La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas etiquetadas como ‘veraneo’

Tengo unas zapatillas blues para as festas

lunes, abril 7th, 2008

O la historia de cómo se puede ser gallego habiendo nacido fuera de España.

Pues como muchos otros gallegos, que nuestros padres se fueron al extranjero por tema de trabajo, y por ahí nacimos.

En mi caso, nací en los Estados Unidos en el 81, dónde viví hasta tener casi 4 añitos. Y de ahí, fuimos a Galicia, pero no por mucho, porque al poco, por trabajo otra vez, fuimos a la provincia de Cádiz y mis primeros recuerdos de Galicia son la huerta de mi abuela, su perra tuerta Mori (que en paz descanse), algunas vacas por ahí, muchísima lluvia, un jamón gallego salado de más, cocina de leña con un olor que aún no olvidé, la iglesia del pueblo, mi familia o las fiestas del patrón.

Pero claro, con casi 4 añitos, una ya habla y esas cosas, y yo pues hablaba un digno mejunje de español, inglés y gallego. Muy mono, pero no muy práctico cuando tu profesora te intenta explicar que un color no es red, sino rojo (y encima te castiga porque no te enteras).

Hasta los 18, viví en el Puerto de Santa María, en Cádiz, que la verdad, mientras sigue siendo España, pues es bastante diferente. Eso sí, el veraneo en Ares (A Coruña), que no falte, para ver a los abuelos, los tíos, los primos, los primos de los tíos, los hermanos de los abuelos, los sobrinos de los primos, y así puedo seguir. Veintiséis años, y todavía no soy capaz de aprender más allá de los familiares directos y de los que viven al lado de la casa de la familia.

Después de los 18, pues estuve un año en Galicia, intentando estudiar química con una beca para hijos de gallegos migrados, pero entre muchas cosas, aprendí que la química no era lo mío ni de lejos.

Luego, otra vez por el trabajo de mi padre, fuimos para Bélgica unos años, también estuve casi un año en Dinamarca, y ahora trabajo en Francia, donde ya llevo casi dos años y parece que aún me queda un rato. Procuro seguir la tradición familiar de veraneo en Ares, que si no, no parece verano.

La verdad es que Galicia, no la habré pisado mucho, pero es que al final del día, las cosas no huelen, sino que cheiran, no doy besos, sino bicos, y una de las primeras canciones de mi infancia que recuerdo tratan sobre frailes mexando y ratas peludas. Por lo visto según mucha gente de otras partes de España y del extranjero, también tengo la habilidad de cuando me hacen una pregunta, responder de la manera más indirecta posible, o con otra pregunta. Y pienso que emigrar es también bastante gallego, solo tengo que ver a mis padres, o a mis abuelos, o a muchos otros familiares.

Como homenaje a mi familia y amigos, parte fundamental en todo esto, y también, un poquiño como autorreflexión, iré escribiendo mis historietas pasadas y por venir, siempre que el trabajo me lo permita.

Biquiños a todos.

P.D: La historia de las zapatillas blues es totalmente verídica. Que se lo pregunten a Custodia, que era vecina nuestra, que no se enteró de nada la pobre.