Archivo: May 2011

Apago el blog

España

De forma indefinida apago la luz del blog. Mi tiempo digital no da para más y es absurdo tenerlo así de abandonado. Seguiré batallando desde mi cuenta de Twitter (@nafuente) en tiempo real. Saludos a todos y supongo que volveré con más ganas
PD: Trabajo duro para que, por ejemplo, esta cifra de aquí abajo siga creciendo:

La Voz de Galicia on Twitter Counter.com

Qué mal titulamos…

España

arrasar.
(De rasar).
1. Allanar la superficie de algo.
2. Echar por tierra, destruir.
3. Igualar con el rasero.
4. Llenar de líquido una vasija hasta el borde.
5. Llenar o cubrir los ojos de lágrimas. U. t. c. prnl.
6. p. us. rasurar.
7. intr. Dicho del cielo: Quedar despejado de nubes.

Que yo sepa el PP no allanó nada, ni echó por tierra, ni destruyó, ni igualó con el rasero, ni llenó de líquidos, ni despejó nubes aunque su logo sea volador… Lo que sí hizo el Partido Popular fue cubrir anoche muchos ojos de lágrimas. Eso sí. A pesar de algunos titulares y textos en los que el PP «arrasa», el DRAE no engaña.

La hora de la revolución civil

España

Escribe Leopoldo Abadía:

«Cuando pasa algo, al principio no me entero. Luego, con la repetición de noticias, me voy fijando y profundizo un poco, sin exagerar.

Ahora estamos de elecciones. El sábado nos dedicaremos a reflexionar y el domingo votaremos.

Yo ya he empezado a reflexionar a ver a quién elijo entre esta maraña de señores y señoras que van diciendo cosas que no me interesan en absoluto. Leo lo que dicen, oigo lo que gritan, veo cómo se aplauden (a sí mismos), con qué cariño se abrazan y se besuquean y pienso, con frecuencia: “¡Lo que hay que hacer para poder llevar el cocido a casa!”

Dicen que estas elecciones son importantes. ¡Qué van a decir, claro! Dicen que son importantes en sí mismas (Ayuntamientos y Comunidades Autónomas) y fuera de sí mismas, porque las elecciones generales vendrán enseguida, con lo que conseguiremos, una vez más, que todos estos señores y todas estas señoras tengan el jugueteo garantizado, y cobrado, durante un tiempo, más o menos largo, en función de que las generales se anticipen o no.

Cuando estoy en pleno período de reflexión, me encuentro con las acampadas. Y como soy bastante inocentón, lo primero que pienso es que ya estamos como en Túnez o como en Egipto.

No quiero pensar que ya estamos como en Libia, o como en Bahrein, o como en Siria, porque allí andan a bofetada limpia y eso no me gusta.

Estos chicos de las acampadas eligen plazas. En Túnez fue una plaza y en El Cairo, otra. Parece que las acampadas se hacen mejor en las plazas. Yo, en Barcelona, también prefiero que vayan a la plaza Cataluña, porque si lo hacen en mi calle, que no es muy ancha, se organizaría un lío de tráfico y no podría llegar el taxi que, con tanta frecuencia, me lleva a la estación de Sants, a coger el AVE.

Es posible que alguno tenga curiosidad por saber a dónde me lleva la reflexión que estoy haciendo, y en qué punto del proceso reflexivo estoy. Digo que es posible, porque supongo que a la mayoría le importan tres pitos mis reflexiones y mis procesos.

Pienso que la revolución civil que mi amigo de San Quirico en tantos artículos, conferencias, entrevistas, etc. había reclamado y que en mis libros había anunciado, parece que hace acto de presencia con las manifestaciones de estos días. Lo llaman el movimiento “15M”, lo lían más con “Democracia Real Ya” y le intentan dar glamour internacional con el “Spanish Revolution”. Como dice Quim Monzó en La Vanguardia, eso da que pensar, porque parece que sea iniciativa de unos cuantos buenrollistas de esos que le llaman “noodles” a los fideos porque es más moderno.

Doy un aviso, para que no quede duda: a mí, todo lo que sirva para que en este país nadie se apoltrone ni se quede en casa acurrucado quejándose de la crisis, me parece fenomenal. Toda agitación pacífica y civilizada que aporte la decencia y la dignidad a las personas me parece fundamental»…

[+] Cotizalia.com

La calle estalla

España

Para tomar nota lo de la imparable #spanishrevolution. Mientras escribo esto la calle no calla. Más bien estalla. Varias ciudades españolas viven esta noche una acampada espontánea de gente harta de todo y de todos. Los mal bautizados como “ninis” de ninis nada. Han salido a la calle a gritar junto a miles de indignados y “quemados” sociales contra los políticos, los banqueros, contra el sistema tal cual. Exigen democracia real ya. O eso pregonan. Es la que algunos consideran como generación perdida, la que ha estudiado, la que se ha preparado, la que ha aguantado todo y sólo recibe a cambio más paro o sueldos basura. La calle estalla y no calla. Hasta el 22-M sacarán los colores y los honores a los que se creían dueños de ellos. Es la revolución nunca vista en España en los últimos 40 años. Y las redes sociales, con Twitter al frente, la están contando en tiempo real. Como para perdérselo. Buenas noches y buena suerte.

Miles de personas protestan en 50 ciudades contra los políticos
«Democracia real ya» hace reaccionar a los dos principales partidos