Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es

25-M, ¿voto de castigo para el Gobierno de Rajoy y lección para las elecciones gallegas?

25 de marzo de 2012 a las 22:42

Ya pasó el 25-M. Ya votaron Andalucía y Asturias. El PP ha ganado en la comunidad más poblada de España, pero ha sido una dulce derrota. Javier Arenas, en su cuarto asalto a la presidencia de la Junta andaluza, se ha quedado corto. Cincuenta diputados no le permitirán gobernar. Le supera, con mucho, la suma de los 47 diputados del PSOE y los 12 de Izquierda Unida (en clara tendencia al alza). Si se ponen de acuerdo (que se pondrán), la marea popular no alcanzará el sur de Despeñaperros. El mapa político autonómico no pintará una de sus casillas más grandes de azul.

Fallaron las encuestas. Casi todas pronosticaban una holgada victoria popular al borde o más allá de la mayoría absoluta.Y no ha sido así. El PSOE (que lleva 30 años gobernando allí, acusa numerosos escándalos y, en general, está en un mal momento) ha perdido bastantes votos, pero esto no es noticia. Si lo es que los haya perdido el PP. Por cientos de miles. Doscientos mil papeletas se han evaporado desde las autonómicas del 2008. Y casi medio millón desde el gran triunfo de Rajoy el 20-N (aunque esta es una comparación menos fiable, son diferentes tipos de elecciones) .

¿Hay un voto de castigo contra la política de austeridad y las reformas que el PP ejecuta desde Moncloa? Así lo cree el Wall Street Journal, que empleó el siguiente titular Austerity Frames Spanish Regional Vote. Así parecen indicarlo las altas cifras de abstención, que son generales, pero que también afectan especialmente a las plazas fuertes del PP. No es habitual en un escenario en el que un  partido que aspira a protagonizar un gran cambio.

¿Puede ser una muestra de desgaste prematuro? Si es así, habrá que estar atentos a los dos grandes eventos que acechan en el calendario político: la huelga general y la revelación de los presupuestos generales del Estado para este año (encapuchados hasta Semana Santa). Y también a la próxima gran cita electoral que se vivirá en España: las elecciones autonómicas gallegas.

Alberto Núñez Feijoo ha repetido varias ocasiones que no adelantará los comicios. Si cumple, serían en marzo del 2013. Pero, ¿se atreverá a aguantar tanto y someterse al veredicto de las urnas con el legado de recortes que debe hacer el Gobierno del PP? ¿Habrá adelanto para evitar competir cargando con la gran losa de la reducción del déficit público y la política de austeridad? ¿Y si Andalucía ha marcado el camino?

General
Escrito por César Rodríguez 6 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Prueba

13 de marzo de 2012 a las 22:13
General
Escrito por César Rodríguez 2 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

El largo viaje político de Manuel Fraga, el hombre que siempre tuvo algo más que decir

16 de enero de 2012 a las 9:16

Escribí esto para La Voz sobre la muerte de Fraga. Podéis leerlo aquí en su versión original.

Benito Ordóñez

Ha muerto Manuel Fraga. Con su desaparición, la escena política española pierde a uno de sus actores más longevos y relevantes de los últimos cincuenta años. Fraga (Vilalba, 1922) comenzó su vida pública en 1951, durante los años más ominosos de la dictadura franquista. Y la termina como exsenador de un régimen democrático que el mismo contribuyó a consolidar y a diseñar.

Aperturista en el tardofranquismo, padre de la Constitución a finales de los 70, jefe de la oposición en los 80, presidente de Galicia con mayoría absoluta desde 1989 hasta el 2005, senador hasta el fin de sus días

El currículum de Fraga es muy extenso. Y su figura muy conocida. Incluso a nivel popular. ¿Las razones? Su larga trayectoria pública, siempre inclinada a la derecha y en la que abundan los gestos populistas (como el famoso baño de Palomares) y su discurso, casi siempre rotundo y ametrallador, a veces autoritario, en ocasiones llamativo en las formas, y, por momentos, sorprendente hasta la incorrección política.

Fraga fue un animal político puro. Su vida giró en torno al poder. Lo persiguió con ahinco y tenacidad durante sesenta años. Su búsqueda le proporcionó numerosas recompensas. También varias decepciones. La primera, no ser elegido por el Rey para dirigir la transición política. Él, que personificó como nadie el principio reforma sin ruptura que impregnó el proceso democratizador en España, que había sido el ministro que simbolizó el aperturismo de la dictadura, fue postergado en beneficio de otro hombre del regímen con menos historial, Adolfo Suárez.

