La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Archivo para junio, 2011

Exhalación rock desde O Grove

Jueves, junio 30th, 2011

(Última hora: The High Llamas actúan el próximo lunes 5 de julio en Expocoruña)

Telephone Rouges es uno de los grandes grupos del rock undeground nacional. Sí, solo un puñado de fans avispados se han dado cuenta, pero lo vienen demostrando desde el 2008. La última prueba de ello la supone Radiocontrol ep. Editado en vinilo de 10 pulgadas por el sello Mamavynila Records y disponible para escucha y/o descarga gratuita en Bandcamp, ofrece cinco pepinazos de rock directo, alborotado y ruidoso incontestables. Con un pie en el garage-rock, otro en el noise y mucho mucho griterío en primer plano, los de O Grove manejan el ruido y la intensidad a su antojo en un excitante tobogán sonoro. Empieza en clave bofetada-surf-acelerada con un Helio que logra que en solo 15 segundos el oyente se sienta contagiado por unas irrefrenables ganas de hacer pogo. Es el corte más pop del un disco que pasa como una exhalación. Araña con Du Bist Dran, eloquece con Sr Ruiz, entra en ebullición ruidista con Toma o caminho y se despide con un Morte como solución. Todas demuestran que aquí hay muchas uñas, talento, ganas de montar un barullo de mil demonios… y un grupo tremendo. En serio, to-tal-men-te en serio.
Imagen de previsualización de YouTubeVídeo de “Helio” dirigido por Javi Camino

Triángulo de Amor Bizarro: “Tener a una ministra y Anne Igartiburu en la misma sala mientras tocamos no era una cosa que entrase en nuestro planes”

Miércoles, junio 22nd, 2011

Los boirenses Triángulo de Amor Bizarro han sido los grandes vencedores de los Premios de la Música Independiente. En la gala celebrada el lunes presentada por Anne Igartiburu y a a que asistió la ministra de Cultura Ángeles González-Sinde se hicieron con los premios a mejor artista, al mejor álbum, mejor álbum de rock y mejor directo del 2010. Su cantante y guitarrista, Rodrigo Caamaño, atendió a trompicones al día siguiente la llamada express de La Voz, en la carretera, entre interrupciones, pasos por túneles y risas.

—¿Cómo se siente un grupo como ustedes, de salas y festivales “indies” recibiendo premios ya institucionalizados?
—La verdad es que fue bastante psicodélico. Seguimos aún sin vernos mucho en saraos y todo eso pero, tomándoselo así con humor, siempre te lo pasas bien. Allí, realmente, hicimos un poco el hooligan mientras daban premios, vimos a amigos como Pablo El Guincho, que hacía mucho que no lo veíamos y también tocamos.

—¿Ha sido su particular “momento Grammy” a escala?
—Bueno, tener a una ministra y Anne Igartiburu en la misma sala mientras tocamos no era una cosa que entrase así en nuestro planes [risas]. La verdad es que fue un poco surrealista. Tocamos y los técnicos se estaban mosqueando. Nos decían que nos iban a contar el sonido. Hicimos un montón de ruido. Yo tiraba para adelante. Miraba la cara de la ministra y no sabía muy bien qué estaba pasando ni dónde estábamos.

—Vamos, que hicieron lo de siempre: tocar a todo volumen y hacer un ruido de mil demonios.
—Sí, decidimos tocar la más guarra del disco, La malicia de las especies protegidas, un poco para eso, para mostrarnos como somos. Resultó muy curioso. Muy psicodélico todo, Anne Igartiburu por ahí, todo muy extraño, pero tremendamente divertido.

—Y después de tanto reconocimiento, ¿cuándo habrá nuevo material?
—Ya tenemos cosas, pero aún estamos mirando cómo enfocarlas, hay que organizarse un poco. Probamos muchas cosas, hacemos canciones, usamos cacharros, sin presión y sin agobios.

