La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Archivo para febrero, 2009

Retorna el lado sensible de Manta Ray con Elle Belga

Viernes, febrero 27th, 2009

Manta Ray además de uno de los mejores grupos de la historia del rock español, ha sido el punto de partida de una infinidad de proyectos entre los que se esconden algunos de los vericuetos más destacables de la música independiente nacional. Desde la nave nodriza de los autores de Esperanza han salido expediciones tan reveladoras como la carrera en solitario de Nacho Vegas o la inclasificable anomalía de Jr.

Una de esas líneas particularmente reseñable y poco conocida es la que surge de seguir los pasos de Jose Luis García, el vocalista que estremeció con su poderosa y melancólica voz en el debut de Manta Ray. En 2001 salió a la luz Viva las Vegas (Acuarela, 2001), la presentación en elepé de Viva las Vegas su proyecto junto a Frank Rudow, también militante en Manta Ray. Toda una oda a la parte más solitaria amor (cuando se echa en falta, cuando se reflexiona sobre él desde la impotencia de no saber expresarlo, cuando se siente que se escapa y nada se puede hacer) hecha desde la baja fidelidad y casi en susurros. Pasó prácticamente desapercibido, pero sigue ahí, como un puñado de emociones guardas en un cajón que solo demandan pulsar el stop de la vida normal y dejarse acompañar por ellas.

El demoledor video de “Autómata”, la canción más bonita del primer disco de Viva las Vegas

Cuatro años después llegaría la edición de 2 (Acuarela, 2005), la continuación del proyecto que, en este segundo paso, se valía de ocasionales descargas de ruido y arreglos de cuerda. Si en su precedente el amor lo acaparaba casi todo, ahora el clima emocional lo preside el mareo y la desorientación de superar los treinta. Ahí, en medio de ese mundo laboral en el que los golpes se reciben viendo la sonrisa de quien los da, estos no duelen en el acto, sino que lo hacen en la repetición de la jugada. Por tanto, se buscan herramientas de supervivencia (“Vengo a reivindicar mi derecho a usar/ el cinismo como herramienta para seguir avanzando”, dice ya desesperado y tirando la toalla) y siempre, al final de todo, un refugio dentro de ese amor infinito, que parece el único lugar en el que encontrase a gusto. Otra joya, tanto en lo musical, como en lo sentimental.

Con estos precedentes, no deja de generar cierto nerviosismo la inminente llegada del álbum Elle Belga, el nuevo proyecto de Jose Luis García, en esta ocación junto a Fanny García (en Fanny y los Dandis), que aporta su fantástica voz mate. Por ahora, el Myspace del proyecto, acoge dos de los temas que conformarán 1971, un álbum de debut cuya fecha de salida está prevista para el mes de marzo. Visto lo visto, y oído lo oído, no sería descabellado afirmar que la línea perfilada en Viva las Vegas se ha decantado a su lado más folk y preciosista, un poco a lo Love, con un resultado realmente fascinante que sigue esa máxima pronunciada por Jose Luis: que las canciones pueden ser silbadas.

Dos cracks coruñeses se explican

Martes, febrero 24th, 2009

-Aquí el diseñador gráfico Guillermo Arias comenta cómo ideoó la imaginería visual que lucirá el cartel del festival do Norte de esta edición tras ganar el concurso que convocaba la organización.
Para conocer su otra obra dense un paseo por su fotolog

-Aquí el pintor y dibujante Pablo Gallo habla de sus dibujos y pinturas sobre algunos de los lugares de A Coruña, basándose en sus letreros. Reportaje completo sobre la cartelería comercial de la ciudad aquí. Para conocer mejor la obra de Gallo he aquí su blog

Micrometraje de cuadros y dibujos de Pablo Gallo con música de Tom Waits

La resaca de la guerra romántica

Lunes, febrero 23rd, 2009

Existen discos, que al escucharlos, se siente eso de que son “más grandes que la vida misma” como dicen los americanos. Y algunos, paradójicamente, lo son por retratar esa vida tal y como es, sin edulcorantes de ningún tipo. Dog Man Star, el estratosférico segundo elepé de Suede, pertenece a esa clase. La de los álbumes que cogen a una persona de veintipocos años, con el estado alterado, la sensación de que le queda mucho por vivir y las endorfinas en plena revolución,… y se convierten en su banda sonora oficial. Un disco de claroscuros, pero con muchos más oscuros que claros. Un disco sobre vivir ensimismado, intensamente y al límite, para luego rebozarse en la resaca que deja todo ello. Un disco acerca de sentir (y sufrir) el romanticismo a flor de piel, a golpe de tragedia y estallidos de una gloria que se antoja efímera.