Le tocó reinventarse. Se arrimó a otros supervivientes y emprendió una particular travesía del desierto solo aliviada por su participación en la redacción de la Constitución de 1978. Su suerte empezó a cambiar en 1981. En Galicia.

Su suerte cambió en 1981, en Galicia

Las primeras elecciones autonómicas de la historia de la comunidad tuvieron lugar ese año. El partido dirigido por Fraga, Alianza Popular (AP), presentó, procedente del galeguismo histórico, al médico compostelano Gerardo Fernández Albor. Pero fue el vilalbés quién lideró una campaña que terminó, contra pronóstico, con los populares en la presidencia de la Xunta.

Un año después, los socialistas arrasaron en las elecciones generales. La formación hasta entonces mayoritario en el espectro del centro derecha, la UCD, se hundió. Fraga logró más de cien diputados y se erigió como jefe de la oposición. Volvió a asaltar la Moncloa, por última vez, en 1986. El PSOE conservó su hegemonía y AP se estancó como segunda fuerza política.

Nueva decepción. Tocaba un cambio y una renovación. Fraga dejó las riendas del partido y se fue, como eurodiputado, a Bruselas. Dijo adiós para siempre a su gran sueño, gobernar España. Pero aquello no fue una retirada. Tuvo que volver para rescatar y refundar su partido. Nació el actual PP. Y el vilalbés fijo su objetivo en Galicia.

Desembarco en Galicia

En 1989 se presentó a las elecciones autonómicas. Llegó, vio y venció. Con mayoría absoluta y por un diputado. Inauguró entonces, con mil gaiteiros sonando y atronando en el Obradoiro de Santiago, una larga etapa al frente de la comunidad autónoma.

Durante algo más de tres lustros años dirigió de manera enérgica, a veces vehemente, los destinos de la comunidad. Y el país sufrió una gran transformación y modernización en un proceso facilitado por los fondos de convergencia provenientes de la Unión Europea y la adquisición de nuevas competencias procedentes del Estado.

El resultado final de su gestión arroja claroscuros, importantes avances, apuestas muy difíciles de justificar como el complejo de la Ciudad de la Cultura de Santiago y una opinión pública dividida.

Una legión de partidarios y numerosos detractores de su gestión en la Xunta

Fraga contó con una legión de partidarios que cultivaron una imagen de hombre providencial, casi caudillista, y también con numerosos detractores.

Durante todo este tiempo, «Don Manuel» se mantuvo como un actor de primera fila en la política española. Convertido al autonomismo, se convirtió en un un referente, una figura de autoridad con opiniones propias, con propuestas singulares como la de crear una administración única, una política exterior con gestos cariñosos hacia el castrismo cubano, y con numerosas discrepancias con el que fue su heredero político en España, José María Aznar.

El fraguismo, que parecía eterno, sufrió una enorme erosión en los meses que siguieron al naufragio del petrolero Prestige en a Costa da Morte el 13 de noviembre del 2002. Fraga, casi octogenario, tuvo que prescindir de su sempiterno y nunca proclamado delfín, Xosé Cuiña.

Derrota en el 2005: No hubo nueva concentración de gaitas en el Obradoiro

Tres años después, rodeado de rumores sobre su precario estado de salud, compitió como cabeza de cartel en las elecciones autonómicas. Había ganado los cuatro procesos electorales anteriores (1989, 1993, 1997 y 2001) con mayorías absolutas. Pero en el 2005 no pudo ser. No hubo nueva concentración de gaitas en el Obradoiro.

En unas elecciones muy reñidas y cargadas de suspense por el voto emigrante, el de Vilalba venció, pero no hubo mayoría absoluta. Por un escaño. Un bipartito presidido por Emilio Pérez Touriño tomó el relevo del veterano político. La oposición no dejó pasar la oportunidad para poner fin al implacable y asfixiante rodillo impuesto por Fraga desde la Xunta en sus años de hegemonía.

Perdió el poder. Y a sus 82 años pudo marcharse para casa, pero decidió seguir en la política, aún a costa de tener que marcharse de Galicia, donde quedó al frente del partido Alberto Núñez Feijoo.