—Parece que han tocado el techo del público “indie” ¿Hay vida más allá para Triángulo de Amor Bizarro?
—Nosotros vamos a seguir haciendo las cosas como siempre, sin preocuparnos demasiado. Pero sí que notamos que este año dimos un salto muy importante de público. Hacemos canciones pop de tres minutos y eso, en teoría, tiene un público objetivo muy grande, aunque en España siempre ha sido sota, caballo, rey. Si te sales un poco de lo que es más básico, es como si fueras el perro verde del asunto. Yo veo que mucha gente de la que estaba allí, en la gala, se estaría preguntando “¿pero a estos le dieron el premio al mejor directo?” al ver el ruido que estábamos montando, pero bueno es algo que a nosotros nos parece fantástico.

—Les lan oportunidad de seducir y van ustedes y sacan las uñas.
—No, es mostrarnos como somos, no tendría sentido cambiar ahora.

—¿Se mira hacia el «indie» gallego desde allí?
—Aún tienen muchos el punto de lejanía, de sitio remoto al que la gente viene porque no hace tanto calor como en otros lugares. Lo de la música está todo centralizado en Madrid y Barcelona y hace que se fijen más en lo que hay alrededor. Esa percepción bloquea muchas de las cosas buenas que hay aquí.

—Habían conquistado México y ahora tocaron también en Suecia.
—Sí, fuimos por un tema de la embajada y estuvo bien, fue mucha gente. Allí, la barrera del idioma es grandísima, con completamente anglosajones, están completamente colonizados. Un idioma como el español allí no tiene nada que hacer.

Lo mejor y lo peor del Sónar Galicia 2011

Lunes, junio 20th, 2011

Hoy se publica en La Voz la crónica del tramo final de la segunda jornada. Ya como colofón, igual que hicimos el año pasado, reflexionamos aún en caliente sobre cómo fue el evento.

LO MEJOR

1. Cut Copy. Los australianos ofrecieron EL CONCIERTO. Si en disco son un buen grupo, sobre el escenario resultan fantásticos. Girando la manilla del baile mediante graves sísmicos, subidones y luces que apelaban al éxtasis colectivo, convirtieron el Sónar Hall en el gran paraíso pop. Temas como Take Me Over, Fell The Love o Lights And Music sonaron a clásicos de una generación y la secuencia de encogimiento-explosión-encogimiento de Need You Now pareció cristalizar el cóctel OMD vs Happy Mondays que se intuía en sus álbumes. Si existe la felicidad plena debe ser algo muy parecido a lo que se pudo sentir en durante esa hora y pico en el Sónar Hall.

2. Richie Hawtin. Mientras Cut Copy tocaban el cielo, el reverso de la moneda del Sónar empezaba su sesión en el Sonar Club. Si los australianos tiraron al baile, el canadiense puso un pie en el más allá del baile, al menos en el tramo final, que lamentablemente es lo único que pude presenciar por la coincidencia de horarios. Contundencia y tralla apabullante en una sesión llevada al infinito con los visuales de Ali Demirel. Y sí, el cuerpo humano parece que no está aún capacitado para soportar algo así.

3. M.I.A. Muy, pero que muy discutida por el público, M.I.A. ofreció en mi opinión un gran concierto. Se impone la visión personal, por tanto. Hubo fallos en el sonido, especialmente en la parte central, pero el repertorio, la actitud y el espectáculo general difícilmente admite peros. El arranque con Galang fue sencillamente demoledor y el Born Free final una auténtica locura. Cuando el nombre de la artista apareció salpicado en sangre en las pantallas, no podía siquiera vislumbrar las críticas. Entonces pensé que acabábamos de ver uno de los conciertos del año. Pero se ve que no: 9 de cada 10 personas con las que hablé definían su pase como un bluff. De verdad, !mi no entender!

