Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es
Juego de Tronos

Archivo para ‘General’ categoría

Adiós a Enrique Meneses

7 de enero de 2013 a las 14:50

Se ha muerto el histórico reportero Enrique Meneses, que, entre otras hazañas, cubrió la revolución cubana.
Podéis conocer más sobre su trayectoria en esta entrevista que le hizo la revista JotDownSpain (http://www.jotdown.es/2012/04/enrique-meneses-el-futuro-son-los-bloggers/). En el pasado distinguió este blog con algún comentario: descanse en paz.

General
Escrito por César Rodríguez Comentar
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Un escalón para el nuevo (y viejo) gobierno de Feijoo

2 de diciembre de 2012 a las 20:22

Hay un calificativo que le viene como anillo al dedo a los gobiernos pasados, presentes y ¿futuros? de Feijoo: han sido, son y serán (al menos a corto plazo) presidencialistas.
Todo gira alrededor del solitario inquilino de la residencia presidencial de Monte Pío. En él recaen todo el peso político, la atención mediática y la popularidad. A cambio los conselleiros quedan reducidos a figuras de segundo nivel, desconocidas (por vocación, ¿por perfil?) para la mayoría de la población sobre la que gobiernan (las encuestas de conocimiento y valoración no dejan lugar a la duda sobre este aspecto), condenadas, salvo honrosas excepciones, al semianonimato.
Esta condición -la de falta de notoriedad pública- la comparten los conselleiros veteranos y la flamante incorporación al Consello de la Xunta, Francisco Conde, hasta la fecha asesor del presidente, y que tendrá competencias sobre Economía e Industria, un departamento capital para intentar conseguir el crecimiento que proclamó Feijoo como objetivo en su discurso de investidura.
Se presupone que Conde -exprofesor de estructura económica, estudioso de las instituciones comunitarias- tenga línea directa y plena sintonía con su jefe. También deberá tenerlas con el ya vicepresidente Rueda.
Oficializada con estos galones la condición de número dos del Ejecutivo, el político pontevedrés ocupa un escalón intermedio en esa pirámide tan estrecha (en la cima) y tan vertical que es el Gobierno de la Xunta. Por lo tanto, debe acaparar más protagonismo, demostrar su mayor peso político y mejorar su popularidad. La mano del Rey debe estar preparada para gobernar si el monarca (Feijoo) debe marchar a la guerra más allá de Pedrafita, pongamos (y solo supongamos) que hablo de Madrid.

Elecciones gallegas
Escrito por César Rodríguez Comentar
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

El debate de Feijoo y Pachi Vázquez, cada uno su razón

8 de octubre de 2012 a las 22:08

Los debates electorales volvieron veinte años después a la política autonómica en Galicia con un intercambio de cifras, proclamas ideológicas y reproches entre Alberto Núñez Feijoo y Pachi Vázquez.

Por momentos fue un diálogo de sordos. En ocasiones, una partida de ajedrez con ambos jugadores enrocados tras parapetos construidos con chuletas, fotos, cartas desde México, eslóganes y apelaciones a lo que pasa fuera de Galicia. Aunque parezca extraño, se nombró menos a Rajoy que a Andalucía. No faltaron algunos de los temas candentes en la recién iniciada campaña: Pémex, los recortes, los posibles pactos postelectorales, la cuestión lingüística… Se invocó continuamente el pasado. Se habló poco de futuro. Al menos en términos concretos. Y tampoco fue mencionado uno de los frentes informativos que más han llamado la atención en las últimas semanas: la trama de corrupción descubierta con la operación Pokémon.

Ambos  esgrimieron cifras: Pachi Vázquez  las absolutas que demuestran que Galicia está peor que antes de la crisis; Feijoo las relativas que colocan a la comunidad en posición ventajosa dentro del sistema autonómico español.

Discutieron sobre cómo le fue a Tony Blair, pero los líderes de los dos principales partidos gallegos coincidieron en no abordar un tema capital a medio y largo plazo para el futuro de Galicia: el pronunciado declive demográfico. Sin duda, defendieron con vehemencia cada uno su razón, pero no fue una lucha de gigantes. ¿Y quién fue el mejor? Pues depende. Hay opiniones para todos los gustos. Las hubo en twitter durante el debate. ¿Las habrá mañana en algún bar? Los periódicos harán su valoración, pero la pregunta definitiva es: ¿alguien habrá decidido cambiar el sentido de su voto para las elecciones gallegas tras ver el debate?

