Archivo: Ago 2011

En la carrera de precios vamos como motos

España

Vamos como motos. Los precios de las viviendas se han multiplicado por 10 y los vehículos por 4. Por contra, el salario mínimo interprofesional sólo se adaptó al IPC. El siguiente gráfico aporta datos para argumentar y conversar con nuestros mayores sobre el esfuerzo salarial de cada época…

precios-1981-vs-2011-sm.jpg

Generado por: Actibva
Vía @pumarola

Semana 35

España

Arranca la semana 35, la última de vacaciones para muchos. En cuestión de horas o días millones de españoles volverán a la rutina de la rutina. Volverán a desayunar con malas noticias y, por tanto, con malas pulgas. Se les hablará de esa inmensa chorrada del síndrome postvacacional (si nos oyesen nuestros abuelos…). Intentarán entender por qué una Constitución intocable hasta ahora puede reformarse de forma exprés con un par de cafetitos exprés entre Zapatero y Rajoy. Millones de españoles volverán a la realidad de su trabajo con la incógnita de si tendrán paga extra esta Navidad. O si estarán en su puesto en seis meses. Los cinco millones de parados ni siquiera tendrán el privilegio de temer a perder algo porque lo han perdido todo. Lo suyo es miedo helado. No, no es pesimismo; es realismo.

Viene un otoño-invierno duro como pocos. Tanto en lo social, como en lo laboral, lo económico, lo político y lo psicológico. Tras el terrazeo y el colegueo veraniego vuelve la realidad. La más cruda. Regresan los dichosos reportajes sobre el peso de la mochilita escolar y los golpetazos de las suspensiones de pagos, los EREs y los ya no eres. Preparémonos para esa tormenta perfecta del 2011-2012. Con macrohuelgas incluidas porque los sindicatos despertarán de su gran cinismo. Gritarán en la calle lo que no se atrevieron a gritar en tres años. Cuánta progresía e hipocresía. No, no es pesimismo; es realismo.

El objetivo es que los de siempre salgan perdiendo y los otros de siempre sigan batiendo sus récords de beneficios. Venga, más pobres y más ricos. Y los de más arriba, las encorbatadas marionetas del Rey Dinero, seguirán discutiendo en una campaña electoral que volverá a ser mezquina, hueca y rastrera. Preparémonos para otra dosis de estado de malestar. No, no es pesimismo; es realismo.

Buen lunes.

Tecnoesclavos

España

Media tarde perdida para intentar activar el servicio web vía móvil de una entidad financiera que se está fusionando y que, por ello, está en pleno proceso de integración tecnológica. La cosa se complica cuando descubres que cada acceso a la web de ese futuro banco requiere una clave que te envían al móvil. Repito, cada vez que accedes a tu banco on line te envían una clave exclusiva… Dicen que por “motivos de seguridad” (a otros bancos accedes on line con tus claves de siempre y punto). El galimatías se duplica cuando descubres que ese mensaje a tu móvil nunca llega ni llegará. El cabreo se triplica cuando conoces la razón, cuando tu operador telefónico superstar te cuenta que tienes una tarjeta SIM (la cuenta principal) y dos micro-SIM (enchufadas al iPhone y al iPad de la empresa) y que los mensajes alfanuméricos (los que me envía el banco para la dichosa clave de acceso) sólo pueden ser recibidos en la tarjeta SIM, la misma que tengo guardada en mi mesilla de noche porque un servidor no está dispuesto a manejar dos móviles. Me niego. Lucho con la operadora pero me dice que no hay forma. Bueno sí; que la única solución es cambiar las tres tarjetas y por tanto mi número de teléfono, a lo que también me niego. Conclusión: quiero ver el saldo de mi cuenta bancaria o sus movimientos y el único recurso que me queda en estos momentos es bajar a verlos a un cajero automático. ¡¡Como en los años 80-90!!