4. Mejora en el sonido en el Sonar Hall. Si el año pasado el mayor reparo fue el sonido del Sónar Village (el escenario del vestíbulo de Expocoruña), el cambio al Sónar Hall (situado en la galería lateral de Expocoruña) fue muy positivo en ese sentido. Más incómodo y por momentos con demasiada luz, resultó sin embargo más agradecido con el oído y permitió disfrutar de unas actuaciones de Cut Copy o Die Antwoord que, quizá, de celebrarse en las condiciones del año pasado, hubiesen bajado enteros.

5. Fiestas finales. Los cierres de las dos jornadas en el Sónar Hall dejaron un gran sabor de boca. The Gaslamp Killer divirtió y animó el cotarro a los pocos que aguantaron hasta las 5 de la mañana para disfrutar con su sesión. James Murphy seleccionó disco y house y meció son suavidad a quienes quisieron decirle adiós a este Sónar bailando hasta el final.

LO PEOR

1. Poco público en la primera jornada. Eso sí que fue un bluff. Apenas unas 2.500 personas vieron en directo a Underworld, una de las grandes estrellas del festival, dejando a la organización, público y parte de la prensa totalmente descolocados. Como siempre sucede a posteriori, no tardaron en aparecer las bocas que soltaban su “Yo ya sabía que hoy ni iba a venir nadie”, pero a priori parecía que la posibilidad de ver a los autores de Born Slippy en una ciudad como A Coruña iba a atraer a mucho más públicó. ¿Será que los que vivieron Born Slippy en tiempo real no tenían con quien dejar al niño? Se dio más de un caso…

2. Magnetic Man. Llegaban como uno de los reclamos con ínfulas de gran espectáculo y resultaron tremendamente decepcionantes. En poco menos de 10 minutos su discurso perdió nervio y se volvió cansino gracias a su pesadísimo MC. Lo mismo se puede decir de Buraka Som Sistema, cuyo directo verbenero casi acaba en la página de sucesos cuando su encargado de seguridad empezó a bajar a la chavalada (a la que previamente se reclamó) del escenario a empujones.

3. Horarios y estrellas demasiado tempraneras. Que la estrella principal del día empiece su concierto una hora después de abrir las puertas (Underworld fue a las 23 horas y M.I.A. a las 23.30) impide que el público se pueda aclimatar. Muchos echaron de menos un arranque más temprano de las jornadas con conciertos por las tardes, aunque luego se terminase la fiesta más temprano (que siempre hay afters y salas para continuarla). También se lamentaron algunas coincidencias, especialmente la de Richie Hawtin y Cut Copy, que solaparon sus actuaciones.

4. El llorado auditorio. Estuvo en la mente de muchos. Faltó este año el espacio que en el 2010 marcó la diferencia y dejó aquella joyita de Broadcast para el recuerdo. En el ánimo de la organización estaba recuperar el evento para el año que viene (y con él las propuestas de corte más intimista y experimental), pero antes de eso hay que resolver el punto siguiente.

5. Incertidumbre. La pregunta se vuelve a repetir este año: ¿Habrá Sonar Galicia 2012?. Hoy Ricard Robles, codirector del festival, insiste en La Voz en que el ánimo de la organización es mantener la bicapitalidad con la sede coruñesa. Cuando las previsiones estaban en una razonable franja de 10.000-11.000 entradas vendidas, solo se llegó a las 8.400, con lo que queda una reflexión, que se hará en los días siguientes. “Todavía es muy pronto para hacer valoraciones definitivas”, explica Robles. Mientras los seguidores permanecen a la espera, a lo mejor se podía recuperar la idea de un festival escalonado como el del año pasado, en el que se empezó con un aforo de 3.000, luego se pasó a otro de 3.500 y, al final, se abrió todo el recinto a más de 7.000 personas.

El poderío de M.I.A.

Domingo, junio 19th, 2011

Segunda jornada del Sónar en La Voz


-M.I.A. demostraba a la medianoche que es una de las grandes del momento.

