La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Los Grammy 2013 en diez fogonazos

Escrito por Javier Becerra
11 de febrero de 2013 a las 6:45h


Diez pinceladas, escritas a toda velocidad una vez finalizada la gala, sobre la 55º edición de los premios Grammy que se celebró esta madrugada en Los Ángeles.

1. MUMFORD & SONS. Cuando salieron a recoger el premio al álbum del año, considerado como el más importante, dijeron: “Pensábamos que no íbamos a ganar nada porque The Black Keys lo estaban ganando todo y se lo merecen”. Eso mismo planeaba en la mente de muchos de los que seguían la gala, sorprendidos por la elección del jurado. Sea como sea se confirma la idea de impulsar al indie más accesible a la división puramente comercial que se había apuntado en los últimos meses. Ese folk-pop plasmado en Babel, su segundo álbum, gozará ahora de una sobrexposición extra. Ayer aprovecharon para tocar I Will Wait ante el que será su nuevo público.

2. THE BLACK KEYS. Pese a no lograr el premio máximo, estos Grammy 2013 han supuesto también su consagración comercial con cuatro gramófonos de los seis a los que optaban. El Camino, un disco que realmente se editó en el 2011 aunque en muchos casos se haya tomado como del 2012, los ha situado como el grupo de culto masivo del momento. Habrá quien se rasgue las vestiduras, pensando que por ahí se empieza a diluir la autenticidad. De hecho, al dúo ya le cayeron (injustos) palos por ello. Sin embargo, muchos más sostienen que siempre es una buena noticia que un grupo así suba a las alturas. Su Lonely Boy junto a la Preservation Hall y el Dr. John sonó de maravilla.

3. RIHANNA. Bellísima y exenta de este punto macarra-poligonero que suele lucir en los videoclips, deslumbró desde su llegada a la alfombra roja. Dentro se marcó dos actuaciones excepcionales. Una, interpretando con Mikki Ekko un majestuoso Stay. La otra, con Sting, Bruno Mars y dos de los hijos de Bob Marley el Could Yo Be Loved detro de un homenaje al rey del reggae. Al ir Beyoncé de discreta y no actuar, todo el protagonismo recayó en ella.

4. LEVON HELM. El fallecido batería de The Band fue objeto de un sentido reconocimiento de esos que solo se pueden ver en ceremonias de este tipo. Con Mavis Staples capitaneando el cotarro con su vozarrón, atacaron el clásico The Wight un supergrupo formado para la ocasión por, entre otros, Elton John, T Bone Burnett, Zac Bronw y los Mumford & Sons. Una delicia.

5. JACK WHITE. El ex White Stripes se salió. Pero totalmente. Sí, con esa indumentaria en plan mariachi que se gasta y la cara blanca como un vampiro tomó escena y dejó caer un precioso Love Interruption. Todo un cruce de caminos folk-rock-soul de poner la piel de gallina. Acto seguido, sacó la guitarra eléctrica y prendió fuego a la gala con Freedom at 21. Los que echan de menos la garra rock de los White Stripes se deleitaron a gusto. Impresionante. La mejor actuación de la noche.

6. TAYLOR SWIFT. La pizpireta estrella del pop teenager no se llevó una pila de premios para casa, pero sí un montón de planos de televisión. Situada en primera fila, disfrutó como una enana toda noche y, ojo, cantó casi todas las canciones que se interpretaron. En Twitter se decía que parecía una aplicación de móvil detecta-temas tipo Shazam. Y no les faltaba razón. La verdad es que chica derrocha simpatía. Hoy se ganó a todos.

7. FUN. También obtuvieron su particular trozo de gloria, aunque no dejen de ser una prescindible formación de pop comercial. Chocó que se hicieran con el premio al mejor nuevo grupo. Sobre todo porque antes, al recibir el galardón a la canción del año, aclararon (no se sabe si exagerando) que llevaban 12 años. Y, bueno, en todo caso, que una banda con dos discos en el mercado (el primero de 2009) se considere como nueva resulta un poco contradictorio.

8. FRANK OCEAN. Puede que flote en el ambiente cierta sensación de haber sido el perdedor de la noche (optaba a seis gramófonos y se quedó en uno). Pues no, se debería ver como todo lo contrario. Su actuación, interpretando en delicado Forest Gump con una puesta en escena tremenda, debe figurar por derecho propio entre los mejores momentos de la noche.

9. EL DECORO. Lo pretendía la CBS al pedir más tela que carne en las mujeres y apenas lo logró. Solo Beyoncé o Rihanna dejaron en casa sus modelos más atrevidos. Otras como Jennifer López se encargaron de lucir muslo a lo Angelina Jolie y, en general, el desfile de escotes resultó en la línea habitual. La palma, en ese sentido, se la llevó Katy Perry que incendió las redes sociales con el suyo. También hizo correr twits y twits Adele con su vestido-rojo-floreado-hasta-el-cuello. Aquí se pueden ver los modelitos más destacados

10. LOS GRANDES DEL RAP. La actuación final de la gala reunió en el mismo escenario a Tom Morello, LL Cool J, Travis Barker, Chuck D y Z-Trip. Y dejaron la curiosa sensación de ver hoy como algo clásico lo que ayer fue puro fuego rupturista. Un bonito broche.

FOTO: Mumford & Sons con su premio (Mario Anzouni / Reuters)

Etiquetas: , , , , , , ,

Temas Relacionados

4 respuestas a “Los Grammy 2013 en diez fogonazos”

  1. “Babel”, de Mumford & Sons, se lleva el Grammy al mejor álbum del … – 20minutos.es « Red Zin A&E 2013.1 dice:

    [...] de The Black Keys El País.com (España) Los Grammy más democráticos El Mundo.es Los Grammy 2013 en diez fogonazos La Voz de Galicia InfoBAE.com -El Correo -El Universal (Venezuela) los 166 artículos [...]

  2. DanielRB dice:

    A lo mejor para la próxima edición deberían dar un premio al mejor deportista cantante, cada vez hay más casos, aunque no demasiado afortunados :) http://deporadictos.com/de-los-estadios-a-los-escenarios/

    [Reply]

    Javier Becerra Reply:

    Ayer Frank Ocean se echó unas carreritas http://www.mtv.com/news/articles/1701723/grammys-frank-ocean-forrest-gump-whistle.jhtml

    [Reply]

  3. Toro Sentado dice:

    Sobras…

    Hablando de los Grammys, y de estas cosas tan frívolas, sobras.

    No dices nada de que el terreno donde está el Auditorio de los Grammys era territorio de los indios, y que hace sólo 350 años los abuelos de los blancos que controlan la industria de la música mataron a esos indios, y nadie dijo nada en la ceremonia. Tendrían que haberles llamado hijos de puta

    Sobras, chaval. la próxima vez que quieras escribir un post, piensa en esto….

    [Reply]

Deja tu comentario