La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Ignacio Santos: “Estamos en crisis y no tiene sentido dar una imagen de despilfarro en el Xacobeo”

Escrito por Javier Becerra
12 de febrero de 2010 a las 10:43h

Cada año Xacobeo los aficionados al rock en Galicia se sienten como el perro de Pávlov cuando le tocaban la campana. Sus ansias de acudir a grandes eventos generan que, meses antes de conocerse los nombres, ya se preparen para tachar de la lista los grandes mitos que todavía le quedan por ver. Artistas como Bob Dylan, Lou Reed, Sonic Youth, Neil Young, The Kinks, The Cure, Massive Attack y un extenso etcétera llegaron a Galicia así, a golpe de esos talonarios que en los años de jubileo solían ser más ligeros de lo habitual.

No ocurre así en este 2010. Estamos en crisis. No hay tanto dinero. Por ello, se impone el realismo. No habrá ese gran macrofestival de tres días con el que muchos suspiraban tras la experiencia de años anteriores. Por contra, tendremos una cuidada selección de artistas trenzados con un criterio inédito en esos lares. Y, también, una cierta polémica latente: la contratación fuera de Galicia de lo que ahora son los dos grandes eventos, el Sónar-Galicia y el MTV Day. El gerente del Xacobeo, Ignacio Santos, habla de todo ello en una entrevista que sirvió de base para la información que hoy publica La Voz y que reproducimos íntegra a continuación.

-Entre los aficionados existe la demanda de un macrofestival de tres días como pudo ser en su día el Concierto de los Mil Años (1993), el Santirock (2000) o los Conciertos del Nuevo Milenio (2004). ¿Habrá algo similar este verano?

-Vamos a ver. Hay que tener en cuenta que el presupuesto de Conciertos del Nuevo Milenio fue próximo a los seis millones de euros. Nuestros presupuesto total para cubrir todo el año son 26 millones. Con eso queremos llegar a muchos rincones de Galicia, especialmente a los más de un centenar de ayuntamiento del Camino de Santiago, y hacer una programación con diez áreas que incluyen además deportes y gastronomía. Seis millones respecto a 26, es casi un 25%. Supondría concentrar en un solo fin de semana casi una cuarta parte de todo nuestro presupuesto. Eso sencillamente es inviable y no lo podemos asumir.

-Es decir, que no habrá ese gran evento catalizador como lo que fueron esos festivales en Xacobeos anteriores.

-No, de esas características no. Pero eso no quiere decir que no estén contemplados grandes eventos. Tenemos el festival MTV, que se celebrará en el Monte do Gozo con carácter gratuito, en un solo día y que va a contar con una retransmisión para todo el mundo a través de la plataforma de televisión MTV. No podemos hacer una concentración de presupuesto que suponga que, en un solo fin de semana, vayamos a gastar el 25% de lo que tenemos, pero sí que están previstos grandes eventos como este MTV Day, el Sonar-Galicia u otros que iremos confirmando a lo largo de estas semanas. Habrá grandes artistas, pero diversificados en diferentes puntos de Galicia y en diferentes momentos del año. Lo cual me parece una postura más inteligente, porque se diversifica el atractivo en diferentes momentos del año.

-Dice que faltan muchas cosas por confirmar. Si tenemos en cuenta lo anunciado y lo que falta por anunciar, ¿de qué porcentaje estaríamos hablando?

-Hay muchas áreas de programación ya totalmente cerradas. La que está todavía abierta es la parte musical, donde quedan por confirmar un par de festivales promovidos por promotores gallegos en diferentes ciudades. Esperamos poderlo confirmar en el próximo mes. Quedan también conciertos de artistas importantes, alguno para el Monte do Gozo y otros en otras ciudades. El área musical tiene sus particulares tiempos de mercado. Tenemos que tener en cuenta que en el 2004, a fecha de hoy, no había nada anunciado. Nosotros ya hemos anunciado cientos de eventos, pero hay una tónica general, en los medios y en la gente, de que vamos con mucho retraso.

-Efectivamente, la percepción general es que este Xacobeo va retrasado. ¿Percibe usted esa ansiedad?

-La percibo a través de los medios. Pero insisto: en 2004 había, a día de hoy, cero eventos confirmados. A lo largo del mes de marzo se contaron intenciones y, a lo largo del mes de mayo, empezaron los anuncios. No es real el retraso que llevamos. Si te fijas en los festivales de música de España, solo han dado unas pequeñas pinceladas. Ninguno tiene anunciado el cartel completo.

-Existe una opinión relativamente generalizada acerca de que este año la programación, en cuanto a la selección de artistas, se están haciendo con una coherencia y un criterio lejana a lo que es habitual en la administración pública. Ahí las cosas muchas veces se hacen de cualquier manera y en el mismo pack va, por ejemplo, Ella Baila Sola, Ana Kiro y Sonic Youth.

