La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas etiquetadas como ‘Grammy’

Los Grammy 2018 en diez fogonazos

lunes, enero 29th, 2018

Bruno Mars receives a second Grammy for Record of the Year during the 60th Annual Grammy Awards show on January 28, 2018, in New York. / AFP PHOTO / Timothy A. CLARY

La 60º edición de los premios Grammys ha resultado ser mucho mejor de lo esperado. Trasladada al Madison Square Garden de Nueva York, la se ha quitado la modorra de las últimas entregas resultando muy interesantes. Hubo grandes actuaciones, emoción en la entrega de los premios y la confirmación del brillo de alguna estrella.

1. Bruno Mars. No es Prince ni Michael Jackson, de acuerdo. Pero arrasa. Estos Grammy han servido para darle un nuevo empujón. El autor de That’s What I Like ha sido el gran triunfador de esta edición de los premios de la Academia de la Música. Se hizo con el premio a la mejor canción del año por That’s What I Like, a la mejor grabación del año por 24K Magic y álbum del año por este mismo disco. Es decir, venció en todas las grandes categorías

2. Kendrick Lamar. Se encargó de abrir la gala de manera explosiva. Una actuación en tres actos, con la intervención de Bono y The Edge de U2 y el humorista Dave Chapelle. Interpretó XXX y DNA y dejó al público boquiabierto. Luego, todo ello se refrendaría con premios en las categorías de rap: mejor álbum, mejor canción, mejor interpretación y mejor colaboración.

3. Jay-Z. El gran derrotado de la noche. Definitivamente, los Grammy no se llevan bien con esta familia. Si el año pasado era Beyoncé la que se iba de vacío para casa, esta vez Jay-Z vio como, premio a premio, se le iban escapando los gramófonos de las manos.

4. Grandes actuaciones. El nivel general de la gala ha sido notable, dejando más de un pase para el recuerdo. Además de Bruno Mars y Kendrick Lamar, cabe destacar de manera muy especial un Gambino inspiradísimo, moviéndose entre la garra y la fragilidad. También resolvió su papelea con gran brillantez Sam Smith, según dado por un coro de góspel. Y, por supuesto, Lady Gaga con Marc Ronson. Son apenas tres ejemplos. Ojo, tampoco no nos debemos olvidar del dueto de Cris Stapleton y Emmylou Harris.

5. “Despacito”. No pudo ser la victoria material de Luis Fonsi y Daddy Yankee. Ningún premio de los que estaban nominados cayó en sus manos. Pero hay mucho de victoria moral. Su actuación sirvió para constatar varias cosas. Primero, el traspaso total del tema más allá de lo latino. Segundo, que se trata de una gran canción, efectiva y contagiosa, pese a quien pese.

6. Me too. Las rosas blancas sirvieron parea visibilizar la campaña contra el acoso sexual que, como se señaló en la gala, “no sólo ocurre en Hollywood”. En ese sentido, la espléndida actuación de Kesha junto a artistas como Camila Cabello, Cyndy Lauper o Andra Day, todas vestidas de riguroso blanco, resultó uno de los puntos culpen de la noche.

7. U2. Como siempre, la banda de Bono se quiso marcar una las actuaciones estrella de la noche. No por el tema, el normalito “Get Out Of Your Way”, si no por el modo de presentarla: en el exterior, a los pies de la Estatua de la Libertad. Seguramente se ganen todos todos los telediarios del día de hoy.

8. Camila Cabello. Aún tiene que esperar al año que viene para optar a los premios, pero su aparición en la gala de este año no pasó para nada desapercibida. Espectacular en la alfombra roja, hizo mover miles de tuits con su imagen. En su intervención en la gala hizo un alegato a sus orígenes latinos y la aventura de sus padres emigrando a EE.UU. en un claro mensaje a Donald Trump.

9. James Corden. Los Grammy han encontrado al presentador ideal. El famoso cómico que mete en su coche a los artistas más famosos del mundo para cantar a dúo con ellos es un tipo simpático, divertido y muy carismático. Además, este año se ha marcado algún vídeo específico para la gala, como el de Sting con Shaggy en el metro de Nueva York muy chulo.

10. Una pega. ¿Y esa gran actuación con la que tradicionalmente se cerraban los Grammy qué? Fue recoger el galardón Bruno Mars y terminarse todo. Una pena, con lo bien que iba todo

Los Grammy 2013 en diez fogonazos

lunes, febrero 11th, 2013


Diez pinceladas, escritas a toda velocidad una vez finalizada la gala, sobre la 55º edición de los premios Grammy que se celebró esta madrugada en Los Ángeles.

1. MUMFORD & SONS. Cuando salieron a recoger el premio al álbum del año, considerado como el más importante, dijeron: “Pensábamos que no íbamos a ganar nada porque The Black Keys lo estaban ganando todo y se lo merecen”. Eso mismo planeaba en la mente de muchos de los que seguían la gala, sorprendidos por la elección del jurado. Sea como sea se confirma la idea de impulsar al indie más accesible a la división puramente comercial que se había apuntado en los últimos meses. Ese folk-pop plasmado en Babel, su segundo álbum, gozará ahora de una sobrexposición extra. Ayer aprovecharon para tocar I Will Wait ante el que será su nuevo público.

2. THE BLACK KEYS. Pese a no lograr el premio máximo, estos Grammy 2013 han supuesto también su consagración comercial con cuatro gramófonos de los seis a los que optaban. El Camino, un disco que realmente se editó en el 2011 aunque en muchos casos se haya tomado como del 2012, los ha situado como el grupo de culto masivo del momento. Habrá quien se rasgue las vestiduras, pensando que por ahí se empieza a diluir la autenticidad. De hecho, al dúo ya le cayeron (injustos) palos por ello. Sin embargo, muchos más sostienen que siempre es una buena noticia que un grupo así suba a las alturas. Su Lonely Boy junto a la Preservation Hall y el Dr. John sonó de maravilla.

3. RIHANNA. Bellísima y exenta de este punto macarra-poligonero que suele lucir en los videoclips, deslumbró desde su llegada a la alfombra roja. Dentro se marcó dos actuaciones excepcionales. Una, interpretando con Mikki Ekko un majestuoso Stay. La otra, con Sting, Bruno Mars y dos de los hijos de Bob Marley el Could Yo Be Loved detro de un homenaje al rey del reggae. Al ir Beyoncé de discreta y no actuar, todo el protagonismo recayó en ella.

4. LEVON HELM. El fallecido batería de The Band fue objeto de un sentido reconocimiento de esos que solo se pueden ver en ceremonias de este tipo. Con Mavis Staples capitaneando el cotarro con su vozarrón, atacaron el clásico The Wight un supergrupo formado para la ocasión por, entre otros, Elton John, T Bone Burnett, Zac Bronw y los Mumford & Sons. Una delicia.

5. JACK WHITE. El ex White Stripes se salió. Pero totalmente. Sí, con esa indumentaria en plan mariachi que se gasta y la cara blanca como un vampiro tomó escena y dejó caer un precioso Love Interruption. Todo un cruce de caminos folk-rock-soul de poner la piel de gallina. Acto seguido, sacó la guitarra eléctrica y prendió fuego a la gala con Freedom at 21. Los que echan de menos la garra rock de los White Stripes se deleitaron a gusto. Impresionante. La mejor actuación de la noche.

6. TAYLOR SWIFT. La pizpireta estrella del pop teenager no se llevó una pila de premios para casa, pero sí un montón de planos de televisión. Situada en primera fila, disfrutó como una enana toda noche y, ojo, cantó casi todas las canciones que se interpretaron. En Twitter se decía que parecía una aplicación de móvil detecta-temas tipo Shazam. Y no les faltaba razón. La verdad es que chica derrocha simpatía. Hoy se ganó a todos.

7. FUN. También obtuvieron su particular trozo de gloria, aunque no dejen de ser una prescindible formación de pop comercial. Chocó que se hicieran con el premio al mejor nuevo grupo. Sobre todo porque antes, al recibir el galardón a la canción del año, aclararon (no se sabe si exagerando) que llevaban 12 años. Y, bueno, en todo caso, que una banda con dos discos en el mercado (el primero de 2009) se considere como nueva resulta un poco contradictorio.

8. FRANK OCEAN. Puede que flote en el ambiente cierta sensación de haber sido el perdedor de la noche (optaba a seis gramófonos y se quedó en uno). Pues no, se debería ver como todo lo contrario. Su actuación, interpretando en delicado Forest Gump con una puesta en escena tremenda, debe figurar por derecho propio entre los mejores momentos de la noche.

9. EL DECORO. Lo pretendía la CBS al pedir más tela que carne en las mujeres y apenas lo logró. Solo Beyoncé o Rihanna dejaron en casa sus modelos más atrevidos. Otras como Jennifer López se encargaron de lucir muslo a lo Angelina Jolie y, en general, el desfile de escotes resultó en la línea habitual. La palma, en ese sentido, se la llevó Katy Perry que incendió las redes sociales con el suyo. También hizo correr twits y twits Adele con su vestido-rojo-floreado-hasta-el-cuello. Aquí se pueden ver los modelitos más destacados

10. LOS GRANDES DEL RAP. La actuación final de la gala reunió en el mismo escenario a Tom Morello, LL Cool J, Travis Barker, Chuck D y Z-Trip. Y dejaron la curiosa sensación de ver hoy como algo clásico lo que ayer fue puro fuego rupturista. Un bonito broche.

FOTO: Mumford & Sons con su premio (Mario Anzouni / Reuters)