La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas etiquetadas como ‘Berlín’

El Neues, premio Mies van der Rohe

Lunes, Abril 11th, 2011

La rehabilitación del Neues Museum de Berlín, a cargo del británico David Chipperfield, ha ganado el Premio de Arquitectura Contemporánea de la UE – Mies van der Rohe 2011. El Neues, que alberga el famoso busto de Nefertiti, fue inaugurado en 1859 y quedó en ruinas por los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. La reconstrucción ha costado 212 millones de euros y seis años de obras.

La Comisión Europea explicó en un comunicado que en su fallo tuvo en cuenta la forma en que el edificio “combina lo antiguo y lo moderno”. Una tarea que el propio Chipperfield explicaba así en una entrevista que le hice hace año y medio, con motivo de la gran exposición que le dedicó la Fundación Barrié: “Estamos hablando de un monumento destruido por las bombas (en la Segunda Guerra Mundial) en el centro de la ciudad y eso lo hace un edificio muy singular. La aproximación fue muy parecida a la forma de trabajar de un arqueólogo. Se cogen los fragmentos que quedan, se reparan y se intentan unir de forma que tengan sentido en un nuevo conjunto, pero basándonos en su origen histórico. Al principio hubo polémica por mi interpretación de ese elemento nuevo: yo no quería que fuese una copia de lo antiguo, que fuese una imitación de lo que faltaba, sino un edificio nuevo basado en lo que había allí antes y en las ruínas”.

Entrevista a David Chipperfield

Bye, bye, Palacio de los Hohenzollern

Martes, Junio 8th, 2010

ALEMANIA - ARQUITECTURA

Pues van a tener que quedarse con el decorado. Después de demoler el Palast der Republik, cuando todo estaba listo para perpetrar un ejercicio de pastichismo histórico, resulta que la crisis económica se ha llevado por delante el proyecto de reconstruir el Palacio de los Hohenzollern en Berlín. Angela Merkel ha anunciado un recorte de 80.000 millones de euros en el gasto público y, claro, los 500 millones en que estaba presupuestada la obra no son como para dejarlos pasar por alto.

El proyecto del italiano Franco Stella preveía una reconstrucción fiel de las tres fachadas del Palacio de los Hohenzollern, de acuerdo al original construido en 1695 según los planes del arquitecto Andres Schlüter. El interior iba a albergar el denominado Foro Humboldt, un complejo de nuevo cuño formado por patios interiores y corredores, salas de exposiciones y espacios públicos accesibles desde el exterior. Las obras iban a empezar en 2011, pero el plan de ajuste significa postergarlo hasta por lo menos 2014.

Las grietas de Eisenman

Sábado, Marzo 27th, 2010

GERMANY-JEWS-MEMORIAL-CRACKS

Cinco años después de su inauguración, más de la mitad de los 2.711 bloques de hormigón que forman el Memorial a las Víctimas del Holocausto de Berlín, obra de Peter Eisenman, presenta grietas. El monumento, que costó 27 millones de euros, comenzó a estropearse pocos meses después de la apertura, pero ha sido este invierno cuando los daños se han agravado, al congelarse el agua de la lluvia dentro de las fisuras, lo que ha provocado que éstas aumenten considerablemente.

Un informe del 2008 calculaba en casi 1.400 los bloques de hormigón afectados. Entonces, el arquitecto norteamericano restó importancia a las grietas afirmando que “son como cabellos, de menos de un milímetro de grosor”. Ahora, sin embargo, parece probable que habrá que sustituir algunas de las piezas y rellenar los huecos del resto con resina o algún tipo de material sintético. La reparación podría costar más de un millón de euros.

Chipperfield renueva el Neues de Berlín

Viernes, Octubre 16th, 2009

neues_1

El Neues Museum de Berlín volvió ayer a abrir sus puertas totalmente renovado, gracias a un proyecto de David Chipperfield que ha costado 212 millones de euros y seis años de obras. Inaugurado en 1859, este edificio neoclásico quedó en ruinas por los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial.

El Neuer se encuentra en la Isla de los Museos (el otro gran centro europeo del expolio, junto al British Museum) y expone cerca de 9.000 piezas procedentes en su mayoría de la prehistoria y de las civilizaciones antiguas. Entre ellas figura el célebre busto de Nefertiti que, a pesar de las dudas sobre su autenticidad, Egipto sigue reclamando al considerar que fue sacado ilegalmente del país.

