Archivo: Jul 2013

La Voz es el diario con mayor puntuación en Klout

Comunicación, Medios, Redes sociales

Klout, el medidor de influencia en Twitter y otras redes sociales, coloca a La Voz de Galicia por delante de los principales diarios españoles. En los criterios que rigen los diagnósticos de Klout no se valora el número de seguidores o de mensajes sino la influencia real en la comunidad, tanto de la propia red social como en otras redes. Klout analiza más de 400 variables procedentes de su integración con las redes sociales más populares como Twitter, Facebook o Google+, entre otras. La información que recoge se basa en tres apartados fundamentales:

Alcance real: Es la cantidad de personas reales a las que llegan tus publicaciones. Se eliminan cuentas con poca actividad, robots y spam.

Amplificación: Mide la probabilidad de que el contenido que publicas sea compartido o comentado.

Puntuación en la Red: Si las personas que reaccionan a tus publicaciones son consideradas influyentes, tu puntuación será más alta.

Vía HootSuite, esta es ahora la puntuación Klout de La Voz de Galicia, El País y El Mundo:

Volverán tiempos mejores

Futuro, Reflexionando

nafuente

Volverán tiempos mejores. Seguro. Tiempos en los que la gente válida volverá a ocupar puestos de mando. En los que el interés vuelva a ser general, por encima de la nefasta mediocridad y avaricia personal. Tiempos malos para los trepas y chupópteros. Tiempos en los que la buena intención y el esfuerzo personal cuenten más que los resultados. Tiempos en los que dejemos de ser un número. Tiempos en los que los jetas y chorizos sean una absoluta y perseguible excepción. En los que la autocrítica sea el pan nuestro de cada día. También la Justicia, tanto social como económica como laboral. Tiempos en los que dimitir rime con dirigir. Sin cortapisas ni cinismos. Tiempos de dignidad y equidad. De mucha humildad.

Tiempos en los que los reguladores regularán, los vigilantes vigilarán, los medios informarán, los bancos facilitarán, las empresas enriquecerán y los políticos servirán. A todos. Sin prejuicios ni rencores. Sin salvapatrias ni eróticas del poder. Tiempos de los que alegrarse y presumir. Tiempos para volver a la vida, para disfrutarla y compartirla. Que para eso estamos aquí abajo.

Eso quiero creer.