-Crítica de la primera jornada: Underworld y Shackleton fueron los mejores.

-Zona de fumadores y gafas de colores

Mañana más, entre otras cosas el apoteósico concierto de Cut Copy y las opiniones encontradas con el (en mi opinión, gran) concierto de M.I.A.

Foto: María Aurtenechea

Euforia electrónica

Sábado, junio 18th, 2011

Primera jornada del Sónar en La Voz:
Imagen de previsualización de YouTubeEl momento más esperado: el clásico “Born Slippy” de Underworld llevando al público al éxtasis

-Underworld contagia el festival con su euforia electrónica. Además, luego brilló de manera especial Shackelton, pero de eso hablaremos mañana.

-Primeras sensaciones sobre los cambios y la respuesta de público.

-Entrevistamos a Richie Hawtin, una de las grandes estrellas de la jornada de hoy.

-M.I.A. y el programa de hoy.

Hoy arranca el Sónar Galicia

Viernes, junio 17th, 2011

El gran día ha llegado. Hoy empieza el Sónar Galicia. En consecuencia, desde el suplemento Fugas de La Voz hemos hecho un especial de dos páginas que ya se puede ver en Internet:

-Artículo general

-Entrevista con Tim Honey (Cut Copy)

-Entrevista con Karl Hyde (Underworld)

Y, de noche, a disfrutar!!!

Nota: Ayer estuvo John Mayall en A Coruña con otro gran concierto

Diez razones para ir al Sónar Galicia

Jueves, junio 16th, 2011

La segunda edición del Sónar Galicia empieza mañana en A Coruña. Serán dos días de fiesta, descubrimientos y conciertos para el recuerdo en una ciudad que ya vibró como nunca el año pasado y que se espera que lo vuelva a hacer este fin de semana. Para ello, he aquí una selección de algunas de los pases imprescindibles del festival. Como siempre, al final, el lector tiene su turno.

1. M.I.A.. La reina de las músicas urbanas. La que dejó boquiabierta a la crítica con su híbrido de rap, funk carioca, regatón y folclore asiatico en Arular (2005). La que giró la bola de espejos con Kala (2007). Y la que se roquerizó en Maya (2010), tras previamente colarse en el planeta mainstream con Paper Planes. Suyo será el concierto más esperado del Sónar Galicia, en el que florecerá su personalidad arrolladora para meterse al público en el bolsillo.

2. RICHIE HAWTIN. El Rey Midas del techno. Además de su incuestionable genio al frente de Plastikman (ahí está su obra maestra Closer para acreditarlo) Richie Hawtin ocupa, para muchos aficionados, el primer lugar de la lista de grandes dj´s del techno. Su inclusión en cualquier cartel equivale a éxito asegurado y, en esta ocasión, acude con un espectáculo audiovisual de altísimo nivel que reforzará su sesión. Una oportunidad de oro para disfrutar con uno de lo mayores talentos de la música electrónica

3. UNDERWORLD. Un clásico básico. Quien hoy tenga más de 30 años habrá bailado miles de veces con Born Slippy, himno indiscutible del matrimonio entre rock y electrónica que en los noventa asaltó las discotecas y festivales de medio mundo. Pero no solo se invocará a la nostalgia, ya que los británicos llegan con un notable Barking bajo el brazo, lleno de grandes momentos que prometen un directo vibrante con pasado y presente dándose la mano.

4.MAGNETIC MAN. Dubstep para la masa. Ese fue el objetivo y lo lograron: llevar una música totalmente underground al gran público. Para ello Skream, Benga y Artwork se juntaron con algunas de las estrellas del urban como Ms Dynamite o Kay B logrando un discurso intenso y accesible, novedoso y perfectamente asimilable por cualquiera. Acompañado todo ello por un gran show, se presenta como una de los pases imprescindibles

5. DIE ARTWOORD. Uno de los fenómenos del año. Con apenas ver uno de sus videos clips resulta fácil hacerse una idea de lo avasallador de la propuesta de este trío sudafricano que debutó con $O$. En él, una explosiva mezcla de rap, delirio, músicas de raíz, voces infantiles y espíritu rave. Otros que prometen un gran espectáculo.