-Me alegra oír eso. La diferencia es que ahora hay un gestor cultural, con experiencia y que conoce la música.

-Se mueve en un nivel de calidad, pero intermedio, no de grandes estrellas. Es decir, artistas como Richard Hawley o Yo La Tengo, para un público de unas mil personas. ¿Es esa la línea y la intención dentro de esa diversificación?

-Es lo que comentaba antes. Tenemos que tener en cuenta que el contexto socioeconómico que estamos viviendo en el 2010 no tiene nada que ver con el de 2004. Estamos en crisis y no tiene sentido dar una imagen de despilfarro y hacer unas contrataciones de millones de euros para un solo día, con algo efímero que pasó el día y pasó la romería. Nosotros, dentro de nuestras posibilidades presupuestarias, queremos traer artistas importantes, no solo eventos de mil persona, si no también cosas de nivel que llenen el Monte do Gozo. Pero sí que es verdad que buscamos coherencia y que las cosas tengan sentido dentro de la programación.

-Vamos a un terreno donde ya surgen críticas. Los dos grandes eventos, por ahora, son el Sonar y el MTV Day. En el primer caso, se garantiza criterio y nombres de primera línea. El MTV es diferente…

– Es más comercial.

-Bueno, seguramente a los exquisitos de la música probablemente no les guste, pero sí que está garantizado, a priori, artistas de nivel dentro del mainstream.

-Y no solamente eso. Nosotros hicimos muy conscientemente estas operaciones por algo. Por un lado, supone vincularse a dos marcas que son referentes culturales en el mercado internacional. Por otro, no solo son eventos que aportan un contenido, sino que aportan una difusión del Xacobeo y de Galicia muy importante. Sonar viene asociado a una campaña de comunicación nacional e internacional en el que se va difundir Sonar-Galicia. Debemos recordar que la imagen del Sonar de este año es una película que se llama “Finisterrae”. Es decir, que más allá del simple evento, aporta mucho más. Respecto al MTV Day, va a ser retransmitido a todo el mundo a través de la televisión. Queríamos tener un efecto multiplicador en el todo el mundo a través de nuestra programación. No solo aportar contenidos, sino una proyección del Xacobeo a nivel internacional. Estos dos eventos lo aportan.

-Sin embargo, en el ambiente flota cierto desencanto. Tanto Sónar como MTV Day parten de empresas de fuera de Galicia. La postura de muchos programadores gallegos es que se podía haber hecho esos grandes eventos con gente de aquí, con promotores de aquí, producción propia y retroalimentando la industria gallega.

-Eso, lamentablemente, no es realista. ¿Qué le pasa a Sonar y MTV? Que llevan muchos años construyendo una marca, una marca que tiene un gran poder de atracción y difusión internacional. Si tú creas un evento desde cero, por muy bien que lo montes, no va a aportar esta difusión internacional y esta repercusión. Pero el hecho de que hayamos traído a estas empresas de fuera de Galicia, no significa que no vayamos a apoyar a la escena y a la industria gallega. De hecho, tenemos muchos otros proyectos que son, o bien organizados o bien producidos por empresas gallegas y con un contenido de artistas gallegos. En ese sentido, querría puntualizar que el evento Sonar-Galicia contará con una presencia muy importante de artistas gallegos y también hará un hueco a artistas gallegos en el Sonar-Barcelona.

-¿Cuáles son esos proyectos netamente gallegos?

-Pues, por ejemplo, Xacobeo Raíces, con 13 conciertos en diferentes puntos de Galicia con más de 20 artistas gallegos producido y realizado por una empresa gallega. También hemos sacado una línea de patrocinios a festivales gallegos, por la cual destinamos 754.000 euros para apoyar a 12 festivales gallegos, no solo en financiación, sino también en promoción fuera de Galicia. Contamos con una línea similar para festivales audiovisuales. Tenemos el festival Xacobeo Classics, que está producido por una empresa gallega o el festival Via Stealle, que es 100% nuestro y que lo lleva una empresa gallega. Mark Knopfler lo hace un promotor gallego, el ciclo Xacobeo Importa es una idea de un promotor gallego, apoyamos a través del consorcio de Santiago el festival de músicas contemplativas, la gira de Fito y Fitipaldis también es de un promotor gallego… Es decir, el hecho de que se traigan esos dos eventos fuera de Galicia no significa que no apoyemos a lo gallego.

