La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Archivo para Octubre, 2009

Diez años de rock n´roll y tres voces femeninas

Sábado, Octubre 31st, 2009

-Un homenaje a la sala Mardi Gras: diez años roqueando en la ciudad

Tres voces femeninas que hoy tocarán en el festival Mulleres Arte+Parte

Fangoria: “En España se lleva el artista que no quiere destacar sobre los demás”

Viernes, Octubre 30th, 2009

fangoria-absolutamentePocas mujeres transmiten más sensación de seguridad y control sobre su vida que Olvido Gara, más conocida como Alaska. Durante tres décadas ha comandado una montaña rusa que ha ido desde el más absoluto undergound al número uno. Y siempre ha estado ahí, como uno de los grandes iconos de la cultura pop patria sorprendiendo a quienes tenían ideas preconcebidas y callándolas a base de sensatez y un sentido común totalmente contracorriente. Quizá por ello ha sido elegida por la organización del festival Mulleres Arte+Parte, un evento que pretende reafirmar el papel de la mujer como motor creativo. Hoy se la podrá ver a partir de las 22.30 horas en Expocoruña.

—Usted es un caso único. Igual está en una discoteca de electrónica como un programa del corazón o en una tertulia con Jiménez Losantos. ¿Se piensa mucho en donde se expone o simplemente se deja llevar?

—Eso tiene que ver con la visión que tú tienes de cómo quieres hacer las cosas y como quieres estar. Yo no tengo prejuicios, pero eso es algo que tienes que tener contigo desde el principio. La primera vez que fui a un plató y que no era para que me entrevistaran por mi música o el cine fue a La Clave de Jose Luis Balbín participando como lo que hoy llamamos contertulio. Luego, me atreví a hacer La Bola de Cristal sin haber nunca presentado un programa de televisión o escribir en prensa. Tiene que ver con que para mí eso es lo correcto. Entiendo que para otros lo correcto es especializarse en algo y solamente estar con aquellas personas con las que comulgas al 100%. Esa no es mi forma de ver las cosas ni de hacerlas y eso no es más que el reflejo de lo que yo soy.

—Eso se traslada a su música que empieza en el «underground» y termina a los pies de Raphaella Carrá.

—Va todo junto. Nuestra primera versión de Raphaella Carrá es el Rumore y es que del año 83, a la vez que estábamos haciendo una canción que tiene que ver más con Siouxe. Pero es que son nuestras influencias. Ni siquiera hay un ánimo reivindicativo. Te gusta lo que te gusta y lo muestras, sea desconocido o sea totalmente asumido para los demás.

20090506091403015052_fangoria-absolutamente—Este verano unas 300 personas se manifestaron contra el hecho de que Raphael tocase en el Noroeste Pop Rock de A Coruña. Decían que no era un artista pop. ¿Qué le parece?

—Me parece que es no entender lo que es el pop y no tener cultura. En un festival como Glastonbury ha actuado Tom Jones y nadie dudó que ese era el sitio en el que tenía que actuar. Lo veo un poquito como que todavía existe un lastre, que es una cosa muy de España. Si hubieran llevado a Tom Jones nadie hubiera protestado.

—¿Faltan estrellas pop de verdad en España?

—[suspira] Es complicado. En España se va más por el lado del artista que, según cuenta en sus entrevistas, no quiere destacar sobre los demás, que es un poco el chico de al lado que canta canciones para los demás. Pero tiene un yate y, obviamente, no es el chico de al lado. Además, esa imagen que tiene de chico normal tiene horas y horas de estilismo detrás. Eso es lo que más se lleva aquí, porque hay mucha mala conciencia de mostrar lo que uno es o de ser distinto. Por ese lado hay más carencia que en algunos países anglosajones o latinoamericanos.

—En los ochenta florecían las estrellas con cierta arrogancia como usted, Loquillo o Santiago Auserón. ¿Se ha bajado el mentón ahora?

—No, no creo. Cada caso es un mundo. Hay gente a la que una estrella un poco más arrogante tampoco le gusta. Yo pienso en un grupo típico de los dosmiles como puede ser Ellos y no se me ocurre un cantante más arrogante en el buen sentido que Guille Mostaza. O Miqui Puig, que es fruto de los noventa. Tú has citado a Santiago, a Loquillo y a mí. Quizá no podrías citar más, porque tres siempre los hay. El problema es llegar al cuarto [se ríe].Hay un tratado muy interesante sobre la música indie publicado en Inglaterra que dice que la base del indie es la falta de arrogancia, una actitud de no me importa nada, no quiero estar aquí, no me he vestido para estar aquí, no me importa el público, etcétera. Pero eso tampoco es verdad, porque luego veías a Jarvis Cocker que era lo más arrogante y estupendo que querías en el escenario. Así que nada se puede generalizar nunca.