6. CUT COPY. El lado pop. Los australianos, uno de los grupos de moda del momento, representan la propuesta más convencional de todo el Sonar Galicia. Lo suyo son las grandes canciones abiertamente inspiradas en New Order pero con múltiples conexiones: desde el sonido Manchester hasta los shoegazers, pasando por el synth-pop. Su último disco, Zoonoscope, apuesta por las texturas densas y la hipnosis. Su paso al directo promete un gran concierto.

7. THE GASLAMP KILLER. La revelación. Palabras de Ricard Robles, codirector del festival, en este blog: “Creo que es el DJ más interesante que hay ahora mismo en el mundo”. De él, de The Gaslamp Killer, se dice que es imprevisible, ecléctico e innovador. Capaz de saltar del rock de Jimi Hendrix a la IDM de Aphex Twin sin perderse por el camino, su sesión promete revelación y excitantación. Eso sí, habrá que quedarse hasta las 5 de la mañana para comprobarlo.

8 FOUR TET. Una delicia. Habrá que ver si un festival es el mejor lugar para disfrutar de las excelencias There Is Love In You, el último álbum de Four Tet y una de las muestras más esquisistas de la electrónica de última generación. Como ocurría con los maravillosos Boards Of Canada, Four Tet tiene algo de folk, mucho de detallismo, un todo de ensoñador y alguna salida bailable como Love Cry. Su actuación exigirá silencio.

9.BURAKA SOM SISTEMA. Tormenta rítmica. Los primos portugueses de M.I.A. también apuestan por el torrente de estilos, las percusiones que miran a la pista de baile y el discurso de vitalidad de total. Energía a chorro, buen rollo y ansias divulgadoras. Ahí está Sound Of Kurudo, en el que muestran al mundo occidental ese demoledor ritmo angoleño

10. AÑADE EL QUE CREES QUE FALTA EN LA LISTA…

Una lección de veteranía

Martes, junio 14th, 2011

The Godfathers
A Coruña, Le Club, 11-6-2011

Cuando uno es adolescente y se presenta la posibilidad de ir a conciertos se opta, generalmente, por directos masivos. Fiestas de la ciudad o el pueblo, una estrella de que cae cerca, el desplazamiento con hermanos mayores a ver al nombre mítico… Allí, entre miles de espectadores, se siente la música con el corazón aún virgen. Se desconoce, sin embargo, que existe otro lugar, oscuro y seductor: el club, la sala de conciertos, el garito. Ahí el rock se siente de otra manera. Si se prueba y gusta, no hay marcha atrás.

Algunos de los que hoy tienen alrededor de 40 años tuvieron un grupo que marcó ese tránsito entre finales de los ochenta y los primeros noventa: The Godfathers. Míticos fueron sus directos en salas como Pachá Coruña o Clángor de Santiago. Y entre sonrisas se rescatan los recuerdos en cuanto suenan temas como She Gives Me Love o Birth, School, Work, Death.

Una parte de esa generación acudió a Le Club el pasado sábado. Y volvió a sentir el azote en la piel. Canciones vertiginosas, ritmo endiablado, palabras desafiantes, toda una bola de energía rodando en la sala. Sí, tal cual sonaban entonces, cuando esa audiencia descubría los placeres de las guitarras eléctricas viéndolas a un palmo de distancia.

Todo sigue igual. Peter Coyne luce papada y el batería, Grant Nicholas, ha visto cómo se esfumaba su look juvenil con los años. Son las únicas variaciones de un discurso que no solo sigue vigente, sino que podría dar unas cuantas lecciones al 90% de los grupos ingleses de hoy en día.