Este álbum, que contiene magia para dar y tomar (joyas como The Wild Ones o The Asphalt World piden aún hoy una reverencia en cuanto suena), finalizaba con una pieza soberbia, Still Life. Es el broche de oro para una obra que trasmite el mismo sentimiento de derrota y desolación que una batalla. En este caso, la batalla del glamour de medianoche contra los cuchillos del amanecer con un resultado claro:un paisaje sentimientos que se desmorona en ruinas. En realidad, semeja que Bret Anderson y Bernard Buttler se metieron en el estudio pensando que este iba a ser el último disco de pop de la historia. Y por un momento parece que así sea. De hecho, el segundo ni lo llegó ni a terminar.

Alguien ha colgado este montaje de Still Life con fotografías de Pete Crompton. Suban los altavoces de su ordenador al máximo y déjense llevar por esa bola de emoción. A ser posible con las persianas bajadas.

P.D. No comentan la temeridad de escuchar acto seguido la obra en solitario de Brett Anderson tras esto. La comparación invita a llorar ( y no de emoción, precisamente)

Más política pop (*)

Viernes, febrero 20th, 2009

(*) al respecto véase este post

No deja de sorprender los vericuetos por los que puede llegar a transitar una canción. De pronto, una pieza pop se edita y, a partir de ahí, puede surgir en mil y un lugares inesperados que nada tiene que ver con la ubicación original que le da el fan.¿Alguien esperaba alguna vez escuchar Debaser de los Pixies en el hilo musical de la estación de autobuses? ¿Y el No Surprises de Radiohead en un anuncio de gas natural? ¿Y Disorder de Joy Division en Pull & Bear? ¿Y que me dicen deI’m The Resurection de los Stone Roses como canción de bienvenida a un banquete nupcial? Pues sí, estas opciones han sucedido, como seguramente conozcan ustedes casos igual de bizarros. Pero también hay otros destinos. Más inesperados, si cabe.

El pasado domingo los socialistas coruñeses vivieron su particular highlight de campaña en la carrera hacia las próximas elecciones gallegas del 1 de marzo. Jose Luis Rodríguez Zapatero acudía al Palacio de los Deportes de A Coruña en olor de multitudes. Su mitin constituía la atracción estrella. Y, como todos los mítines, no dejó de tener un punto entre kitch y pop. En este caso incluso más. Intentando trasladar el concepto de Barack Obama a España (un paralelismo que, subliminalmente, muchos medios realizan) el socialismo ha apostado definitivamente por los ganchos musicales para epatar con su audiencia más joven.

Ya quedó claro con la elección de la sintonía oficial de la campaña, una versión de Quen pudiera namorala a cargo de Xoel López (Deluxe). Se trata de una canción insólita dentro del pop hecho en Galicia grabada por el cantautor Emilio Batallán sobre la base de un poema de Alvaro Cunqueiro y que,incluso, ya contó hasta con una versión en clave de pop electrónico a cargo de Marta Sánchez. Esta recuperó su brillo con la afortunada lectura de un Xoel que, con este gesto, se ha ganado no pocas críticas. Mientras algunos ya lo han bautizado como el “Juan Pardo del PSOE” aludiendo a aquel Xuntos que amenizó al PP durante años, lo cierto es que su Quen pudiera namorala se ha convertido en un pequeño himno dentro de esos miembros de las juventudes socialistas que se sitúan con su entusiasmo tras los oradores en los mítines.

Estos merecen una mención especial, ya que, en ese aspecto, la política ha pegado un giro radical. Un poco al modo U2, se acabó eso de la tribuna separaba del público al modo clásico. Ahora se lleva la “integración del político en la masa”, con los seguidores más fieles y sus banderas como fondo. Como la hinchada futbolística, son los encargados de gritar las consignas (“!ista,ista ista, Coruña es socialista!) y arrancar los aplausos en medio de los discursos para que estos se contagien. Solo falta que un día Zapatero saque a una persona del público a que hable. Haría ya el símil definitivo con aquel Bono que siempre dejaba que una persona del público subiera al escenario a darse un bailecito con él.