—Participó en el disco de Tamara. ¿Cómo lo recuerda?

—A mí el disco me parece muy bueno, buenísimo. De repente, encontramos a un personaje que tenía una personalidad. Es decir, cantaba de una manera, se movía de una manera, tenía una imagen creada por ella misma… para nosotros eso era ser una artistas. Otra cosa es que eso fuera lo que Tamara pretendía, porque ni ella sabía quiénes eran todos esos que colaboraron en su disco. Ella tiene otra visión del mundo. El error no estaba ni en ella ni en nosotros, es que no coincidíamos. Nosotros veíamos una cosa y ella de sí misma se veía como una cantante normal y corriente tipo Whitney Houston o Mariah Carey. Nosotros le veíamos una cosa muy especial.

—Carlos Berlanga denunció que había habido censura sobre ese disco.

—Se puede constatar. El single de Tamara llegó al número uno de la lista de ventas oficial y en algunos programas de radio repasaban la lista de ventas y cuando llegaban al número uno despedían el programa sin mencionar a Tamara. Obviar eso es una historia sospechosa.

—Ya han colaborado con Camela. ¿Para cuándo con Pimpinela, que son un poco los padres de todo ese pop «telenovelesco»?

—¡Oh que bueno sería hacer una canción con Pimpinela! Somos muy fans de ellos. Carlos Berlanga, por ejemplo, adoraba la forma de componer de ellos y cuando en el año 84 hicimos Cómo pudiste hacerme esto a mí algún crítico dijo horrorizado que parecíamos Pimpinela. Sin embargo, Carlos estaba encantado porque para nosotros no era un insulto, sino un todo un halago. Hay dos tipo de colaboraciones: una que se te ocurre a ti y llamas a la gente para que salga en tu disco, como Sober, Mago de Oz o Camela. Y otras que te proponen a ti, como me pasó con Miguel Bosé o Raphael. A veces los conoces. Con Camela coincidimos en una televisión, cuando había muchos programas tipo Luar por el mundo que ahora ya casi no hay. Eso era muy divertido, porque llegabas al programa conocías a otros artistas y con ellos surgió así. Eran simpatiquísimos, nos encantan musicalmente y conseguimos que se llevasen a su terreno una de nuestras canciones.

fanmgoria—Reivindica a Pamela Anderson como la mujer perfecta. ¿Cree usted que será un icono como Betty Page?

—Totalmente. Será de las que trascenderá al tiempo. Marylin no era especialmente bien considerada en su momento. No sé por qué a la gente le es mucho más fácil reivindicar o quitarle el peso a la cosas cuando pasan 20 o 30 años, porque Pamela ha trabajado con todos los fotógrafos que la consideran un icono tipo David LaChapelle. No es que vaya a serlo, es que ya lo es. En cuanto al físico, sigo pensado que es la mujer perfecta.

—Hace veinte años estaba a punto de nacer Fangoria. ¿Ya han salido los de «Yo estuve ahí cuando Fangoria daban sus primeros conciertos»?

—Todavía no. Los noventa tienen menos entidad que los ochenta y a la gente le cuesta más. Todavía teníamos que ver la reivindicación de Australian Blonde, Killer Barbies o los primeros Dover y eso no acaba de llegar. Pero sí te puedo decir es que ya han dejado de dar la lata con los ochenta. Pero cuando éramos pequeños y hacíamos las primeras entrevistas con los Pegamoides ya nos pasaba. Todos los periodistas nos hablaban de lo maravillosos que habían sido los sesesenta y nosotros les decíamos que no, que lo maravilloso eran los seteta. Es un ciclo de 20 años que siempre hay que mirar lo de 20 años atrás. Como vieja, te aseguro que pasa continuamente.

—¿Era algo insoportable esa adoración a destiempo por los ochenta?

—Sí, pero ¿qué quieres que le hagamos? Las personas que ahora mismo están en las agencias de publicidad, secretarías de cultura tienen cuarenta y tantos años o cincuenta. Entonces, la de esos años es la música que ellos escucharon de pequeños y quieren que se repita. Creo que ha pasado la fiebre, pero la de los noventa todavía no ha entrado.