-Existe otro planteamiento. Nos remontamos al inicio del Sonar o el inicio del Fib, cuando estaban lejos de ser lo que son hoy. Cabe pensar que con el extra de dinero de este año se podía crear las bases de un gran festival en Galicia como en su día se hizo con esos eventos. Habría que darle continuidad en el tiempo para que este, en unos años, acaparase la atención del Noroeste para los aficionados a la música. Es decir, la que hoy ocupa el norte de Portugal con festivales como Paredes de Coura. ¿Por qué no se puede crear algo así aquí sin contratar réplicas de festivales de fuera?

-¿Y por qué no apoyar a los que ya existen? Es decir, hemos hecho una selección de los 12 festivales gallegos que considerábamos más importantes en cuanto a trayectoria, calidad y repercusión. ¿Por que construir un festival desde cero si podemos apoyar a todos estos? Porque tenemos que apoyar a los festivales que ya existen. Lo que tenemos que evitar que suceda como el Santirock, que se hizo en un año santo y desapareció, o el Festival dos Mundos, que ocurrió lo mismo. Esos festivales que patrocinamos son iniciativas privadas, pero también necesitan un apoyo de la administración para hacer buenas ediciones. Saben cómo hacer las cosas, solo tienen falta de capacidad económica. Tienen capacidad de, a corto y medio plazo, construir sus marcas e ir creciendo.

-Pero, bueno, ninguno de esos festivales va a tener este año las dimensiones del Sonar.

-Sí, pero ten en cuenta de que el Sonar en su primer edición fue una cosa muy pequeñita. Por ejemplo, a Benicassim en su primer años fueron 7.000 personas y hoy son 50.000 cada día. Las cosas se construyen en el tiempo.

-Entonces, según su planteamiento, ¿puede ser que un evento como el Festival Do Norte, que es uno de los patrocinados por el Xacobeo, podía llegar a crecer a una dimensión como el Sonar o el Fib?

-Eso es una labor a medio y largo plazo, no de una sola edición.

-El Sonar dio un avance de cabezas de cartel espectacular con Air y Lcd Soundsystem, que estarán en Galicia. Sin embargo, la semana pasada se adelantó que Chemical Brothers y Dizze Rascal solo tocarán en Barcelona. ¿Tendremos un “Sonar de rebajas” como se comenta ya en diferentes foros?

-No, no es un Sonar de rebajas. Es una primera edición en Galicia. No podemos comparar un primer festival en una ciudad con otro que lleva 17 años. Hay que ser cautos, hay que ver cómo va esta primera edición e ir creciendo con el tiempo. Hay que hacer una primera edición discreta y ser, sobre todo, cautos.

-Hablando de continuidad, ¿Habrá Sonar-Galicia 2011, 2012, 2013, etcétera?

-La intención es que haya continuidad.

-Hacía referencia antes a dos festivales aún por confirmar. ¿Por qué línea irían?

-Hasta que esté todo cerrado no puedo adelantar nada.

-En todo caso, ¿de qué volumen de público estaríamos hablando?

-Uno de ellos puede estar entre las 5.000 y las 10.000 personas. Otro puede estar por encima de las 25.000 personas.

-Este último puede ser, en cuanto a público, el gran evento del Xacobeo.

-Ten en cuenta que el MTV Day será en el Monte do Gozo y allí caben 30.000 personas. Yo espero que ese día esté a reventar. Y no nos podemos olvidar del Festival de Ortigueira, que convoca a miles y miles de personas cada año y lo apoyamos este año.

-En la gestión pública existen ciertas dinámicas. Es de imaginar que más de un manager se le ha presentado con la lista de los conciertos que hizo su representado en anteriores Xacobeos exigiendo un número igual o mayor. ¿Es difícil de sobrellevar?

-Es a lo que te tienes que enfrentar y este año es peor, porque hay una crisis generalizada en el sector cultural y de la música. Evidentemente, mucha gente ve el Xacobeo como la tabla de salvación del año 2010. Ello ha supuesto que por la oficina nos hayan llegado más de mil proyectos y algo así como 200 congresos. Toda Galicia esta intentando lograr financiación del Xacobeo para sus proyectos. Es una complicación en la gestión. En la empresa privada no existe todo eso. Pero yo estoy encantado de poder, por fin, hacer algo en Galicia tras toda mi trayectoria. Para un gestor cultural esto es muy importante.

-¿Qué pasará en el 2011?

-Se celebra el 800 aniversario de la consagración de la catedral de Santiago. Ese 2011 está a la vuelta de la esquina. Si el gobierno central aprueba unos beneficios fiscales para el evento que pudiera hacer Xacobeo en ese aniversario, entonces podríamos captar patrocinio y construir un proyecto con un presupuesto mucho mayor. Pero puede ser también que esos beneficios no se aprueben y no podamos contar con esas aportaciones de patrocinadores privados. Eso condicionará la dimensión del proyecto.

Etiquetas: , , , , ,