La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas etiquetadas como ‘Sydney’

Despelote en la ópera

lunes, marzo 1st, 2010

TOPSHOTS-AUSTRALIA-LIFESTYLE-PHOTOGRAPHY-NUDE-OFFBEAT

Más de 5.000 personas posaron hoy desnudas sobre las escaleras de la Ópera de Sydney para el fotógrafo estadounidense Spencer Tunick, que obligó a sus figurantes a levantarse de madrugada y mantenerse en sus posiciones durante más de cinco horas. El proyecto, titulado “Mardi Gras: The Base”, forma parte del festival de gays y lesbianas que se celebra este mes en la ciudad australiana.

“El principal reto era llenar este espacio tan grande con una base de gente gay, lesbiana y heterosexual para crear el material”, explicó Tunick. Los participantes se lo pasaron estupendamente, especialmente los que siguieron al pie de la letra las instrucciones del fotógrafo: “Quiero que las parejas se besen, los amigos se besen y que los que no se conozcan hagan lo que quieran”.

Gracias, Jorn Utzon

domingo, noviembre 30th, 2008

bagsvaerd-interior-1.jpg

Ha muerto Jorn Utzon, uno de los grandes. La mayoría de la gente lo conoce por la ópera de Sydney (o mejor cabría decir que conoce la ópera de Sydney, pero no tiene ni idea de quién es su autor), curiosamente su obra menos característica y cuyas cúpulas no podrían haberse construido sin los cálculos del ingeniero británico Ove Arup. Porque el caracter austero, callado y nada exhibicionista de Utzon no casa con el espectacular edificio que levantó en la ciudad australiana. Con las velas blancas desplegadas en la bahía de Sydney, Jorn Utzon fue un precursor de la arquitectura icónica que volvería a a manifestarse en los 70 en el centro Pompidou de París (Rogers/Piano) y luego estallaría en los 90 con el Guggenheim de Bilbao, pero este gran danés no puede estar más lejos de nombres como Gehry, Foster o Calatrava, por citar algunos.

bagsvaerd-boceto-1.jpgYo he querido traer aquí uno de sus proyectos más bonitos y relevantes, la iglesia de Bagsvaerd, cerca de Copenhague. Fue el primer y único encargo público que recibió en Dinamarca, su país natal, y con ella quiso expresar muchas cosas que habitualmente quedan ocultas tras los aspectos constructivos de un templo: calma, amistosa seguridad, devoción… Utzon abre su iglesia hacia lo alto buscando la luz del cielo, su cubierta asciende en bóvedas onduladas que parecen suaves nubes (los bocetos demuestran que esa fue una de sus fuentes de inspiración). Los techos plegados como olas caen hacia la nave reflejando el sonido e impidiendo con su color blanco que el espacio resulte agobiante. La luz diurna, que produce un tremendo efecto en esta iglesia, crea y eleva la forma en incontables matices de blanco.

bagsvaerd-pasillo-1.jpgLa secuencia espacial alterna corredores iluminados cenitalmente y aperturas laterales a pequeños patios. Hay que explicar que el complejo incluye toda una serie de departamentos parroquiales (dependencias del pastor, oficinas administrativas, salas de reunión para la comunidad…) habituales en las iglesias luteranas. Estos corredores, que rodean perimetralmente la planta, están construidos con elementos prefabricados de hormigón con una estructura adintelada.

Utzon evitó todo reflejo de sentimentalismo y utilizó pincipios y materiales contemporáneos, de modo que la iglesia parece algo tan racional como una fábrica.Toda la carpintería es de pino teñido. La iluminación eléctrica consiste en largas bandas de bombilla incandescentes (supongo que entonces no había esa preocupación por el ahorro energético que hay ahora), una junto a otra, lo que crea un ambiente festivo y cálido. A ello contribuye también el estampado textil (telas, manteles, alfombra), diseñado por el propio Utzon. El altar es de hormigón y tras él aparece una pantalla de celosía de ladrillo.

Al exterior, la iglesia aparece erguida, cerrada, se eleva en medio de una luz grisácea que le confiere una extraña autoridad. Los elementos de hormigón prefabricado se presentan algunos en su acabado natural y la cubierta de la nave se termina en fibrocemento corrugado. Tuve la oportunidad de visitar la iglesia de Bagsvaerd hace dos años, durante un viaje por los países nórdicos, y puedo asegurar que en pocas ocasiones como en aquella he percibido una relación tan clara entre dos adjetivos aparentemente opuestos como moderno y espiritual.

bagsvaerd-complejo-1.jpg