Archivo: Jun 2006

Nos pasamos de la raya

España

España es campeona de Europa y subcampeona del mundo en consumo de cocaína. Registra niveles alarmantes porque casi doblamos la media europea, según informa la ONU. Puestos a batir récords de vergüenza, mantenemos la plusmarca de ser la principal puerta de entrada de la coca en el Viejo Continente. La lacra de la cocaína es un vicio físico y moral que está destruyendo a nuestros jóvenes. Miles de vidas se apagan, se esnifan, mientras perdemos el tiempo con demagogias, estatutos, constitucionalidades, nacionalismos, localismos, buenismos, guerracivilismos, consumismos… Papanatismo mayúsculo ante un problema sin retorno. Alimentamos una generación de cocainómanos que no para de crecer y de enloquecer. De esos polvos blancos estos lodos. Un maldito cáncer blanco que sólo se ve cuando es demasiado tarde. Porque nos pasamos de la raya. A ver cuándo aprendemos que la felicidad no se aspira, se respira.

[Actualización, 17.23]
Sorprende ver que esta vergüenza nacional pasa desapercibida en muchas primeras páginas

De trepas y «lameculos»

España

Están en todas partes y siempre donde no tienen que estar. Suelen ser dicharacheros y zorros como nadie. Halagan al que tienen enfrente y, sin disimulo, ponen contra las cuerdas al resto. Su hábitat: allá donde no hay esfuerzo. Su estrategia: hablar y hablar. Sus presas: inviduos/as que pasaban por allí. Su profesión: cobrar. Su principal función: visitar despachos. Su coletilla: «lo que yo te diga». Su especialidad: colgarse medallas. Su pasión: halagar al superior. Su fobia: aprender. Su miedo: ser imprescindible. Su careta: la sonrisa. Abundan en el mercado laboral y se pasan horas y horas contando [o inventando] anécdotas profesionales. Pasean inquietos con papeles en la mano. Dan la tabarra como nadie, son habilidosos, no tienen vergüenza y manejan cualquier imprevisto con mucha mano izquierda. De compañerismo, cero patatero. ¿Para qué? El día que no están no pasa absolutamente nada. Son los llamados trepas o lameculos, esos personajes que sudan la gota gorda aparentando que trabajan. Esos trabajadores que ni hacen ni dejan hacer. Va por ellos.

[Actualización, 16.06] Se hacen eco de este post Menéame.net y Miguel Angel Nieto.

Sin saberlo

Blogosfera, La Huella Digital

Páginas 103-104 del libro La Revolución de los Blogs de José Luis Orihuela:

[…] «El verdadero poder de los weblogs y buena parte de la fascinación que ejercen, radica en que la gente los escribe “porque puede” (la tecnología está disponible), pero sobre todo “porque quiere” (les da la gana de poner en común cosas con los demás). No debe subestimarse nunca el poder de la “real gana” aunque resulte muy desconcertante. El periodista Nacho de la Fuente, autor de La Huella Digital, titula “Porque me da la gana” el post en el que explica sus razones para bloguear:

Más de uno me pregunta qué hago yo aquí, escribiendo un blog, sin cobrar un euro, quemando horas de sueño y tiempo libre, estrujando los sesos (con s) para sacar textos, esforzándome en actualizarlo todos los días, en darlo a conocer, en enlazar con más blogs, en contestar a comentarios, en conversar con los lectores, en ojear el número de visitas, en husmear dónde, cómo y cuándo pinchan aquí… Más de uno no lo entiende y, a veces, también me invade esa duda. Pues me explico. Escribo este blog desde hace ya 435 días por mi pasión por la información y la actualidad, porque lo necesito, por evitar que me oxide en esto de escribir, por desahogo mental, por engrasar el cerebro y la conciencia, por huir de rutinas, por intentar aportar mi gota al mar del buen periodismo, por irradiar pluralidad, por corresponder y satisfacer a los que pasan por aquí, por darle alguna vuelta a la tortilla informativa, por… Tantas, tantas y tantas razones me llevan a esta adicción al blogging. Pero hay una, sólo una, que es la más poderosa para cualquier humano, la más determinante, la que nunca hace dudar. Es simple, contundente e irrebatible. La pongo en el título.