Soy un copión

Martes, Diciembre 2nd, 2008

palast2_1.jpg

El señor de la foto es Francesco Stella, el arquitecto italiano que tendrá el dudoso honor de reproducir el antiguo Palacio Imperial de Berlín. Tiene el valor de posar ante el solar donde todavía humean los escombros del Palast der Republik, que resistió hasta el último momento tal y como cuenta Úrsula Moreno: la demolición tenía que haber terminado el pasado viernes, pero una avería en la grúa de 40 metros de altura, capaz de tumbar paredes de hormigón armado de 30 toneladas, obligó a demorar las obras.

palast_1-1.jpgSegún un estudio hecho público por la revista Super Illu, el 68% de los habitantes crecidos en la extinta Alemania oriental se oponen a los planes de levantar las tres fachadas barrocas del Palacio de los Hohenzollern, cuya construcción califican de despilfarro. Por cierto, gracias a Úrsula me he enterado de que el Palast, que abrió sus puertas en 1976, fue concebido por Heinz Graffunder, uno de los arquitectos estrella de la RDA. Falleció en 1994, así que se ahorró este triste espectáculo.

En la Wikipedia he encontrado este sello, que demuestra que el Palast der Republik era todo un icono en el país comunista. A medio camino entre la Alexanderplatz y la Puerta de Brandeburgo, fue uno de los atractivos turísticos de Berlín, sobre todo para aquellos que realizaban el obligado paseo en barco por el Spree. En el futuro podrán admirar un pastiche arquitectónico.

Arquitectura de decorado

Lunes, Diciembre 1st, 2008

palacio2_1.jpg

En El Tiralíneas hemos seguido atentamente la demolición del Palast der Republik, el monumental multiusos de la era soviética que se levantó en Berlín tras la Segunda Guerra Mundial. El viernes pasado se presentó la maqueta del edificio que ocupará su lugar, elegido por un jurado presidido por David Chipperfield y que reproduce fielmente las líneas del palacio barroco construido en 1698 y sobre cuyas ruínas se edificó el Palast.

Escribe Gemma Casadevall:

“El Palacio de los Hohenzollern, dañado en la Segunda Guerra Mundial y volado durante la Alemania comunista, dominará Berlín por obra de una costosa reconstrucción, aprobada entre las críticas de quienes consideran aberrante reproducir cánones anacrónicos en lugar de innovar.
Las tres fachadas barrocas del palacio -la frontal y las dos laterales- más la gran cúpula que presidió el conjunto, regresarán a un solar de 40.000 metros cuadrados, a orillas de la céntrica Avenida Unter den Linden, con la Isla de los Museos al frente.
El ministro de Obras Públicas, Wolfgang Tiefensee, presentó el proyecto ganador, del italiano Franco Stella, como una síntesis de «fidelidad histórica» y un concepto «acorde con los tiempos», que se ajusta además al presupuesto aprobado -552 millones de euros-.
Las tres fachadas del Palacio de los Hohenzollern albergarán en su núcleo el denominado Foro Humboldt, un complejo de patios interiores y corredores, salas de exposiciones y espacios públicos accesibles desde el exterior.
Las fachadas serán barrocas, pero el núcleo será de nuevo cuño, lo que justifica, para Tiefensee, el calificativo de innovador”.

Personalmente, me reafirmo en mi idea de que el Palast der Republik tenía mucho más valor que el edificio que se va a construir y, sin que sirva de precedente, coincido por una vez con Daniel Libeskind, quien ha calificado el proyecto de «palacio de postal» y de «arquitectura de decorado». Requiescat In Pace.

palast_1.jpg

Auf Wiedersehen, Tempelhof

Miércoles, Octubre 29th, 2008

temp1_1.jpg

Transcribo un interesante reportaje de Gemma Casadevall sobre el cierre de un mítico aeropuerto de Berlín. Estos temas históricos me apasionan, y si encima hay arquitectura racionalista de por medio, mejor.

