La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

VIERNES 3 DE OCTUBRE

Escrito por Jorge Sierra
13 de octubre de 2008 a las 21:22h

Al final “ni para ti ni para mi”. El equipo de elmundoen2cv  se separa en Toulouse. César, Evan y Napoleón se quedan y Miguel, Naranjito y yo nos vamos a los Alpes.

Salimos ayer 2 de Octubre para así poder tomarnos este mediodía un buen plato de pasta con Daniela en  Ornavasso. Más de 1000 Km por recorrer y 24h. para hacerlo.

Lo peor de la salida de Toulouse fue la despedida. Dieguito y Cris se van a vendimiar para así ganar dinerillos y poder volver a vernos pronto. ¡Fue un verdadero placer!

Dejamos Toulouse dirección Albi y continuamos a buen ritmo en busca de la esperada frontera italiana hasta que en una gasolinera Naranjito decidió no arrancar. Aparentemente todo estaba funcionando bien y eso nos bloquéo. Finalmente pudimos arrancarlo llevando uno de los cables de las bujias a tierra con un destornillador. Así nos saltábamos la etapa del condensador en el encendido del coche. El problema fuese cual fuese estaba en esa pieza. “Ya lo arreglaremos, ahora a conducir”.

A eso de las 22:30 decidimos parar a dormir en un pueblecito francés sin nombre a unos 20Km de Die. No Podíamos más. Italia tendría que esperar un día más.

Aparcamos el coche en un parking rarísimo con baños públicos. Enfrente había una gasolinera y a Naranjito le teníamos que dar de comer por la mañana. Llovía y hacía frío. Ninguno de los dos pegó ojo en toda la noche.

A las 8:00 café, gasolina y más carretra. El sol nos descubrío un paisaje propio de los sueños. Cientos de verdes se agolpaban en las faldas de enormes montañas de cumbres nevadas. Y por si esto fuese poco, el otoño nos regalaba de vez en cuando rojos demasiado vivos.

A partir de aquí y hasta llegar a la frontera…….. Nieve, lagos, caballos y burros, sol, acantilados, mini-pueblos y muchísimos viejos que con caras de desconcierto sonreian a nuestro paso.

Estábamos ya cerca de la frontera y me encontraba feliz.  Como vacío. Con la sensación de que toda la mierda que venía arrastrando se había quedado atrás. Es cierto que otros viajes he llegado más lejos, pero esta vez es diferente. Solo podemos ir hacia adelante y ahora sí es cierto eso de “la prisa mata”.

El último pueblo francés Briançon y el primero italiano Exilles. En este último una magnífica sorpresa. IL FORTE DI EXILLES. Una fortaleza en lo alto de unas extrañas formaciones rocosas, rodeada por un pueblo de pequeñas casas todas ellas de piedra que se agolpan unas con otras.

Nuestra siguiente meta Torino. De allí unas 4 horas hasta el Lago Magiore. Después, unos 30 minutos hasta Ornavasso. Unos ñoquis y a la cama. Buenas noches.