La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Archivo para noviembre 5th, 2010

La emoción del fan vs la opinión del músico

viernes, noviembre 5th, 2010

ivyResulta curioso el modo en el que los músicos hablan a veces de su propia obra. Los neoyorkinos Ivy editaron a mediados de los noventa Realistic, un sensacional debut de indie-pop cristalino y anglófilo que apenas tuvo trascendencia. A excepción del ambiente fanzinero, su repercusión en la prensa fue prácticamente nula entonces y hubo que esperar a su siguiente paso, Aparment Life, publicado ya en 1997 en una multinacional y con un alcance mediático mucho mayor. Entonces, cuando se promocionaba este segundo trabajo, el grupo se refería al debut como un disco fallido, con una producción equivocada obra de Kurt Ralske (The Ultra Vivid Scene). “Desgraciadamente, no podemos escuchar Realistic sin ruborizarnos, suena apagado y sin vida”, decían Andy Chase en una entrevista en Feedback-zine de finales de los noventa.

Y lo cierto es que Realistic posee mejores canciones y sonido que Aparment Life. Pero, sobre todo, encierra en sus canciones esa indescriptible e irrepetible magia especial -la de, por ejemplo, el Stone Roses o elToday de Galaxie 500- que logró varios pósteres en la pared mental del fan y un hueco muy especial dentro del apartado de “Discos que solo yo conozco y que tengo que explicar al mundo su existencia como sea”. Pero, cuando todas estas sensaciones ya se habían solidificado totalmente, va la banda y lo contradice todo. Y el fan se ve en una situación extraña: la de intentar convencer, mostrándole la piel de gallina al autor, que su saludo al mundo continúa siendo maravilloso y emocionante y no ese cúmulo de defectos que él muestra.

Tras Aparment Life, llegaron más discos de Ivy pero ninguno pudo acariciar lo que la banda logró conjurar en su debut. Ahora anuncian nuevo álbum para el 2011, momento en el que el fan carpichoso vuelve a sacar del trastero Everyday, la canción más bonita de aquel Realistic, repleto de maravillas que siguen encandilando al fan, pero que al autor le generan sentimientos muy diferentes. Decir ellos se lo pierden suena de lo más raro, ¿no?

Imagen de previsualización de YouTube