Elecciones gallegas, General
Escrito por César Rodríguez 2 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

La parrilla de salida para las elecciones gallegas del 21 de octubre

4 de octubre de 2012 a las 21:59

El Gran Premio de Galicia, que se disputará en las urnas gallegas (y esta vez no en las tortuosas vías del voto emigrante) el 21 de octubre, ya tiene su parrilla de salida. Las escuderías (los partidos politicos) ya han determinado en esta precampaña cuáles son los bólidos (candidatos) con los que competirán en la carrera por atraer la atención del electorado y alcanzar las metas propuestas. No todos tienen las mismas aspiraciones. Tampoco el mismo motor o equipamiento.

El PP, que parte en la pole, tiene el mejor coche (una mayoría absoluta en O Hórreo) y el conductor más popular (Feijoo es el candidato más valorado en todas las encuestas), pero el dueño de la escudería (Rajoy) no atraviesa por su mejor momento y arrastra un profundo descrédito. Apenas aparecerá por la campaña. Solo le vale la victoria. Por mayoría absoluta. En cualquier escenario postelectoral que no suponga una sorpresa, no tendría aliados para gobernar. Solo en el improbable caso de que Mario Conde y su Sociedad Civil y Democracia irrumpan en el Parlamento podrían echarle una mano. Pero cualquier acuerdo es de momento política-ficción.

Posición 2009:  1º | 38 escaños  Aspiraciones 2012: 1º | al menos 38 escaños

El PSdeG arranca en el segundo lugar de la parrilla de salida, un poco escorado a la izquierda. El piloto es veterano, ha pasado por otras escuderías, y va a darlo todo, pero le falta popularidad, y a su equipo le falta cohesión tras un proceso de elaboración de listas agitado y conflictivo, donde quedaron laminados los últimos restos del touriñismo. Muy pocos contaban hace cuatro años con que Pachi Vázquez estuviera al volante. Es la única alternativa a Feijoo para la presidencia, aunque necesita tres cosas para ello: que su partido crezca, que el PP no alcance la absoluta y que pueda pactar con las fuerzas nacionalistas presentes en el Parlamento. Llega desgastado por la trama de corrupción descubierta en la operación Pokémon, que ha provocado la dimisión del alcalde de Ourense.

Posición 2009: 2º | 25 escaños Aspiraciones 2012: 2º | Mínimo 25 escaños

En la segunda línea de la parrilla figura el bólido del BNG. Por primera vez en muchos años, el Bloque ya no es la casa común del nacionalismo.
Ha sufrido dos escisiones y ha perdido a un referente histórico, Xosé Manuel Beiras, pero ha renovado el equipo  y confía para llevar el volante en un piloto  trabajador, el hasta hace muy poco diputado en Madrid Francisco Jorquera, que no goza de la popularidad de los anteriores cabezas de cartel nacionalistas.

Su pelea es doble, por un lado intentará sacar un buen resultado para poner fin a la mayoría absoluta del PP; por el otro, defender su hegemonía en el espectro ideológico nacionalista y su buena posición tradicional entre los votantes de izquierdas. Su trayectoria electoral en los últimos años  -donde se limitó a conservar su posición de tercera fuerza política- no invita al optimismo, aunque a su favor juegan su capacidad de organización y el carácter reconocible de sus siglas, muy consolidadas a lo largo de estos años.

Posición 2009: 3º | 12 escaños Aspiraciones 2012: 3º | Mínimo 12 escaños

Un poco por detrás del Bloque, y muy a la izquierda de la parrilla,  se sitúa el Michael Schumacher de estas elecciones, Xosé Manuel Beiras. El veterano líder nacionalista obtuvo en su día los mejores resultados históricos del BNG, que con él de cabeza de cartel llegó a ser segunda fuerza política gallega. Ahora vuelve al primer plano de la política como referente de la Alternativa Galega de Esquerdas, una coalición formada por Anova -los nacionalistas de izquierdas escindidos del Bloque capitaneados por Beiras-, Esquerda Unida -una formación al alza en España que, con Yolanda Díaz y Juan Fajardo como principales aspirantes a diputados, quiere ser por fin parlamentaria en Galicia-, Equo y Espazo Ecosocialista. Los dos primeros partidos aportan el motor y los pilotos; los dos segundos, la pluralidad que permite rebautizar a la coalición como la Syriza gallega.