La paradoja del escritor de weblogs consiste en que una actividad que se inicia normalmente por placer o distracción, para probar o por diversión, se acaba convirtiendo en un hábito que se integra repentinamente entre las rutinas cotidianas y termina formando parte de nuestra vida. El bloguer, finalmente, es alguien que vive bajo “el síndrome del próximo post”»…

____

Ya he plantado varios árboles, acabo de tener un hijo estupendo y, ahora, sin saberlo, he escrito una página en un libro.

El monólogo de ETA

España

Leyendo el último comunicado de ETA (documento PDF) uno vuelve a confirmar que los encapuchados confunden negociación con imposición, diálogo con monólogo, paz con ¡plaf!. Tantos muertos para llegar a esta simpleza, tanta sangre derramada inútilmente para que ahora vengan a decirnos lo que tenemos que hacer y deshacer. Cuarenta años de dictadura terrorista que se culminan en cuatro faxes [desde el alto el fuego] metiendo prisa. Y cizaña. Cuatro misivas sin autocrítica cargadas de crítica. Con textos así ETA da la razón a los más pesimistas e intransigentes. A los que no confían en proceso de paz alguno. Parece que los terroristas nunca se equivocan, no señor. Matan por sus «principios», sus libertades, su autodeterminación, su arrogancia, su infamia y sus genitales. Y parece que ahora toca ver quién los tiene más grandes…

Zumbados

España

Un sonido muy agudo invade las aulas de Estados Unidos, donde los adolescentes lo usan como tono de móviles aprovechándose de que sus profesores adultos no lo pueden oír. Conocido como «Teen Buzz» (frecuencia de los adolescentes) o «Mosquitotone» (zumbido del mosquito), permite a los alumnos utilizar su móvil en clase para mandarse SMS sin que sus profesores puedan detectarlo. El sonido fue desarrollado en Gales, bajo el nombre de «Mosquito Teen Repeller», con el fin de espantar a los muchachos que se reunían para perder el tiempo en los centros comerciales. [+] Entrebits

La paradoja es que el arma anti-adolescentes se ha vuelto contra los adultos. El molesto sonido se extiende en nuestro país. Se puede bajar desde la Red y sus propiedades incluso se explican en un blog.

ALT1040 :: Arma de sonido anti-adolescentes

Hiperinformación

España

Vivimos tiempos de hiperinformación, de exceso de noticias, de flashes informativos tan acelerados como superficiales. Tiempos en los que prima la urgencia sobre la forma y contenidos. Las noticias nos rodean por todas las esquinas y pululan en diferentes tonos y formatos en prensa tradicional, gratuitos, radio, televisión, medios digitales, confidenciales, blogs… Disponemos de tecnología a raudales, más canales de televisión, más interactividad, más textos, hipertextos, imágenes… El barullo mediático es como un gran hipermercado en el que cada uno mete en su carrito intelectual el producto informativo que le place, gratis o de pago. Hay cierta obsesión por informarse e informar, por comunicar, por saber qué se cuece. Muchas veces las informaciones nos invaden sin presentarse. Entran en nuestra rutina con celeridad de forma machacona y agresiva. Tan de repente que ni dejan rastro. Tan fulgurantes que no sabemos siquiera dónde las vimos o leímos…

A veces agota tanto dato, tanto suceso, tanta réplica y contrarréplica. Es cuando viene el momento del zapping, cuando surge el hartazgo hacia la última hora, cuando se recurre al sosiego de no saber nada. La paz del desinformado. Ese que desconecta del mundo exterior, se autoimpone unas dosis de no-información. Sé de algunos que de vez en cuando cambian de chip y hacen esa terapia de desconexión. La necesitan y les resulta saludable. Me cuentan que en su regreso a los mass media disfrutan mucho más desayunando su mejor periódico, clickeando sus páginas digitales o escuchando y viendo sus programas favoritos. En vacaciones lo probaré. Y prometo [no juro] no escribir nada por aquí.

LHD :: Dieta informativa