La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas para la categoría ‘Urbanismo’

The Shard rompe el skyline de Londres

Martes, Abril 12th, 2011

The Shard, el rascacielos que Renzo Piano está construyendo en Londres, empieza a modificar el skyline de la capital británica. Con 310 metros de altura será el edificio más alto de Europa cuando esté terminado, lo que se prevé para el 2012. Algunas voces han empezado a alzarse contra esta construcción, cuya silueta se aprecia en la foto por detrás de la catedral de San Pablo, con el argumento de que arruina el perfil histórico de la ciudad. Y no les falta razón: a diferencia de París, donde con la única excepción de la Torre Montparnasse la mayoría de los rascacielos se concentran en el barrio de la Defense y siguen volúmenes cúbicos, en Londres se han diseminado por el este de la urbe y cada uno es hijo de su madre. Tenemos un pepinillo (el Swiss Re de Foster), un mamotreto acabado en pirámide (Canary Wharf), una noria de 135 metros de altura y el año que viene esa aberración escultural perpetrada por Anish Kapoor con el dinero de Arcelor Mittal. Una pena, porque Londres ya estaba sobrada de iconos (las casas del Parlamento y el Big Ben, el Lloyds Building de Rogers, la chimenea de la Tate Modern, la maravillosa torre de telecomunicaciones y, por supuesto, la cúpula de St. Paul’s), pero con esta política urbanística se la están cargando.

http://blogs.lavozdegalicia.es/javierarmesto/2010/03/31/monstruo-de-acero-en-londres/

Centro Niemeyer: análisis rápido

Sábado, Abril 2nd, 2011

Una semana después de su inauguración, pero más vale tarde que nunca, ahí va mi opinión sobre el Centro Cultural Internacional Óscar Niemeyer de Avilés. ¿Por qué este proyecto va a funcionar (ya lo está haciendo) en contraposición a otros de similar cariz, como la Ciudad de la Cultura de Galicia? Hasta un simple aficionado como yo puede verlo:

Ubicación. En Asturias hay tres ciudades. Oviedo es la capital y sede del Gobierno regional. Gijón, la más poblada, cuenta con el atractivo turístico de su situación junto al mar. La más pequeña y afectada por la reconversión industrial era Avilés. Un Bilbao (de los 80) a pequeña escala. O un Ferrol. La apuesta estaba clara: vamos a impulsarla, a darle la vuelta a ese futuro que hace menos de una década se veía tan negro como el carbón. Y en ello están.

Escala. En una ciudad de 85.000 habitantes (solo 10.000 menos que Santiago) no puedes meter un macrocomplejo de cientos de miles de metros cuadrados. No puedes romper un monte para volver a construirlo con cemento. No puedes levantar unas estructuras que modifiquen el perfil urbano. ¿Un teleférico? Esto no es Dubai. Superficie total construida del Centro Niemeyer: 16.726 metros cuadrados. Ciudad de la Cultura de Galicia: 141.800. Mejor no hablar de dinero…

Proyecto. Hoy en día cada ciudad, cada pueblo, cada aldea tiene su contenedor cultural. Sobran museos y faltan contenidos. Bilbao tiene detrás una colección fabulosa (y una marca) como es el Guggenheim. Asturias tiene unos premios que atraen cada año a un puñado de eminencias mundiales en sus respectivos campos y que, después de recibir el galardón, vuelven gustosos para presentar libros y películas, dar conciertos, conferencias, participar en seminarios y congresos. La cultura no es un edificio con un millón de libros.

Arquitecto. Si lo que buscas es un nombre, en el panorama internacional de la arquitectura hay unos cuantos y muy buenos. Ninguno es Eisenman. Puedes buscar en el high-tech británico, en la escuela holandesa, en la vanguardia suiza, en la cantera de Japón o, sin ir tan lejos, entre los excelentes profesionales que hay en España y Portugal. ¿Y Niemeyer? Niemeyer es simplemente el último de los cinco míticos arquitectos modernos, junto a Wright, Le Corbusier, Mies van der Rohe y Aalto. Ellos son la arquitectura con mayúsculas. No podían haber elegido a alguien con más prestigio, por eso el centro lleva orgulloso su apellido.