¿A qué aspiran? Por lo lo bajo, a entrar en O Hórreo y alterar el mapa político gallego tras saltar acrobáticamente la famosa barrera del 5%. Por lo muy alto, a entrar en el podio y ocupar el puesto del BNG. Serían felices si consiguieran un puñado de escaños y Feijoo no gobernara en Galicia. Si se confirma su aparición, será el ocaso de veinte años de tripartidismo en Galicia.

El otro partido-amalgama formado en el espectro ideológico nacionalista tras la ruptura del BNG es Compromiso por Galicia.  No tan escorado hacia la izquierda, tienen un coche con menos atractivo mediático que la Alternativa Galega, con la que escenificó unas complicadas negociaciones con idas, vueltas, trampa y cartón. Cualquiera de sus pilotos, Xoán Carlos Bascuas, el exsenador Pérez Bouza, Rafa Cuiña o Iván Marrube, parten de una posición difícil. Sus expectativas electorales son una incógnita. Pero llegar a la meta de O Hórreo rompería los pronósticos de casi todos los analistas y sondeos.

Otros bólidos presentes en la carrera están más destinados a hacer ruido que a correr con posibilidades de entrar en el selecto club parlamentario. Son los de Mario Conde, que compite en la provincia de Pontevedra (que tiene un supuesto escaño bailarín) con un proyecto muy personalista y al que el PP ha dedicado una notable atención; el de la UPyD de Rosa Díez, liderada por el compostelano José Canedo y cuya pujanza en España no tiene reflejo en Galicia; y el de partidos gallegos como Converxencia XXI (liberales ) y formaciones más alternativas.

Elecciones gallegas, General
Escrito por César Rodríguez 2 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Adiós a Carrillo, un referente para la izquierda, un demonio para la derecha; mal jugador del juego de tronos y figura determinante en la transición

18 de septiembre de 2012 a las 19:40

Ha muerto Santiago Carrillo. Su voz ronca, su discurso sensato y su mirada tan zurda como lúcida se apagaron para siempre a los 97 años en su casa de Madrid. Carrillo, en una foto del archivo de La Voz de Galicia

La noticia se supo por la tarde. Pasaban las cinco cuando dos tuits de dos políticos de Izquierda Unida, Antonio Cortés (de la ejecutiva federal de la coalición izquierdista, @antonioiu en Twitter) y de Alberto Garzón (diputado y valor político muy al alza, @agarzon en Twitter) pusieron a los medios sobre la pista del óbito. Todas las ediciones digitales de los medios de referencia cambiaron de repente sus planes. Se había ido una figura de talla estatal, un icono de la política del siglo XX, un superviviente de muchos de los conflictos que sacudieron la pasada centuria en España y en el mundo.

Carrillo era  un personaje discutido, con una trayectoria salpicada de luces y sombras. Siempre demonizado sus enemigos y despreciado en su día por muchos de sus antiguos partidarios, se ha ido como un referente para la izquierda, respetado por una mayoría que se había acostumbrarlo a oirlo en los medios desde que se retiró de la lucha partidista.

La historia de Carrillo es larga y está trufada de controversia desde sus comienzos en la agitada vida política y bélica de la II República enfrascada en la Guerra Civil (siempre ha sido discutido su papel en la matanza de Paracuellos) hasta sus maniobras desde el exilio y en la oposición exterior al franquismo. Pasó de la órbita de la Unión Soviética al Eurocomunismo sin perder su condición de enemigo público número uno para el régimen.

Carrillo fue determinante en la hoy tan cuestionada transición. Desde la clandestinidad y  al frente del Partido Comunista facilitó la reforma democrática sin ruptura con el franquismo que pilotó Adolfo Suárez. Aceptó la monarquía y renunció a intentar restaurar la legalidad republicana hecha trizas con la guerra.

Su rol -fundamental- para evitar un alzamiento militar no le proporcionó réditos electorales: en las elecciones de 1977 y 1979 el PCE quedó muy por detrás del PSOE, que se convirtió en el primer partido de la oposición. Fueron dos derrotas sin ambages.

Los comunistas de Carrillo, que fueron determinantes para la llegada de la democracia, no jugarían un papel fundamental en su desarrollo. Al menos no desde el Gobierno. Y tampoco desde la jefatura de la oposición. Reducida su fuerza parlamentaria a un puñado de diputados, Carrillo aún fue protagonista en el golpe de Estado del 23-F. En una acción armada en la que peligraba su vida fue uno de los tres diputados que no se tiró al suelo.