¿Qué sonó? Pues lo esperado. De Love Is Dead a This Damn Nation pasando por She Gives Me Love y Cause I Said So. También tocaron (buenos) temas nuevos como Back Into The Future. Y, cómo no, su mítica versión del Cold Turkey de John Lennon. Todo como un misil de rock poderoso ante el que resultaba imposible no vibrar.

Lógicamente, el momento más esperado (y coreado) llegó con Birth, School, Work, Death, el grito de guerra con el que muchos recordaron por qué se enamoraron de eso llamado rock underground. Y aunque la edad no estaba para pogos, la mayoría sintieron otra vez el fuego, el que les hacía arder de jóvenes cada vez que uno de esos grupos acudía a un club. El camino a casa resultó, a buen seguro, una catarata de sensaciones que parecían olvidadas en estos tiempos de festivales, iphones y blogs digitales.

Foto: Cristina Cotelo

La segunda división resucita

Viernes, junio 10th, 2011

Imagen de previsualización de YouTube
(conversación entre dos fans de la música más cerca de los cuarenta que de los treinta)

-Fan 1: Oye, que acabo de escuchar a The Godfathers. Debe hacer como 15 años que no lo hacía. !Y estoy flipando!

-Fan 2: Hombre, The Godfathers eran tremendos. Yo los ví en 1992 cuando tocaron en A Coruña y fue uno de mis primeros conciertos. Fue tremendo. Pusieron la sala patas arriba

-Fan 1: Sí, de ese concierto oí hablar muchas veces. Pero a mí lo que me llama la atención es lo frescas que siguen sus canciones aún hoy en día. No han envejecido absolutamente nada.

-Fan 2: Sí, lo de estos era ¿qué quieres bailar?, !Pues toma! Vas a moverte mucho más de lo que pensabas. Tenían un sonido que te hacía vibrar.

-Fan 1: Y esto era supuestamente la segunda división del rock inglés del momento, es que es para flipar. Porque no solo son los singles, es que los dos primeros discos son de morirse de buenos.

-Fan 2: Fijo. Eran un grupazo.

-Fan 1: Y luego, además, está el tema de la estética y la actitud, con ese punto ahí de roqueros elegantes y cabreados. Yo creo que sale un grupo ahora con canciones así y se come con patatas a cualquiera de los grupos punteros que hay en Inglaterra en estos momentos.

-Fan 2: Por supuesto. Ya le gustaría a Franz Ferdinand llegar a este nivel y tener esa energía.

-Fan 1: !Hay que ir a verlos, tío!

-Fan 2: !Pues claro!

NOTA: The Godfathers actúan mañana sábado en el sala Le Club de a Coruña a partir de las 22.30. La guinda perfecta a la temporada de conciertos en salas en la ciudad. Más información aquí.

Ricard Robles: “Esto es una especie de año uno para el Sónar-Galicia”

Jueves, junio 9th, 2011

Los próximos 17 y 18 de junio se celebrará en A Coruña la segunda edición del Sónar-Galicia. Se trata de uno de los brotes más estimulantes de las varias semillas de futuro que plantó el año pasado la organización del Xacobeo 2010. Dos jornadas que reúnen a algunas de las figuras más importantes de la música electrónica internacional y, no solo sitúan la ciudad en una particular línea de lugares escogidos en los que el Sónar ha extendido sus tentáculos (Barcelona, Tokyo, Londres y Chicago…. casi nada), sino que se asientan como uno de los principales referentes culturales del Noroeste peninsular. Para conocer los detalles de esta edición, hemos entrevistado al director del evento, Ricard Robles. Una parte de esta entrevista se publicó ayer en la sección de cultura. Recogemos ahora aquí la versión ampliada.


-Solo quedan unos días para la celebración del Sónar-Galicia. ¿Qué sensaciones se tienen desde la organización?