El fin. Avilés no empieza ni se acaba en el Centro Niemeyer. El proyecto forma parte de un plan más amplio que contempla la transformación total de la ciudad a partir de tres ejes: casco histórico, ría y puerto. El motor de esta nueva ordenación será la Isla de la Innovación, que recupera los antiguos y degradados terrenos industriales para dotar la urbe de zonas verdes, nuevas viviendas, equipamientos (oficinas, hoteles, locales de ocio y comerciales, espacios expositivos y de congresos). Una terminal de cruceros y una estación intermodal completan este proyecto integral. Y el Centro Niemeyer es el icono de esta revolución urbana.

El plan de Manhattan cumple 200 años

Martes, Marzo 22nd, 2011

El 22 de marzo de 1811 se aprobó el plan urbano de Nueva York: once avenidas que recorren de norte a sur la isla de Manhattan, cortadas en ángulo recto por 155 calles. La propuesta de de los comisionados Gouverneur Morris, John Rutherfurd y Simeon De Witt, que no incluía Central Park (como se aprecia en la foto de la derecha), consideraba que esta era la disposición más económica para edificar y además favorecía la salud pública y la convivencia.

Las cuadras o manzanas resultantes de este plan tienen 76 por 182 metros, las calles están separadas entre sí unos 60 metros y las avenidas, entre 150 y 275 metros. En Barcelona, por ejemplo, el plan Cerdá dejó unas manzanas de 113 por 113 metros. En Madrid, la cuadrícula del barrio de Salamanca es de 80 x 80. Según Amanda Burden, directora de planificación urbana de Nueva York, “las cuadras eran suficientemente cortas como para dar una constante diversidad a los transeúntes”.

Una consecuencia de este diseño reticular es el “manhattanhenge” (analogía de Stonehenge), un fenómeno que se produce unos pocos días al año cuando el punto en que sale o se pone el sol se alinea con la recta que dibujan de este a oeste las calles de la isla. En Manhattan es raro ver el sol en el horizonte porque lo suele tapar un edificio.

En la actualidad, la mayor iniciativa urbanística de Nueva York es la reconstrucción del centro financiero del Lower Manhattan tras los atentados del 11-S, que incluye la Freedom Tower, un rascacielos de 541 metros que estará terminado en el 2011.

Al mismo tiempo, las vías eran suficientemente anchas como para facilitar «la libre y abundante circulación de aire» y evitar así alimentar la propagación de epidemias, una prioridad por entonces, pero que luego también serviría para acomodar el tránsito de automóviles.

París para el “Guggenheim” de cristal

Sábado, Febrero 5th, 2011

boulogne

París tiene la torre Eiffel, el arco de Triunfo, el de la Defense, la pirámide del Louvre (y otra más grande en proyecto), la place Vendome, los Inválidos, el Sacre Coeur… en fin, todo París. Pero no era suficiente, querían otra “obra única” que en pocos años se convirtiera en uno de los hitos arquitectónicos de la ciudad. “Hito”, ¿dónde he oído esa palabra antes?

El grupo del lujo LVMH encargó en el 2006 a Frank Gehry un espectacular edificio para su museo privado: un proyecto de 127 millones de dolares, iba a ser por dinero… Gehry respondio con precision al deseo del cliente y diseño un Guggenheim de vidrio, un prisma multifacetado que se ha ganado el hortera sobrenombre de “nube de cristal”. Se ubicará en medio del Bois de Boulogne, el gran parque del oeste de la capital y será el segundo recinto del arquitecto norteamericano en París, tras el American Center de Bercy (en lado opuesto de la ciudad), recientemente reconvertido en Cinemateca Francesa.

Ahora, la Justicia ha paralizado el proyecto atendiendo a las demandas de François Douady, presidente de la Coordinadora por la salvaguarda del Bois de Boulogne, que agrupa a una veintena de asociaciones de la zona. Douady se queja de que el edificio de Gehry supera la altura de la masa forestal: “Nos quieren imponer un edificio de 12.000 metros cuadrados y 46 metros de altura, veinte por encima de los árboles. En París nos faltan zonas verdes, no museos”, protesta Douady, quien sugiere que LVMH (Louis Vuitton, Dior, TAG Heuer, Hublot, DKNY, Givenchy, Moët & Chandon, Hennessy, Dom Pérignon, Veuve Clicquot, Fendi, Pucci, Loewe…) ubique su museo en el centro de la ciudad.

En principio, los defensores del verde no tienen mucho que hacer: la obra se encuentra bastante avanzada (la inauguración estaba prevista para finales del 2012) y cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de París e incluso de ilustres arquitectos como Jean Nouvel, que ha revelado en Le Journal de Dimanche que “Gehry está destrozado, asombrado, muy enfadado”. Pero esto es Francia, no les tembló el pulso para guillotinar la monarquía, así que ¿quién sabe?

Dossier del proyecto

Sobrevolando el nuevo Les Halles

Martes, Diciembre 21st, 2010

FRANCE-ARTS-ARCHITECTURE-HALLES-CANOPEE

La zona de Les Halles, en el corazón de París, es uno de los grandes quebraderos de cabeza urbanísticos de la capital francesa. Antigua ubicación del mercado de abastos más importante de la ciudad, a mediados del siglo XX se decidió desmantelarlo y en su lugar quedó un formidable socavón que no se llenaría definitivamente hasta mediados de los años 80, con la construcción del Forum des Halles. Un proyecto polémico que inicialmente ganaron los arquitectos Georges Pencreac’h y Claude Vasconi, después pasó a manos del español Ricardo Bofill (tras un segundo concurso) y que finalmente Jacques Chirac decidió encargar a Jean Willerval. El resultado, como no podía ser de otra manera, fue un pastiche que, además, dejaba aislados y sin conexión con la trama urbana los jardines exteriores que se ubican sobre la cubierta del complejo.

Actualmente, Les Halles incluye la estación de metro y cercanías más frecuentada de París, uno de los centros comerciales más grandes de Francia, equipamientos públicos y los susodichos jardines, pero el proyecto ha envejecido aceleradamente. En junio del 2003, el alcalde, Bertrand Delanoë, lanzó su iniciativa de renovación, que desembocó en un concurso con cuatro candidatos: los franceses Jean Nouvel y David Mangin y los holandeses Rem Koolhas y Winy Maas.

Finalmente, Mangin se llevó el gato al agua con un proyecto que da prioridad a la racionalización del espacio urbano, frente a una arquitectura más espectacular de la que la capital gala ya está sobrada. Mangin apuesta por restar espacio al coche, cruzar el rectángulo entre la antigua Bolsa y el centro comercial de Les Halles por una gran rambla que rompa el aislamiento del actual jardín, restar altura al techo de la gran estación y convertir la zona en un espacio habitable.

La maqueta del “Canopee”, una estructura creada por los arquitectos Jacques Anziutti y Patrick Berger que será el eje del proyecto de Mangin, se muestra estos días en el Pabellón del Arsenal, donde los ciudadanos pueden sobrevolar virtualmente los tejados de París.

Roma derriba un muro de Meier

Jueves, Abril 8th, 2010

ITALY-US-ROME-ARCHITECTURE-ARA PACIS

Richard Meier, ese adalid de los edificios blancos y preferentemente cúbicos, ha tropezado con la horma de su zapato en Roma. El contenedor-museo que construyó para proteger el Ara Pacis, inaugurado en el 2006, va a ser reformado para demoler el muro que lo separa del Lungotevere, el paseo fluvial a orillas del Tíber.

El edificio, primera obra de arquitectura moderna realizada en el centro histórico de la Ciudad Eterna tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, fue muy criticado por la derecha italiana, que considera que había que haber consultado a la población sobre un proyecto que incluye vidrio y columnas de acero entre sus materiales.

Ahora se va a enterrar el tráfico que circula por el Lungotevere, lo que permitirá que la zona adyacente al monumento sea peatonal y pueda suprimirse el citado muro, suavizando así todo el conjunto. Meier se ha plegado a las modificaciones: “El muro fue construido para contener el ruido y la fuerte circulación. Si esos problemas se eliminan es una buena idea abrir una plaza sobre el río”, indicó el arquitecto estadounidense.

