La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Centro Niemeyer: análisis rápido

Escrito por Javier Armesto
2 de abril de 2011 a las 22:35h

Una semana después de su inauguración, pero más vale tarde que nunca, ahí va mi opinión sobre el Centro Cultural Internacional Óscar Niemeyer de Avilés. ¿Por qué este proyecto va a funcionar (ya lo está haciendo) en contraposición a otros de similar cariz, como la Ciudad de la Cultura de Galicia? Hasta un simple aficionado como yo puede verlo:

Ubicación. En Asturias hay tres ciudades. Oviedo es la capital y sede del Gobierno regional. Gijón, la más poblada, cuenta con el atractivo turístico de su situación junto al mar. La más pequeña y afectada por la reconversión industrial era Avilés. Un Bilbao (de los 80) a pequeña escala. O un Ferrol. La apuesta estaba clara: vamos a impulsarla, a darle la vuelta a ese futuro que hace menos de una década se veía tan negro como el carbón. Y en ello están.

Escala. En una ciudad de 85.000 habitantes (solo 10.000 menos que Santiago) no puedes meter un macrocomplejo de cientos de miles de metros cuadrados. No puedes romper un monte para volver a construirlo con cemento. No puedes levantar unas estructuras que modifiquen el perfil urbano. ¿Un teleférico? Esto no es Dubai. Superficie total construida del Centro Niemeyer: 16.726 metros cuadrados. Ciudad de la Cultura de Galicia: 141.800. Mejor no hablar de dinero…

Proyecto. Hoy en día cada ciudad, cada pueblo, cada aldea tiene su contenedor cultural. Sobran museos y faltan contenidos. Bilbao tiene detrás una colección fabulosa (y una marca) como es el Guggenheim. Asturias tiene unos premios que atraen cada año a un puñado de eminencias mundiales en sus respectivos campos y que, después de recibir el galardón, vuelven gustosos para presentar libros y películas, dar conciertos, conferencias, participar en seminarios y congresos. La cultura no es un edificio con un millón de libros.

Arquitecto. Si lo que buscas es un nombre, en el panorama internacional de la arquitectura hay unos cuantos y muy buenos. Ninguno es Eisenman. Puedes buscar en el high-tech británico, en la escuela holandesa, en la vanguardia suiza, en la cantera de Japón o, sin ir tan lejos, entre los excelentes profesionales que hay en España y Portugal. ¿Y Niemeyer? Niemeyer es simplemente el último de los cinco míticos arquitectos modernos, junto a Wright, Le Corbusier, Mies van der Rohe y Aalto. Ellos son la arquitectura con mayúsculas. No podían haber elegido a alguien con más prestigio, por eso el centro lleva orgulloso su apellido.

El fin. Avilés no empieza ni se acaba en el Centro Niemeyer. El proyecto forma parte de un plan más amplio que contempla la transformación total de la ciudad a partir de tres ejes: casco histórico, ría y puerto. El motor de esta nueva ordenación será la Isla de la Innovación, que recupera los antiguos y degradados terrenos industriales para dotar la urbe de zonas verdes, nuevas viviendas, equipamientos (oficinas, hoteles, locales de ocio y comerciales, espacios expositivos y de congresos). Una terminal de cruceros y una estación intermodal completan este proyecto integral. Y el Centro Niemeyer es el icono de esta revolución urbana.

Etiquetas: ,

9 respuestas a “Centro Niemeyer: análisis rápido”

  1. Vidal dice:

    El único “pero” que le veo a todo esto es el rico patrimonio industrial que se ha perdido para liberar los terrenos que ahora forman el Centro Niemeyer y el parque tecnológico.
    Maravillas como la central térmica de ENSIDESA: http://bit.ly/i0K4dC
    Tal vez se podían haber rehabilitado como “centro cultural multidisciplinar y de la excelencia” manteniendo una parte importante del patrimonio y de la identidad de la ciudad.

    [Reply]

  2. Vidal dice:

    El único “pero” que le veo a todo esto es la pérdida de un maravilloso patrimonio industrial para liberar el terreno que ahora ocupan el Centro Niemeyer y el parque tecnológico.
    Maravillas como la central termica de ENSIDESA: http://bit.ly/i0K4dC
    Quizas habría sido mejor rehabilitar estos enormes edificios para albergar ese centro cultural de la “excelencia internacional” conservando y poniendo en valor una parte imparte de la historia y de la identidad de Aviles que además era muy buena arquitectura.

    [Reply]

  3. Vidal dice:

    El único “pero” que le veo a todo esto es la pérdida de un maravilloso patrimonio industrial para liberar el terreno que ahora ocupan el Centro Niemeyer y el parque tecnológico.
    Maravillas como la central termica de ENSIDESA: http://bit.ly/i0K4dC
    Quizas habría sido mejor rehabilitar estos enormes edificios para albergar ese centro cultural de la “excelencia internacional” conservando y poniendo en valor una parte imparte de la historia y de la identidad de Aviles que además era muy buena arquitectura.

    [Reply]

  4. Che dice:

    A ver, unas cosillas que llevo intentando decir sobre este tema desde hace mucho. Como lector de La Voz desde que tengo conciencia, me parece que el diario al tratar este tema no lo aborda nunca con sinceridad, transparencia y lo que es peor con objetividad. Algo que hay que tener claro es que el proyecto de la Ciudad de la Cultura es desmesurado y caro, muy caro, con un afán de provocar un efecto Guggenheim en la capital gallega que aún no podemos juzgar, por mucho que ustedes quieran. No vamos a explicar desde dónde se emite este diario, puesto que desde Santiago de Compostela es evidente que no. ¿Que hubiera pasado si la Ciudad de la Cultura, en vez de en Santiago, se construyera en Coruña?… otro gallo cantaría. ¿No será que la esencia de tanta crítica a este edificio es debido a que no se encuentra donde ustedes quieren? ¿O es que temen que de verdad se convierta en un referente dentro del patrimonio cultural y arquitectónico nacional o extranjero, y no se encuentre en la Coruña?… tiempo al tiempo, después ya criticaremos. Por ahora, los días que yo he hestado en el complejo, la verdad, estaba bastante concurrido. Además, es fácil (lógico y evidente) ahora mismo meterse con esta obra, en este contexto económico en el que estamos, pero, también podíamos hablar del despilfarro económico que supone el capricho de hacer un puerto exterior en la ciudad de la Coruña cuando ya hay otro enorme al lado, en Ferrol.¿Acaso esto no es despilfarro?¿Por que no hablan ustedes de esto?. También mencionan que se ha destruido una montaña para realizar este proyecto, tanto como “destruir” no lo sé, pero de todas formas mucho menos que las inmensas superficies de terrenos destinadas a similares e inútiles “Centros Comerciales” de la ciudad de la Coruña, hay tantos que creo haber leído que por cada habitante de la ciudad coruñesa hay unos cuantos m2 de centro comercial. ¿No es esto una verguenza?¿No son estos terrenos sí “destruidos”? Hombre, tan grande no es, pero en plena recesión económica, “largarse” un Marineda City (que en dimensiones a la Ciudad de la Cultura no le hace ascos) es más que curioso. ¿No creen?. Ya metiéndonos más en pura historia de la arquitectura, no voy a ser yo el que defienda a Peter Eisenman, en ocasiones parece más un arquitecto megalómano que un trabajador para al pueblo, que es el fin último y principal de la arquitectura, pero quien algo sepa de esto, sabe que hablar de arquitectura del s.XX sin mencionar a Eisenman (al menos como gran teórico de la arquitectura, si bien es cierto que como materializador de ideas no tanto) es un suspenso seguro en cualquiera escuela de arquitectura. Incluso me atrevo a decir que su aportación al “hoy en día” de la arquitectura es muchísimo mayor que la de Niemeyer, que por otra parte decir que es “el último de los 5 grandes arqutiectos modernos”… bueno, se puede discutir, figura crucial sin duda, premio Pritzker y apreciable (aunque sea por el mero hecho de tener 103 años), pero hace décadas que su arquitectura ha dejado de ser un referente contemporáneo. En fin, termino ya, dejemos de juzgar las cosas sin datos objetivos. ¿Que la ciudad de la cultura es un despilfarro? No hay duda, los datos están ahí. ¿Que es enorme? Todos tenemos ojos, pero de ahí a decir que nunca será nada, que se ha destruido no se que, que no la visita nadie, etc… Ahí arriba pone que el centro Niemeyer ya está funcionando y la Ciudad de la Cultura no, que alguién me explique porqué, ya que más gente visitó la Ciudad de la Cultura antes de su apertura que el centro asturiano desde la suya. Más bien parece que no quieren ustedes que funcione, pero no creo que lo consigan. Yo soy gallego, estudio arquitectura en Madrid, y todo esto no lo digo para crear polémica ni con intención de algo parecido, pero lo que no soporto es que los medios de comunicación se salten las reglas, ya no es que informen, ya quieren moldear hasta nuestra mente, quieren influir en nuestra manera de pensar y de ver las cosas, y el tema de la ciudad de la cultrua y este periódico es un claro ejemplo. No sigan las pautas que quieren que sigamos, sencillamente esperen, delen tiempo, vayan, veean y juzguen. Nada mas.

    [Reply]

  5. Che dice:

    Perdeonen las faltas de ortografía, querer escribir más rápido de lo que uno sabe es lo que tiene.

    [Reply]

  6. Javier Armesto dice:

    Hola Che, gracias por tu extenso comentario. No te preocupes por la erratas, esto no es la RAE, te has molestado en responder y eso es lo importante. Te contesto punto por punto:

    1. Si la Ciudad de la Cultura se construyera en A Coruña, pensaría exactamente lo mismo. No es un problema de ubicación, sino de proyecto.

    2. Totalmente de acuerdo en lo del puerto exterior.

    3. Totalmente de acuerdo en lo de los centros comerciales.

    4. Eisenman es un profesional reputado y, como dices, con un discurso teórico reconocido. Pero la traslación de sus teorías a la práctica no ha tenido mucho éxito que digamos. Creo que a la hora de apostar por él deberían haber tenido en cuenta su obra construida. En un proyecto de este tipo, que como bien dices busca un “efecto Guggenheim”, el nombre del arquitecto es importante. Y Eisenman, fuera de los círculos académicos y profesionales, no tiene un nombre. Para que nos entendamos: no vende.

    5. Niemeyer será para siempre un referente arquitectónico, por muchas décadas que hayan pasado. ¿No es un referente Le Corbusier? ¿Y Miguel Ángel?

    6. La Ciudad de la Cultura no ha empezado a funcionar. Sí, la gente puede ir allí para ver de cerca los edificios y subir por las cubiertas. También puede entrar en biblioteca, aunque no hay ni un solo libro. Ese es el fracaso: después de diez años, no tiene ninguna utilidad. En Avilés ya ha habido conciertos, exposiciones, conferencias, debates…

    7. El blog no intenta influir en la manera de pensar de nadie, simplemente ofrezco mi opinión sobre los temas (exactamente igual que tú das la tuya). Las opiniones son libres.

    Saludos

    [Reply]

  7. Alberto dice:

    Estoy de acuerdo con Javier en cásí todo. Apuntar una cosa para mi hay otro nombre que añadiría al de los arquitectos citados es el de Utzon, cuya escasa obra tuve el placer de visitar en Copenhague y alrededores y me maravilló (escala, captación de la luz, claridad y sencillez compositiva…). También la maravillosa retrospectiva de la Bienal de Venecia de 2008. (maquetas, videos explicando su obra, tan claros que lospodia entender cualquiera. Una coherencia entre lo manifestado y lo realizado tremenda). No sé si habrá un arquitecto que con menos obra haya conseguido la repercusión de Utzon. Con respecto a Eiseman recuerdo que Miralles comentaba que el mismo le hacía reflexionar como teórico. Moneo creo que en su libro de arquitectos más influyentes de las últimas decadas lo cita en una de sus capítulos (creo que desde la misma óptica).Recuerdo haber leído algo y su teoría me recordaba algo así como el “socialismo utópico”. Personalmente y al margen de premios conseguidos (Recordemos el León de Oro en la Bienal de Venecia. Mangado habla de la ciudad de la cultura como una maravilla-eso me hace dudar, tengo que reconocerlo. Un profesor de Harvard que diga esto). A mi personalmente me parece una barbaridad, fuera de época por muchísimas razones. A lo mejor es un adelantado a su tiempo y dentro de 100 año o más se verá de otro modo, pero por lo de pronto el mero hecho de pensar que toda Galicia se tenga que sacrificar para que venideras generaciones de peregrinos disfruten de ese mausóleo se escapa a mi razón. Además no se respetaron plazos, ni presupuesto, la dirección de obra no se quería hacer nadie cargo de ella..etc (con lo que claramente en mi opinión el concurso debía ser revocado, pues en esencia no está cumpliendo con las bases del mismo).Por lo demás creo que Niemeyer es el más grande arquitecto vivo. Simplemente añadir, que me gustaría saber quien sería hoy Enric Miralles o ni decir tiene quien seria dentro de 50 años.)Un saludo y disculpen el discurso.

    [Reply]

  8. Che dice:

    Hola Javier, gracias por la respuesta. Solamente quería expresar mi opinión y no crear polémica, por lo que agradezco el tono de tu respuesta, lo que agradezco. Lo único, siento si personalizo en este blog cosas que debería reporchárselas a lo mejor a otras personas del diario al que me refiero, a lo mejor usted no tiene nada que ver. Ahí seguro que me equivoqué.
    Un saludo!

    [Reply]

  9. jm dice:

    un par de cosas, de los cinco míticos el quinto no es Niemeyer, es Kahn (http://en.wikipedia.org/wiki/Louis_Kahn) que tiene bastante más trascendencia que Niemeyer. Por mucha fama que tenga o haya tenido Niemeyer es un figura de segunda fila, por mucho que pese.
    Creo que el proyecto podría tener su interes relativo en los 40 o 50, pero a día de hoy: la arquitectura no ha logrado avanzar desde entonces? no es este un postulado postmoderno pero con una iconografía que remite a la época heroica de la modernidad?
    Cierto es que lo han acabado antes y ya esta funcionando pero creo que hay un error de concepto importante.
    Y ya con ánimo picajoso, el proyecto me parece escaso y mal ejecutado, hay por ahí una fotografía con un muro cortina que es un poco de vegüenza ajena…

    [Reply]

Deja tu comentario