La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Quitadnos el pan pero dejadnos el circo

Escrito por Juan Lado
27 de febrero de 2009 a las 22:50h

La campaña se va amigos y está claro que algo se muere en el alma cuando una campaña se va. Hace nada que llegó a nuestras vidas, aquel 22 de abril del 2005, el día después de las últimas Autonómicas. Desde entonces y especialmente en los últimos 15 días nuestros políticos nos han agraciado con toda suerte de prebendas y regalías que, bien sabe Dios, no volveremos a ver. Al menos hasta el lunes, después de que los tres principales partidos declaren su victoria inapelable e inicien los próximos cuatro años de zancadilla permanente y puñalada rastrera, de acusación sin fundamento y arenga demagógica. ¿Qué va ser de nosotros hasta entonces? ¿Quién va a garantizar la asistencia a los ciegos ahora que los candidatos ya no compran cupones? ¿Donde van a limpiar las babas nuestros infantes ahora que no tienen el colo de ningún político esperando para la foto? ¿Quién va a saludar a los pescaderos cogiéndolos por el codo como si los rodaballos fuesen napalm? ¿Qué pasará cuando las rutas del Imserso a Portugal ya no pasen por Oia? ¿Con qué vamos a escribir la lista del super cuando pase la semana que dura la tinta del boli que nos regalaron? ¿Quién le va a recordar a Quintana que su mujer lo ha dejado cuando se calle Baltar? ¿Quién va coger las tazas por las asas para meterlas en el lavavajillas en casa de Feijoo? ¿Qué será de los hermanos de bonairenses que otra vez vuelven a estar en un continente que no es el nuestro? ¿Cómo se van a alimentar nuestras vacas sin nadie que les acerque el forraje con el zapato? ¿Dónde vamos a dejar pegadas las chaquetas cuando desaparezcan los carteles rebosantes de cola de las cabinas del autobús? ¿Cuándo vamos a volver a ver debates políticos de altura en la televisión de todos? ¡¡¡Ay, bendita campaña!!! ¿Cómo vamos a aguantar 48 horas sin ti?

Por eso a vosotros queridos políticos: Emilio, Alberto, Anxo, …  sólo os pido: quitadnos el pan pero no os lleveis el circo.

Deja tu comentario