Luego me di cuenta de que eran ambas cosas también.Un saludo.

    [Reply]

  7. Los que estamos como una cabra, pero que no somos precisamente bajitos (ni en edad ni en estatura) seguimos disfrutando con los Reyes. Y aunque me he convertido en paje real hace ya siete añitos, sigo teniendo la misma ilusión y comedura de tarro que tenía de pequeña, que me hace saltar de la cama a horas intempestivas sin necesidad de despertador. Y saber que dentro de mi zapato habrá tantas cosas, que estarán desparramadas por los alrededores, y que me pasaré el día recogiendo envoltorios, plásticos y lazos, me hace llenar el cuerpo de pura alegría. Y por muchos años. Gracias Nacho, por darme la definición exacta de felicidad.

    [Reply]

  8. Perfecto, nacho, una no tan bajita pero igual de ilusionada. Felices Reyes, para ti también.

    [Reply]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *