¿Dedocracia?, no gracias

España, Política

¿Dedocracia?, no gracias

No me gusta Vox ni respiro como ellos, pero defenderé hasta la muerte su derecho a ser partido y a defender políticamente sus ideas. Esto es una democracia, no una dedocracia. Digo esto porque en las últimas semanas se leen y escuchan reflexiones preocupantes de columnistas, políticos y ciudadanos del montón que van de demócratas y, en el fondo, no aceptan a los partidos que no son de su cuerda. Nuestros padres y especialmente nuestros abuelos lucharon duro para que hoy estemos cómodamente instalados en un sistema de libertades, donde cada uno puede votar y opinar lo que quiera. Prefabricar o diseñar la democracia según nos convenga es un ejercicio peligroso de falta de respeto al que no piense como tú. Que haya partidos de ultraizquierda, izquierda, centroizquierda, ¿centro?, centroderecha, derecha o ultraderecha es sencillamente sanísimo. Sí, ultraderecha también. Ya lo deja bien clarito la Real Academia Española: democracia es una “doctrina política según la cual la soberanía reside en el pueblo, que ejerce el poder directamente o por medio de representantes. Una forma de sociedad que practica la igualdad de derechos individuales, con independencia de ideologías, etnias, sexos, credos religiosos, etc”.

Democracia particular

Otra cosa es que la mediocridad política que abunda ahora en España dispare de forma preocupante los partidos ultras, tanto de izquierda como de derecha, pero ese es otro cantar, eso forma parte del juego político. Disparidad de canditatos que representan a disparidad de ideologías y formas de solucionar o empeorar las cosas. Si algo nos asusta, tenemos las urnas para intentar tumbarlo. Pero lo que nunca podemos es sugerir que se prohíban partidos o ideologías por el simple hecho de que no se ajustan a nuestra democracia particular. Eso es ir contra la democracia y sus principios. Como bien apunta la viñeta de Forges que acompaña a este post, a veces dan ganas de huir, de escapar de tanto trepa y oportunista, de una clase política que en general da pena. Pero cuando escapemos corriendo del país, al menos dejemos atrás un sistema abierto de partidos y una democracia madura, no infantiloide. El tiempo y el sentido común ya harán el resto poniendo a cada uno en su sitio.

Un mundo irreversiblemente digital

Comunicación, Periodismo

Un mundo irreversiblemente digital

Reflexiona José Luis Orihuela:

«La tecnología ha alterado el ecosistema informativo desplazando a los medios y a los periodistas de la función exclusiva de la intermediación editorial. Las redes tienen la capacidad de definir la agenda pública de un modo mucho más inmediato y global del que podía hacer el periodismo […] Las empresas de medios, como las de muchos otros sectores, están abocadas a abrazar el mantra de la transformación digital. Tienen que repensar y rediseñar toda su cadena de valor para adaptarla a un mundo irreversiblemente digital, y tienen que hacerlo mientras sus operaciones “analógicas” sigan reportando ingresos. Pretender explotar las ventajas del viejo entorno hasta su agotamiento sin apostar en serio por sus alternativas, es un camino directo al fracaso».

[+] ecuaderno

Tenemos que vernos más… tenemos que desconectar

Mundo real, Publicidad

Tenemos que vernos más… tenemos que desconectar

El fabricante gallego de licores Ruavieja ha lanzado esta sensacional campaña de Navidad. El resultado de su experimento da mucho que pensar. Mucho.

Desconectar para volver a conectar

30/11/2018 > Once días después Ikea lanza un anuncio navideño con una idea similar: Desconectar del mundo digital para volver a conectar con el mundo real.

Otro estupendo spot que también se está difundiendo a tope por móviles, tablets, TV, redes sociales, medios, blogs… Vaya, vaya. Mira tus pantallas porque te vamos a contar que debes huir de las pantallas.

Contradicción… adicción… dicción… on… off…

¡A todas las unidades!

Europa, Mundo real

¡A todas las unidades!

