Aquí nadie tiene culpa de nada

Crisis, Economía, España, Policrispación, Qué país

La crisis de la avaricia está entrando en una interesante fase: los megagestores empiezan a rendir cuentas ante los micrófonos del Congreso y -como expertos que son en escurrir siempre el bulto- echan balones fuera. Es más, aplican eso de «yo no tuve la culpa, pregúntele a mis antecesores», dejando claro que ellos estaban allí para cobrar dabondo calentando simplemente el asiento. Desde Gayoso, hasta Rato, pasando por Elena Salgado, aquí nadie tiene culpa de nada. Que la crisis financiera española que estamos pagando con el sobreesfuerzo de todos vino por generación espontánea, vamos hombre. Nos cabreamos hoy con esto y nos cabrearemos mucho más en los próximos días. Muy insultante el comprobar cómo estos pájaros y pájaras de altos vuelos destripan al contrario con un cero de autocrítica que ya no sorprende a nadie. La cosa estallará cuando alguno de los que se sientan señalados empiece a hablar más que claro, por aquello de limpiar como sea su nombre. Atentos pues, que hay carroña para rato.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *