La Voz de Galicia
11 años de blog

El placer de «afotar»

Fotografía, Instagram

RRAtardecer desde el Obelisco Millenium, en A Coruña

 

Antes las ciudades se pateaban y cafeteaban. Ahora se fotografían a todas horas gracias a las cámaras con teléfono e internet que okupan bolsos y bolsillos y que, sin complejos, ya son nuestro sexto dedo. Yo no escapo del placer de «afotar» de vez en cuando mi entorno, especialmente los atardeceres veraniegos de esta esquina atlántica a la que todo el mundo quiere regresar. Lo dicho: un placer compartido.

No a los perfiles falsos

Internet, Redes sociales

No a los perfiles falsos

Las burradas que se publican sobre el fallecido torero Víctor Barrio y su familia confirman que necesitamos una mejora en nuestras redes sociales para que no permitan perfiles falsos. Y también mano dura contra los pirómanos digitales que confunden libertad de expresión con libertad de agresión. Preocupa que personas bien formadas y educadas provoquen incendios en todas las redes sociales en las que están por el simple hecho de herir sin dejar rastro, de tirar piedras y esconder la mano. Si hay lío, muchos cierran su cuenta y montan otra nueva con perfil falso. La buena educación ya no vale para estos casos porque sencillamente la aparcan gracias a ese anonimato y esa obsesión por hacer daño. Cuánto cobarde y miserable.

Es un tema viejo y muchos ya apuntamos desde hace tiempo a luchar por una identidad digital única asociada a un DNI con la libertad de poner el nombre o avatar que quieras. Que Facebook, Twitter, Google+, Instagram, etc se pongan de acuerdo y sólo den acceso a identidades digitales únicas y verificadas. Es querer hacerlo, nada más. La clave es que cualquiera pueda ser detectado rápidamente cuando escupa una salvajada en Internet y asuma así las consecuencias. Eso hará que la gran mayoría de incendiarios se piensen un poco lo que escriben, que no viene mal. Pero si seguimos así, los pirómanos digitales matarán poco a poco las redes sociales, tan contaminadas, cuestionadas y noticiosas hoy en día.

Un tercio de indecisos

España, Política

Un tercio de indecisos

Esta noche empieza la fiesta de la campaña electoral del 26-J. Fiesta para los políticos y sus comitivas, que el resto ya estamos más que hartos de tanto discurso vacuo, postureo mediático y sonrisa acartonada. El barómetro del CIS arroja hoy un importante dato del que apenas se habla: un tercio de los que van a votar (el 32,4% exactamente) no tienen decidido su voto a sólo 18 días de las elecciones. Repito: un tercio. Pasmado se queda uno con la cantidad de tertulianos y politólogos (surgen como setas) que ya están sacando inapelables conclusiones del CIS sin tener en cuenta que ese pelotón de indecisos son los que al final quitan y ponen gobiernos. Como siempre. Por eso queda mucho partido por jugar, mucha campaña que tragar y mucha marcha atrás, esa que siempre rasca escandalosamente y nos saca los colores cuando la engranamos mal.

Pueden ser nuestros hijos

Europa, Internacional, Solidaridad

Pueden ser nuestros hijos

Sigue el horror en Siria y sigue el pasotismo absoluto de la Unión Europea hacia la tragedia humanitaria de los refugiados. Escapan del horror de la guerra, pueden ser nuestros hijos y las megainstituciones occidentales no hacen nada. Todo espeluznante y cabreante. Con estos vídeos Save the Children simula y escupe esa cruda realidad desde los ojos de una niña británica de 11 años que, claro, no entiende nada y lo sufre todo. Inmensa vergüenza ajena: