La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas para la categoría ‘PSdeG’

Quitadnos el pan pero dejadnos el circo

viernes, febrero 27th, 2009

La campaña se va amigos y está claro que algo se muere en el alma cuando una campaña se va. Hace nada que llegó a nuestras vidas, aquel 22 de abril del 2005, el día después de las últimas Autonómicas. Desde entonces y especialmente en los últimos 15 días nuestros políticos nos han agraciado con toda suerte de prebendas y regalías que, bien sabe Dios, no volveremos a ver. Al menos hasta el lunes, después de que los tres principales partidos declaren su victoria inapelable e inicien los próximos cuatro años de zancadilla permanente y puñalada rastrera, de acusación sin fundamento y arenga demagógica. ¿Qué va ser de nosotros hasta entonces? ¿Quién va a garantizar la asistencia a los ciegos ahora que los candidatos ya no compran cupones? ¿Donde van a limpiar las babas nuestros infantes ahora que no tienen el colo de ningún político esperando para la foto? ¿Quién va a saludar a los pescaderos cogiéndolos por el codo como si los rodaballos fuesen napalm? ¿Qué pasará cuando las rutas del Imserso a Portugal ya no pasen por Oia? ¿Con qué vamos a escribir la lista del super cuando pase la semana que dura la tinta del boli que nos regalaron? ¿Quién le va a recordar a Quintana que su mujer lo ha dejado cuando se calle Baltar? ¿Quién va coger las tazas por las asas para meterlas en el lavavajillas en casa de Feijoo? ¿Qué será de los hermanos de bonairenses que otra vez vuelven a estar en un continente que no es el nuestro? ¿Cómo se van a alimentar nuestras vacas sin nadie que les acerque el forraje con el zapato? ¿Dónde vamos a dejar pegadas las chaquetas cuando desaparezcan los carteles rebosantes de cola de las cabinas del autobús? ¿Cuándo vamos a volver a ver debates políticos de altura en la televisión de todos? ¡¡¡Ay, bendita campaña!!! ¿Cómo vamos a aguantar 48 horas sin ti?

Por eso a vosotros queridos políticos: Emilio, Alberto, Anxo, …  sólo os pido: quitadnos el pan pero no os lleveis el circo.

El «Obamamovil» y el «Touricar»

miércoles, enero 21st, 2009

Después de que ayer asumiese como comandante en jefe del mayor ejército del mundo, Barack Obama se va a mover en una limusina estadounidense fabricada por la marca estadounidense Cadillac y equipada con neumáticos de la fima Goodyear, originaria del estado estadounidense de Connecticut. El vehículo, diseñado bajo la atenta mirada de los servicios de seguridad de Estados Unidos está preparado para resistir ataques con balas, granadas e incluso misiles. Cuenta con un moderno equipo de comunicaciones, permanentemente conectado con el Pentágono y alberga bolsas de sangre del propio presidente estadounidense, convenientemente refrigeradas, por si necesitase una transfusión urgente. Y claro, seguró que estais pensando que le costó un buen puñado de dólares estadounideses. Pues no sé. Vamos a intentar averiguarlo con una sencilla regla de tres:

Si el S8 alemán del presidente Touriño, fabricado en Alemania, por la marca alema Audi, del grupo alemán Volkswagen, costó 480.000 euros, a pagar a escote entre los 2.783.100 empadronados -eses sí, gallegos-. Y si la población de Estados Unidos era de 305.529.237, el día de Año Nuevo. ¿Cuánto debería haber costado el «Obamamovil» para que saliera más o menos a precio con el «Touricar»? Si 2.783.100 es a 480.000 como 305.529.237 es a X, los estadounidenses tuvieron que pagar 52.694.489 euros. ¿Qué caro no, para venir sin neverita para el licor café y con esas llantas tan feas?

Pues parece que no, según leo por ahí en la red que le ha salido por unos 330.000 euros. Será porque los cristales blindados, sólo tienen 13 centímetros de grosor, nada que ver con la dureza de las caras de nuestros políticos.

Yo carrexo, tú carrexas, él carrexa

jueves, diciembre 18th, 2008

Galicia recupera la quinta provincia. ¡¡¡BIEEEN!!! Pero tranquilos, que nadie se ponga nervioso. No hemos invadido Ponferrada, raspeta en mano, ni las hordas de gaiteiros avanzan hacia el Duero, a bordo de noitebuses descontrolados. Que va. Nos hemos anexionado C.E.R.A., un lugar que, al contrario de lo que pueda indicar su nombre, no limita con la parcela de la luna que le ha regalado Abramovich a su novia. Es un prospero territorio de 328.874 habitantes en el que vivos y muertos cohabitan en perfecta armonía. Abuelos, nietos, cuñados y ex suegras emplean documentos de indentidad en régimen de usufructo. Y las papeletas electorales comparten espacio con Winnie de Pooh, el imán con forma de sandía y la lista de la compra, en la puerta de la nevera. En este paraje bucólico y pastoril, la preocupación por erradicar el hambre en el mundo se sitúa al mismo nivel que las cifras de ventas en el mercado de Riberas de Lea o la predición de Pemán para Estaca de Bares.

En los últimos tiempos, las ciudades y pueblos de CERA que se extienden desde el círculo polar ártico hasta el planetilla en el que vive Son Goku, se han convertido en destinos preferenciales para la nueva tipología de turismo conocida como viaje usted con dinero ajeno. Un auge viajero que muestra su impacto en los principales resorts, también conocidos como dominódromos o clubes de jubilados. Estos centros de esparcimiento, famosos por la calidad de sus mojitos, acogen desde los más grandes estadistas de aldea, hasta presidentes autonómicos políglotas, pasando por carteros venidos a más y regidores de municipios con gran proyección internacional. Aunque las verdaderas estrellas en estos paraísos vacacionales, los adalides de la pulserita all included, son unos seres muy joviales que crecen entre los tubos, la grifería y los desagües de los partidos políticos, de cualquiera, incluso de varios a la vez. Se denominan agentes electorales y pese a que no son secretos ni van en un Aston Martin, tienen licencia para carrexar. Los touroperadores que organizan las salidas se encargan de todo y cualquiera puede convertirse en un James Bond de los sufragios. Basta con no tener miedo a volar en business y ser un firme defensor de los pimientos de Padrón [solo de los que pican], allén de los mares.

¡¡¡Venga, anímense. Hagamos patria a golpe de papeleta!!! Tienen hasta el 1 de marzo para apuntarse.

¿Cómo que «María José»?

lunes, noviembre 24th, 2008

Revolviendo entre los papeles que abonan el escritorio me acabo de encontrar una crónica de Andrés Vellón, del pasado sábado 15, que no puede más que conmocionarme. «Un bloque gigante para la conselleira María José», rezan las letras gordas. Así a bote pronto, lo primero que me viene a la cabeza es que a los de Nintendo les haya dado por sacar una versión del tétris, modelo Tacho González. Pero no. Resulta que el señor Touriño se pasó por Ferrol, en uno de sus actos varios de colocación de primera piedra o alicatado de último azulejo.
Una vez en la ciudad naval, con la inmensidad de la mar océana a su pies y con la vista fija en Las Antillas –supongo- va y se le ocurre bautizar la última creación del desarrollismo patrio. Tirando de ingenio, opta por denominarla conjugando los antropónimos de los progenitores de Cristo, «María» y «José». . . Como diría mi abuela, “¡Milucho, por Dios!
O sea. Vas a Ferrol. Te reúnes con el presidente de Puertos del Estado. Te encuentras con una piedra de 60 metros de largo –65,68 para ser exactos- y la llamas «María José». ¿Cómo que «María José»?
Pero a ver, si tienes algo que decirle a la Caride, se lo dices. Pero no le pongas su nombre a una piedra. Y mucho menos le estampes una botella de cava en los morros nada más bautizada. Ya puestos, por lo menos que sea de albariño o de leche gallega que alguna salida habrá que darle ahora que nos dejan sin cuota láctea. Por eso de hacer país, más que nada. En fin, que no salgo de mi asombro. Sigo leyendo.
«El gigantesco artefacto sacó de sus tripas…». Para, para. Encima ha salido de las tripas de un «gigantesco artefacto». ¡Qué poco romántico! Continúo con la lectura.
«Las cifras del Kugira –de factura japonesa- y su fuerza de trabajo son superlativas». Lo que me faltaba. El padre o la madre de la criatura, ya no sé, se llama Kugira. Pero ¿qué nombre es ese?. ¡Ah ya!, el de la conselleira nipona del ramo, supongo.
En fin, con la cantidad de materia gris que hay en el universo y que la dediquemos toda a cemento.