Pero el uso de las claves del pop en los mítines del PSOE va mucho más allá. Tanto en los prolegómenos de la reunión del domingo, como durante las intervenciones de los líderes, desfilaron diferentes canciones que parecían sintonías publicitarias calculadas al milímetro. Antes de empezar, se pudo escuchar una pieza panchaguera y otra de dance de extrarradio, así como fragmentos de lo que vendría luego, con la llegada de los oradores. La primera fue el Quen pudiera namorada, que antecedió al alcalde coruñés, Javier Losada; luego llegó el Mercy de Duffy justo antes de empezar Mar Barcón, la secretaria de organización gallega; posteriormente el Alrightde Supergrass sucedió al presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño; y enlazando a este con Jose Luis Rodríguez Zapatero el Que el tiempo no te cambie de Tequila y –¡vaya!- Viva la Vida de Coldplay, para muchos el tema del año. Si se fijan, una canción habla de amor, otra de piedad, otra de juventud, otra de principios y, bueno, la de Coldplay, habiamos quedado en que se refería a Israel, ¿no?.

Zapatero y Touriño buscando la eterna juventud a golpe de Supergrass

Entremedias, un trío de gospel revisó en directo el mencionado Quen pudiera namorala de Deluxe y, bueno, al final a alguno se le iluminó algún que otro interrogante. ¿Sabrán Coldplay, Duffy o Supergrass el uso que están teniendo sus canciones en esta campaña? ¿Aprobarían que quedase en ellas para siempre el cuño socialista como pasará con Tequila o Deluxe? Ya rizando el rizo: ¿Y si a Coldplay le parece bien que usen el Viva la vida pero a Joey Satriani no?

La grandeza de las caras pequeñas

Lunes, febrero 16th, 2009

Allá por el año 1992, una discográfica llamada Eva recuperó vía facsímil unos singles de los Small Faces que en su día había editado Decca. Se trataba de una serie de joyitas de vinilo 7” a colores con los que algunos de los chavales de generación Nirvana descubrieron a un grupo que, por entonces, no salía destacado en los manuales de historia del rock que manejábamos. Es decir, aquellos que nos hablaban de The Who, Janis Joplin o The Doors. Ahí descansaban joyas con My Mind´s Eye, Sha-la-la-le o All or Nothing, paradas obligatorias para cualquier fan del pop con un mínimo de rigor. Enamorarse de ellas fue inevitable. Desprendían una contagiosa vitalidad, pero también fina delicadeza, grandes dosis de belleza y un punto épico que las convertía en himnos, de esos de una banda que no se deja escapar.

Luego llegaron algunas recopilaciones, pero el momento ese en el que te quedabas completamente petrificado fue con Tin Soldier, el tema que reúne todo el espectro de calidad de la banda en su punto de inflexión definitivo.Una canción totalmente irrepetible:

Algunos, tras escuchar cosas como esta, emprendieron un viaje en el tiempo sin intención de retornar. Es comprensible.

Nosotros siempre seremos una luz

Lunes, febrero 9th, 2009

Existen canciones comodín, que no se agotan nunca, que suenan siempre apasionadas y apasionantes. Angeless Beauty de los canadienses Stars es una de esas desde su mismo titulo: belleza que no envejece. Reúne todos los elementos que un corazón educado en el pop independiente de finales de los ochenta y primeros noventa necesita: una melodía eufórica pero interpretada con contención; unas guitarras que suenan como un chorro de ruido que eleva al oyente varios centímetros sobre el suelo; una interpretación asexuada, difuminada y de tez pálida; y una de esas letras que prácticamente te abrazan entre metáforas e imágenes deslumbrantes:

“Los océanos no se congelarán /así que afloja tu corazón menospreciado e invicto en este amor / porque nosotros seremos siempre una luz / mírala, la puedes mirar desde la superficie”.

