¿La princesa de Google?

España

«ECHE O QUE HAI» es lo que decimos los gallegos cuando estamos muy resignados ante algo. Cuando rozamos la frustración. Es lo que hay. Es justo lo que pensé al leer en elmundo.es que Belén Esteban, la llamada «princesa del pueblo», va camino de convertirse en la princesa de Google, al ser uno de los personajes más buscados en Internet a nivel internacional, ocupando el segundo puesto a escala mundial entre los que mayor crecimiento han experimentado en el conocido buscador. En la última medición importante del año el nombre de Belén Esteban ha ascendido un 1.350% en Google tras su operación de cirugía estética. Según los datos que facilita Google Insights, el término más buscado en relación con «la popular estrella de la televisión española» es «belen esteban nariz», seguido por «nueva belen esteban» y «belen esteban fotos»… Ya puede estar el país patas arriba y con unos problemas socioeconómicos de campeonato mundial que el grueso de la masa social española –aunque la mayoría lo niegue– se refugia/ampara/divierte/cachondea con esta mujer de lengua muy larga y falda muy corta, cuyo único mérito es explotar hasta el hartazgo su condición de ex mujer del ex torero Jesulín. Exhausto que se queda uno.

Gracias a Telecinco –cadena especializada en amplificar toda telebasura e inmundicia viviente– y al megacontrato de al parecer un millón de euros anuales, los gritos de esta chica sin complejos entran en más cuartos de estar españoles de lo que sería aconsejable. Es muy patético, sí, pero eche o que hai. Y hasta que este personaje televisivo no se desgaste y desplome, hay mucha cuerda para rato. Por desgracia, también en Internet.


10 comentarios

  1. Vaya ¿No eras tú el que respeta a todo el mundo?

    [Reply]

  2. La persona que menos respeta a Belén Esteban es ella misma, al vender su vida y la de los suyos al mejor postor.

    [Reply]

  3. No veo que se le falte al respeto en ningún momento.Estoy totalmente de acuerdo con Nacho en su artículo y como siempre lo hace con el mayor de los respetos.Enhorabuena anticipada Nacho por ese cibercumpleaños próximo ¡¡¡¡

    [Reply]

  4. Bien, entonces la lista de los que no respetas se amplía: además de pederastas, etc, tampoco respetas a los famosetes que venden su vida. ¿Ves cómo todos tenemos ese tipo de fobias? Lo que es ridículo es negarlo ¿no crees?

    [Reply]

  5. Dicho por ti mismo:"salvo los delincuentes, pederastas, violadores, etc, TODO EL MUNDO ME MERECE UN RESPETO""nunca me verás escribir en el blog o en Twitter de una forma tan irrespetuosa"¿En qué categoría delictiva incluyes a esa señora y a esa cadena de TV?

    [Reply]

  6. Esteban, Telecinco –ya lo dije aquí muchas veces– es una cadena especializada en producir telemierda: http://lahuelladigital.blogspot.com/2009/12/mas-telemierda.htmlY a esta señora la podemos incluir entre la gente que vende exclusivas a los medios sobre su vida privada. Es decir, son ellos mismos los que no se respetan. Supongo que te queda claro.

    [Reply]

  7. Añado. Mi frase literal fue esta: "Nunca me verás escribir en el blog o en Twitter de una forma tan irrespetuosa sobre la libertad de conciencia y creencia del prójimo".No es bueno que la hayas cortado al final.

    [Reply]

  8. No fue mi intención cortar la frase, pero con eso parece que intentas desviar la atención.Sobre "la libertad de conciencia y creencia del prójimo", ¿se incluye respetar a los que ven o producen determinados programas de TV o a determinadas señoras de este tipo?Porque parece que esos/esas no merecen tampoco tu respeto.

    [Reply]

  9. ¿Respeto? Como personas, los consumidores de telebasura o Belén Esteban merecen aquel que dictan los derechos humanos. Sus actitudes o creencias se prestan a la libre opinión, y al menos a mi, NO ME MERECEN NINGÚN RESPETO en su condición de TRAGAMIERDAS o VENDEDORES DE SU INTIMIDAD. Claro que menos respeto aún me merecen los periodistas y responsables de que se dé eco público a esta gente que vive de sus miserias. Esto sí que le hace daño a la ''cultura del esfuerzo'', y no uno u otro partido político, la basura rosa es una perversión asquerosa de la meritocracia que debería ordenar nuestras sociedades. Encima de rentable a nivel de audiencia, es más barato que comprar o producir espacios de calidad, pero cada peseta que se lleva esa gentuza (presentadores y protagonistas) de la prensa rosa, es una peseta por la difusión de la burricie en España. A mi no me afecta, claro (salvo cuando, con mis impuestos, la demanda de telebasura produce GENTE o Corazón de…Igartiburu), sin embargo, me produce un enorme asco y una profunda tristeza. Dicho esto, Belén Esteban no se merece ni esta entrada de blog. Es una bola de nieve en la que todos nos lamentamos de la popularidad de esta señora que vive de su chumino y de sus divagaciones incoherentes, pero la tenemos todo el día en la boca, o en el teclado, aunque sea para criticar otras cosas. Deberíamos, sencillamente, IGNORARLA.Saludos.

    [Reply]

  10. ¿Qué sería de los moralistas sin los pecadores?Por cierto, enhorabuena a ti y a todos los padres que ya pueden ELEGIRRR EN LIBERTAT idioma en las escuelas de sus propiedades, perdón, de sus hijos.

    [Reply]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *