La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Archivo para Abril, 2016

¡Qué siga la música! Chicharrón y Bifannah, en la Nave 1839

Miércoles, Abril 27th, 2016

De acuerdo, lo de Triángulo de Amor Bizarro el pasado viernes en el Playa Club fue muy fuerte.Su puñetazo sonoro fue tal que lo normal es que no tuvieras fuerzas para otro concierto en días. Pero tampoco nos vamos a relejar. Los conciertos de Retroalimentación siguen con un doble cartel la mar de interesante: Chicharron + Bifannah (Nave 1836, viernes 6 de mayo, 20.30 horas, 5 euros)

chicharon

Chicharron son muy amigos de Retroalimentación. Ya estuvieron el año pasado presentando su primer disco y ahora repiten con un segundo paso, Postal, que nos ha encantado. Más allá de lo que en su día se definió como «la versión acústica de Franc3s» por la presencia de Alberto Vecino en ambas formaciones, ahora Chicharron combinan atmósferas, poesía y una belleza muy particular. Lo puedes escuchar aquí.

bifafafafa

Bifannah también son viejos conocidos de la casa. Sus dos terceras partes proceden de Wild Balbina, que abrieron la tercera temporada del ciclo en el 2014. En esta nueva encarnación han tejido una suerte de garage tropical con arraigo gallego que enamora. Como si los Sonics se mezclasen con Os Mutantes, su primer epé emerge como una deliciosa rareza en el jardín pop galaico. Queremos saborearlo en directo. Y estamos seguros de que encantará y encantarán
Los puedes escuchar aquí.

Y ojo, que para el final de esta temporada tenemos un doble cartel tremendo: Bala + Lady Leño (17 de junio, Playa Club, 6/8 euros). Son dos bandas a las que queremos mucho, con las que hemos encontrado una conexión tremenda y, además, en sus dos conciertos de este año llenaron la Nave 1839 y Mardi Gras respectivamente. Por eso ahora los vamos a colocar en una plaza mayor para que expandan electricidad a más y más personas.

Ruido pop, volumen brutal y feliz cumpleaños

Sábado, Abril 23rd, 2016

IMG_0100

Los conciertos de Retroalimentación no nacieron para conseguir llenos, sino para que en ellos actuasen los mejores grupos del momento en Galicia. Pero cuando la sala Playa Club se pone a reventar como ayer, resulta inevitable dibujar una sonrisa. Fue una gran noche. Triángulo de Amor Bizarro brillaron. El público respondió. Y entre todos crearon una ruidosa bola de emoción generada a volumen brutal para soplar las velas del octavo aniversario de este blog.

Seguramente desde el pase de Schwarz en el 2004 no se metió tanta tralla en el escenario del Playa Club. Ayer todos se fueron a casa con los oídos pitando. El pitido aún pervive hoy al despertar. Triángulo sonaron alto, agrestes e indomables. Fundieron ruido y melodía, detonaciones rítmicas y pausas amenazantes. Demostraron que actualmente no hay quien les tosa sobre un escenario. Dejaron una de esas actuaciones para el recuerdo.

¿Qué es lo que tocaron? Pues, todo su último disco entero, con cruce de cables guitarrero y ocasional ramalazo heavy. También algunas de sus antiguas canciones. Todo con la complicidad de un público loco que demostró que aquello que plantaron TAB en la década pasada, haciendo saltar chispas, rayos y centellas, no solo se mantienen vigente, sino que se se ha multiplicado.

Antes de ellos estuvo otro discípulo del ruido: Rubén Domínguez con Pantis, su proyecto de pop electrónico entre Suicide y Derribos Arias que mola una barbaridad. Seguramente lo volvamos a escuchar.

De este modo tan guay celebramos ocho años de este blog. Fue una maravilla veros a todos, tan entregados y tan cómplices, doblando las expectativas. Muchísimas gracias por el respaldo, la presencia y la energía. Y no os olvidéis que Los conciertos de Retroalimentación siguen. Próxima parada: 6 de mayo, Chicharrón + Biffanah en Nave 1839

Pardo contradiciendo a su destino

Domingo, Abril 3rd, 2016

IMG_9760

Muy grande lo del viernes en el Playa Club con Pardo. Respaldado con la banda con la que grabó Siento no haber sido lo esperado llegó crecido a Los conciertos de Retroalimentación. Con maneras dylanianas, arrojo interpretativo y solidez instrumental repasó su último disco, hizo pequeñas incursiones en su pasado y tocó las versiones que enamoraron a Laura Pausini en su paso por La Voz.

«¿Por qué está todo el mundo hablando de Quique González y no de este tío?», preguntaba uno de los asistentes al concierto. Pues porque a veces hay grandes artistas ensombrecidos no se sabe muy bien por qué. Pardo, al calor de unas 200 personas, se disculpó por no haber sido lo esperado, pero a cambio expuso lo que deseaba ser, lo que está ya siendo y lo que será, sin duda. Muchísimas gracias a él, a sus músicos, a la sala Playa Club y, por supuesto, a quienes en la sobreoferta de la ciudad siguen haciendo un hueco para este ciclo de conciertos.

Próxima parada: Triángulo de Amor Bizarro, 22 de abril en el Playa Club. Celebramos ese día ocho años de vida de este blog. Y Lo que queda.