Justicia urbanística a la gallega

Viernes, Abril 2nd, 2010

aguarda1

El pasado mes de diciembre se emitieron en todos los telediarios españoles una dramáticas imágenes del derribo de varias viviendas ilegales construidas en A Guarda (Pontevedra). Sus propietarios contemplaban desesperados como la piqueta acababa con las casas en las que habían invertido todos sus ahorros y, esto es lo grave, que habían obtenido todos los permisos y licencias urbanísticas, concedidos por alcaldes de distinto signo político entre 1999 y 2001. Casi un década después, el Tribunal Superior de Justicia de Galicia dictaminó que habían sido construidas en terreno protegido y ordenó su demolición. Los afectados se quedaron con un montón de escombros (y la obligación de seguir pagando la hipoteca) y algunos, como una familia de pescadores, sin otro techo bajo el que vivir, teniendo que recurrir a la solidaridad de familiares y amigos. Las autoridades que permitieron las irregularidades siguieron tranquilamente en sus puestos y en sus casas.

Ahora, el Gobierno autonómico acaba de aprobar una nueva Ley del Suelo que prevé regularizar decenas de urbanizaciones ilegales construidas en al menos 37 ayuntamientos, asentamientos edificados al margen del planeamiento que incluyen miles de viviendas y naves industriales sin licencia dispersas por el territorio. Paralelamente, sentencias que obligan al derribo de edificios enteros como el Conde de Fenosa, en A Coruña, o las torres García Barbón, en Vigo, continúan sin ejecutarse.

Galicia tiene una riqueza paisajística extraordinaria, con rías que se adentran decenas de kilómetros en la costa como los fiordos noruegos, playas desiertas de arena finísima, verdes montañas y valles como los de Irlanda, agua por todas partes… La acción del hombre ha afeado notablemente este patrimonio natural, especialmente en el litoral, aunque no ha conseguido destruirlo porque la naturaleza puede con casi todo. Es necesario dotarse de leyes que protejan el medio ambiente, pero la justicia debe impartirse por igual. El caso de A Guarda me recuerda a esos castigos que se aplicaban en la Edad Media en los que las víctimas no sólo perdían su casa, sino que sembraban sus campos de sal para que sus descendiente no pudiesen levantar cabeza.

Casa de hielo en Detroit

Miércoles, Febrero 3rd, 2010

EEUU-ARQUITECTURA

El proyecto Ice House Detroit es una instalación artístico-arquitectónica que consiste en congelar una de las más de 20.000 casas abandonadas en la ciudad norteamericana, con el objetivo de llamar la atención sobre las condiciones de vida en una urbe que ha perdido más de la mitad de su población desde la década de los cincuenta.

El fotógrafo Gregory Holm (con la manguera) y el arquitecto Matthew Radune riegan la construcción con agua que, bajo el invierno reinante, se convierte en hielo. En primavera, equipos de trabajo salvarán los materiales que se puedan volver a usar y demolerán la vivienda.

Tercera ronda

Martes, Febrero 2nd, 2010

ronda_1

Esta fotografía ilustraba hoy la primera página de La Voz de Galicia. La historia la contaba Juan Torreiro en el interior. Todo el mundo se pregunta cómo es posible que construyan un viaducto por encima de las casas. Lo que yo me pregunto es cómo es posible que dejaran construir viviendas en una zona por la que en el futuro iba a ser necesario llevar una autopista al aeropuerto.

Imprevisión y falta de planificación. Cuando estuve en Estocolmo me explicaron que la red del metro se ideó de forma que algunas líneas pasaran por zonas donde en el momento de su construcción no había nada, pero sabían que en el plazo de diez a quince años iba a ser necesario crear allí un nuevo barrio para la expansión de la ciudad. Así están en Suecia y así estamos en Galicia.

Más glamour coruñés

Sábado, Diciembre 19th, 2009

Alas de gaviota, el edificio que iba a situar Coruña entre las mejores ciudades del mundo (Francisco Vázquez dixit), decorado con casetas de feria, churrerías portátiles y contenedores de residuos.