Su gesto de desafío tampoco le ayudó en la siguiente cita con las urnas, la de las elecciones generales de 1982. El descomunal triunfo del PSOE de Felipe González y Alfonso Guerra (202 diputados) tuvo varias víctimas. Una de ellas fue el PCE, que solo obtuvo tres diputados. Cayó la cabeza de Carrillo. El líder histórico, el hombre que atravesó el desierto de la clandestinidad y el exilio, dimitió unos días después del varapalo. Y en el año 85 abandonó su partido de siempre, que tomaba otro rumbo hacia otras siglas, otros líderes y otros tiempos.

Animal político incansable, Carrillo lo intentó con otro partido, el PTE, pero volvió a fracasar. No sacó ni siquiera su escaño. Su trayectoria como líder político activo y relevante terminó.

Carrillo nunca se llevó muy bien con las urnas y tal vez fue un mal jugador del juego de tronos, pero gracias a su participación en los medios (siempre se consideró periodista), el tiempo y su capacidad oratoria, resurgió como referente para la izquierda. Aunque denostado hasta su muerte por un sector de la derecha, fue un político ejemplar: busco el poder con ahínco, y cuando más importó lo hizo de forma responsable; no lo consiguió. Y su trabajo nunca tuvo recompensa en las urnas. Pero sí de respeto. De los suyos. Y de muchos otros que nunca le hubieran votado. ¿Les parece poco?

General, Personajes
Escrito por César Rodríguez 3 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Dimite Esperanza Aguirre como presidenta de la Comunidad de Madrid

17 de septiembre de 2012 a las 13:24

Esperanza Aguirre ha comunicado a las dos de la tarde que dimite como presidenta de la Comunidad de Madrid y como diputada autonómica.
En una rueda de prensa la dirigente del Partido Popular ha explicado las razones de su sorpresivo abandono de la política. Ha aludido a la «enfermedad seria y grave» de la que está «presuntamente curada» (padeció un cáncer y tiene una revisión en unos días).
Esperanza Aguirre, visiblemente emocionada, ha dicho que no va a dejar la política de todo, pero sí que pasa a «segunda fila». También dejará las riendas del Partido Popular en Madrid. Su decisión, ha dicho, «no tiene vuelta atrás, esto es como cruzar el Rubicón».
Llevaba desde el año 2003 al frente de la comunidad de Madrid. Ignacio González, actual vicepresidente, se perfila como su relevo. El PP goza de una amplia mayoría absoluta en el parlamento autonómico.

Aguirre también ha sido ministra  (1996-1999) y presidenta del Senado (1999-2002).

General
Escrito por César Rodríguez 1 Comentario
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Adelanto electoral: la reválida de Feijoo, el 21 de octubre en Galicia

26 de agosto de 2012 a las 22:56

Alberto Núñez Feijoo no agotará la legislatura. Llamará a los gallegos a las urnas autonómicas para el 21 de octubre.
Ese mismo día también votarán los vascos en unas elecciones también marcadas por la crisis, pero convocadas en una situación política muy diferente: el lendakari gobierna en minoría y ha perdido el fundamental apoyo del PP vasco. En Galicia los populares tienen mayoría absoluta, pero temen al draconiano 2013, al desgaste que precipitan los recortes de Moncloa, al creciente hartazgo del país, a las consecuencias de tres años y medio de políticas de austeridad y a la grandísima erosión que aceleraría la aprobación de un presupuesto súper restrictivo para el próximo ejercicio. Como siempre, se habla de motivos técnicos. Como siempre, las razones son políticas. Y partidarias.
Por estas razones acude Galicia a las urnas en octubre. Y por otras, también muy importantes: el PSdeG no tiene tiempo para hacer las proyectadas primarias para elegir al mejor candidato -Pachi Vázquez será sí o sí cabeza de cartel, y lo celebra-; el BNG sí tiene un candidato, Francisco Jorquera, pero ha sufrido varias escisiones y ya no es la casa común del nacionalismo. Esas nuevas formaciones aún no han consolidado sus proyectos y su presencia en campaña aún está rodeada de muchas incógnitas. También el plan de Esquerda Unida de crear una Syriza a la gallega deberá resolverse pronto. Hay otros partidos en liza, pero salvo sorpresa mayúscula no lograrán salvar la barrera que en su día impuso Fraga para alcanzar uno de los 75 escaños a repartir (no hay tiempo para reducciones): el 5% de los votos válidos en una circunscripción.
Aunque habrá que estar muy atentos a posibles alianzas, Parece difícil que se rompa el tripartidismo tradicional en la política gallega. Aún así, habrá emoción. El factor crisis y el descrédito de la política pueden provocar movimientos poco predecibles en el Electorado. Y no está de más recordar que las dos últimas autonómicas celebradas en Galicia el triunfo -el Gobierno de la Xunta- se decidió por un solo escaño. Todos los votos contarán. También los de ultramar. Los emigrantes y sus descendientes suponen un porcentaje elevado del censo electoral. Y suelen respaldar -con un procedimiento para emitir su sufragio sembrado de trampas- siempre a quién gobierna en Moncloa.