-Estamos, sobre todo, trabajando con el referente del año pasado, el de esa extraordinaria acogida que tuvimos. En cuanto a la venta de entradas, en el 2010 fue todo un poco particular porque se trató de un año especial en Galicia. Eran tres días y con otro tipo de horario, más extenso, pero por ahora yo creo que está yendo bien la venta, aunque, honestamente, no puedo decir si estará lleno. El año pasado tuvimos un gran público que nos acogió fenomenalmente y ese es el aval que tenemos. Lo que me comentan es que hay muchas ganas y yo creo que hemos hecho una buena programación, incluso diría que superior a la del año pasado.

-El funcionamiento del Sónar en Galicia el año pasado era toda una incógnita. ¿Qué fue lo que le sorprendió del éxito?

-Más que sorprender, me complació mucho como organizador llegar a una ciudad como la vuestra, en la que por primera vez que se hacía un evento así, y ver como todo se desarrollaba estupendamente. La gente disfrutó mucho, desde lo más experimental, al pop más generalista como Air. Eso te anima mucho. Se logró una muy buena sintonía, con el público el espacio y los artistas. Fue un trabajo bien hecho.

-El año pasado le dieron una vuelta total al recinto de Expocoruña. ¿Habrá novedades?

-Vamos a cambiar cosas. Utilizaremos únicamente la planta baja en esta ocasión. Hemos pasado de tres escenarios a dos. El escenario principal será un poco más grande y el stage estará ubicado en el otro lado de la sala. Y el Sonar Village, que el año pasado era en el vestíbulo, lo hemos trasladado a la galería lateral, es decir al espacio en la que estaba la zona multimedia. Serán dos escenarios en paralelos, lo que permitirá ampliar las capacidad hasta casi 9.000 personas. En medio, habrá una zona para restauración, igual que el año pasado. Mejoramos notablemente la calidad de sonido del segundo escenario, que era muy complicado de sonorizar y, aunque se hizo un gran esfuerzo, reconozco que era mejorable. También es cierto que el festival predispone el mejor equipamiento y los mejores técnicos posibles, pero ese sonido ideal se va modificando y no todo el mundo no es capaz de hacer sonar el equipo al mejor rendimiento posible. Ahora el estándar se mejorará bastante. Además de todo ello, habilitaremos una zona de fumadores en el exterior. Sabemos como es la ley y hemos adaptado un área para que quien tenga la necesidad de fumar lo pueda hacer.

-Ese sonido al que hace mención fue el reproche general del público en la primera edición. Sin embargo, se valoraron las excelentes prestaciones del auditorio. ¿Por qué se ha prescindido de él en esta ocasión?

-Se trata de un ejercicio de responsabilidad por parte nuestra. El año pasado fue extraordinario por el Xacobeo y, en consecuencia, pudimos hacer un evento extraordinario a todos los niveles. El compromiso nuestro con el Xacobeo y la Xunta era hacer el festival, extraer las conclusiones e intentar continuar con el proyecto. Así se hizo, pero ahora el Sónar-Galicia es una actividad que se gestiona desde una empresa privada con patrocinios y ayudas públicas, pero con una gestión 100% privada y unos riesgos también privados. El año pasado fue el cero, esto es ya una especie de año uno para el Sónar Galicia, un año para arrancar el festival y ver cómo se defiende y cómo puede arraigar en Galicia. Por ello hay un ejercicio de prudencia, porque se trata de una inversión muy grande y sabemos cómo está el mercado, cómo está el país… Es el riesgo más importante que hemos corrido nunca, al margen del festival de Barcelona. Queremos dar un buen paso y, para el año que viene, intentar recuperar el auditorio e incluir cosas de corte más intimista. Hay que ir poco a poco.

-La falta del auditorio y el hecho de que se haya desplazado el horario hacia la noche, sugiere un festival más orientado al baile. ¿Es así?

