21 años sin Ayrton Senna

Deportes, Motor

senna hero

La Fórmula 1 vuelve a meterse de lleno en ese carril lento que convierte al deporte más televisivo y tecnológico en uno de los más aburridos y previsibles. Tanta electrónica y tanta telemetría se están cargando una modalidad automovilística que nos hizo vibrar a varias generaciones desde el cuarto de estar cuando los coches eran monoplazas rápidos y fiables. Cuando imperaba la astucia y el pilotaje. Cierto que ha mejorado mucho la seguridad (bienvenida sea), pero tanta sofisticación y tanto ERS y ayuda externa han minado la fiabilidad de muchos monoplazas que de forma absurda pasan más tiempo fundidos en boxes que arreando en el circuito. Ilógico que en pleno siglo XXI suceda esto y que lo único que importe sea el coche, no las manos que lo pilotan.

Llevamos 21 años sin Ayrton Senna, posiblemente el mejor piloto de la historia, y somos muchos los que echamos de menos aquellas trazadas magistrales en mojado, aquellas batallas de principio a fin, aquellas carreras de infarto en las que de lo último que se hablaba era de los ingenieros.

Lejos quedan estas escenas que desbordan pasión, coraje y espectáculo frente al desencanto actual de una Fórmula 1 que piensa muy poco en sus aficionados.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *