La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs - tevagustar.es: Motor | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

El Programa NEW (siglas de Ninguna Empresa sin Web) es una iniciativa lanzada esta semana por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio con el objetivo de ayudar a pymes, micropymes y autónomos a tener página web con una mínima inversión. En las dos ediciones anteriores el programa ayudó a más de 61.000 negocios pero queda mucho todavía para paliar la brecha digital. En el caso gallego, sólo el 58,90% de las empresas con 10 o más empleados disponen de presencia en Internet, según el Observatorio da Sociedade da Información e a Modernización de Galicia (OSIMGA). Peor es el dato en el caso de las microempresas de la comunidad con menos de 10 empleados, ya que sólo disponen de página web un 19,6%.

El programa ofrece dos posibilidades económicas: una página web básica o una más avanzada y en todos los casos se acompaña de un cupón de 50 euros para publicitarse mediante anuncios en Google. Para llevarlas a cabo, se han seleccionado proveedores tecnológicos (generales y para diversas comunidades) , que son los que se encargan de facilitar la creación de las páginas y los servicios incluidos en la ofertas. Para acceder a NEW únicamente es necesario identificarse como pyme o autónomo ante la empresa colaboradora a la que se va a contratar el paquete web. Los interesados pueden llamar al 900 22 33 22 o entrar en www.empresasenred.es para obtener más información.

Como suele ser habitual, una cosa es la publicidad y la otra la realidad. Según el Ministerio,  la página web básica cuesta 24 euros al año y la avanzada 275. Antes de publicarlo he investigado y estos son los datos: la empresa proveedora seleccionada en Galicia es AVA Soluciones Tecnológicas pero el servicio que ofrecen para la web básica cuesta algo más, 8,99 euros al mes o 108 euros al año (IVA no incluido). Según Álvaro Tarela, responsable de desarrollo web de AVA, esa es la oferta que ellos ofrecieron y la que aceptó el Ministerio. Es algo más caro pero sigue siendo una opción muy asequible. Y casi mejor que te cobren un poco más y que el servicio sea bueno a uno “barateiro” y malo.

Pero peor es el caso de la empresa colaboradora gallega seleccionada para la página web avanzada. Es una tal “Antón Lezcano diseño e publicidade” y al pinchar en el icono de la página del Programa vas a una web que para nada habla de diseño y en Google no encontré nada sobre esa compañía. Llamé al teléfono de atención del Programa y el teléfono que me dieron fue el de otra empresa…en fin, un desastre. Total, que he gugleado en las empresas colaboradoras que ofrecen el pack avanzado y entre todas, os destaco la que me parece más interesante y que tienen el servicio por lo prometido, 275 euros/año (IVA no incluido)

PÁGINA WEB BÁSICA
La empresa colaboradora en Galicia elegida por el Ministerio es AVA Soluciones Tecnológicas. Se trata de un site sencillo, con una presentación de la empresa (quiénes somos, qué hacemos, dónde estamos) y los datos de contacto, pero por 8,99 euros al mes tenemos garantizados los servicios mínimos. Incluye el registro y mantenimiento de un nombre de dominio .es, 10 cuentas de correo electrónico y 300 MB de espacio de disco, acceso a estadísticas de uso, antispam y antivirus integrados, copia de seguridad y una herramienta muy sencilla para crear la web en diez minutos y poder modificarla cuando queramos.
He hablado con Álvaro Tarela, responsable de desarrollo web de AVA, y me cuenta que para crear la página sólo son necesarios 5 pasos: elegir el nombre de la página, escoger el diseño entre 50 plantillas, personalizar los colores, crear las secciones que compondrán la página y rellenar la información de la pyme.

PÁGINA WEB AVANZADA
De todas las que he visto, me parece interesante la propuesta de Iternova porque incluye funcionalidades muy interesantes por sólo 275 euros al año.  El precio incluye (además de los del pack básico) diseño hecho a medida realizado por profesionales, más espacio de almacenamiento y buzones de correo, herramienta potente de gestión de textos, contenidos y blogs, integración con Facebook y Twitter y que la web sea accesible, usable y optimizada para Google. El responsable comercial de la empresa,  Luis Nadal, destaca, además, que no se requieren conocimientos informáticos avanzados para tener la web actualizada.

Entrando en los perfiles de gente que seguís en Twitter, quizá habéis visto que alguno tiene la página con colores o diseños distintos a los estándares. La página de Twitter ha cambiado su diseño, ahora es más ancha y proporciona mayor información sobre nuestro perfil, así que es un buen momento para contar cómo podemos darle nuestro toque personal. Os cuento cómo modificar el diseño y cómo se puede personalizar el fondo (pinchad en las imágenes para verlas en grande):

1- En la parte superior derecha está nuestro nombre de usuario. Pinchamos en la flecha situada a su lado, saldrá un desplegable con opciones y pinchamos en “Configurar

cambiar_fondo_twitter_blog_gugleando_francesc_pumarola_1

2-Pasaremos a una pantalla con diversas opciones situadas en la parte superior. Pinchamos en “Diseño

3-Una vez en Diseño, pinchamos en la opción  “Cambiar imagen de fondo” para poder modificar el color y el diseño de los laterales y la parte superior e inferior (no el centro)

cambiar_fondo_twitter_blog_gugleando_francesc_pumarola_2

4-Al pinchar en “Cambiar imagen de fondo” saldrá un desplegable. Tenemos dos opciones:
A-Elegir un tema de fondo de los que ofrece Twitter en “Selecciona un tema“. Pinchando  en alguna de las opciones, automáticamente, se ve cómo cambia el fondo. Si os gusta alguno de ellos, basta con pinchar en “guardar cambios” para que se modifique el fondo.

cambiar_fondo_twitter_blog_gugleando_francesc_pumarola_31

B-Crear nuestro propio fondo personalizado para Twitter. Hay dos cosas importantes: las medidas que debe tener el fondo y el manejar algún programa de tratamiento de imagen, como Photoshop o Fireworks. Me centro en lo primero y os paso las medidas del documento que hay que crear para el fondo personalizado. Éste variará de tamaño según lo veamos en un portátil, una pantalla más o menos grande… así que cuento cómo lo hemos hecho para La Voz o para mi perfil: está pensado para una pantalla estándar de 19 pulgadas y una visualización de 1280 x 1024.
-El documento que creemos debe tener unas medidas de 1280 de ancho x 1024 píxeles de alto
Se pueden personalizar los lados y el espacio disponible para lo que queramos añadir (imágenes, iconos, etc) es de 110 píxeles en cada uno de ellos (si es más grande quedará oculto por el espacio que ocupan los mensajes y la información del perfil)

personalizar_fondo_twitter_blog_gugleando_francesc_pumarola

Una vez lo tengamos creado, se guarda en el ordenador y volvemos al paso 4: en “Examinar“, buscamos la imagen creada. La subimos y nos aparecerá un recuadro debajo de “Examinar” (donde he escrito “Seleccionar fondo“). Pinchamos encima de él y veremos nuestro nuevo diseño de fondo. Si nos gusta, le damos a “guardar cambios” y ya tenemos un fondo personalizado

cambiar_fondo_twitter_blog_gugleando_francesc_pumarola_3b

También se puede personalizar la zona ubicada a la derecha de nuestro perfil de Twitter (marcado con un recuadro negro)

personalizar_fondo_twitter_blog_gugleando_francesc_pumarola_2

5-Para ello, hay que pinchar en “Cambiar los colores del diseño“. Saldrán varias opciones y pinchando en cada una de ellas sale una paleta de colores para seleccionar el que más nos guste:

cambiar_fondo_twitter_blog_gugleando_francesc_pumarola_41

-Fondo (cambia el color del fondo, pero sólo si no tenemos un fondo personalizado)
-Texto: cambia el color de los títulos de la zona ubicada a la derecha
-Enlaces: cambia el color de los enlaces de la zona ubicada a la derecha
-Barra leteral: cambia el color de fondo de toda la zona ubicada a la derecha
-Borde de la barra lateral: cambia el color del borde de la zona ubicada a la derecha
Una vez elegidos los cambios, basta con darle a “guardar cambios

Información relacionada

claves-para-valorar-las-propuestas-de-diseno-web

En un post anterior comentaba qué cuestiones hay que plantearse antes de buscar a un especialista que diseñe o rediseñe la web de la empresa, como definir el objetivo o el público al que nos interesa llegar.

A la hora de elegir la empresa que se encargará del diseño, hay que optar por profesionales y huir de aficionados o de ofertas demasiado asequibles, porque lo barato puede terminar resultando caro.  Lo mejor es buscar varias ofertas, para comparar qué nos ofrecen.
No se trata sólo de que creen la página, hay que optar por una propuesta que nos acompañe a lo largo del tiempo y pueda solucionarnos todas las necesidades que surjan en el futuro. Pero para evitar posibles problemas a largo plazo (que quien ha diseñado “desaparezca”, diferencias de criterio, optar por otros desarrolladores, etc) hay que cerrar algunos aspectos desde el principio:

 Solicitar las claves de la administración del dominio y del sitio donde se alberga el desarrollo para no perder el control de la página.

 Usar un gestor de contenidos genérico (como Drupal, Joomla o WordPress) que permita actualizar la información de forma sencilla e intuitiva.

Si la  empresa que diseña la página se va a encargar de la actualización pero no sabemos cada cuánto querremos modificar los contenidos, no cerrar un importe fijo por ese concepto. Mejor pagar  por horas de trabajo concreto.

Al recibir la propuesta, posiblemente encontremos conceptos que desconocemos pero que un proyecto web debe contemplar.  Detallo los más habituales, que muchas veces se complementan,  y su significado:

Arquitectura de la información: consiste en organizar y estructurar todo el contenido de una página web de forma ordenada y que sea comprensible para el visitante

Usabilidad: la página y los servicios que se ofrezcan deben ser fáciles de utilizar o usar y pensados para todo tipo de usuarios, no sólo dirigido a perfiles expertos.

Accesibilidad web: la web y sus contenidos deben están preparados para que las personas con discapacidad (visual, auditiva, cognitiva) puedan consultarla. Las pautas de accesibilidad, promovidas por el World Wide Web Consortium (W3C), ayudan además a que los buscadores indexen mejor los contenidos.

Navegabilidad: facilidad con la que un visitante puede desplazarse por las diferentes partes que componen un sitio web, sin perder la orientación y sabiendo cómo volver al punto de partida.

Compatibilidad: las páginas deben diseñarse para que se vean de forma correcta en los navegadores más empleados, como Internet Explorer, Mozilla Firefox, Safari o Google Chrome.

Web 2.0: este término está en auge, aunque a veces se diluye su significado. Se habla de 2.0 cuando se ofrece al usuario la posibilidad de interactuar, comentar,  participar, intercambiar información… y nuestra página debe permitir expresarse a los visitantes o clientes.

pautas-previas-para-disenar-una-web

Una de las consultas más habituales de amigos, familiares o conocidos es qué pasos se deben seguir para rediseñar una página web o diseñar una nueva. Con el bum de las nuevas tecnologías de años pasados, numerosas empresas y profesionales optaron por tener presencia en Internet, pero muchas veces el resultado no fue el esperado. Webs en las que se invirtió mucho dinero pero de las que no se obtuvo ningún retorno, páginas estáticas que no aportaban valor al negocio, empresas de desarrollo que no orientaron correctamente al cliente o que cobraban mucho cada vez que se quería modificar algún contenido…pero la realidad es que la implantación de Internet crece a pasos agigantados y una página web puede ser un magnífico escaparate para nuestro negocio, que debe complementar a nuestra actividad off line.

Pero antes de buscar una empresa que nos cree la página, y para facilitar todo el desarrollo posterior, conviene plantearse una serie de cuestiones:

Para qué voy a utilizar la página. Hay que intentar definir cuál va a ser el objetivo que queremos conseguir con la web, además de dar a conocer el negocio. Si no tenemos estos aspectos claros, es difícil que quien vaya a diseñarla consiga plasmar nuestros intereses correctamente.

A qué público me interesa llegar. Es conveniente acotar, aunque sea una horquilla amplia, el perfil y la edad de los internautas que llegarán a la página. Si nos queremos dirigir a usuarios que entrarán desde otros países, tenemos que pensar que la web tiene que ser accesible en varios idiomas. Si nuestra intención es llegar a los más pequeños, habrá que pensar en ellos pero también en sus padres. Todo ello obliga a adaptar la información que va a tener la página, el lenguaje que se va a usar…

Qué puede aportar la web a mis posibles clientes. La página tiene que estar orientada a las necesidades y demandas de los potenciales usuarios. Hay que pensar como si fuéramos ellos, deducir qué buscarán cuando lleguen a nuestra página.

Cada cuánto se actualizará y con qué tipo de contenidos. Una página estática es una inversión desaprovechada. El objetivo es conseguir fidelizar a los clientes para que vuelvan a menudo y lo harán si al acceder a la web encuentran información útil, interesante o actual. Como mínimo, deben poder publicarse los hitos relevantes que consiga la empresa. Y no hay que pensar sólo en textos, las imágenes y los vídeos despiertan la atención y muchas veces comunican mejor. Estos condicionantes hay que definirlos al principio, porque condicionará la herramienta que se use para publicar los contenidos y el diseño.

Qué hace la competencia en la red. Conviene cómo están aprovechando las posibilidades de Internet las empresas de nuestro sector. Puede darnos ideas sobre cómo orientar nuestra presencia on line y ayudarnos a encontrar factores que nos diferencien del resto. Y lo mejor es que está a un sólo click de distancia.

Autora: Pilar Canicoba

Autora: Pilar Canicoba

Internet y las nuevas tecnologías están abriendo un nuevo mundo de oportunidades y posibilidades de negocio para las empresas, los autónomos o los profesionales liberales. La red ofrece una nueva ventana, abierta las 24 horas del día, para dar a conocer nuestra oferta o negocio y llegar a un número mayor de potenciales clientes. Es un mercado emergente, sin fronteras físicas y que, sólo en España, está compuesto por casi 28 millones de personas que acceden a Internet, según refleja el informe anual «La Sociedad en Red 2009» que se ha conocido esta semana y que elabora el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI), perteneciente a la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones.

Este «buen estado de salud» choca frontalmente con la presencia en la red de las organizaciones, en especial las de menor tamaño. Sólo el 58,90% de las empresas con 10 o más empleados disponen de página web en Galicia, según el Observatorio da Sociedade da Información e a Modernización de Galicia (OSIMGA). Peor es el dato en el caso de las microempresas gallegas con menos de 10 empleados, ya que sólo un  47,3% de ellas tienen conexión a Internet y, de éstas, disponen de página web un 19,6%, un porcentaje similar al obtenido en 2009.El desconocimiento de las potencialidades que ofrece un área tan novedosa, la rapidez con la que evoluciona la tecnología, la resistencia al cambio o la dispersión geográfica de las microempresas en Galicia son algunos de los factores que influyen en estos indicadores.

Respecto a las empresas o microempresas gallegas con presencia en la web, tampoco el uso es más adecuado. Según el estudio del OSIMGA, el principal objetivo que persiguen las organizaciones a la hora de tener página propia es la  presentación de la empresa (85,2%) y el acceso a catálogos de productos o listas de precios (52,7%). La realidad es numerosas webs empresariales están poco actualizadas, no contienen la información mínima (como un teléfono de contacto o correo electrónico) o no están orientadas a aportar valor al negocio. Como consecuencia, no se obtiene de ella el retorno esperado y cae en el olvido. Pero ese escaparate de nuestro negocio puede aportar mucho, especialmente ahora que el uso de ordenadores y el acceso a Internet ya no es una mera anécdota al alcance de una minoría. La página es un escaparate que, como mínimo, debe servir para contar dónde estamos, qué sabemos hacer, qué nos diferencia del resto de negocios similares…y que permite establecer un canal de diálogo con los visitantes o potenciales clientes.

ojd