Hoy más que nunca me he acordado de ese número de chorizos/delincuentes informáticos que asaltan y complican a diario nuestra vida digital y real. Me refiero a los que revientan webs y cuentas, obligando a poner tanto filtro de seguridad. Que les den varias veces.

Actualización: Después de varias llamadas y de darle muchas vueltas consigo evitar el dichoso SMS con la clave exclusiva gracias a un acceso seguro desde mi iPhone, previa descarga de una aplicación específica de la entidad financiera. Vamos, se riza el rizo, pero al menos dispondré de esa clave. Lo mejor de todo es que para llegar a la clave final tengo que teclear en el móvil una cifra que me facilita la web cuando accedo a ella. Todo un laberinto propio de tecnoesclavos vecinos de frikilandia. Imagínense semejante complicación para una persona que no domina la tecnocosa. En fin… un fuerte abrazo para esos pocos pacientes lectores que hayan llegado a este párrafo final y hayan entendido el asunto. Unos campeones.

Contravolanteando

España

Este espectacular vídeo de Ford rodado en los estudios Universal de Hollywood está causando furor en la Red. Ya suma más de cinco millones de visitas en menos de una semana:

Pésima imagen de España

España

Duele tanta intolerancia, falta de respeto e increpación hoy en Madrid en las horas previas a la visita del Papa. Es una pésima imagen de España que está dando la vuelta al mundo. Un claro paso atrás. Una clamorosa ausencia de tacto e inteligencia. Por provocar y por entrar al trapo. Lo peor de todo es que hay muchos intolerantes que presumen de tolerantes… con los suyos, claro. Se les ve a leguas.

#17A #JMJ #15M

Que no se repita.

La noche alfombra las ideas

España

La noche alfombra las ideas. Las recibe en silencio y a oscuras te invita a soltarlas. Como una ametralladora. Dicen que es insomnio. O desvelo. Yo creo que es paz buscada. La que pide el cuerpo y la mente, siempre inquieta. Es cuando uno mejor escribe, escucha y observa. Lo de la nocturnidad lo heredé de mis más de 12 años cerrando páginas y redacciones. De aquella vida al revés. Y no hay forma de que uno se desprenda del inmenso placer que es estar sin bullicio, sin griterío y sin aceleraciones. Desde la pausa junto letras sobre una pantalla. Las acaricio con nocturnidad y pleitesía. Las tecleo ahora en homenaje a esa noche que me sigue atrapando, que me sigue invitando a ser, no a estar. Bendito sosiego.

Buenas noches.

Las redes sociales no están «matando» a los blogs

España

En contra de lo que muchos piensan considero que las redes sociales no están «matando» a los blogs; más bien todo lo contrario. Cuanto más surfeo por redes sociales más claro tengo que las bitácoras son insustituibles y que, después de este boom del social media, volverá a resurgir la pasión por bloguear. Por varias razones:

1) Lo que escribes en un blog queda debidamente etiquetado y archivado; en una red social no. Desde Google cualquier búsqueda temática recala en webs o blogs, rara vez en Facebook, por ejemplo.

2) Cada post de un blog cuenta con una URL propia, lo que permite localizarlo rápidamente desde los buscadores o enlazarlo en cualquier blog o web.

3) En un blog lo que escribes permanece; en una red social tus ocurrencias se escapan tan rápido como tu timeline. Vamos, que lo que escribes “vuela” en cuestión de minutos/horas.

4) Gran parte de los lectores de blogs seguimos nuestras bitácoras favoritas vía RSS; no conozco a nadie que realice ese protocolo de seguimiento hacia una red social.

5) Un post escrito en un blog puede seguir generando debate meses o años después; una entrada en una red social suele pasar al olvido en cuestión de horas.

Ambas herramientas comunicativas son tan potentes como complementarias. Tan eficaces como adictivas. Pero no se matan. No lo olvidemos: son contenedores de contenidos, justo lo que les da sentido.