—En la portada del nuevo disco homenajean a la Factory y el pop-art. ¿Son hijos de Warhol?

—Si de manera muy directa y por separado. Cuando Nacho y yo cuando empezamos en Kaka de Luxe coincidimos, uno de los puntos de encuentro fueron Warhol y la Factory. Nacho siempre dice que la primera vez que oyó hablar de Warhol fue en una canción de David Bowie. Yo pensaba que me hubiera gustado estar en la Factory cuando tenía 12 años. Fue un punto de partida más allá de la música y el arte. Nosotros no tenemos el prejuicio de la estrella o el famoso. Para nosotros es fantástico ser una estrella y un estrella lo eres aúnque nadie te lo reconozca y seas una travesti que estás en una esquina. Tú eres una estrella, eso es algo muy warholiano. Además, tuvimos la suerte de tocar para él cuando estuvo en España. Ha sido una especia de filosofía que además ha triunfado incluso en el peor sentido. Es decir, lo de la fama por la fama en los programa de televisión. Si Warhol estuviera vivo estaría encantado con lo que hay por ahí.

Canciones de otro tiempo

Lunes, Octubre 26th, 2009

Luis Eduardo Aute.
Teatro Colón, A Coruña, 23 de octubre.
Aforo completo

Para bien y para mal, Luis Eduardo Aute es un artista de otro tiempo. En un momento como el actual, donde se imponen la prisa y lo inmediato, él lo hace todo con mucha tranquilidad. Habla despacio y con voz grave, oxigena los espacios entre canción y canción explicando su contenido, se recrea en el sabor de cada trago que le da a su copa de vino y, luego, canta a varias revoluciones por minuto menos que el común denominador de la música española que se puede escuchar hoy en día en cuanto se enciende cualquier radio.

auteLa fórmula funciona. Funciona del mismo modo que lo hacen los restaurantes que aún sirven carne asada con patatas sin deconstruir o sin prefabricar y con su correspondiente pimiento morrón. Es decir, como la reliquia de un pasado que poco a poco se desdibuja ante el vertiginoso devenir de los tiempos. Por ello, un aroma de nostalgia se pudo respirar el viernes en el Teatro Colón mientras Aute echó mano de ese legado en el que, con una enredadora lentitud, se entremezclan los fotogramas del franquismo, la nouvelle vague, los porros fumados en Marruecos, el erotismo de baja intensidad y las historias sobre amores en color sepia que se quedaron en el camino.

Eso tiene un problema. Si no se cuenta con ese extra de banda sonora de lo vivido, la cosa, en ocasiones, puede quedar un poco trasnochada. Esas apelaciones en las introducciones de las canciones a las «humedades» de los asistentes, al «coñocimiento» o a los encantos del número 69 podrían quedar transgresoras en 1974, pero en 2009 lo cierto es que invitan al sonrojo. Y no digamos ya ese continuo azote a lo religioso a través del sexo más propio de los tiempos del destape que de la era You Tube.

Sin embargo, al público —la mayoría superando la cuarentena— le encantó. Quizá por eso, por recordar los tiempos en los que uno mostraba las uñas así, mirando a la entrepierna. La media sonrisa fue el gesto que más se repitió en la platea de un Teatro Colón que ya había agotado sus localidades con varios días de antelación para la última cita del ciclo El Colón en acústico.

Tres horas

«Este va a ser un concierto largo», advirtió Aute. Y lo fue. Tres horas en las que hubo espacio para todo. El primer escalofrío llegó con De paso, convenientemente electrificada por un excelente guitarrista que, a excepción de algún desvarío exhibicionista, cumplió con nota toda la actuación. El segundo meneo sentimental lo dio Pasaba por aquí, cuyo estribillo emergió entre las primera palmas de la noche. Pero cuando realmente el músico se metió al público en el bolsillo fue en el tramo central. Ahí situó un triángulo que bien podría reumir los vértices de una relación sentimental.

Slowly, con intermitentes visitas a las melodías magistrales de The Righteous Brothers y The Platters, meció al Colón con la dulzura del enamoramiento en el mejor momento de la noche. Una de dos, tomándose con filosofía las infidelidades del matrimonio, funcionó en clave roquera. Y, ya por último, la preciosa Siento que te estoy perdiendo, se cantó con voz trémula, como quien tiene un nudo en la garganta que, tarde o temprano, se va a convertir en lágrimas. Luego, en los bises, el idilio continuó con Volver a verte o Sin tu latido y no desapareció hasta un Al alba que, en efecto, trasladó a otro tiempo. Este, felizmente superado.

