Archivo: Ago 2010

Pedaleando en un blog

España

Aunque lo suyo es el ciclismo profesional, le pega realmente bien a esto del 2.0 pedaleando fuerte desde un blog en La Voz de Galicia y desde Facebook. En plena Vuelta a España el corredor del equipo Xacobeo Davíd García Dapena (Marín-Pontevedra, 1977), cuando se baja de su bicicleta, usa a destajo su nuevo iPhone 4 para ofrecernos simpáticos posts, vídeos, fotografías y comentarios sobre lo que se cuece en la ronda española. El lugarteniente del líder del Xacobeo, Ezequiel Mosquera, no para de postear. Aquí, podéis ver un ejemplo de que la blogosfera no ha muerto precisamente, sino que va sobre ruedas:

«TVE esta siguiendo a Ezequiel toda la jornada de hoy. Nos despertamos con la cámara en la habitación. Entraron hasta la cocina»…
davidgarciablog
[+] A vueltas con La Vuelta

Rutina cansina

España

Vaya, ya empezamos a hablar de la chorrada del «síndrome postvacacional», ese gran reportaje periodístico que, junto al serial informativo de la vuelta al cole –con los cálculos del gasto medio por alumno y los sesudos estudios sobre el peso de las mochilas escolares–, nos cautiva cada fin de verano. Rutina, que rima con cansina.

No a la barra libre en los comentarios online

España

El profesor de Edición Periodística Miguel Ángel Jimeno (Universidad de Navarra) me ha informado de un interesante grupo de Facebook al que no he dudado ni un minuto en unirme. Por acertado y más que oportuno. Esta es la breve descripción del grupo: «Hay que dar un paso más en el periodismo digital para que la libertad de expresión no esté por encima del respeto, la responsabilidad y la ética profesional»… Completamente de acuerdo. ¿Te unes?

Por el control de la barra libre en los comentarios de publicaciones online

Más de uno de esos a los que tanto les gusta llevar siempre la contraria dirán que esta iniciativa en la Red no va a cambiar las cosas y que no sirve absolutamente para nada. Como tantas cosas en esta vida, señores. Por encima de todas las acciones inútiles gana por goleada el quedarse de brazos cruzados. Mejor hacer que no dejar hacer. ¿No?

Suerte pues al grupo de Facebook y a ver si entre todos debatimos/luchamos por que impere la templanza y la buena conversación en esta inmensa selva digital que a todos nos atrapa.

Actualización 1
22:06 horas. Este blog retoma la moderación de comentarios y anula la restricción a los usuarios no registrados. Los comentarios vuelven a quedar abiertos por completo, pero serán leidos por el administrador de La Huella Digital antes de publicarse. No se aceptarán aquellos textos cuyo contenido o enlaces sean ajenos al contenido de cada post o tengan tintes difamatorios, vejatorios o insultantes. Los comentarios que incumplan estas normas básicas no serán publicados. Por supuesto, son bienvenidas las opiniones respetuosas, que aporten argumentos y generen más debate.

Actualización 2
23:53 horas. Leo que Manuel Almeida lo deja más que claro: […] «Quienes insultan, atacan ‘ad hóminem’, descalifican, acusan gratuitamente, menosprecian o trollean a sus anchas, dentro o fuera de la Red, no están en ningún caso amparados por el derecho a la libertad de expresión, ni podemos cuestionar ésta por la acción de aquéllos. Quienes actúan y se manejan de esa manera no sólo se sitúan fuera de sus parámetros, no por encima o por debajo, sino decidida y beligerantemente frente a ella»…

Trolls babeantes y obsesos

España

[…] «En una página, a partir de determinado nivel de visibilidad, es imprescindible eliminar trolls babeantes, obsesos que llevan la contraria a todo lo que se expone, argumentos ad hominem, insultos, amenazas, off topics que aprovechan la mínima para llevar el tema a su tejado, spamastroturfing que pretende simular reacciones masivas ocultándose tras varias identidades de manera más o menos sofisticada. Descuidar la gestión de estos temas en función de una presunta libertad mal entendida implica dificultar la comunicación, enrarecer el ambiente, desincentivar la participación más valiosa y terminar favoreciendo la llamada “teoría de las ventanas rotas”»…

►► ¿Es posible el diálogo político en la red?, por Enrique Dans