-Hasta cierto punto. Sí que es cierto que para algún tipo de concierto ese auditorio es idóneo. Pienso en las actuaciones de Broadcast o Blixa Bargeld el año pasado, por ejemplo. Pero eso no va a significar que se recorte el grado de ambición y la perspectiva del festival hacia propuestas solo de baile. Hay artistas como Shackelton, The Gaslamp Killer o Four Tet que no son estrictamente de baile, sino que abarcar con las infinitas posibilidades de la electrónica. Queremos dar una perspectiva lo más amplia posible. Hay discursos más reposados y que miran más hacia un espacio como el auditorio que, si todo va bien, queremos recuperar para el 2012. Aun así, creo que la variedad artística está muy representada.

-¿Cuál puede ser el “tapado” de esta edición? Me refiero al artista desconocido que va a dejar boquiabierta a la audiencia.

-Varios, depende de los gustos. Hay una figura, que creo que es el DJ más interesante que hay ahora mismo en el mundo, que se llama The Gaslamp Killer. Es un tipo de discurso que no es solo musical, sino perfomántico. Tiene la conciencia de que está delante de un público y que ha de generar espectáculo con la música de los demás. Es capaz de coger temas insólitos y mezclarlos de un modo absolutamente original. El buen amante de la música lo apreciará. Es una figura clave en la actualidad, aunque no sea muy conocido. Luego hay otros como artistas, como Shackelton y Four Tet, que también sorprenderán a quien no los conozca. Son dos figuras con un peso específico y una relevancia muy particular. Trascienden a los géneros y se convierten en un género en sí mismo: futurista, innovador y con una capacidad de atraer eso que persigue el Sónar, el interés y el disfrute con la música de hoy en día. No sabría decirte cuál me gusta más. Serán dos shows magníficos.

-El año pasado brillaron de manera especial Lcd Soundsystem y Broadcast. ¿Qué concierto del Sonar Galicia se convertirá en el símbolo de esta edición?

-A nivel de gran show estarán compitiendo seguramente Underwold, Magnetic Man y M.I.A.. Undeworld tienen muchos años de rodaje y la conciencia de que encima del escenario tienen que pasar cosas. Trabajan con visuales, iluminación y la capacidad de emocionar con el discurso. Todos los shows que he visto de ellos me parecen ejemplos perfecto de cómo llevar un discurso de pop electrónico al directo. Entremezclan sus grandes clásicos con otros temas menos conocidos y siempre funciona. Respecto a Magnetic Man me parece fascinante. Me encanta su disco y creo que es estupendo que la generación dubstep no se haya querido quedar en un submundo, defendiendo su etiqueta de undergound y hayan decidido que hay muchos caminos y que uno de ellos es el mainstream. Ese disco escuchado a todo volumen y con el show que llevan es tremendo: es el dubstep para las masas. Y, ya por último, M.I.A. que tiene un carácter bestial y se trata de un personaje avasallador sobre el escenario. Abruma, impacta… será, sin duda, uno de los platos fuertes.

-Aunque la gran estrella para el público que demanda baile será Richie Hawtin, ¿no?

-Sí, es el gran conocido y, como dices, una estrella totalmente asentada. No sé en qué condiciones ha actuado en Galicia con anterioridad, pero todos los fans lo verán con un equipo y unas prestaciones audiovisuales estupendas. Sin ninguna duda, el sitio en el que más a vas disfrutar de Richie Hawtin este año será en Galicia.

-¿Si se repite la respuesta de público del año pasado, podemos asegurar que existirá el Sonar-Galicia 2012?

-Incluso con algo menos que el año pasado, que como he dicho antes fue un tanto especial. El año pasado acudieron 14.000 personas y este año estaríamos muy satisfechos quedándonos cerca de esa cifra. Si logramos una respuesta de público óptima sería una satisfacción que nos animaría a seguir.