Elecciones gallegas, General
Escrito por César Rodríguez 10 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Gerardo Conde Roa: hitos mediáticos de su breve y polémico mandato en Santiago

15 de abril de 2012 a las 20:15

Conde Roa en septiembreLa situación era insostenible. Hace más de diez días que la sociedad gallega reclamaba su adiós. El alcalde de Santiago no ha podido aguantar a la gravedad incontestable de su proceso judicial por defraudar a Hacienda: Gerardo Conde Roa abandonará mañana la alcaldía de la capital de Galicia.
Este padronés de larga trayectoria política y poco amigo de las medias tintas habrá durado menos de un año con el bastón de mando.

Su mandato ha sido breve, polémico, plagado de episodios mediáticos que han hecho inmensamente popular (casi siempre para mal) al futuro exrregidor, desencadenante en 1993 del famoso zapatazo parlamentario de Beiras.

Muchos dijeron en su día que no duraría mucho: desconfiaban dentro y fuera de su partido (el PP, que ahora debe afrontar el oprobio de tener que relevar a su regidor, pero que ha soltado lastre) de su modo desaforado de hacer política y de su complicada situación personal. Estaba en la ruina.

Ahí va una pequeña recopilación de hitos:

1. Primero fue el tiempo de espera antes de acceder a la alcaldía (hubo impugnaciones y recursos dado lo ajustado del reparto de votos para elegir al concejal que decidía quién gobernaría en Santiago)

2. Después varios exabruptos contra los indignados del 15-M.  «La Plaza del Obradoiro no está para ser un campamento okupa, llegó a decir incluso antes de llegar a la alcaldía.

3.  También levantó polvareda el nombramiento como jefe de gabinete de Ángel Espadas, exconcejal que tuvo que abandonar tras ser encontrado de noche parado durmiendo al volante en un semáforo y dar positivo por alcoholemia cuando era la mano derecha de Conde Roa en la oposición y mantenían un duro discurso antibotellón.

4. Intentó llevar una eliminatoria de la Copa Davis al inconcluso y aún más controvertido monte Gaiás. E intentó enamorar a los técnicos evaluadores subiéndolos a un helicóptero antiincendios para sobrevolar la Ciudad de la Cultura.

5. Insultó gravemente a un iluminador una noche en la ópera en Santiago por un guiño con el 15-M: le llamó «mamón» y casi llega a las manos con él. Asímismo intentó zanjar con un rotundo «No podemos pagar más actos culturetas» la controversia desatada por el recorte de fondos para centros socioculturales.

6. Protagonizó un curioso y algo excesivo baile navideño que ha provocado un sinfín de parodias en Youtube. Aquí podéis ver el original:

Imagen de previsualización de YouTube

7. Reclamó públicamente en varios foros que se cambiara el trazado del AVE para llevarlo a Lavacolla. La idea, aunque extemporánea en estos tiempos, tenía todo el sentido del mundo, pero Conde Roa se lo quitó al comparar su ejecución con la llegada del hombre a la Luna. Y se vio a si mismo en el papel de Kennedy.

8. Cobró fama y se convirtió en trending topic varias veces en twitter por intentar bloquear una actuación Leo Bassi en Santiago y explicarlo diciendo que el payaso le causaba «especial repugnancia». Esa condición de tema del momento la ha mantenido durante varios días desde que se conoció la denuncia de Hacienda contra él. El día en el que declaraba ante el juez, Leo Bassi desfilaba por la praza do Obradoiro más o menos vestido de gaiteiro, una indumentaria parecida a la que Conde Roa portó en las únicas fiestas del apóstol que presidió en Compostela.

Grandes oportunidades de quedarse callado

Estos y otros incidentes jalonan la trayectoria como alcalde  de Gerardo Conde Roa. Según confesó en su día en una entrevista, siempre ha perdido «grandes oportunidades de quedarse callado». También dejó claro entonces que no le gustaban los «políticos clónicos». Evidentemente, él no lo ha sido, pero  tendrá que salir por la puerta junto a la que posaba tan orgulloso. Y no podrá hacerlo con la cabeza bien alta: tiene que saldar cuentas con la justicia.