Dentro de una canción así no importa nada. Ya puede caerse el mundo, pero en cuanto empieza a sonar (especialmente si lo hace por sorpresa y sin avisar) surge ese clic que acciona la emoción pura e indescriptible. No se preocupen: llegar al final y quererla escuchar es todo uno, le pasa a la mayoría.

Y sí, se parece mucho, mucho, mucho al De Viaje de Los Planetas, que a su vez se parecía a A Shy Dog de Yo La Tengo.

Por siempre jóvenes (una vez más)

Jueves, febrero 5th, 2009

Mensaje llegado por SMS a las 0.34 horas del miércoles

“Hola javi, por casualidad no sabras d quien es el tema dl nuevo anuncio dl Ibiza? Me flipa la canción y el spot, generacional supongo…”

Imagen de previsualización de YouTube

Ni idea. Acudo a Youtube a ver el anuncio y claro: es como para flipar. Se trata del Forever Young de Alphaville, pero versionada por los australianos Youth Group. El paralelismo con el Bizarre Love Triangle de New Order revitalizado en su día por un anuncio del Golf (con aquella preciosa versión, delicada y acústica, de Frente!) es inmediato. Los recuerdos y las sensaciones de esa canción aún más.

Existe un pop de los primeros ochenta que está ahí, como pasto de emisoras tipo M-80 y recopilatorios para cuarentones nostálgicos incapaces de conectar con el presente desde hace años. El público general lo rehúye, por no decir el especializado. Nos referimos a bandas como OMD, Ultravox o Alphaville, todas ellas adscritas al synth-pop, y con algunas canciones tan rematadamente bellas como ese Forever Young, una conmovedora visión sobre esa sensación de que la magia de la juventud se te escurre entre los dedos haciéndote sentir terriblemente vulnerable. Es decir, cuando te sientes tan, tan pleno de vida, que temes que a partir de ahí empieze un descenso por el que no quieres deslizarte. ¿Y que mejor forma que lanzar un cabo en forma de estrofa-estribillo-estrofa dentro de una canción pop cantada con toda la fragilidad del momento?

“Algunos son como agua, algunos como calor / Algunos son una melodía y otros el golpe / Tarde o temprano todos se irán /¿Por qué no permanecemos jóvenes?” dicen antes de romper con ese mítico estribillo: “Por siempre joven / Yo quiero ser por siempre joven / ¿Realmente quieres vivir por siempre? / Por siempre joven”. Y, acto seguido, enlazar con unos teclados que no hacen sino evocar los arreglos beatelianos de Penny Lane.

Imagen de previsualización de YouTubeEl “Forever Young” original de Alphaville

La canción es una joya, perfecta para darle nuevos enfoques. El de la versión de los australianos Youth Group, editada en el 2005, obvia el lado sintético, y hace una hábil recreación a base de guitarras cristalinas que, no obstante, mantienen intacta la esencia. Pero es que, además, recurren a una grabación de un campeonato de monopatín de 1975 para su videoclip que le da un aire de ternura irresistible. Mientras que el video de Alphaville chirría por su estravagancia ochentera, el de Youth Group posee el cuño de la atemporalidad. Partiendo de ello (melodía conocida con versión diferente, imágenes que reblandecen al instante a golpe de fotogramas quemados y camomila), el anuncio del Seat Ibiza acierta de lleno. No debería extrañar que enamore del mismo modo que sucedió en su día con el citado Bizarre Love Triangle y que el Forever Young pase a ser la canción del anuncio del Ibiza.

Imagen de previsualización de YouTubeLa version de Youth Group

¿Springsteen plagiando a Kiss?

Miércoles, febrero 4th, 2009

Cuando el affaire Coldplay vs Satriani aún colea, sale a la palestra un nuevo caso de supuesto plagio. El nuevo disco de Bruce Springsteen no solo ha decepcionado a la gran mayoría de los fans del Boss, sino que, según sostienen algunos, puede incluir un plagio a una canción del mítico grupo de hard rock americano Kiss. Y es que el tema de estos I was made for lovin’ you para los dedos acusadores tiene un parecido más que sospechoso con Outlaw Pete del Boss.

He aquí la comparación entre fragmentos de ambas:

Luego, las dos sueltas para que ustedes juzguen:

Bruce Springsteen “Outlaw Pete”