La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas etiquetadas como ‘Costa Rica’

Martes 20 de Marzo

domingo, abril 29th, 2012

Llegué a Santa Teresa, me instalé en casa de Manu, un buen amigo argentino con el que había compartido tanto en Montezuma, y pronto me puse a trabajar en la cartelería de un nuevo negocio que un amigo de un amigo empezaba de masages y spa.

Un poco de trabajo de día y un poco de fiesta nocturna equilibraron la balanza y así comenzó el tiempo a escabullirseme entre las manos.

De repente, otro tarbajo. Un hotel de lujo en la playa me ofrece pintarles toda la carteleria exterior. Les paso un presupuesto de 500 dólares. Lo aceptan y comienzo las celebraciones.

Ya tenía 650 dólares y las tarjetas que puse a la venta en la tienda de Hilo seguian vendiéndose como churros calientes.

Una semana trabajando de sol a sol, buenos menús y aliento a serrín y el cartel estaba terminado:

A todos nos gustó!

Cuando el trabajo terminó, casi 20 dias  después de mi llegada a Santa Teresa, y una vez Manu y su grupo “Los Mapaches” terminaron los conciertos, cuando ambos habiamos  conseguido dinero fresco para viajar un tiempito tranquilos, partimos rumbo a nuestra última etapa “tica” antes de Nicaragua, El Lago Arenal.

Disfrutamos de nuestra primera noche de viaje en el cuartel de bomberos de la localidad de Tilarán donde nos acomodaron en un cuarto con 3 camas vacias, ducha de agua caliente (la primera para ambos en meses) y mesa de ping pong.

A la mañana siguiente y siempre pegaditos al lago recorrimos los escasos pero lentos y sorprendentes kilómetros entre Tilarán y El Castillo, donde acampamos frente al Volcán Arenal y a unos escasos metros del gélido Lago.

Por la mañana y para recuperarnos del tremendo aguacero de la noche nos detuvimos en el pueblo de La Fortuna donde un conocido nos había hablado de un río de agua caliente que merecía la pena.

A media tarde llegamos al pequeño pueblo de Rio Celeste donde pronto conocimos al matrimonio de Carlos y Fátima que nos invitaron a poner la carpa en su terreno bajo techo de lata y junto a Naranjito.

En este momento no sabía que junto a esta hermosísima familia (la cual considero ya mia) pasaría la semana más increible de Costa Rica y de los últimos tiempos de viaje. Cuánto aprendí con ellos!

Recogimos los frijoles necesarios para la comida, cosechamos cardomomo y otras especias y jugamos un partido de fútbol a las puertas del paraiso entre tucanes y bichos raros.

Visitamos aprovechando que Carlos es un espectacular guia el Parque Natural de la localidad para poder disfrutar del especial color de las aguas del rio y de la laguna, y también pinté el nuevo cartel para lña iglesia del pueblo a la que pertenece la familia.

Conocer a esta familia y poder compartir con todos ellos fue un verdadero honor del que ni Manu ni yo nos olvidaremos jamás. Aprendimos con ellos de la generosidad y el buen corazón. De la vida familiar, del respeto, y de la generosidad extrema.

Aún así, mi visa se terminaba y para no tener problemas en la aduana, después de una semana disfrutando de su compañía y edspués de celebrar a lo grande el cumpleaños de manu, nos fuimos para llegar en un día  fácil de viaje al Hotel Esperanza en la playa de San Juan del Sur en la costa sur ed Nicaragua.

Gracias Carlos, Fátima, Lore, Santiago, “bebé”, y demás familia y amigos de Rio Celeste. Gracias!