Foto: Óscar París

Bizarrismo gallego en México lindo

Viernes, Octubre 23rd, 2009

(Triángulo de Amor Bizarro realizaron una pequeña gira mexicana a finales del mes pasado. Hoy Fugas publica un pequeño reportaje en el que Rodrigo Caamaño, voz y guitarra, cuenta la experiencia. He aquí la versión extended)

Triángulo de Amor Bizarro y México estaban condenados a entenderse. Su primer álbum, el homónimo Triángulo de Amor Bizarro, fue editado por Emi en el país azteca hace dos años y, desde entonces, los de Boiro estaban empecinados en tocar allí. «Es un poco el síndrome del emigrante gallego, cruzar el Atlántico es un rito de iniciación», explica Rodrigo Caamaño, voz y guitarra del ahora cuarteto. La oportunidad llegó el pasado mes de septiembre. La asociación Unión Fonográfica Independiente (UFI) organizó un showcase con grupos nacionales en México DF. Además de Los Planetas, Christina Rosenvinge, Los Coronas y Digital 21, también viajaron Triángulo de Amor Bizarro.

Aunque ya tenían contactos con sus fans mexicanos a través de Internet, la primera sorpresa llegó cuando confirmaron sobre el terreno que no eran una banda anónima. «En México hay mucho público para el tipo de música que hacemos que en España, está todo mucho más diversificado. Es un poco como el boom que hubo en España en los 90 hacia la música de fuera y nos encontramos con que la gente sí que nos conocía», comenta Rodrigo que se quedó encandilado con la respuesta del público: «Pueden pasar de la ovación al insulto en segundos, lo viven todo mucho más intensamente que aquí». Lo comprobaron, para bien y para mal en los dos conciertos que dieron.

El primero de los recitales formaba parte del evento de la UFI y tuvo lugar en el Lunario del Auditorio Nacional, un recinto con capacidad para unos 2.500 espectadores. Dividido el público entre profesionales de la industria discográfica y público general, Triángulo de Amor Bizarro convencieron desde el minuto uno. «El recibimiento general fue espectacular -asegura Rodrigo-. Ovación tras ovación. Supongo que sería un poco el síndrome del grupo guiri, como el que tenemos aquí. Pero nosotros estábamos encantados. La gente coreaba nuestras canciones, y todos quedamos, cuanto menos, satisfechos».

Imagen de previsualización de YouTubeTAB tocando “El fantasma de la transición” en el Lunario del Auditorio Nacional de México DF.

La segunda actuación tuvo lugar en un Hard Rock Café. Y en territorio adverso. Pero Triángulo de Amor Bizarro ya demostraron más de una vez que son como Hristro Stoichkov: juegan mejor con el público en contra. Ese día ocurrió. Dejemos que Rodrigo narrane cómo sucedió: «Teloneábamos a los Bunkers, un grupo de espectacular éxito en México, de un estilo bastante diferente al nuestro, con un público formado principalmente por adolescentes fans de Hanna Montana. Cuando íbamos por la segunda canción, parte del público empezó a corear “!Bunkers, Bunkers!” y nos encabronamos. La gente que había venido a vernos a nosotros, una minoría de la sala y la mayor parte invitados nuestros, respondían con una gran ovación tras otra. Nosotros, por nuestra parte, decidimos sobre la marcha quitar las canciones más pop de nuestro repertorio y subir el volumen de los amplis a tope para centrarnos en nuestro repertorio más vacilón. La verdad es que fue uno de nuestros mejores conciertos. Pocas veces hemos disfrutado tanto en un escenario. ¡Fue un desfogue total! Al acabar el concierto nos despedimos con el público literalmente dividido entre el silencio sepulcral de la mitad del público en contraste con la ovación brutal de la otra mitad. Convencimos».

