Archivo: Jul 2016

Hoy nos lo hemos pasado muy bien

Infancia, Mundo real

Hoy nos lo hemos pasado muy bien

No hay mejor forma de despedir el día que escuchar a tus hijos antes de dormir: hoy nos lo hemos pasado muy bien. Al unísono, sin segundas intenciones y con esa sinceridad aplastante de dos homiños de 8 y 10 años para quienes su madre y su padre aún son el centro del universo. Hoy nos lo hemos pasado muy bien nada tiene que ver con el dinero, ni con la tecnología, ni con los caprichos, ni siquiera con los mimos rebuscados. En absoluto. Tiene que ver con el cariño mutuo, con el afecto, con los besos y abrazos, con el estar estando, con el sonreír y jugar con ellos, con hablarles y, sobre todo, escucharles. También con la disciplina, hacerles pensar y poner las cosas en su sitio, que en el fondo les encanta. Hoy nos lo hemos pasado muy bien es un piropazo inigualable que justifica el trabajo más agotador, intenso y fructífero del mundo: ser padres en permanencia, no en apariencia. 

Buenas noches. 

El placer de «afotar»

Fotografía, Instagram

RRAtardecer desde el Obelisco Millenium, en A Coruña

 

Antes las ciudades se pateaban y cafeteaban. Ahora se fotografían a todas horas gracias a las cámaras con teléfono e internet que okupan bolsos y bolsillos y que, sin complejos, ya son nuestro sexto dedo. Yo no escapo del placer de «afotar» de vez en cuando mi entorno, especialmente los atardeceres veraniegos de esta esquina atlántica a la que todo el mundo quiere regresar. Lo dicho: un placer compartido.

No a los perfiles falsos

Internet, Redes sociales

No a los perfiles falsos

Las burradas que se publican constantemente en redes sociales confirman que es necesario mejorarlas para que no se admitan perfiles falsos y aplicar mano dura contra los pirómanos digitales que confunden libertad de expresión con libertad de agresión. Preocupa que personas bien formadas y educadas provoquen incendios en todas las redes sociales en las que están por el simple hecho de herir sin dejar rastro, de tirar piedras y esconder la mano. Si hay lío, muchos cierran su cuenta y montan otra nueva con un perfil falso. La buena educación ya no vale para estos casos porque sencillamente la aparcan gracias a ese anonimato y esa obsesión por hacer daño. Cuánto cobarde y miserable.

Identidad digital asociada a un DNI

Es un tema viejo y muchos ya apuntamos desde hace tiempo que hay que luchar por una identidad digital única asociada a un DNI con la libertad de poner el nombre o avatar que quieras. Que Facebook, Twitter, Google+, Instagram, etc, se pongan de acuerdo y sólo den acceso a identidades digitales únicas y verificadas. Es querer hacerlo, nada más. La clave es que cualquiera pueda ser detectado rápidamente cuando escupa una salvajada en Internet y asuma así las consecuencias. Eso hará que la gran mayoría de incendiarios se piensen un poco lo que escriben, que no viene mal.

Pirómanos digitales

Si seguimos así, si no se hace nada, los pirómanos digitales matarán poco a poco las redes sociales, tan contaminadas, cuestionadas y noticiosas hoy en día. Ejemplos de excesos y agresiones verbales hay, por desgracia, a patadas… Y nunca mejor dicho lo de patadas.