Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es
Juego de Tronos

Archivo para ‘General’ categoría

Adelanto electoral: la reválida de Feijoo, el 21 de octubre en Galicia

26 de agosto de 2012 a las 22:56

Alberto Núñez Feijoo no agotará la legislatura. Llamará a los gallegos a las urnas autonómicas para el 21 de octubre.
Ese mismo día también votarán los vascos en unas elecciones también marcadas por la crisis, pero convocadas en una situación política muy diferente: el lendakari gobierna en minoría y ha perdido el fundamental apoyo del PP vasco. En Galicia los populares tienen mayoría absoluta, pero temen al draconiano 2013, al desgaste que precipitan los recortes de Moncloa, al creciente hartazgo del país, a las consecuencias de tres años y medio de políticas de austeridad y a la grandísima erosión que aceleraría la aprobación de un presupuesto súper restrictivo para el próximo ejercicio. Como siempre, se habla de motivos técnicos. Como siempre, las razones son políticas. Y partidarias.
Por estas razones acude Galicia a las urnas en octubre. Y por otras, también muy importantes: el PSdeG no tiene tiempo para hacer las proyectadas primarias para elegir al mejor candidato -Pachi Vázquez será sí o sí cabeza de cartel, y lo celebra-; el BNG sí tiene un candidato, Francisco Jorquera, pero ha sufrido varias escisiones y ya no es la casa común del nacionalismo. Esas nuevas formaciones aún no han consolidado sus proyectos y su presencia en campaña aún está rodeada de muchas incógnitas. También el plan de Esquerda Unida de crear una Syriza a la gallega deberá resolverse pronto. Hay otros partidos en liza, pero salvo sorpresa mayúscula no lograrán salvar la barrera que en su día impuso Fraga para alcanzar uno de los 75 escaños a repartir (no hay tiempo para reducciones): el 5% de los votos válidos en una circunscripción.
Aunque habrá que estar muy atentos a posibles alianzas, Parece difícil que se rompa el tripartidismo tradicional en la política gallega. Aún así, habrá emoción. El factor crisis y el descrédito de la política pueden provocar movimientos poco predecibles en el Electorado. Y no está de más recordar que las dos últimas autonómicas celebradas en Galicia el triunfo -el Gobierno de la Xunta- se decidió por un solo escaño. Todos los votos contarán. También los de ultramar. Los emigrantes y sus descendientes suponen un porcentaje elevado del censo electoral. Y suelen respaldar -con un procedimiento para emitir su sufragio sembrado de trampas- siempre a quién gobierna en Moncloa.

Elecciones gallegas, General
Escrito por César Rodríguez 10 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Gerardo Conde Roa: hitos mediáticos de su breve y polémico mandato en Santiago

15 de abril de 2012 a las 20:15

Conde Roa en septiembreLa situación era insostenible. Hace más de diez días que la sociedad gallega reclamaba su adiós. El alcalde de Santiago no ha podido aguantar a la gravedad incontestable de su proceso judicial por defraudar a Hacienda: Gerardo Conde Roa abandonará mañana la alcaldía de la capital de Galicia.
Este padronés de larga trayectoria política y poco amigo de las medias tintas habrá durado menos de un año con el bastón de mando.

Su mandato ha sido breve, polémico, plagado de episodios mediáticos que han hecho inmensamente popular (casi siempre para mal) al futuro exrregidor, desencadenante en 1993 del famoso zapatazo parlamentario de Beiras.

Muchos dijeron en su día que no duraría mucho: desconfiaban dentro y fuera de su partido (el PP, que ahora debe afrontar el oprobio de tener que relevar a su regidor, pero que ha soltado lastre) de su modo desaforado de hacer política y de su complicada situación personal. Estaba en la ruina.

Ahí va una pequeña recopilación de hitos:

1. Primero fue el tiempo de espera antes de acceder a la alcaldía (hubo impugnaciones y recursos dado lo ajustado del reparto de votos para elegir al concejal que decidía quién gobernaría en Santiago)

2. Después varios exabruptos contra los indignados del 15-M.  «La Plaza del Obradoiro no está para ser un campamento okupa, llegó a decir incluso antes de llegar a la alcaldía.

3.  También levantó polvareda el nombramiento como jefe de gabinete de Ángel Espadas, exconcejal que tuvo que abandonar tras ser encontrado de noche parado durmiendo al volante en un semáforo y dar positivo por alcoholemia cuando era la mano derecha de Conde Roa en la oposición y mantenían un duro discurso antibotellón.

4. Intentó llevar una eliminatoria de la Copa Davis al inconcluso y aún más controvertido monte Gaiás. E intentó enamorar a los técnicos evaluadores subiéndolos a un helicóptero antiincendios para sobrevolar la Ciudad de la Cultura.

5. Insultó gravemente a un iluminador una noche en la ópera en Santiago por un guiño con el 15-M: le llamó «mamón» y casi llega a las manos con él. Asímismo intentó zanjar con un rotundo «No podemos pagar más actos culturetas» la controversia desatada por el recorte de fondos para centros socioculturales.

6. Protagonizó un curioso y algo excesivo baile navideño que ha provocado un sinfín de parodias en Youtube. Aquí podéis ver el original:

Imagen de previsualización de YouTube

7. Reclamó públicamente en varios foros que se cambiara el trazado del AVE para llevarlo a Lavacolla. La idea, aunque extemporánea en estos tiempos, tenía todo el sentido del mundo, pero Conde Roa se lo quitó al comparar su ejecución con la llegada del hombre a la Luna. Y se vio a si mismo en el papel de Kennedy.

8. Cobró fama y se convirtió en trending topic varias veces en twitter por intentar bloquear una actuación Leo Bassi en Santiago y explicarlo diciendo que el payaso le causaba «especial repugnancia». Esa condición de tema del momento la ha mantenido durante varios días desde que se conoció la denuncia de Hacienda contra él. El día en el que declaraba ante el juez, Leo Bassi desfilaba por la praza do Obradoiro más o menos vestido de gaiteiro, una indumentaria parecida a la que Conde Roa portó en las únicas fiestas del apóstol que presidió en Compostela.

Grandes oportunidades de quedarse callado

Estos y otros incidentes jalonan la trayectoria como alcalde  de Gerardo Conde Roa. Según confesó en su día en una entrevista, siempre ha perdido «grandes oportunidades de quedarse callado». También dejó claro entonces que no le gustaban los «políticos clónicos». Evidentemente, él no lo ha sido, pero  tendrá que salir por la puerta junto a la que posaba tan orgulloso. Y no podrá hacerlo con la cabeza bien alta: tiene que saldar cuentas con la justicia.

General
Escrito por César Rodríguez 7 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Conde Roa debe dimitir. Ya

6 de abril de 2012 a las 18:22

Gerardo Conde Roa no quiere dimitir. Pero tiene que hacerlo. Ya. Sin más dilación. No puede ser alcalde de Santiago (de la capital de Galicia) una persona que ha defraudado a Hacienda. Así de sencillo. Así de claro.
Un servidor público no puede tener pufos con el fisco. Ni ser sospechoso de tenerlos. Y menos aún cuando todo el aplastante peso de la crisis recae sobre los contribuyentes.
El IVA que supuestamente escamoteó el regidor del PP (casi 300.000 euros) equivale a la inversión del Estado para el puerto exterior de Ferrol en los flamantes Presupuestos.
Hay un expediente de Hacienda. Hay una querella de la Fiscalía. Hay un proceso judicial en marcha (Conde Roa está imputado y reconoce la deuda)… Y múltiples sombras sobre su trayectoria.
Es un escándalo político en toda regla. Con mayúsculas. Quizá el mayor desde el Prestige.
En otros países con más tradición democrática ya hubiera renunciado a sus cargos. Pero si no se quiere ir, su partido debe actuar y forzar su renuncia. En otras ocasiones a Alberto Núñez Feijoo no le tembló la mano. Si obra en consecuencia y precipita la renuncia del regidor compostelano, tendrá que aguantar muchas invectivas de la oposición y sufrir el consiguiente desgaste ante la opinión pública cuando habrá unas autonómicas en menos de un año, pero no perdería la alcaldía y soltaría lastre al desprenderse de una figura casi siempre envuelta en polémicas (alguna delirante) y follones, capaz de llamar la atención mucho más allá de Pedrafita y en el ciberespacio. Y que ha sido denunciado por delito fiscal. ¿A alguien le parece poca cosa?

General
Escrito por César Rodríguez 21 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

De políticas antiincendios y Estados ultramínimos

1 de abril de 2012 a las 17:30

En la carrera política de Alberto Núñez Feijoo hay una foto terrible. Aquella en que armado con una manguera de jardín y calzado con unos mocasines se puso a regar una zona afectada por un incendio forestal en Armenteira en el verano del 2006. Fue una «ingenuidad», declaró años después en una entrevista. Y un error.

Aquel verano los incendios se cebaron con Galicia. Los gallegos suspendieron la labor de muchos políticos relacionados con la gestión de la lucha contra el fuego. Zapatero y el conselleiro de Medio Rural Suárez Canal no se libraron del cate. Tampoco Núñez Feijoo, que resultó aún peor valorado que sus rivales, aunque no tenía competencias. Le hizo mucho daño una foto que sintetiza una vieja costumbre de la política gallega: para hacer oposición, bien valen los incendios y los malditos incendiarios.

Instalado Feijoo en San Caetano tras el 1 de marzo del 2009, la tortilla dio la vuelta. Y las acusaciones de falta de medios, de no realizar prevención, de no responder ante la amenaza de las llamas, de exigir la depuración de responsabilidades cambiaron de emisor y de  destinatario. ¿Es útil? Tanto como no dar información. Los incendios no se apagan solos por falta de aire informativo.

¿Por qué no hacer un pacto para sacar de la dialéctica partidaria la lucha contra el fuego y decidir entre las tres fuerzas parlamentarias (PP, PSdeG y BNG) un modelo autonómico para muchos años independientemente de quién gobierne? No hay mejor ocasión para ello que la tragedia de las Fragas del Eume. Poco más puede quemarse que tenga más valor simbólico/ecológico que el último bosque atlántico de Europa.

Habría que  tomarse en serio una lacra que afecta regularmente de forma implacable a una comunidad que vive en muchos sentidos de la imagen y la producción de su tierra. ¿Puede hacerse? Parece que no. ¿Por un problema de voluntad política? Sí, pero no es la única razón. En un Estado ultramínimo como el que proponen los mercados y el bloque Merkozy, cuya senda transitan los flamantes Presupuestos Generales del Estado, no ha lugar para dispositivos permanentes, bien preparados, capaces y coordinados, que pongan el acento en la prevención. Si todo lo medimos por su rentabilidad a corto plazo está claro: no son austeros.  Y punto.

 

General
Escrito por César Rodríguez 3 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

25-M, ¿voto de castigo para el Gobierno de Rajoy y lección para las elecciones gallegas?

25 de marzo de 2012 a las 22:42

Ya pasó el 25-M. Ya votaron Andalucía y Asturias. El PP ha ganado en la comunidad más poblada de España, pero ha sido una dulce derrota. Javier Arenas, en su cuarto asalto a la presidencia de la Junta andaluza, se ha quedado corto. Cincuenta diputados no le permitirán gobernar. Le supera, con mucho, la suma de los 47 diputados del PSOE y los 12 de Izquierda Unida (en clara tendencia al alza). Si se ponen de acuerdo (que se pondrán), la marea popular no alcanzará el sur de Despeñaperros. El mapa político autonómico no pintará una de sus casillas más grandes de azul.

Fallaron las encuestas. Casi todas pronosticaban una holgada victoria popular al borde o más allá de la mayoría absoluta.Y no ha sido así. El PSOE (que lleva 30 años gobernando allí, acusa numerosos escándalos y, en general, está en un mal momento) ha perdido bastantes votos, pero esto no es noticia. Si lo es que los haya perdido el PP. Por cientos de miles. Doscientos mil papeletas se han evaporado desde las autonómicas del 2008. Y casi medio millón desde el gran triunfo de Rajoy el 20-N (aunque esta es una comparación menos fiable, son diferentes tipos de elecciones) .

¿Hay un voto de castigo contra la política de austeridad y las reformas que el PP ejecuta desde Moncloa? Así lo cree el Wall Street Journal, que empleó el siguiente titular Austerity Frames Spanish Regional Vote. Así parecen indicarlo las altas cifras de abstención, que son generales, pero que también afectan especialmente a las plazas fuertes del PP. No es habitual en un escenario en el que un  partido que aspira a protagonizar un gran cambio.

¿Puede ser una muestra de desgaste prematuro? Si es así, habrá que estar atentos a los dos grandes eventos que acechan en el calendario político: la huelga general y la revelación de los presupuestos generales del Estado para este año (encapuchados hasta Semana Santa). Y también a la próxima gran cita electoral que se vivirá en España: las elecciones autonómicas gallegas.

Alberto Núñez Feijoo ha repetido varias ocasiones que no adelantará los comicios. Si cumple, serían en marzo del 2013. Pero, ¿se atreverá a aguantar tanto y someterse al veredicto de las urnas con el legado de recortes que debe hacer el Gobierno del PP? ¿Habrá adelanto para evitar competir cargando con la gran losa de la reducción del déficit público y la política de austeridad? ¿Y si Andalucía ha marcado el camino?

General
Escrito por César Rodríguez 6 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Prueba

13 de marzo de 2012 a las 22:13
General
Escrito por César Rodríguez 2 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

El largo viaje político de Manuel Fraga, el hombre que siempre tuvo algo más que decir

16 de enero de 2012 a las 9:16

Escribí esto para La Voz sobre la muerte de Fraga. Podéis leerlo aquí en su versión original.

Benito Ordóñez

Ha muerto Manuel Fraga. Con su desaparición, la escena política española pierde a uno de sus actores más longevos y relevantes de los últimos cincuenta años. Fraga (Vilalba, 1922) comenzó su vida pública en 1951, durante los años más ominosos de la dictadura franquista. Y la termina como exsenador de un régimen democrático que el mismo contribuyó a consolidar y a diseñar.

Aperturista en el tardofranquismo, padre de la Constitución a finales de los 70, jefe de la oposición en los 80, presidente de Galicia con mayoría absoluta desde 1989 hasta el 2005, senador hasta el fin de sus días

El currículum de Fraga es muy extenso. Y su figura muy conocida. Incluso a nivel popular. ¿Las razones? Su larga trayectoria pública, siempre inclinada a la derecha y en la que abundan los gestos populistas (como el famoso baño de Palomares) y su discurso, casi siempre rotundo y ametrallador, a veces autoritario, en ocasiones llamativo en las formas, y, por momentos, sorprendente hasta la incorrección política.

Fraga fue un animal político puro. Su vida giró en torno al poder. Lo persiguió con ahinco y tenacidad durante sesenta años. Su búsqueda le proporcionó numerosas recompensas. También varias decepciones. La primera, no ser elegido por el Rey para dirigir la transición política. Él, que personificó como nadie el principio reforma sin ruptura que impregnó el proceso democratizador en España, que había sido el ministro que simbolizó el aperturismo de la dictadura, fue postergado en beneficio de otro hombre del regímen con menos historial, Adolfo Suárez.

Le tocó reinventarse. Se arrimó a otros supervivientes y emprendió una particular travesía del desierto solo aliviada por su participación en la redacción de la Constitución de 1978. Su suerte empezó a cambiar en 1981. En Galicia.

Su suerte cambió en 1981, en Galicia

Las primeras elecciones autonómicas de la historia de la comunidad tuvieron lugar ese año. El partido dirigido por Fraga, Alianza Popular (AP), presentó, procedente del galeguismo histórico, al médico compostelano Gerardo Fernández Albor. Pero fue el vilalbés quién lideró una campaña que terminó, contra pronóstico, con los populares en la presidencia de la Xunta.

Un año después, los socialistas arrasaron en las elecciones generales. La formación hasta entonces mayoritario en el espectro del centro derecha, la UCD, se hundió. Fraga logró más de cien diputados y se erigió como jefe de la oposición. Volvió a asaltar la Moncloa, por última vez, en 1986. El PSOE conservó su hegemonía y AP se estancó como segunda fuerza política.

Nueva decepción. Tocaba un cambio y una renovación. Fraga dejó las riendas del partido y se fue, como eurodiputado, a Bruselas. Dijo adiós para siempre a su gran sueño, gobernar España. Pero aquello no fue una retirada. Tuvo que volver para rescatar y refundar su partido. Nació el actual PP. Y el vilalbés fijo su objetivo en Galicia.

Desembarco en Galicia

En 1989 se presentó a las elecciones autonómicas. Llegó, vio y venció. Con mayoría absoluta y por un diputado. Inauguró entonces, con mil gaiteiros sonando y atronando en el Obradoiro de Santiago, una larga etapa al frente de la comunidad autónoma.

Durante algo más de tres lustros años dirigió de manera enérgica, a veces vehemente, los destinos de la comunidad. Y el país sufrió una gran transformación y modernización en un proceso facilitado por los fondos de convergencia provenientes de la Unión Europea y la adquisición de nuevas competencias procedentes del Estado.

El resultado final de su gestión arroja claroscuros, importantes avances, apuestas muy difíciles de justificar como el complejo de la Ciudad de la Cultura de Santiago y una opinión pública dividida.

Una legión de partidarios y numerosos detractores de su gestión en la Xunta

Fraga contó con una legión de partidarios que cultivaron una imagen de hombre providencial, casi caudillista, y también con numerosos detractores.

Durante todo este tiempo, «Don Manuel» se mantuvo como un actor de primera fila en la política española. Convertido al autonomismo, se convirtió en un un referente, una figura de autoridad con opiniones propias, con propuestas singulares como la de crear una administración única, una política exterior con gestos cariñosos hacia el castrismo cubano, y con numerosas discrepancias con el que fue su heredero político en España, José María Aznar.

