Archivo: Dic 2009

Los «ojalás» del 2010

España

FELIZ AÑO ¿NUEVO? Ojalá que este 2010 sea nuevo, sea redondo como los números pares. Ojalá que los constantes optimismos económicos de Zapatero se cumplan finalmente y salgamos del pozo de la crisis. Ojalá que los políticos suban de nivel, hagan política, no demagogia, y se olviden de tanta policrispación y tanto «y tú, más». Ya cansan. Ojalá que los terroristas siembren por fin flores, en lugar de muertos, o que los violentos se traguen ellos solitos toda su ira. Ojalá que la salud y el amor estén por encima del Rey Dinero, que todo lo mueve y ensucia. Ojalá que los corruptos paguen hasta el último céntimo robado. Ojalá que Internet siga siendo una ventana de libre conversación ajena a Gobiernos e intereses mezquinos. Ojalá que en los próximos 12 meses la cola del paro se reduzca a la mínima expresión. En definitiva, ojalá que todos vuestros «ojalás» se cumplan en el 2010.

Después de las palabras, viene el mejor vídeo musical que he colgado este año en el blog. Bruce Springsteen interpretando el tema «The river». En mi opinión, es insuperable:

Imagen de previsualización de YouTube

¿La princesa de Google?

España

«ECHE O QUE HAI» es lo que decimos los gallegos cuando estamos muy resignados ante algo. Cuando rozamos la frustración. Es lo que hay. Es justo lo que pensé al leer en elmundo.es que Belén Esteban, la llamada «princesa del pueblo», va camino de convertirse en la princesa de Google, al ser uno de los personajes más buscados en Internet a nivel internacional, ocupando el segundo puesto a escala mundial entre los que mayor crecimiento han experimentado en el conocido buscador. En la última medición importante del año el nombre de Belén Esteban ha ascendido un 1.350% en Google tras su operación de cirugía estética. Según los datos que facilita Google Insights, el término más buscado en relación con «la popular estrella de la televisión española» es «belen esteban nariz», seguido por «nueva belen esteban» y «belen esteban fotos»… Ya puede estar el país patas arriba y con unos problemas socioeconómicos de campeonato mundial que el grueso de la masa social española –aunque la mayoría lo niegue– se refugia/ampara/divierte/cachondea con esta mujer de lengua muy larga y falda muy corta, cuyo único mérito es explotar hasta el hartazgo su condición de ex mujer del ex torero Jesulín. Exhausto que se queda uno.

Gracias a Telecinco –cadena especializada en amplificar toda telebasura e inmundicia viviente– y al megacontrato de al parecer un millón de euros anuales, los gritos de esta chica sin complejos entran en más cuartos de estar españoles de lo que sería aconsejable. Es muy patético, sí, pero eche o que hai. Y hasta que este personaje televisivo no se desgaste y desplome, hay mucha cuerda para rato. Por desgracia, también en Internet.