Imagen de previsualización de YouTubeEntrevista con Óscar e Isa para Rock&Radio

Pero además de los conciertos y una intensa campaña promocional, los Bizarros se echaron de lleno sobre la gastronomía mexicana. Rodrigo lo detalla: «La base de nuestra alimentación fueron los tacos y las quesadillas. Nada que ver con las que se toman por aquí. Por 10 pesos, al cambio algo así como 50 céntimos, puedes comerte unos estupendos tacos de carne irreconocible y sabor inigualable. En una de las entrevistas que nos hicieron, ésta para noiselab, se les ocurrió llevarnos a un restaurante de comida prehispánica, con lo que pudimos probar manjares como los gusanos tostados, los huevos de hormiga, el pez lagarto, cocodrilo y mono no, porque no era época (mono yo no podría). También jugos espectaculares como el pulque, además de corroborar los rumores locales de que el tequila es para turistas: lo bueno es el mezcal».

Cambios y futuro

Pocos discos son más esperados en el indie nacional como el segundo de Triángulo de Amor Bizarro. El grupo, que ha sufrido cambios («Ahora somos cuatro, con Rafa y Oscar y la verdad es que sonamos mejor que nunca», asegura Rodrigo) está a las puertas de, al fin, meterse en el estudio. «Estos días estamos acabando ya las últimas canciones para entrar a grabar entre este mes o el que viene –detalla Rodrigo-. Lo de México nos retrasó un poco, pero mereció la pena. Supongo que lo tendremos listo para sacarlo en enero o febrero del año que viene».

El domingo será el adelanto de lo que probablemente se podrá ver en Vigo el año que viene

Jueves, Octubre 22nd, 2009

Hemos vivido tantas nuevas eras en la música pop durante los últimos diez años que quizá esto no sea tan espectacular como podía haber sido en los ochenta o en los noventa. Pero, bueno, esa idea que en su día parecía ciencia ficción se hará realidad este fin de semana. U2 retransmitirán para todo el mundo y a través de Internet uno de los conciertos del 360º Tour, lo que viene a ser la versión digital del Aloha From Hawai de Elvis Presley. Concretamente será el próximo domingo en Florida. Allí serán las 20.30, aquí las 4.30 de la madrugada. El vídeo de presentación es este:

Imagen de previsualización de YouTube

Quienes aguanten despiertos (o lo busquen al día siguiente) podrán disfrutar en su casa de algo muy similar a lo que con toda probabilidad se podrá ver en el Estadio de Balaidos en Vigo en septiembre del 2010. Y es que parece que el no tajante de la Xunta a la contratación de los irlandeses, tenía una segunda vuelta en clave municipal. Así lo recoge hoy Jorge Lamas en La Voz para el regocijo de los miles de fans de U2 que esperan ansiosos la confirmación definitiva. ¿La habrá?

¿Gran noticia u oportunidad perdida?

Miércoles, Octubre 21st, 2009

La presentación de parte de los actos del Xacobeo 2010 deparó ayer una agradable sorpresa para el público más inquieto. Además de artistas más previsibles como Mark Knopfler (o ese Eric Clapton que también se adelanta) o festivales de radiofórmula, A Coruña contará con una versión gemela del Festival Sónar 2010, el gran evento de referencia de la música electrónica en España. Además, tal y como adelanta hoy La Voz, se está negociando una fórmula similar con el Festival de Benicassim para el mes de julio en una ciudad gallega aún por determinar. De confirmarse, todo ello indica una cosa clara: este verano se celebrarán en Galicia un buen puñado de actuaciones de calidad.

El hecho de que desde un organismo como la Xunta se haya acudido a profesionales con criterio y solvencia contrastada, en vez del pack sin ton ni son habitual de este tipo de eventos, es ya un gran avance totalmente plausible. Tanto el Sónar como el FIB, en el caso de que finalmente se confirme, son marcas acreditadas que garantizan artistas de primerísimo nivel y una programación con sentidiño. Ahora bien, teniendo en cuenta que ello se va a sufragar con dinero público gallego y que la Xunta insistió en la intención de galleguizar el Sónar con la inclusión de artistas de la tierra, cabe hacerse una pregunta: ¿No se pensó en la posibilidad de crear un festival desde aquí en vez de contratar réplicas de otros ya existentes cuya sede está fuera de Galicia?

