La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Yo carrexo, tú carrexas, él carrexa

Escrito por Juan Lado
18 de diciembre de 2008 a las 12:10h

Galicia recupera la quinta provincia. ¡¡¡BIEEEN!!! Pero tranquilos, que nadie se ponga nervioso. No hemos invadido Ponferrada, raspeta en mano, ni las hordas de gaiteiros avanzan hacia el Duero, a bordo de noitebuses descontrolados. Que va. Nos hemos anexionado C.E.R.A., un lugar que, al contrario de lo que pueda indicar su nombre, no limita con la parcela de la luna que le ha regalado Abramovich a su novia. Es un prospero territorio de 328.874 habitantes en el que vivos y muertos cohabitan en perfecta armonía. Abuelos, nietos, cuñados y ex suegras emplean documentos de indentidad en régimen de usufructo. Y las papeletas electorales comparten espacio con Winnie de Pooh, el imán con forma de sandía y la lista de la compra, en la puerta de la nevera. En este paraje bucólico y pastoril, la preocupación por erradicar el hambre en el mundo se sitúa al mismo nivel que las cifras de ventas en el mercado de Riberas de Lea o la predición de Pemán para Estaca de Bares.

En los últimos tiempos, las ciudades y pueblos de CERA que se extienden desde el círculo polar ártico hasta el planetilla en el que vive Son Goku, se han convertido en destinos preferenciales para la nueva tipología de turismo conocida como viaje usted con dinero ajeno. Un auge viajero que muestra su impacto en los principales resorts, también conocidos como dominódromos o clubes de jubilados. Estos centros de esparcimiento, famosos por la calidad de sus mojitos, acogen desde los más grandes estadistas de aldea, hasta presidentes autonómicos políglotas, pasando por carteros venidos a más y regidores de municipios con gran proyección internacional. Aunque las verdaderas estrellas en estos paraísos vacacionales, los adalides de la pulserita all included, son unos seres muy joviales que crecen entre los tubos, la grifería y los desagües de los partidos políticos, de cualquiera, incluso de varios a la vez. Se denominan agentes electorales y pese a que no son secretos ni van en un Aston Martin, tienen licencia para carrexar. Los touroperadores que organizan las salidas se encargan de todo y cualquiera puede convertirse en un James Bond de los sufragios. Basta con no tener miedo a volar en business y ser un firme defensor de los pimientos de Padrón [solo de los que pican], allén de los mares.

¡¡¡Venga, anímense. Hagamos patria a golpe de papeleta!!! Tienen hasta el 1 de marzo para apuntarse.

Etiquetas: , , , , , ,

2 respuestas a “Yo carrexo, tú carrexas, él carrexa”

  1. La ciudad de CERA | Por la tangente dice:

    […] sin todas las garantías de limpieza democrática. La ciudad de CERA (tomamos la expresión de un compañero ocurrente que llamó así al Censo Electoral de Residentes Ausentes) creció gracias a una modificación del […]

  2. ¿Cuánto valen las fotocopias? | Juego de Tronos dice:

    […] Pongamos que a cinco céntimos. Cuando yo estudiaba Políticas, no más de cinco pesetas. ¿Y en ese país llamado C.E.RA.? […]

Deja tu comentario