La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas etiquetadas como ‘Sota’

Esquivel, el pueblo andaluz de Alejandro de la Sota

Domingo, Octubre 20th, 2013

 

Una vivienda, una yunta de bueyes, una yegua y dos vacas. Este era el reclamo con el que el Gobierno de Franco atrajo a miles de familias al campo para incrementar la producción agrícola en los tiempos de la autarquía. Entre 1939 y 1971, el Instituto Nacional de Colonización y Desarrollo Rural construyó 300 nuevos poblados para alojarlas, de los que un centenar se ubicaron en Andalucía. El plan se convirtió en un laboratorio para 77 arquitectos, que se inspiraron en proyectos de colonización de Estados Unidos, pero también en las tendencias urbanísticas de los regímenes totalitarios europeos.

Uno de esos arquitectos fue el gallego Alejandro de la Sota, del que hoy se celebra el centenario de su nacimiento. Entre 1952 y 1963 diseñó y construyó el pueblo de Esquivel, situado en el municipio de Alcalá del Río, a 15 kilómetros de Sevilla. Sobre una planta en abanico dispuso 161 viviendas y un trazado en el que se alternan vías concéntricas con otras radiales. De la Sota se basó en la arquitectura popular y mediterránea, pero con un discurso inequívocamente moderno. Evitó reproducir la plaza central tradicional y situó los dos edificios comunitarios, la iglesia y el centro administrativo, fuera de la trama urbana aunque comunicados con ella.

Las casas siguieron una tipología rural, con patio de servicio trasero. Había seis modelos, con una o dos alturas según el número de dormitorios necesarios, y todas con elementos de la arquitectura popular del sur de España, como muros encalados, balcones, enrejados o tejados de teja. Es un pueblo típico andaluz… hecho por un gallego. Y a día de hoy permanece inalterado, como se puede comprobar en este enlace de Google Maps.

Así explicaba el propio De la Sota, en 1989, cómo había encarado el proyecto: “Al recibir el encargo se vivió en Andalucía: viajes, estancias, sin fotos ni apuntes; todo a la memoria de nuestro propio ordenador. Luego, olvidar. Pasado el tiempo y del recuerdo se dibujaron detalles: puertas, ventanas, cierres, chimeneas, tapias y sus coronaciones, fuentes, bancos y farolas. Se numeraron estos apuntes o detalles, se numeraron los paralelepípedos de las viviendas y sus huecos; todo bien resuelto dentro de un sombrero andaluz y a la suerte…, salió su variación aleatoria como la suerte de un pajarito. Luego el sol, la cal y la sal”.

Fundación Alejandro de la Sota: Esquivel

Fundación Docomomo Ibérico: Esquivel

Documental en Canal Sur