El fraguismo, que parecía eterno, sufrió una enorme erosión en los meses que siguieron al naufragio del petrolero Prestige en a Costa da Morte el 13 de noviembre del 2002. Fraga, casi octogenario, tuvo que prescindir de su sempiterno y nunca proclamado delfín, Xosé Cuiña.

Derrota en el 2005: No hubo nueva concentración de gaitas en el Obradoiro

Tres años después, rodeado de rumores sobre su precario estado de salud, compitió como cabeza de cartel en las elecciones autonómicas. Había ganado los cuatro procesos electorales anteriores (1989, 1993, 1997 y 2001) con mayorías absolutas. Pero en el 2005 no pudo ser. No hubo nueva concentración de gaitas en el Obradoiro.

En unas elecciones muy reñidas y cargadas de suspense por el voto emigrante, el de Vilalba venció, pero no hubo mayoría absoluta. Por un escaño. Un bipartito presidido por Emilio Pérez Touriño tomó el relevo del veterano político. La oposición no dejó pasar la oportunidad para poner fin al implacable y asfixiante rodillo impuesto por Fraga desde la Xunta en sus años de hegemonía.

Perdió el poder. Y a sus 82 años pudo marcharse para casa, pero decidió seguir en la política, aún a costa de tener que marcharse de Galicia, donde quedó al frente del partido Alberto Núñez Feijoo.

Etapa como senador

Fue designado senador en Madrid. Allí, en la capital del Estado, en una cámara menor que nunca cumplió la función planteada por la Constitución que ayudó a redactar, cumplió su labor parlamentaria de manera intachable. Madrugaba, asistía a los plenos, y opinaba sobre los grandes temas de actualidad cada vez que un periodista le acercaba un micrófono. Lo hizo, en su última etapa vital, con un discurso libre, aún más incorrecto, aunque siempre leal a su partido, el PP.

Solo la muerte puso fin al largo viaje, no exento de virajes, que fue la vida pública de un hombre muy capaz al que le gustaba mucho mandar y que siempre tuvo algo más que decir. Y punto.

General
Escrito por César Rodríguez 3 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Geniales Ricardo Costa y su casio de plástico

15 de diciembre de 2011 a las 8:55

Genial Ricardo Costa (el de la #Gürtel). Fue a declarar en el caso de los trajes en el que se le juzga a él y a Francisco Camps con un reloj Casio de plástico. Lo cuenta el Diario Levante, que muestra la siguiente foto de la agencia EFE.

Una de las claves del juicio es el supuesto regalo de un reloj por parte de la trama al exsecretario general del PP valenciano.

Costa en el juicio

Juan Carlos Cárdenas (EFE)

General

Escrito por César Rodríguez Comentar
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

El carisma sobrevenido de los presidentes

20 de septiembre de 2011 a las 8:11

Ayer Rajoy presentó oficialmente su libro de memorias. Para valorar la obra, Julia Otero citó a Sabino Fernández Campo: «Lo que puedo contar no tiene ningún interés… y lo que tiene interés, no puedo contarlo». Pero el acto fue un éxito.

Nada atrae más a la gente que el poder o la perspectiva de tenerlo. Por eso el pontevedrés será -si se cumplen los pronósticos- el gran hombre de los próximos meses. No lo duden, el 21-N hasta le descubriremos el carisma a Rajoy. Todo el que supuestamente no ha tenido desde su primera derrota electoral en el 2004.   Si se lo encontramos en su día a Zapatero (básicamente, soso y educado) y a Aznar (antipático y enérgico) todo es posible.

General
Escrito por César Rodríguez 2 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

El PP olvida, perdona y reincorpora a Ángel Espadas

13 de abril de 2011 a las 12:54

¿Se acuerdan ustedes de Ángel Espadas? Es el concejal del PP de  Santiago que fue detenido tras ser sorprendido en estado de embriaguez en su coche tras quedarse dormido con el motor encendido ante un semáforo.

El incidente le costó diez meses de retirada del carné de conducir y una sanción económica de 1.200 euros, a razón de 10 euros diarios durante cuatro meses. Y el escándalo político provocó su abandono de la corporación y la  exclusión de las listas para las elecciones del 22-M. Pero no su desaparición de la dirección del Partido Popular compostelano.

Según informa hoy el blog Libertad Popular, será el coordinador de la campaña de Gerardo Conde Roa. Ya lo fue en las elecciones del 2007. E hizo un buen trabajo -el PP consiguió ser la fuerza más votada-. Por lo que cabe colegir que su nombramiento tal vez sea una maniobra efectiva, pero sería muy difícil de defender desde el punto de vista de la ética.

General, municipales 2011
Escrito por César Rodríguez 1 Comentario
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net