Y es que, quizá, en Galicia no tengamos grupos como Radiohead o músicos como Richie Hatwin y, necesariamente, haya que traerlos de fuera cuando se apela a sonidos como los que rigen el FIB o el Sónar. Pero sí que existen cabezas pensantes y organizantes como para poder crear algo así desde aquí. Y, de paso, sentar las bases del gran festival de la música independiente en el noroeste peninsular. Quedan, para la reflexión, estas palabras de un músico gallego llegadas vía e-mail ayer:

«Se podía facer un evento de semellantes características directamente desde aquí, con xente como os de Sinsal ou así, sen ter que darlle a pasta á organización do Sónar. Aquí hai capacidade para facelo e para facelo ben. Pero coma sempre vamos a fora. Outra oportunidade perdida de ter un festival de vanguardia propio en Galicia»

Pues sí, en el año Xacobeo vamos a tener un Sónar en A Coruña

Martes, Octubre 20th, 2009

El festival de música electrónica más importante de España tendrá el próximo año debido al Xacobeo un evento gemelo en A Coruña. Será los días 18, 19 y 20 de junio del próximo 2010, en paralelo con la edición de Barcelona . Según la organización, el cartel de ambos será muy similar, pero el de aquí pondrá el acento en los grupos y djs gallegos. Por ahora, ya se ha hecho público un vídeo de promoción que enlaza a Nico con el Camino de Santiago.

Cosas de aquí (de A Coruña)

Viernes, Octubre 16th, 2009

-Reuniones el rock coruñés: primero fue la reunión de los Mac n´Rones y, ahora, la de Las Mandrágordas y Triceratops

-Yuri Gagarin Trío traen su jazz cósmico

-Los vigueses Indómitos retornan con su rock oscuro y minimalista

Jackson inédito con sabor ochentero (y mucha confusión)

Lunes, Octubre 12th, 2009

Lo ocurrido con Is This It de Michael Jackson, el single inédito que acaba de ver la luz, es la enésima demostración de que no se le puede poner puertas al monte. Pese al numerito de los coches blindados y los agentes de seguridad custodiando la canción que se pudo ver este mediodía en todos los telediarios, el tema ya circulaba por la red antes de su puesta en circulación oficial. Esta fue hoy, a las ocho de la mañana. Sony, su discográfica, enviaba a los medios el mp3 y, análisis de la industria aparte, ha sido una buena noticia, porque la canción, lejos de un desecho rescatado del trastero por puro oportunismo, es buena. Con un incio que recuerda a Heal The World se trata de una suave y delicada pieza de soft-funk aterciopelado con unas guitarritas a lo Sexual Healing de Marvin Gaye. Remite directamente a esas baladas que Jacko firmó en los ochenta tipo The Girl Is Mine. Escuchen un fragmento con buen sonido aquí:
Imagen de previsualización de YouTube

En la nota de prensa adjunta al mp3 no se indicaba la procedencia del tema, ni las fechas en las que se grabó, únicamente unas declaraciones de John McClain el coproductor del álbum This Is It (que saldrá el 27 de octubre inspirado en la película Michael Jackson This is It, en la que se podrán ver las imágenes de los ensayos de lo que iba a ser la vuelta a los escenarios este verano). «La canción This Is It sólo confirma lo que el todo mundo sabe desde hace mucho tiempo: que Michael es uno de los mayores regalos que nos ha dado Dios», decía ahí McClain.

Sin embargo, horas después, trascendió que el origen de la grabación. Se trata de una sesión de 1991 y en su composición estuvo involucrado Paul Anka. Entre los fans se apunta como hipótesis que originalmente fue compuesta en 1983 para un disco de duetos entre ambos artistas bajo el título de I Never Heard, pero se quedó en el olvido. También existe la tesis de que se trate de un tema de la época de Off The Wall. Recuperada en las sesiones de Dangerous, fue nuevamente desechada por Jackson y, finalmente, se cedió a la artista portoriqueña Sa-Fire, que la grabó con su título original, I Never Heard. El resultado de todo este embrollo es el siguiente:

a) Aunque se haya lanzado como un inédito de Michael Jackson las jugosas ganancias del tema habrá que desdoblarlas entre dos firmas.

b) Sa-Fire vivirá su particular semana de gloria.

c) El hecho de que en la letra del tema se diga la expresión Is This It varias veces ha hecho que la canción se haya rebautizado con el mismo nombre que la película, transmitiendo la engañosa idea de que se trataba de un tema nuevo. Y se ha montando un lío de mil narices, entre los que se sienten estafados por la compañía, los que piensan que Jackson se ha autoplagiado y los que aún no saben qué demonios ha pasado. Vean un ejemplo

