La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas etiquetadas como ‘Big Star’

Muere Alex Chilton

jueves, marzo 18th, 2010

alexEl líder de los míticos Big Star ha fallecido ayer de madrugada. Se trata de un grande, de uno de los más grandes de la historia más penumbrosa del pop, esa que en cuando se penetra uno queda irremisiblemente atrapado por su mezcla de belleza, misterio, seducción y malditismo. Más sobre la noticia aquí y en castellano aquí . Para quien quiera profundizar sobre Big Star puede ver en el Feedback uno de los mejores textos publicados sobre el grupo.

Un inesperado clic de electricidad

miércoles, diciembre 17th, 2008

El musiqueiro enfermizo (el que, pese a tener cedés en casa aún precintados, sigue comprando y descargando sin parar) conoce bien la sensación. Nos referimos el típico disco que está ahí, esperando su oportunidad sin que se le haga mucho caso. En esta ocasión peor: se trata un cd-r sin carcasa ni créditos que ha llegado recomendado, pero del que no te esperas mucho. El no ser en formato original (que para qué engañarnos, desmotiva lo suyo) aumenta la pereza. Siempre puede esperar su escucha, porque hay otras cosas de las que escribir, que si Britney Spears, que si Nacho Vegas, que si Marianne Faithfull… Hasta que llega ese momento, tarde de sábado ociosa, en la que no, no hay obligaciones pendientes. Entre la abundancia, no se acierta a encontrar el disco.

Entonces empieza a rodar, mientras se emprende un viaje sin rumbo ni destino por Internet. Suena la primera y entra de maravilla. La melodía inserta entre un blues rock resulta familiar, agradable. La segunda, pues también. Pero en cuanto llega el primer minuto del tercer tema saltan todas las alarmas.

¿¿¿¿¿Pero qué es esto?????

Se detiene la navegación, la mirada se levanta de la pantalla, el culo del asiento y se alza el volumen. Todo golpea de un modo arrebatador. Coges los auriculares y lo escuchas a todo volumen y la felicidad conquista todos los centímetros de tu piel. !Es pura magia pop! Un tema épico, denso y maravilloso. Parece que Arcade Fire hayan ido al baúl de los mejores Big Star y hayan rescatado una joya olvidada. El tema en cuestión es este:

Cuando finaliza, se hace necesario respirar. Se trata Sing The Changes una canción incluida en Electric Arguments, el tercer álbum de The Fireman, un proyecto alternativo que regenta Paul McCartney (sí, sí el **** Paul McCartney, ¡quién lo iba a decir!) con Youth (Killing Joke). Escuchar esa canción y tener ganas de salir a la calle y abrazar a la primera persona que pase es todo uno. Pop eufórico que agita y que posee la fuerza suficiente como para contestar de de una vez por todas a la pregunta de por qué muchos seguimos comprando discos, enamorándonos de algunos de ellos y viviendo a tiempo parcial dentro de sus canciones. En estribillos como ese parece que nunca puede pasar nada malo.

Por cierto, el disco (completo) está muy, pero que muy bien: un valioso compendio de blues, rock, folk y psicodelia. Y, bueno, lo cierto es que el video oficial no es el anterior, sino este que dejamos a continuación. Lo que pasa esque tolerar la cara de mira-que-buen-tío-soy-y-qué-simpático-e-ingenioso-resulto de McCartney ya resulta mucho más complicado de digerir.

Teenage Fanclub “Grand Prix” (Sony, 1995)

viernes, mayo 9th, 2008

f77112pph7b.jpg

Existen discos que parece que están ahí para ser adorados, sin más consideración. Elepés completamente fuera de tiempo que no necesitan impresionar a nadie, que solo es cuestión de dejarlos sonar para que el flechazo sea instantáneo. Son álbumes que solo se pueden rechazar con la razón y la represión dogmática (ya se sabe: que si son retro, que si no innovan, que si los Byrds lo hicieron antes mejor…), pero desde luego no con el corazón.

Grand Prix, el cuarto álbum de los escoceses Teenage Fanclub, es de esa clase de discos. La sensación que produce su escucha es similar a la de estar desbordadamente enamorado y no saber muy bien qué hacer: si besarla, si achucharla, si cogerla de la mano, si…!buff! En efecto, nos referimos a ese estallido de emoción interna con el que no se puede parar de emitir suspiros, hacer gestos de “pero ¿cómo puedo decir lo que siento?”, de dibujar una sonrisa y no dejar de pensar que eres una persona extremadamente afortunada.

¿Cómo lograron todo eso? Con maestría, oficio y ese algo inexplicable que hace que surja inmediatamente el amor. La manida expresión “artesanía pop” se creó para discos como éste, con tal grado de perfección, donde todo está en su sitio y donde no sobra ni un solo segundo. Como si de una clase magistral de pop clásico se tratara, desde About You a Hardcore Ballad el festival de estribillos y melodías es de órdago. Norman Blake, Raymond McGinley y Gerard Love se introducen aquí en las esencias de The Byrds, Beatles y Big Star y extraen una magia que trasciende a cualquier ejercicio de estilo en el que se les quiera incluir. Como ocurría con Suede y el glam o los Black Crowes y el rock sureño, en la era mágica del pop ellos también hubieran destacado.

Lo que resulta difícil es destacar alguna canción, solo quizá diferenciar entre las que proporcionan suaves dosis de placer (About you, Sparkys Dream, Discolite…) y las que directamente te ponen a sus pies con toda esa emoción descrita antes en el pecho. En ese compartimientio descansan Don´t Look Back, haciendo equilibrios malabares en el legado de los Byrds y dosificando los tempos hasta llegar a un final apoteósico, Neil Jung tirando de la sombra Zuma de Young y esa deliciosa maravilla de ternura pop que es Going Places.