Etapa como senador

Fue designado senador en Madrid. Allí, en la capital del Estado, en una cámara menor que nunca cumplió la función planteada por la Constitución que ayudó a redactar, cumplió su labor parlamentaria de manera intachable. Madrugaba, asistía a los plenos, y opinaba sobre los grandes temas de actualidad cada vez que un periodista le acercaba un micrófono. Lo hizo, en su última etapa vital, con un discurso libre, aún más incorrecto, aunque siempre leal a su partido, el PP.

Solo la muerte puso fin al largo viaje, no exento de virajes, que fue la vida pública de un hombre muy capaz al que le gustaba mucho mandar y que siempre tuvo algo más que decir. Y punto.

General
Escrito por César Rodríguez 3 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Geniales Ricardo Costa y su casio de plástico

15 de diciembre de 2011 a las 8:55

Genial Ricardo Costa (el de la #Gürtel). Fue a declarar en el caso de los trajes en el que se le juzga a él y a Francisco Camps con un reloj Casio de plástico. Lo cuenta el Diario Levante, que muestra la siguiente foto de la agencia EFE.

Una de las claves del juicio es el supuesto regalo de un reloj por parte de la trama al exsecretario general del PP valenciano.

Costa en el juicio

Juan Carlos Cárdenas (EFE)

General

Escrito por César Rodríguez Comentar
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Poco se puede decir ya de lo que pasó el 20-N. Fue un triunfo sin paliativos del Partido Popular (loado sea Rajoy). Y un desastre con mayúsculas para los socialistas (caigan toda la furia del cielo sobre Zapatero y Rubalcaba).

Ahora toca un breve interregno -un mes no es demasiado- en el que sobran las prisas y no faltan las peticiones de saltarnos las leyes -Arias Cañete ya la ha realizado- para, una vez más, apaciguar a unos mercados insaciables. Y no se puede hacer, no se debe hacer. Supondría perder toda la dignidad de un país que se ha encomendado a Mariano Rajoy y al PP, que concentra más poder gubernamental que ningún partido en el pasado reciente, pero que no sabemos cuál será su alcance real.

Escrito por César Rodríguez

El carisma sobrevenido de los presidentes

20 de septiembre de 2011 a las 8:11

Ayer Rajoy presentó oficialmente su libro de memorias. Para valorar la obra, Julia Otero citó a Sabino Fernández Campo: «Lo que puedo contar no tiene ningún interés… y lo que tiene interés, no puedo contarlo». Pero el acto fue un éxito.

Nada atrae más a la gente que el poder o la perspectiva de tenerlo. Por eso el pontevedrés será -si se cumplen los pronósticos- el gran hombre de los próximos meses. No lo duden, el 21-N hasta le descubriremos el carisma a Rajoy. Todo el que supuestamente no ha tenido desde su primera derrota electoral en el 2004.   Si se lo encontramos en su día a Zapatero (básicamente, soso y educado) y a Aznar (antipático y enérgico) todo es posible.

General
Escrito por César Rodríguez 2 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Las  encuestas pronostican una rotunda victoria del PP el 20-N. La última, la de Metroscopia para El País, también. Sitúa a los socialistas 14 puntos por debajo de los populares. Pese a los vaticinios demoscópicos, aún hay en el PSOE  quién considera que no tienen todo perdido. Y otros ya han reservado, pase lo que pase, billete a Galicia.

Escrito por César Rodríguez

Ayer la Sexta emitió una película cargada de mensaje. Se llama John Q, la protagoniza Denzel Washington, que encarna a un padre desesperado porque su hijo necesita un trasplante de corazón y, sin altos ingresos, no puede pagarlo (en Estados Unidos).

El filme es toda una lección (#sindinerotemueres) para no tomarse a la ligera las propuestas de recortes en Sanidad y también para  recordar las puertas para la desigualdad que puede abrir un simple copago.

Escrito por César Rodríguez

Nos creíamos Baviera y estábamos en Babia: 365.000 gallegos emigraron en las dos últimas décadas, según cuenta Carlos Punzón hoy en La Voz

Escrito por César Rodríguez

Dice Rajoy de una supuesta falta de acción policial contra los #indignados: «La prudencia es una muy buena virtud, pero no puede convertirse en pasividad». Que se aplique el cuento. En muchos aspectos.

Escrito por César Rodríguez
Página 3 de 4812345...102030...Última »