Imagen de previsualización de YouTube
Tema de Sa-fire

Y aquí las explicaciones de Sony en el New York Times

Tres músicos gallegos hablan de Los Planetas

Sábado, Octubre 10th, 2009

Con la excusa de la visita de la banda granadina a Lugo (recordemos, mañana en el San Froilán a las 22.30 horas) hemos preguntado a tres músicos gallegos qué piensan de Los Planetas

BENI FERREIRO (IGLOO)
«Marcaron una época clave de mi vida»

igloo-buena2Pocos de los que hacen música indie de estirpe anglosajona en España con guitarras distorsionadas, voces susurrantes y en castellano pueden escapar a la comparación con Los Planetas. «Creo que todos los grupos que salimos con posterioridad a ellos intentamos escapar de las similitudes, pero aún así, reconocemos que Los Planetas nos han marcado», admite Beni Ferreiro, cantante y guitarrista de la banda pontevedresa Igloo, relacionada con los granadinos desde su primer álbum, el homónimo Igloo.

En Ferreiro encontramos a uno de tantos que cayeron bajo el embrujo del grupo a mediados de los noventa. «Marcaron una época importante de mi vida —recuerda—. Durante mi etapa de estudiante en Santiago pude disfrutar de su mejor gira en directo, la de la presentación de Una semana en el motor de un autobús. Aquel fue el paso en que llegaron a una gran masa de público, y tenían un directo demoledor con un montón de himnos generacionales tanto de ese disco, como del Super 8 y del Pop».

El transcurso de los años no le ha rebajado su pasión planetaria: «Son uno de los movimientos musicales más importantes de la música patria, que ha marcado un camino a seguir y que con los años estarán en el pedestal que ellos mismos se han construido».

RODRIGO CAAMAÑO (TRIÁNGULO DE AMOR BIZARRO)
«Son el gran clásico del pop»

triangulo«Entre 1994 y 1998 o eras fan de Los Planetas o de Extremoduro», señala Rodrigo Caamaño, cantante y guitarrista de los boirenses Triángulo de Amor Bizarro, una de las más grandes revelaciones del último pop nacional. «Si no hubiese descubierto el Super 8 —continúa—, probablemente ahora Triángulo de Amor Bizarro haríamos himnos a la litrona. Los Planetas eran la Velvet Underground cuando los demás grupos eran como los Eagles».

Caamaño es de los que se pone a los pies de lo que han significado los granadinos en España. «Creo que son el grupo más importante, históricamente hablando, del pop nacional», sentencia. «Ninguno antes que ellos, y ninguno desde su aparición, ha conseguido aunar todos los ingredientes necesarios (universo propio, aceptación popular, discurso sin fisuras, permanencia en el tiempo, el molar) para ser definido como clásico. En ese sentido, Los Planetas son el gran clásico del pop español».

Precisamente por ello, se ha esforzado en marcar diferencias: «Cuando empezamos, tenía claro que había grupos de los que debíamos alejarnos lo más posible por ser muy fans. Es el caso de Los Planetas o de Astrud. Hay determinadas influencias que es mejor no tomarlas en cuenta, porque ya van a salir por si solas sin necesidad de hacerlo conscientemente».

GONZALO ABALO (NADADORA)
«Fixeron que eu deixara de cantar en inglés»

nadadoraEl cantante de Nadadora, Gonzalo Abalo, tiene una especial debilidad por el segundo disco de Los Planetas, el discutido Pop. «Ese disco foi dunha importancia capital para min á hora de compoñer», confiesa sin rubor, admitiendo el reflejo de J y sus chicos en Nadadora: «Foron un grupo clave nos inicios. Formaban parte das nosas principais influencias xunto con Slowdive, Mojave 3 e Field Mice. Creo que dalgunha forma as influencias troncais dun grupo sempre están aí, en calquera momento poden asomarse».

Pero quizá, como a tantos, el principal impulso de Los Planetas en Nadadora fue el mostrarles el castellano como un idioma válido para hacer música indie: «Fixeron que eu deixara de cantar en inglés como facía nos meus grupos anteriores a Nadadora, precisamente porque grazas a eles entendín a importancia e o valor do que se conta nunha canción. J é moi listo utilizando a linguaxe. Hai outros compositores máis brillantes á hora de facer letras, pero moi poucos dan no cravo dunha forma tan simple e eficaz coma el».

Por ello, Gonzalo Abalo no titubea lo más mínimo al afirmar tajante que «Los Planetas foron o grande grupo indie dos noventa, porque a xente converteu as súas cancións en verdadeiros himnos xeracionais».