Un Dornier 328 para el último vuelo del agónico Tempelhof

Un avión Dornier 328 protagonizará mañana el último vuelo regular desde Tempelhof, el mítico aeropuerto que salvó al Berlín occidental del bloqueo soviético en 1948/49, que cierra sus puertas tras fracasar varias campañas para reflotarlo.
A las 21.50 locales (20.50 GMT), el Dornier de la compañía Cirrus Airlines emprenderá vuelo hacia Mannheim (suroeste de Alemania), a lo que seguirá la partida de un par de ejemplares de museo de los «Rosinenbomber», los llamados «bombardeos de las pasas secas», con destino al también berlinés aeropuerto de Schönefeld.
temp4_1.jpgLos «Rosinenbomber» son el símbolo de los heroicos viejos tiempos de Tempelhof. Los aviones aliados se ganaron ese apodo por las golosinas que los pilotos tiraban desde el aire, en el puente aéreo aliado que alimentó al sector oeste durante 462 días, entre el 26 de junio de 1948 y el 12 de mayo de 1949.
Para la memoria colectiva, Tempelhof está ligado a las imágenes de los niños berlineses esperando a los bombardeos con los brazos al aire. Fue la mayor operación humanitaria aérea de la historia, en que, además de golosinas, se transportaron 2,3 millones de toneladas de alimentos, carbón y medicinas, en un total de 280.000 vuelos, a un ritmo de un aterrizaje y despegue cada 90 segundos.
El mando soviético y el Ejército Rojo habían cortado todas las líneas de ferrocarril y carretera que conducían al sector occidental de Berlín. El gobernador militar de EEUU para Alemania, el general Lucius D. Clay, reaccionó dando luz verde a la operación aérea.
Se movilizaron cientos de aviones estadounidenses y británicos, principalmente del tipo Douglas C47 Dakota y Douglas C54 Skymaster, que discurrieron por tres corredores aéreos, desde Hamburgo, Hannover y Fráncfort.
El puente aéreo no es la única imagen del pasado a la que está ligada este aeródromo. Abierto en 1923, se convirtió en aeropuerto central de la capital durante el nazismo. Antes que los «Rosinenbomber», Tempelhof vio aterrizar a la aviación de Hitler.
Tempelhof ha sido, además, escenario de películas míticas como «Un, dos, tres», de Billy Wilder, y en la década de 1960 sus pistas conocieron el «glamour» de Marlene Dietrich y Marilyn Monroe.
Tanto mérito histórico no le quita, sin embargo, la etiqueta de «molestia urbana». Se trata del más antiguo aeropuerto en activo en Europa y queda en pleno casco urbano berlinés.
Lo que para algunos supone una comodidad -se puede llegar a él incluso paseando o en bicicleta-, le condenó a quedar obsoleto desde hace ya unos años y, de ahí, a ser deficitario.
Con la inauguración del aeropuerto internacional del sector occidental, en Tegel, empezó una lenta agonía y ahora apenas se utilizaba ya más que para algunos vuelos nacionales o privados. La entrada en funcionamiento del gran aeropuerto de Schönefeld, previsto en 2013, echó por tierra toda tentativa de relanzamiento.
Los defensores de Tempelhof lanzaron este año varias campañas, incluido un referéndum popular que acabó en derrota, por no lograr el mínimo de participación necesaria.
Toda iniciativa por salvarlo fracasó y prolongó la agonía de unas instalaciones que el alcalde de Berlín, el socialdemócrata Klaus Wowereit, había ordenado desmantelar.
El cierre estaba sentenciado, pero sigue sin tenerse claro qué destino futuro se dará a las 380 hectáreas que ocupa el aeropuerto.
Sus terminales y dependencias, 300.000 metros cuadrados que deben conservarse por su carácter de monumento histórico, serán ocupados por oficinas y un complejo cultural, que se prevé incluya un museo de la aviación.
Iniciativas e ideas no faltan: se habla de construir desde un estadio de fútbol a nuevos estudios cinematográficos complemento de Babelsberg, parques y jardines, salpicados por bloques de viviendas y hasta un zoológico.
Una lluvia de ideas por concretar que provoca desasosiego al vecindario. El mínimo tráfico aéreo de Tempelhof apenas perturbaba la vida del barrio y lo que se abre ahora es la incertidumbre de lo que se le puede venir encima.

temp2_1.jpg

Tiramos el Palast, ¿y ahora qué hacemos?

Miércoles, Octubre 22nd, 2008

palast_1.jpg

Esto es lo que queda del Palast der Republik de Berlín, a 21 de octubre. Estaba previsto acabar la demolición el año que viene e iniciar la reconstrucción del antiguo Palacio Real, pero cada vez hay más polémica porque mucha gente ve indecente gastarse cientos de millones en una época de crisis que ha sacudido especialmente a Alemania.