¡A todas las unidades! Se ha desatado una ola de alarmismo desmesurada. ¡Traigan todas las mangueras, cañones de espuma y extintores posibles cuanto antes! Aunque los focos de alarmismo están bien identificados, ¡ojo!, porque no paran de expandirse y hay que actuar ya. Por ahora hemos localizado fuertes turbulencias alrededor del Brexit, Cataluña, los partidos, el populismo, la corrupción, los jueces, las medidas contra el cambio climático, la migración, la crisis que no termina… Afortunadamente, el alarmismo no se percibe tan fuerte en la calle y todas las unidades podrán circular libremente por ellas para apagar los focos incendiarios. Suelen estar allí donde hay micrófonos, teclados, corbatas y trepas. Muy especialmente donde se dice todo y se hace nada.

Que no cunda el pánico

Hay esperanza. Mientras las redes y la opinión publicada arden de alarmismo, todo sigue funcionando (más o menos) como siempre. Desde la Sanidad hasta la Educación, pasando por las fábricas y las oficinas. Europa sigue en marcha gracias a su gente anónima y trabajadora, gracias al saber estar y soportar de la inmensa mayoría, esa que habla votando y pone y quita Gobiernos. Que no cunda el pánico.

Menos gasolina, por favor

España, Policrispación

Menos gasolina, por favor

Desde hace días tenía pensado escribir un post bajo este título pero no encontraba un hueco. El motivo es la preocupante crispación que hay en la calle, la política, las instituciones, los medios, la judicatura, Facebook, Twitter, los grupos de WhatsApp, las tertulias, los entornos familiares… Sí, vivimos en España una etapa de alta tensión sociopolítica por múltiples motivos y por ello es necesario hacer un llamamiento a la reflexión y a la calma. Bajar la policrispación reinante y pensar más en frío. Hoy desayunamos con la preocupante noticia de que un francotirador ha sido detenido por planificar el asesinato del presidente del Gobierno Pedro Sánchez. Este es el arsenal que tenía en casa el individuo:

Esa noticia debería hacernos pensar a todos, especialmente a los políticos y los medios, en qué medida cada uno de nosotros podemos relajar el ambiente. Conversar, reflexionar y respetar en lugar de agitar, torpedear y pisotear. Menos gasolina, por favor. Venga.

El personaje más ocultado y citado, según convenga

Corrupción, España, Qué país

El personaje más ocultado y citado, según convenga
Villarejo durante una entrevista en La Sexta

El comisario Villarejo pasará a la historia reciente de España por ser el personaje más ocultado y citado, según convenga. Sus grabaciones-basura sacan a la luz la inmundicia que nos rodea y el profundo deterioro que sufren las instituciones españolas. Desde la Monarquía y la Justicia hasta los partidos, pasando a vuelo rasante por el poder auténtico, el económico, ese que va de mosquita muerta pero aletea encima de todo dejando claro de quién es el zumbido.

Si es cierto que el siniestro Villarejo ha grabado estos años a unas 200 personas influyentes queda putrefacción y estupefacción para todos. Hay cuerda para rato y los disparos serán en todas las direcciones, que de eso se trata: grabar lo indecible para chantajear y cobrar lo indecible. Si hoy proclamas que es una vergüenza que unas grabaciones ilegales pongan en jaque a tu amado líder político, en pocas semanas aplaudirás por lo bajinis esas grabaciones putrefactas que ponen a caer de un burro a tu enemigo. Y viceversa claro.

Así estamos: entre fuego grabado y cruzado mientras el país se dedica a despotricar a destajo en lugar de avanzar. Spain is different… and depressing… and absurd.

Los sélficos pluscuamperfectos se cabrean

Publicidad

Los sélficos pluscuamperfectos se cabrean

Me parece sencillamente genial este anuncio. A pesar de que los sélficos pluscuamperfectos se cabrean. Este spot es un canto contra lo políticamente correcto, contra el egoperfeccionismo que nos invade, contra el postureo permanente en busca de la sonrisa, el cuerpo y el instagram perfectos. Un anuncio que te deja clavado, pensativo, en mi caso sonriente, con tanta vida loca, loca loca. Un estupendo y necesario tortazo al mamoneo actual. No lo veas mucho porque esa música de Pancho Céspedes te perseguirá las próximas semanas. Aviso.

PD: Y no. Volkswagen no me paga por este post. Ya me gustaría.