La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas etiquetadas como ‘Colombia’

Martes 6 de Diciembre

Sábado, Diciembre 17th, 2011

Como os prometí en la entrada anterior os muestro varias fotos del mural del Bar DASH en Bucaramanga. Personalmente me gusta mucho el resultado final.

En la primera se ve al artista Juan Cobos realizando mi retrato entre los cassettes en un lateral de la pared.

En la segunda un primer plano del retrato.

Y en la tercera una foto de grupo junto al mural ya terminado.  Compartimos sofá  y sonrisa, Omar, Álvaro, Juan Cobos, Carlos Humberto Plata y yo.

Por último, os cuento que por fin partí de Bucaramanga rumbo al Caribe. ¡Lo conseguí! Salí bien temprano junto a un grupo de amigos y escoltas que me ayudaron gracias al “comodín de la llamada” a solucionar un problema eléctirco a unos pocos kilómetros de la partida que nos retuvo por unas dos horas a un lado de la carretera y en plena subida.

Finalmente, y después de cambiar condensador , limpiar platinos, bujias y bobina descubrimos un cable desconectado en el arranque. ¿Por qué comenzar siempre por lo más complicado? Quien sabe…

Me despedí de Lina, Wiscardo, Don Carlos y Jorge, cuatro de mis muy muy mejores amigos en la capital santanderiana en un comedero frente al cruce que yo debería coger hacia el norte y salí rápido y sin mirar atrás para ver  metro a metro que mi corazón se encogía y apretaba .

Intenté despistar  a la tristeza y la jugada me salió por la culata. Los buenos recuerdos empezaron a venirme a la cabeza y de nuevo surgió la pregunta de ¿por qué? ¿por qué dejar atrás a tan buenos migos cada poco tiempo? ¿por qué pasar por esto continuamente? ¿por qué solo?

Tanto pensé y pensé que esta vez incluso cayó una lágrima de esas que no son secas y tan pocas veces aparecen en mi viaje. Realmente los amigos que esta vez dejaba atrás eran realmente especiales.

Aparecí un día de la nada, llegué a sus vidas y sin conocerme apenas lo dieron todo para que me sintiese como en casa. Me ofrecieron sus casas, sus amigos, sus familias, sus aficiones y su tiempo.

Junto a Carlos Humberto Plata me sentí unas veces  junto a mi mejor amigo,  a veces  junto a mi tío favorito  y otras tantas como junto a mi fiel camarada. La complicidad fue máxima desde el primer minuto. Pocas veces en la vida uno tiene la oportunidad de encontrarse a alguien cuya generosidad y buen corazón rebosan de tal manera. Yo a estas personas las cuento con los dedos y su amistad la guardo como el tesoro más valioso.

Y qué decir también sobre Cata, Wiscardo, Tati, Lina y Jorge, Charly, Carlos y Chona, Favio y su señora y demás amigos del “Club Tres Ruedas”.Sobre la preciosa familia de Los Plata. Sobre Omar, Álvaro, Juan Cobos, Gio y demás gamberros del DASH y de la temible noche bumanguesa. Sobre todos los empresarios que me quisieron ayudar y así lo hicieron y sobre todas aquellas personas que me paraban por la calle para felicitarme, para hacerse una foto o para comprarme una gorra con toda su buena intención.

Me guardo a Bucaramanga en el bolsillo de la camisa colorida que me compré en Bagkok, muy cerca del corazón. Y lo que es peor, prometo volver y volveré.

Gracias!!