General
Escrito por César Rodríguez 7 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Conde Roa debe dimitir. Ya

6 de abril de 2012 a las 18:22

Gerardo Conde Roa no quiere dimitir. Pero tiene que hacerlo. Ya. Sin más dilación. No puede ser alcalde de Santiago (de la capital de Galicia) una persona que ha defraudado a Hacienda. Así de sencillo. Así de claro.
Un servidor público no puede tener pufos con el fisco. Ni ser sospechoso de tenerlos. Y menos aún cuando todo el aplastante peso de la crisis recae sobre los contribuyentes.
El IVA que supuestamente escamoteó el regidor del PP (casi 300.000 euros) equivale a la inversión del Estado para el puerto exterior de Ferrol en los flamantes Presupuestos.
Hay un expediente de Hacienda. Hay una querella de la Fiscalía. Hay un proceso judicial en marcha (Conde Roa está imputado y reconoce la deuda)… Y múltiples sombras sobre su trayectoria.
Es un escándalo político en toda regla. Con mayúsculas. Quizá el mayor desde el Prestige.
En otros países con más tradición democrática ya hubiera renunciado a sus cargos. Pero si no se quiere ir, su partido debe actuar y forzar su renuncia. En otras ocasiones a Alberto Núñez Feijoo no le tembló la mano. Si obra en consecuencia y precipita la renuncia del regidor compostelano, tendrá que aguantar muchas invectivas de la oposición y sufrir el consiguiente desgaste ante la opinión pública cuando habrá unas autonómicas en menos de un año, pero no perdería la alcaldía y soltaría lastre al desprenderse de una figura casi siempre envuelta en polémicas (alguna delirante) y follones, capaz de llamar la atención mucho más allá de Pedrafita y en el ciberespacio. Y que ha sido denunciado por delito fiscal. ¿A alguien le parece poca cosa?

General
Escrito por César Rodríguez 21 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

De políticas antiincendios y Estados ultramínimos

1 de abril de 2012 a las 17:30

En la carrera política de Alberto Núñez Feijoo hay una foto terrible. Aquella en que armado con una manguera de jardín y calzado con unos mocasines se puso a regar una zona afectada por un incendio forestal en Armenteira en el verano del 2006. Fue una «ingenuidad», declaró años después en una entrevista. Y un error.

Aquel verano los incendios se cebaron con Galicia. Los gallegos suspendieron la labor de muchos políticos relacionados con la gestión de la lucha contra el fuego. Zapatero y el conselleiro de Medio Rural Suárez Canal no se libraron del cate. Tampoco Núñez Feijoo, que resultó aún peor valorado que sus rivales, aunque no tenía competencias. Le hizo mucho daño una foto que sintetiza una vieja costumbre de la política gallega: para hacer oposición, bien valen los incendios y los malditos incendiarios.

Instalado Feijoo en San Caetano tras el 1 de marzo del 2009, la tortilla dio la vuelta. Y las acusaciones de falta de medios, de no realizar prevención, de no responder ante la amenaza de las llamas, de exigir la depuración de responsabilidades cambiaron de emisor y de  destinatario. ¿Es útil? Tanto como no dar información. Los incendios no se apagan solos por falta de aire informativo.

¿Por qué no hacer un pacto para sacar de la dialéctica partidaria la lucha contra el fuego y decidir entre las tres fuerzas parlamentarias (PP, PSdeG y BNG) un modelo autonómico para muchos años independientemente de quién gobierne? No hay mejor ocasión para ello que la tragedia de las Fragas del Eume. Poco más puede quemarse que tenga más valor simbólico/ecológico que el último bosque atlántico de Europa.

Habría que  tomarse en serio una lacra que afecta regularmente de forma implacable a una comunidad que vive en muchos sentidos de la imagen y la producción de su tierra. ¿Puede hacerse? Parece que no. ¿Por un problema de voluntad política? Sí, pero no es la única razón. En un Estado ultramínimo como el que proponen los mercados y el bloque Merkozy, cuya senda transitan los flamantes Presupuestos Generales del Estado, no ha lugar para dispositivos permanentes, bien preparados, capaces y coordinados, que pongan el acento en la prevención. Si todo lo medimos por su rentabilidad a corto plazo está claro: no son austeros.  Y punto.

 

General
Escrito por César Rodríguez 3 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net