La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas etiquetadas como ‘Colombia’

Sábado 3 de Diciembre.

sábado, diciembre 17th, 2011

En cuanto llegué a Bucaramanga y conocí a Carlos Humberto Plata  me di cuenta de que me encontraba delante de un súper héroe. Una persona fuera de lo común.

Nuestra única conexión hasta el momento, el viajero italiano Ilario con el que ambos habíamos coincidido meses atrás y que por cierto, ya se encuentra en Milán rodeado de los suyos.

Lo encontré en la carretera  y  reconoció a Naranjito. Me saludó desde la ventana y lo seguí hasta su apartamento. Nos hicimos buenos amigos en cuanto nos estrechamos las manos por primera vez.

Me di una buena ducha donde intente además de la mugre, deshacerme  de los malos recuerdos del  largo y accidentado viaje desde Villa de Leyva, y comenzaron las presentaciones.

El club “Tres Ruedas” de motocicletas clásicas al que Carlos pertenece me obsequió en el minuto 1 con un plato de hormigas culonas fritas, un plato típico de la región de Santander y que disfruté de lo lindo pese a que la primera vez que lo intenté una extraña mueca se dejó ver en mi cara. Nos reimos todo lo que quisimos y quedamos en rodar juntos algunos dias más tarde.

Me compraron un gran número de gorras y me regalaron también un gran número de abrazos que no olvidaré.

Visitamos juntos la famosa Mesa de Los Santos donde pude disfrutar del espectacular teleférico del Cañón del Chicamocha,

y también la Mesa de Ruitoque donde la escuela de parapente Las Águilas, haciendo gala de la siempre presente amabilidad colombiana, me obsequió con un vuelo gratis a cambio de una pegatina de su sitio sobre  Naranjito.

Nunca me había atrevido a volar, pero esta vez y arropado por un grupo de personas maravillosas y en una ciudad que tanto ya me había ofrecido, no me pude negar a guardar este recuerdo para siempre. No podía imaginar un mejor lugar para hacerlo ni tampoco mejores compañeros. Sinceramente, mereció la pena y pude disfrutar cada minuto de los cielos, las vistas  y los gallinazos (ave carroñera local que me acompañó en el vuelo) de Santander.

Las actividades del Club siguieron y gracias a los contactos de Sir Carlos conseguimos que el Pub Saxo, me ofreciese un patrocinio de 500.000 pesos y alguna que otra cerveza Apostol.

A raiz de este magistral movimiento otras ayudas aparecieron dándome una de las sorpresas más bonitas de estos más de tres años de viaje.

Comics Pizza Cañaveral aportó su granito de arena con una gran sonrisa puesta,

al igual que arroces Palata que no dudó en colaborar una vez se enteró de nuestro paso por la ciudad.

La compañía de neumáticos para 4×4 Tune y

la empresa de paintball “E” cerraron la ola de colaboraciones.

Todos ellos y sin pedir nada a cambio decidieron ayudarnos económicamente y así colaborar con al envío de Naranjito a Panamá. Un traslado de un solo día en barco que es tan costo o más que el envío entre Sydney y Valparaiso de un mes y medio de duración y que ya realicé un año atrás.

Sin duda la inexistente carretera panamericana del Tapón del Darien entre Colombia y Panamá es un gran negocio para los puertos del Mar Caribe que cierran sus jornadas con los bolsillos bien llenos gracias a todos los transportistas y viajeros cuyo recorrido pasa por unir las tres Américas. Estos puertos son su única alternativa y las versiones sobre  narcotráfico en la zona y ecologismos, creo yo, simples excusas que les dan resultado.

El periódico Gente de Cañaveral nos sacó en portada y colaboró con que la televisión Caracol se interesase en el proyecto queriendo que presentase un servidor, la nota turística semanal sobre la ciudad de Bucaramanga. En esta nota yo debería ir día tras día presentando diferentes comidas y personajes y clubes emblemáticos de la capital santanderiana, como por ejemplo el Club “Tres Ruedas” con el que visitamos la vecina localidad de Pie de Cuesta ante las cámaras de la televisión.

Además de una experiencia divertidísima que me ayudó a vender gorras en los dias futuros, sirvió para seguir ahorrando dineros de cara al futuro ya que aunque no mucho, la televisión decidió pagarme por las horas “gastadas” junto a ellos.

El último de los ingresos lo realicé gracias a un encargo del bar DASH 24 que tras ver mi libro de bocetos decidió regalarme una pared en blanco para que yo improvisase teniendo presente  la estética del local.

Teniendo en cuenta el buen gusto a la hora de escoger su música y lo colorido de sus paredes decidí dibujar un grupo de irregulares y coloridos cassettes que acompañasen el nombre del bar escrito con una textura de pelo en una sola dimensión.

¿A caso no comenzamos la mayoría de nosotros con estos ya obsoletos soportes musicales?

Me divertí mucho haciéndolo y me demostré a mi mismo que también puedo improvisar a mano alzada. En la próxima entrada os mostraré el Mural terminado junto a la colaboración del artista local Juan Cobos que realizó un retrato mio en el muro para que nuestros buenos ratos vividos allí durasen por mucho mucho tiempo.

No creo que se olviden de mi y de los chupitos que nos tomamos tan fácilmente. Yo por lo menos no los olvidaré a todos ellos…